Crisis en Honduras: continúan las protestas en todo el país contra las políticas de Juan Orlando Hernández

Siguen protestas promovidas por médicos y maestros en Honduras

Un grupo de personas entre ellas varios docentes se tomaron la mañana de este viernes la carretera que de Danlí conduce al municipio de Jamastrán en el departamento de El Paraíso, oriente de Honduras.

Los manifestantes colocaron ramas de árboles y piedras para impedir el paso vehicular.

La protesta es en apoyo a la Plataforma en Defensa de la Salud y la Educación.

Señalaron que la toma es por tiempo indefinido.

Hasta el lugar no se han presentado agentes de la Policía Nacional o militares para desalojar la zona.

Otra toma se reporta a la altura del puente sobre el río Danto en la ciudad de La Ceiba, Caribe del país, donde ya hay presencia de miembros de la Policía Militar con el objetivo de desalojar a los docentes y liberar la vía para que pueda entrar combustible y productos a esa localidad.

En la capital hondureña los miembros de la plataforma se concentran en la sede del Sindicato de Trabajados de la Industria de la Bebida y Similares (Stibys), localizada a inmediaciones de la colonia Las Brisas de donde salieron rumbo al Colegio Médico de Honduras.

Igualmente, se reportan tomas de carretera en la CA-5 Norte a la altura de Siguatepeque en Comayagua.

En la carretera al sur del país también se reportan tomas a la altura de Reitoca.

Proceso


Tomados principales centros educativos de Honduras

Tres de los principales centros educativos de Honduras permanecen cerrados la mañana de este viernes 21 de junio.

Estudiantes se han tomado las instalaciones de Ciudad Universitaria, UNAH-VS y el Instituto Jesús Milla Selva, evitando que se impartan las clases con normalidad.

Desde muy temprano, cientos de alumnos llegaron hasta los centros de educación media y superior, pero el acceso les fue negado por sus mismos compañeros, que justifican el cierre en apoyando a la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación Pública.

A eso de las 6:00 de la mañana, el primer centro tomado era el de Ciudad Universitaria, los portones principales estaban cerrados, pese a que la noche del jueves, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), emitió un comunicado indicando la reanudación de las actividades académicas y administrativas para este día.

Posteriormente, se conoció que el Centro Regional del Valle de Sula también se sumaba a la suspensión de clases.

Solo unos minutos después, el centro de educación media, el Instituto Jesús Milla Selva, uno de los más grandes del país, también cerraban sus portones dejando a decenas de estudiantes en la calle.

Agentes de la policía llegaron hasta las instalaciones del Instituto Jesús Milla Selva para evitar disturbios, pero indicaron que no intervendrán en la protesta.

El Heraldo


Se complica aún más el panorama político-social en Honduras

La descomposición de los problemas sociales y el caos que en estos días imperan en Honduras rebasan los niveles de gobernabilidad, tal como evidenciaron disturbios en la capital y otros sectores del país.

Diferentes hechos detonan a esta altura del año en que la suma de la rebelión en la escala básica de la policía, paro en el transporte pesado, desabastecimiento de combustibles, conflictos en Salud y Educación con toma de carreteras y grandes manifestaciones populares, ponen en contraste lo que sucede en Venezuela, Haití y Nicaragua.

En una perfecta analogía al efecto de bola de nieve, el panorama nacional recoge un cúmulo de insatisfacciones cuyo punto de inflexión podría ser el golpe de estado del 28 de junio de 2009, que derribó al gobierno del ex presidente liberal, José Manuel Zelaya Rosales; la reelección dudosa del gobernante en funciones.

Luego sucedieron dos procesos electorales manchados de fraude electoral que consolidaron a la dictadura pese a los cuestionamientos de la Organización de Estados Americanos, OEA, la Organización de Naciones Unidas y la Unión Europea, que recomendaron urgentes reformas políticas, que a final de cuentas se mantienen congeladas en el Congreso Nacional.

Luego vinieron masivas protestas de los Indignados, que en 2015 se tomaron las calles en varias ciudades para exigir fin a la corrupción y una Comisión Internacional Contra la Corrupción e Impunidad, auspiciada por Naciones Unidas, a la que el gobierno respondió con el convenio con la OEA para dar vida a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras, MACCIH.

