Colombia: asesinan a otro líder social y continúan las amenazas en todo el país

Autoridades investigan el asesinato de líder social en Coveñas

Julián Quinónes, el presidente de la Junta de Acción Comunal de Guayabal, en el municipio de Coveñas, fue asesinado este jueves por sicarios que se desplazaban en una motocicleta .

Le propinaron cinco balazos cuando este se encontraba supervisando una obra civil.

Los asesinos también se desplazaba en una moto.

Quiñónes, padre de dos hijos, había denunciado amenazas de muerte en su contra desde octubre de 2018 y en razón a ello la Policía Nacional le pasaba revistas periódicas.

La Alcaldía de Coveñas ofreció, tras un consejo de seguridad en esa población, una recompensa de hasta 10 millones de pesos por información que permita dar con el paradero de los autores de este crimen, el número 5 en lo que va corrido del mes de junio.

“Es necesario que los líderes sociales y las organizaciones que los representan estén en permanente contacto con la Unidad Nacional de Protección (UNP) y la Policía Nacional para que las medidas de protección a su vida e integridad sean más oportunas y eficaces”, dijo en su cuenta de Twitter la vicepresidenta colombiana, Marta Lucía Ramírez.

Las autoridades investigan este jueves el asesinato del líder social Julián Quiñones Uñate, quien había denunciado un caso de aparente corrupción en la construcción de un polideportivo en Coveñas y fue baleado cuando se movilizaba en una motocicleta.

El Heraldo


Amenazas a líderes sociales persisten en el Caquetá

En la Audiencia Pública de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes sobre las amenazas a líderes sociales en el Caquetá, en donde se contó con la presencia del defensor del Pueblo, Carlos Negret, los líderes fueron escuchados por el funcionario, quien confirmó que las amenazas a los líderes y defensores de derechos  persisten en todo el país.

Las amenaza a líderes sociales, el cultivo de coca y el reclutamiento de menores, fueron temas fundamentales en el encuentro en donde fueron escuchados los líderes del departamento, situación que estarían ocasionado las disidencias en el Caquetá.

Carlos Negret, Defensor del Pueblo, indicó que “en el departamento del Caquetá, las disidencias operan constantemente, hay retenes fluviales y terrestres, así como los cultivos de hoja de coca y la información que tenemos es que las disidencias y los grupos estarían trabajando para el cartel de Sinaloa”.

Una situación bastante preocupante, pues las disidencias estarían tratando de fortalecer su músculo financiero con la comercialización de la hoja de coca, lo que estaría resultando en un negocio para los integrantes del cartel de Sinaloa.

Los líderes manifestaron la preocupación por las amenazas, teniendo en cuenta que las garantías  no son las mismas para una persona amenazada en una ciudad a las de un municipio distante, y  aunque se siguen presentado  las amenazas en el País se busca dar garantías para que no siga ocurriendo ningún asesinato.

Asimismo, el Defensor manifestó que “en los últimos 12 meses, un total de 50 niños han sido reclutados en el Caquetá, sin embargo se ha logrado por parte del Ejército y la Policía  recuperar 13 niños que han pasado al Bienestar Familiar, garantizándole los derechos a los menores y ratificando que estos últimos deben estar adquiriendo conocimientos y no empuñando las armas”.

RCN


VOLVER