Colombia: el Senado vota el ascenso del jefe del Ejército acusado de falsos positivos

El comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, se juega su suerte en el Senado de la República

El Senado debate hoy el ascenso de trece altos oficiales de las Fuerzas Armadas, incluidos los actuales comandantes de las cuatro fuerzas.

Serán ascendidos siete de la Policía Nacional, comenzando por su actual director, Óscar Atehortúa Duque, quien ascenderá de mayor general a general. Uno de la Fuerza Aérea, su director, el mayor general Ramsés Rueda Rueda, ascenderá al grado de general. Dos de la Armada, incluido su actual comandante, el vicealmirante Evelio Enrique de Jesús Ramírez, quien ascenderá al grado de almirante. Y en el Ejército están contemplados tres ascensos, entre ellos el del mayor general Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, quien llegará al grado de general.

Pero el ascenso del comandante del Ejército, que hace un mes estaba asegurado, hoy origina polémica por su controvertida circular, que parecía estimular los falsos positivos.

Sin duda, el caso que más resistencia tiene es el del ascenso de mayor general a general del comandante del Ejército Nicacio de Jesús Martínez, quien fijó metas de bajas en materia de orden público, lo cual derivó en la denuncia del «New York Times». El senador ponente del ascenso, el liberal Jaime Durán, dice en su informe que hay que respetar la presunción de inocencia.

Pero lo cierto es que el mayor general Nicacio Martínez se juega la vida como militar en el Senado de la República.

Canal 1

Ascenso de general Nicacio Martínez se votaría por separado

Este miércoles la plenaria del Senado abordará el tema de los 13 ascensos de la Fuerza Pública, pero se planteará que la votación para el ascenso del comandante del Ejército Nicacio Martínez se haga por separado por los cuestionamientos que hay en su contra.

El senador Antonio Sanguino explicó que varios partidos de oposición harán esta solicitud a la Mesa Directiva del Senado.“Lo mínimo que debe hacer el Senado es separar la votación del ascenso del resto de oficiales del ascenso del general Martínez porque en ese caso hay cuestionamientos con su responsabilidad de posibles falsos positivos, pero además tiene responsabilidad en las directrices que abrirían la puerta de nuevo a ese tema”.

Al ser consultado sobre este tema el presidente del Congreso Ernesto Macías, aseguró que él siempre dará todas las garantías a la plenaria y que por esa razón si se presenta la solicitud la someterá a votación para determinar si se acepta o no.

“Todo es posible desde que la plenaria lo apruebe. Inclusive en casos anteriores se ha separado la votación sin problema alguno para votar por separado. Si lo proponen no hay inconveniente y será la plenaria la que disponga”.

En todo caso el ascenso del oficial del Ejército tiene ponencia favorable por parte del senador Liberal Jaime Durán, aunque se desconoce si en medio de toda la polémica que se ha presentado en los últimos días, las bancadas respalden la promoción de Martínez.

Caracol


Jefe del Ejército de Colombia dirigió brigada acusada de matar a civiles: denuncia El País de España

El diario publicó un artículo en el que dice que años atrás el general Nicasio Martínez habría autorizado el pago a informantes que facilitaron bajas en combate.

El artículo del medio de comunicación español hace referencia al papel del general Martínez cuando hizo parte de la décima brigada, cuestionada por los llamados falsos positivos.

“(…) una brigada señalada por la Fiscalía por al menos 283 supuestas ejecuciones extrajudiciales en los departamentos caribeños de La Guajira y del Cesar. Al menos 23 casos se remontan a la mencionada etapa cuando el general era segundo comandante y jefe del estado mayor de la brigada”, dice el artículo.

Y para ello publica un acta del 5 de agosto del año 2005 en la que el general Martínez firmó, junto a otros altos oficiales, la autorización para el pago a informantes que habrían permitido bajas en combate. En esa oportunidad, se pagó un millón de pesos por información que condujo a la baja de dos supuestos miembros de las FARC.

“Pago de información suministrada contra terroristas del frente 59 de la FARC”, añade.

El Ejército, por su parte, ha insistido en que el papel del general Martínez en dicha brigada, en el momento en que ocurrieron los hechos, era administrativo y no operativo.

El País, además, revela documentos a los que tuvo acceso, entre ellos un informe del exfiscal general Eduardo Montealegre en el que señalan a la décima brigada como “uno de los primeros lugares en el ranking de presuntas ejecuciones extrajudiciales”.

“Los casos reportados en 2005 -durante la presidencia de Álvaro Uribe (2002-2010)- involucran al menos a dos batallones en asesinatos al margen de la ley, la acusación de una masacre de indígenas y un episodio de violencia sexual. El primero se dio el 21 de febrero de ese año. Los soldados del batallón La Popa, según una sentencia condenatoria, colaboraron con paramilitares de las desaparecidas Autodefensas Unidas de Colombia en dos homicidios”, resalta.

La publicación se suma a las denuncias hechas por otros medios internacionales como el New York Times y la agencia AP, que cuestionan las directrices del general Nicasio Martínez al mando del Ejército para mejorar los resultados operacionales y que pondrían en riesgo a los civiles, como en la época en la que ocurrieron los llamados falsos positivos.

La publicación de el diario español ocurre horas antes de que el Senado vote el ascenso del general Martínez, justo cuando el oficial esta en medio de la polémica por estas denuncias.

Lea el artículo completo de El País de España aquí.

Caracol TV