Uruguay: jefe del Ejército se compromete a dar respuestas a familiares de desaparecidos

El comandante en jefe del Ejército general Claudio Feola rechazó los “desvíos y excesos del pasado”, en alusión a la confrontación con los tupamaros y a la desaparición de personas en la época de la dictadura, durante el acto de celebración de los 208 años de vida de la fuerza de tierra. El acto en Plaza Independencia contó con la participación del presidente Tabaré Vázquez.

Los uruguayos “somos herederos de una historia común, de encuentros y desencuentros, y aún enfrentamientos que en tiendas de cada quien se entendieron justas”.

“El Ejército que comando respeta los derechos humanos. Rechazamos enfáticamente los excesos y desvíos del pasado y no los justificamos”, dijo Feola. “Asumimos el compromiso de darle mayor claridad a la historia y de dar respuesta en primer lugar a quienes continúan buscando sus seres queridos”, añadió.

En los primeros días de abril, el mismo día de su asunción al cargo, el general Feola provocó una tormenta política que, sin embargo, duró poco. A mediodía declaró a los medios que no iba a “repudiar hechos del pasado porque no sé si están confirmados o no”. Horas más tarde el ministro de Defensa José Bayardi lo hizo retractarse y, en un comunicado, Feola admitió que la fuerza reconoce lo sucedido y que trabaja en la búsqueda de información.

De local

En 208 años de existencia, seguramente es la primera vez que un presidente ordena al Ejército que venga a jugar a su cancha, la Plaza Independencia, en la puerta misma de la Torre Ejecutiva. Los actos de las últimas décadas han sido en el Comando General de la avenida Garibaldi o en la Plaza del Ejército, en Bvar. Batlle y Ordóñez y Gral. Flores.

Con la tensión de las últimas semanas en la relación entre el Poder Ejecutivo y los uniformados, a raíz de los hechos del pasado, el discurso del general Feola sirvió para aclarar oficialmente el propósito del Ejército. Máxime con sus declaraciones tras el acto de asunción cuando dijo que no reconocía la existencia de desaparecidos, lo cual casi le cuesta el cargo. Ayer, Feola, con la anuencia del gobierno, salió a dar un mensaje a los familiares.

Incluso, el ministro José Bayardi justificó a Feola cuando no habló de “torturas” sino de “excesos y desvíos”, porque “cada uno habla de la realidad como la entiende”. Bayardi sostuvo que el comandante “asumió ante el presidente” el compromiso de dar respuesta a los familiares sobre las violaciones a los derechos humanos.

Feola apeló a lo histórico en relación al pasado reciente al afirmar que el general José Artigas “fue pionero en la defensa de los derechos humanos” cuando tras la batalla de Las Piedras, que coincide con la fecha de fundación del Ejército, pidiera clemencia para los vencidos.

Bayardi afirmó que con el presidente Vázquez va a “evaluar” la situación de los generales del Ejército Carlos Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo, cuyo retiro obligatorio pidió el Poder Ejecutivo al Parlamento y para lo cual no alcanzaron los votos.

En su discurso, Feola hizo referencia a la discusión parlamentaria de la reforma de la ley orgánica militar, que “será nuestro futuro como institución en cuanto a estructura y organización”. “Confiamos que nuestros argumentos y nuestra demostración de compromiso con la patria harán que avancemos institucionalmente para bien de las futuras generaciones y del país”.

La tropa se va a Altos del Golán

El Poder Ejecutivo entregó al Ejército los pabellones de guerra y gallardete que identificarán a la compañía mecanizada que se irá en breve a los Altos del Golán, a participar en una misión de las Naciones Unidas. Se trata de una misión de observación de la separación entre Siria e Israel. La misión de ONU data de 1974 tras la anexión de esos territorios por parte de Israel luego de la guerra de los Seis Días. En el contingente de ONU participan 985 militares y 142 civiles. En días pasados, el poder Legislativo dio la autorización legal para el envío de 170 miembros del Ejército a la zona. El pedido del Poder Ejecutivo causó algunos problemas políticos en la interna del Frente Amplio. Por ejemplo, el PVP no votó, mientras que el Partido Socialista y el Partido Comunista dijeron en el Parlamento que lo hacían por disciplina partidaria. El comandante en jefe Claudio Feola explicó que a lo largo de la historia Uruguay ha contribuido con 45.000 efectivos a las misiones de paz de ONU, habiendo sufrido 35 bajas. Hoy en día, dijo Feola que hay 848 militares en las misiones de paz en varias zonas del mundo, y que el 5% de ellos son mujeres.

Salle protestó tras las vallas

No hubo protestas contra el presidente Tabaré Vázquez ni otros miembros del gobierno por UPM, a pesar de que los manifestantes fueron confinados contra el monumento a Artigas detrás de vallas y con policías cerca. Entre ellos estaba el precandidato presidencial Gustavo Salle. En la calle, a la vista del gobierno había grandes inscripciones contra UPM.

El País


VOLVER