Brasil | Joenia Wapichana, diputada indígena: “El gobierno intenta retroceder en políticas públicas socioambientales”

Joenia Wapichana: “En Brasil estamos exigiendo que se cumpla la consulta”

Joenia Wapichana vino a Lima para participar en un encuentro de parlamentarias indígenas latinoamericanas. Aquí nos narra el camino que recorrió para llegar a la Cámara de Diputados de Brasil. También habla de la forma en que están afectando las políticas de Jair Bolsonaro a los pueblos indígenas de su país.

¿Cómo llegó a ser la primera diputada indígena en la historia de Brasil y además la primera graduada en Derecho?

Fue necesario salir de mi comunidad Truarú, en el estado de Roraima, e ir a la capital porque no teníamos escuela. Tras culminar la educación media pude colaborar en la discusión sobre la importancia de la escuela indígena. Después decidí seguir una profesión para apoyar más y fui a la universidad a estudiar Derecho. Luego fui invitada para asesorar a una organización muy activa en la defensa de los derechos indígenas en Roraima. Hasta que, dos años atrás, la asamblea indígena de Roraima me aprobó para participar en las elecciones y resulté elegida diputada federal.

¿Cuál es su especialidad?

La defensa de los territorios indígenas. Fui también la primera mujer indígena que sustentó en la Corte Suprema de Brasil la defensa de pueblos originarios.

¿Tiene un partido político?

Sí, el partido Rede Sustentabilidade. Es muy nuevo, solo tiene tres años de existencia.

¿Cómo afrontó su labor de diputada?

A diferencia de muchos políticos, yo no contaba con experiencia. Entonces, mi pueblo, en asamblea, dijo que era necesario que una persona trabajara conmigo en temas de derechos indígenas. Por coincidencia, Marina Silva, quien fue presidenta del partido, defendía la amazonía, la biodiversidad y a los pueblos indígenas. Este partido pequeño fue construido por mandato colectivo, de ahí la gran responsabilidad que tenemos ante las comunidades nativas de Brasil.

¿Qué afectaciones han sufrido los derechos indígenas en Brasil ?

Muchos, porque el gobierno de Jair Bolsonaro ya lo había anunciado. Antes de ganar la elección decía que no habría ni un milímetro más de tierra indígena. Cuando asumió el poder lo primero que hizo fue retirar el Departamento de Asuntos Indígenas (FUNAI) del Ministerio de Justicia y lo puso en el Ministerio de Agricultura. Le quitó al FUNAI la atribución de organizar y demarcar las tierras indígenas. Además, Agricultura tiene una política agraria en desmedro de las tierras indígenas. Como diputada rebatí la acción del gobierno. Formé un frente de diputados para cambiar esta situación. La semana pasada conseguimos en el Senado que se mantenga la competencia de FUNAI y dentro del Ministerio de Justicia.

¿Qué otros peligros acechan a los indígenas?

Todos los días vemos que en el gobierno intentan retroceder en políticas públicas socioambientales. Se están flexibilizando las reglas para proyectos mineros, hidroeléctricos y otros. Por eso estamos exigiendo que se aplique la consulta previa. Esta ley no se cumple.

Los pueblos indígenas no conocen de fronteras y suelen comunicarse para compartir estrategias de defensa.

Mi comunidad tiene frontera con Venezuela y Guyana Inglesa y para nosotros no hay diferencia porque así hemos vivido por mucho tiempo. Lo mismo nos pasa con Perú. Tenemos pueblos comunes, los cashinahua, los asháninkas, los ashéninka que tienen la misma lengua y cultura. Sufrimos los mismos peligros con la invasión de madereros que no solo depredan los bosques. Son temas que aproximan a los pueblos indígenas para defenderse y hacer denuncias conjuntas.

La República


VOLVER