AMLO sobre acuerdo con EEUU: “No le levanté el puño a Trump; le di la mano”

“No le levanté el puño a Trump; le di la mano”; la política se impuso a la confrontación

A partir de la próxima semana, México empezará a cumplir su parte del acuerdo que alcanzó con Estados Unidos para evitar la imposición de aranceles.

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno reforzará la frontera sur para combatir la migración ilegal, pero también brindará empleo, salud y educación a quienes esperen, de este lado de la frontera, la resolución de su solicitud de asilo a EU.

También promoverá la aplicación inmediata del programa de desarrollo de la Cepal en Centroamérica y el sur-sureste de México.

Ante 28 gobernadores, funcionarios, legisladores, líderes empresariales, religiosos y sociales, se comprometió a no violar los derechos humanos de los migrantes.

Celebró el acuerdo entre ambos países al destacar que se impuso la política sobre la confrontación.

Dijo no ser partidario de las represalias, pero en caso de que se hubieran impuesto tarifas a mercancías mexicanas, su gobierno habría optado por aplicar aranceles a productos estadunidenses.

Antes, el canciller Marcelo Ebrard aseguró que México “salió con la dignidad intacta” en las negociaciones para evitar el amago arancelario de Donald Trump.

Triunfó la política

El Presidente se congratuló por haber llegado a un acuerdo con Estados Unidos; apoyará a migrantes con estancia legal

El presidente Andrés Manuel López Obrador garantizó que su gobierno cumplirá con los compromisos adquiridos para que Estados Unidos no imponga aranceles a los productos mexicanos, como el reforzamiento de la frontera sur y apoyo en salud, educación y bienestar, de los migrantes que busquen de manera legal llegar al vecino país.

El presidente celebró el acuerdo alcanzado entre las comisiones de ambos países, y destacó que se impuso la política sobre la confrontación.

“Al presidente Donald Trump por eso no le levanto un puño cerrado si no una mano abierta y franca, y le reiteramos nuestra disposición al diálogo y la colaboración”, exclamó.

El mandatario prometió que se aplicará la ley a los migrantes, pero sin violar sus derechos humanos. Adelantó que la próxima semana se dará ayuda humanitaria, basada en salud, educación y bienestar a los migrantes que lleguen a México con su solicitud para ingresar legalmente a EU.

Ante gobernadores morenistas, priistas, panistas, perredistas y de Movimiento Ciudadano, así como empresarios y líderes religiosos, López Obrador reveló que, en caso de que EU hubiera mantenido su postura, México habría optado por imponer otros aranceles.

Agregó que México promoverá la aplicación inmediata del programa de Desarrollo Integral que impulsará las actividades productivas en el sureste del país y Centroamérica y expuso su preocupación por la migración infantil pues, de los 521 mil migrantes que ingresaron a México durante este año, 159 mil 395 son menores de edad.

De la protesta al festejo

(TIJUANA) Esta ciudad fronteriza vivió uno de los festejos masivos más grandes de la Cuarta Transformación: el Acto de Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en favor de la Amistad con el Pueblo de Estados Unidos, en el que el Presidente tuvo el apoyo de su gabinete y de 28 de los 32 gobernadores.

Uno de los primeros personajes en llegar al acto fue Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados, a quien se le permitió ingresar en camioneta hasta el templete; de igual forma, Mario Delgado, coordinador de los senadores de Morena, así como el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, fueron de los primeros en llegar al escenario colocado en el cruce de las calles Benito Juárez y Constitución.

El canciller Marcelo Ebrard fue el encargado de abrir el evento con su discurso.

Le siguieron activistas, defensores de derechos humanos, representantes de los empresarios, las Iglesias y de los trabajadores, pero fue el discurso del gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, el que más aplausos arrancó: “no aceptamos muros de concreto ni de aranceles”.

La ausencia del líder de la Confederación de los Trabajadores de México, Carlos Acevedo, fue remarcada ya que, al momento, que se le nombró no subió al estrado.

A las 18:22 hora local, habló el presidente Andrés Manuel López Obrador, ante aproximadamente 15 mil asistentes, quienes lo escucharon y vieron gracias a la instalación de cuatro pantallas y 16 bocinas.