La insatisfacción se acrecentó con el protagonismo de las manifestaciones poselectorales del 2017; sin embargo, el diálogo político invocado no resultó tangible, en un nuevo fracaso para la dictadura orlandista.

Eventos constantes, el alza constante a la energía eléctrica y los combustibles, que inciden en el costo de la canasta básica; el conflicto en salud y educación mantienen viva la llama de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación, que recoge el interés general por el acceso a una educación y salubridad gratuita y de calidad.

Después de más de un mes sin solución, detonan otras demandas sociales ocultas por otros conflictos y reclamos acumulados, como el de comunidades opuestas a la minería, proyectos hídricos; además de impunidad y corrupción arrastradas tras la asonada golpista contra Manuel Zelaya, evento traumático persistente en el imaginario colectivo como punto de inflexión de la crisis actual.

A esto se sumó el paro del transporte pesado, el de busitos ejecutivos, por tanto, asesinato de sus operadores y al que se le incumplió el compromiso de mejorar ciertas condiciones, brotes de rebeldía en la escala básica de la policía, que en un comunicado público demandan aspectos económicos incumplidos desde el año pasado, fin de la represión al pueblo, cansancio por el uso excesivo de gas lacrimógeno y persecución contra los manifestantes.

Estos y otros elementos generan condiciones que parecen conducir al país al despeñadero y por fin, por qué no, a que en la voz populi cobre sentido y más fuerza aún el lema del rechazo popular, el “fuera joh”, que hoy enardece y se escucha en todo el país.

Hoy con más fuerza que nunca Honduras demanda de un cambio político y social profundo y con interlocutores que tomen decisiones oportunas, valientes y necesarias para que el mal no sea aún mayor e irremediablemente irreparable.

La memoria de conflictos civiles armados en Nicaragua, El Salvador, Guatemala y Colombia están a la vuelta de la esquina y el país no necesita llegar a eso para lograr entendimiento y consensos que lo liberen de una dictadura que se empotró por la fuerza y parece que quisiera llevar al país a una guerra civil, aunque para algunos la vía armada es el remedio de un mal que no tiene 100 años y el cuerpo social ya no lo resiste más.

La crisis según Albert Einstein, es que “no pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo. La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países, porque la crisis trae progresos. … Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía…”.

Criterio


«NO PUEDEN CULPAR AL MOVIMIENTO SOCIAL, SI NO PUEDEN CONTROLAR CON LOS CUERPOS DE SEGURIDAD»: RAFAEL ALEGRÍA

Rafael Alegría, dirigente campesino, considera que la actual crisis es de las peores crisis en la historia del país y que es producto del Golpe de Estado contra Manuel Zelaya Rosales.

“Hoy estamos en una crisis profunda a nivel económico, social, político, ambiental y alimentario”

Para Alegría la situación en el país es grave, porque Honduras es conocida a nivel internacional como un narcoestado, por eso no se puede tener esperanza con el gobierno de Juan Orlando Hernández, que también es lo que genera las protestas, que se tomen las calles, hace que recurran al proceso insurrecional para protestar.

El dirigente campesino dice que los responsables de la crisis y de los saqueos son los que han venido gobernando desde hace 100 años porque «los que saquean negocios son jóvenes que tenían de 7 a 10 años cuando ocurrió el Golpe de Estado y se les ha excluido y crecieron en otras instancias», lo que causaso que la gente salga y se manifieste porque existe un sentimiento antiJOH y anti gobierno.

El conflicto interno de la policía y el paro de los transportistas de carga pesada fueron la coyuntura que se necesitaba para que la gente saliera a protestar en todo el país, para Alegría existe “una gran organización, estructura y voluntad de luchar por un nuevo sistema”

Acepta que los saqueos son terribles, pero también denuncia que eso es parte de la exclusión social, estructuras creadas por el sistema porque margina y reprime a la juventud.

“No pueden culpar al movimiento social, si no puede controlar con los cuerpos de seguridad”.

Hay grandes sectores como la empresa privada y la iglesia que ahora se dan cuenta de la crisis de país y que han tratado de enmendar el error, como el comunicado de la Conferencia Episcopal y su petición de #BastaYa.

También considera que la economía del país está en el suelo, no hay empleo y eso es una de las causas por las que la gente huye del país.

