Chile: detienen en Italia a exmilitar condenado por crímenes de lesa humanidad

El ex militar chileno Walter Klug fue detenido este martes en la ciudad italiana de Parma y está a la espera de que se decida su extradición a Chile, donde fue condenado por secuestro y homicidio tras el golpe de Estado de 1973.

La operación de arresto comenzó en la mañana de este martes en un hotel en Parma donde el condenado, de 69 años de edad y con pasaporte alemán, se encontraba junto a su pareja, también chilena, informó la agencia EFE.

Klug reside en Alemania, pero se encontraba en Italia acompañando a su pareja, ingeniera que debía participar en una conferencia, y en el momento de su detención se mostró tranquilo y no opuso resistencia alguna, según fuentes policiales.

Posteriormente fue recluido en la cárcel de Parma, donde espera ya la decisión de la autoridad competente sobre su extradición: el Tribunal de Apelación de Bolonia, en conformidad con el Ministerio de Justicia italiano.

Walter Klug fue condenado a 10 años y un día de cárcel en Chile y sobre él pesaba una orden de captura internacional, pues logró escapar de la Justicia.

Es uno de los tres oficiales retirados del Ejército chileno a los que la Corte Suprema confirmó la condena el 23 de octubre de 2014 por su participación en el secuestro, ejecución y desaparición de 23 trabajadores de las centrales hidroeléctricas El Toro y El Abanico, en el sector cordillerano de Los Ángeles, en la Región del Biobío, entre el 11 de septiembre y el 17 de noviembre de 1973.

En la indagatoria de este caso se comprobó que siete de los trabajadores fueron ejecutados, mientras que los otros 16 fueron hechos desaparecer.

Klug también integró las filas del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), pasó por la Escuela de las Américas, en Panamá, y supervisó la caballeriza del Regimiento de Los Ángeles, lugar que fue transformado en campo de prisioneros.

Una vez conocida el arresto de Klug en Italia, el abogado de derechos humanos, Nelson Caucoto, explicó a Cooperativa que “el tribunal chileno ya está en conocimiento de esas circunstancias, de su detención, y debe requerir y comenzar a realizar el procedimiento para la extradición futura”.

En ese sentido, Caucoto agregó que la detención “es una buena noticia para los familiares de las víctimas porque esta persona había eludido la acción de la Justicia durante mucho tiempo y pone la enseñanza de que nadie está libre de la acción de la Justicia cuando se trata de violaciones a los derechos humanos”.

La preocupación de los familiares de las víctimas

Cabe recordar que entre Alemania y Chile no existe ningún acuerdo bilateral de extradición, lo que genera inquietud entre las agrupaciones de derechos humanos.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, dijo que Klug “no es cualquier ex militar prófugos de la Justicia, sino que un agente de la DINA, y aquellos agentes de la DINA eran la maquinaria del exterminio, la desaparición forzada y tortura”.

“Solamente nos complica saber que, como él tiene nacionalidad alemana y está detenido en Italia, si jurídicamente lo podrán detener o tramitar la extradición”, manifestó la dirigenta.

Cooperativa