Su discurso duró 33 minutos y lo aprovechó para repasar la historia de colaboración entre México y EU.

Para cerrar con broche de oro, se entonó el Himno Nacional.

Excelsior


Aranceles: La guerra que nadie podía ganar

Por Ivette Saldaña

Baja California, Coahuila, Chihuahua, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas son los principales estados exportadores del país que hubieran sido más afectados si el presidente estadounidense, Donald Trump, hubiera cumplido su amenaza de aplicar aranceles, medida desactivada este viernes luego de varios días de negociaciones.

En Estados Unidos los que más habrían sufrido con esa medida impositiva eran Texas, Michigan, California, Illinois, Ohio, Arizona, Tennessee, Carolina del Norte, Florida y Kentucky, porque son quienes compran más productos a México, de acuerdo con la oficina de estadísticas de ese país, Census Bureau.

Un 5% de arancel hubiera puesto en jaque a la industria nacional y también afectaría a los principales entidades exportadoras, así como a los consumidores del país vecino que más importan, explican especialistas.

Aseguran que los estados del norte y centro de México son los que más exportan, mientras que en Estados Unidos son los de la frontera sur los que más compran mercancía nacional.

El director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz, y el coordinador del Laboratorio de Análisis, Comercio, Economía y Negocios de la UNAM, Ignacio Martínez, coinciden en que los aranceles de 5% que quería imponer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a las exportaciones de México, se hubieran podido absorber, pero si se incrementaban más, como se anunció, no se habría podido resistir.

De la Cruz dijo que el mayor afectado sería México, por su alto volumen exportador a Estados Unidos. En cambio, el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos depende sólo en 20% del comercio exterior, y seis estados concentran el mayor intercambio con
México.

Para el representante del Idic, los sectores más sensibles en temas comerciales son textil, confección y calzado; en tanto, el sector eléctrico y el automotriz hubieran registrado afectaciones en el mediano plazo si el arancel hubiera subido gradualmente hasta 25%. Medida con dedicatoria política.

Ignacio Martínez opinó que el presidente de Estados Unidos está en campaña. El 18 de junio lanzará su precampaña y necesita ganar votos, así que entre esa fecha y finales de julio terminará la primera fase rumbo a su reelección.

En agosto va a empezar a pedir dinero para financiar su campaña, y debe “relajar sus amenazas”. El investigador de la UNAM expuso que todos los estados fronterizos son republicanos, con excepción de California, y hubieran sido afectados por los aranceles Arizona, Texas y Alabama, entre otros territorios.

Gran proveedor

De acuerdo con la instancia pública estadounidense Census Bureau, México es un proveedor importante en Estados Unidos. Texas compró bienes mexicanos por 107 mil millones de dólares en 2018, seguido por Michigan, con 56 mil 271 millones; California, 44 mil 54 millones; Ilinois, 13 mil 154 millones, y Ohio, 9 mil 186 millones. En menor tamaño, pero igual de importantes están Arizona, con 9 mil 42 millones de dólares, Tennessee, 8 mil 370 millones; Carolina del Norte, 7 mil 697 millones; Florida, 7 mil 539 millones; Kentucky, 6 mil 770 millones, y Pensilvania, 6 mil 376 millones.

En el caso nacional, de acuerdo con el Banco de México, el Inegi y la Secretaría de Economía, aproximadamente 80% de las exportaciones de empresas locales se enviaron a Estados Unidos.

Los estados que más exportaron al país vecino el año pasado fueron Chihuahua, con 51 mil 944 millones de dólares; Coahuila, 40 mil 905 millones, Nuevo León, 39 mil 507 millones; Baja California, 38 mil 661 millones, y Tamaulipas, 27 mil millones, según el Inegi.

Daños colaterales

El presidente de la Comisión de Fomento Económico de la Canacintra, Juan Manuel Chaparro, comentó que si se afecta la relación comercial con EU, la industria nacional exportadora puede enfrentar problemas como paros técnicos y hasta despidos de personal.

El Universal