Alegría dice que el gobierno de Juan Orlando Hernández, solo está sostenido por la embajada de los Estados Unidos y por un grupo de militares afines a Juan Orlando Hernández.

Advierte que para la próxima semana, cuando se conmemoren los 10 años del Golpe de Estado la crisis se puede profundizar.

El Pulso


¡Basta Ya!

Hay que hablar de los verdaderos actores y responsables del problema que hoy atraviesa Honduras hay que señalar a esa clase nefasta de la que nunca o muy poco se habla, esa clase nefasta que siempre a estado oculta, ese sector apátrida que ve al pueblo hondureño con desprecio, nos ve como simple mano de obra barata simples esclavos que hay que adiestrar. Esos que están ocultos son la raíz del problema, esos que se dicen ser el sector productivo pero que produce y genera riquezas solo para ellos. Esa empresa privada es el cáncer que tiene sumido al país en la peor de las crisis. Esa empresa privada dueña de los grandes medios de comunicación que Por años han financiado golpes militares, campañas políticas y que en su última jugada montó un fraude electoral que terminó por quitarles la credibilidad. Zapata planteaba que “El burgués, no conforme con poseer grandes tesoros de los que a nadie participa, en su insaciable avaricia, roba el producto de su trabajo al obrero y al peón.”

Esa burguesía, esa clase empresarial dueña del país que nos habla mediante sus representantes de la iglesia y medios de comunicación sobre la paz, la moral y los valores lo hablan desde la comodidad de sus privilegios, que han ganado mediante la extorsión el engaño y el robo. Nos hablan de paz mientras el pueblo recibe una dosis diaria de realidad; balas, desprecio, humillación, muerte y exclusión…

¡Es tiempo sin duda alguna de decir Basta ya! Pero no ese basta ya Hipócrita de la Iglesia adoradora del dinero que hoy sale a defender los intereses mezquinos de a clase adinerada y explotadora de este país, hay que desenmascarar a los vagos a los racistas criminales que viven la american way of life esa vida de Miami en un país lleno de desigualdad y miseria. Esa burguesía que sigue protegida por sus privilegios sabe que se les está cayendo el telón, saben que el pueblo se está dando cuenta que quien gobierna en realidad es un grupo de adinerados que por años han creado un sistema que les brinda Impunidad e inmunidad, ¡el pueblo se está dando cuenta que quien manda no es ese grupo de tontos Útiles que llamamos gobierno, NO! Quien maneja el país es ese mismo grupo empresarial de mercenarios adinerados, mezquinos que dictan el andar del país conforme a su conveniencia, lo hacen a base de balas, engaño, dinero y extorsión; a base de mentiras. Se mantienen escondidos en sus mentiras engañando al pueblo de una manera burda.

tantos años han pasado y la historia se repite con el juego de la democracia que es utilizada para validar un modelo de explotación inhumano, en ese juego de la democracia en donde hay que ir a votar cada cierto periodo de tiempo, se monta una obra maestra los actores casi siempre son los mismos a veces cambian pero el director es el mismo ahí oculto detrás de escena dicta el andar de la obra , una obra maestra del engaño merecedora de premios hace sentir al público dueño de su destino, le da una sensación de libertad y empoderamiento le hace creer que tiene el poder de tomar sus propias decisiones , pero las decisiones ya han sido tomadas el final ya está escrito el pueblo vota la Burguesía pone a su tonto útil y la historia de exclusión de desigualdad y de esclavismo en donde el pueblo genera las riquezas y el burgués se las adueña sin hacer nada sigue su curso…

impera una democracia para la minoría, sólo para las clases poseedoras, sólo para los ricos. La libertad de la sociedad capitalista sigue siendo siempre, poco más o menos, lo que era la libertad en las antiguas repúblicas de Grecia: libertad para los esclavistas. En virtud de las condiciones de la explotación, los esclavos asalariados modernos viven tan agobiados por la penuria y la miseria, que “no están para democracias”, “no están para política”, y en el curso corriente y pacífico de los acontecimientos, la mayoría de la población queda al margen de toda participación en la vida político-social.

Criterio


HONDURAS – CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE JUAN ORLANDO HERNANDEZ

Amnistía Internacional