Crisis en la OEA | Diez países rechazan el reconocimiento a la oposición venezolana: Uruguay se retira de la sesión

México y 9 países más impugnan presencia de oposición venezolana en OEA

México y otros nueve países impugnaron ayer la presencia de la oposición venezolana en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que sesiona en Medellín, Colombia.

Ante la acreditación de tal delegación, México solicitó se incluya un pie de página en las actas y documentos del 49 Periodo de Sesiones de la Asamblea en la que se señale lo siguiente:

“En virtud de las inconsistencias y las irregularidades identificadas en el informe de credenciales del Secretario General a la Asamblea General, los cuales carecen de fundamento jurídico y van en contra de los documentos fundacionales de la OEA, México se reserva el derecho a cuestionar la validez de todos los actos y decisiones que emanen de la Asamblea General de la OEA, su Consejo Permanente o cualquier otro órgano subsidiario de la organización o que afecten a otros organismos”.

En contra de la asistencia de una delegación opositora venezolana se pronunciaron también Nicaragua, Granada, Antigua y Barbuda, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Dominica, Trinidad y Tobago y Bolivia.

Además, Uruguay se retiró de la Asamblea. Ariel Bergamino, subsecretario de Relaciones Exteriores de ese país declaró: “En eso Uruguay no puede tranzar ni debería permitirlo ninguna nación democrática. Consideramos que intentar imponer el reconocimiento como legítimo representante de Venezuela a esta delegación es, ni más ni menos, un avasallamiento de la legalidad de la OEA y no puede sino estar en contra de una situación de esta naturaleza. Ante esto, Uruguay se retirará de la Asamblea de la OEA”.

Las expresiones de inconformidad se produjeron durante la primera sesión plenaria de la Asamblea, para rebatir el informe del secretario general sobre las credenciales e impugnar la presencia de la representación de la oposición venezolana.

La acreditación de la delegación opositora tuvo lugar después de que el gobierno del presidente Nicolás Maduro anunció hace dos años su retiro de la OEA, lo cual, según la normatividad del organismo debía tener vigencia en abril pasado.

Sin embargo, el 8 de febrero último, el líder opositor Juan Guaidó, autoproclamado presidente encargado, envió una carta al secretario general, Luis Almagro, para pedirle dejar sin efecto el retiro de su país.

La participación de la delegación opositora venezolana en la Asamblea en modo alguno constituye el reconocimiento de un Estado o de un gobierno de parte del organismo o de México, consideró la embajadora Luz Elena Baños Rivas, representante permanente de México ante el organismo hemisférico.

Baños recordó que la Carta de fundación del organismo multilateral no le autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembro ni le otorga la facultad de reconocer a Estados o gobiernos.

La diplomática detalló durante su participación, que fue transmitida vía internet, que “la discusión sobre la representación diplomática de un Estado ante la organización de los Estados Americanos, es independiente de las consideraciones políticas, sobre la situación de cualquier otro Estado”.

Agregó que representación diplomática de un Estado ante el organismo regional, está basado en consideraciones jurídicas, derivadas de normas de derecho internacional que regulan la Constitución del organismo, su relación con los estados que lo componen y su papel dentro del sistema multilateral.

Así, México considera que las cartas credenciales presentadas por la delegación venezolana opositora, no cumplen con los requisitos necesarios para ser admitida su participación en la Asamblea General, dado que no fueron extendidas por el gobierno que pretenden representar, sino por los representantes de la Asamblea Nacional en su país.

Incluso, señaló, esto fue aceptado por el propio Consejo Permanente, que al aceptar la representación del señor Gustavo Tarre Briceño, lo hizo como representante permanente de la Asamblea Nacional de Venezuela ante el Consejo Permanente.

La Jornada


Uruguay se retira de sesión de OEA al aceptar Almagro delegación «ilegítima» de Guaidó

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó este jueves que el país abandonó la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se lleva a cabo en Medellín, Colombia, ante la presencia de una delegación a la que la secretaría general de este organismo aceptó en representación de Venezuela, país que abandonó la OEA el 27 de abril. «Por tanto, esta delegación carece de legitimidad y sienta un precedente gravísimo para el futuro», afirmó.

Cancillería comunicó que «Uruguay entendió que la presencia de una delegación supuestamente representante del gobierno de un país que se ha retirado de la Organización -y que no es reconocido por la mitad de la membresía de la OEA- carece de toda legitimidad, violenta su normativa jurídica y sienta un gravísimo precedente para el futuro de la organización, mirando seriamente la credibilidad de la secretaría general».

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores señaló que más allá de esta «situación puntual», Uruguay, «ha venido llamando la atención» en el Consejo Permanente de la OEA sobre el «continuo y progresivo deterioro de la institucionalidad de la organización», cuya normativa «está siendo utilizada en pos de intereses ajenos a los principios y fundamentos establecidos en la carta de la organización».

«El retiro de nuestro país de esta asamblea en modo alguno compromete su compromiso con los principios y valores fundamentales de la carta de la OEA, ni la renuncia a los lazos de amistad y hermandad que unen al Uruguay con cada uno de los países de la región», puntualizó el comunicado.

Durante la Asamblea en Medellín se discutirá una propuesta de resolución presentada por varios países del Grupo de Lima que busca permitir que la delegación de Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por 54 países, se siente en la Asamblea.

En abril pasado, la OEA reconoció al diplomático Gustavo Tarre como representante de Venezuela ante el Consejo Permanente, por designación de la Asamblea Nacional, que preside el opositor Guaidó. La delegación de Guaidó acreditada para la Asamblea General está compuesta, además de Tarre, por su representante ante el Grupo de Lima, Julio Borges, como jefe de misión, y por otras nueve personas, entre ellas Carlos Vecchio, «embajador» ante EEUU del líder opositor.

Al respecto, el vicecanciller Ariel Bergamino dijo que el país rechazó la resolución de aceptación de Tarre como representante en el Consejo Permanente porque «es un avasallamiento de la legalidad de la OEA y por lo tanto no se puede sino estar en contra de una acción de tal naturaleza».

República


Comunicado de prensa de la Cancillería de Uruguay

El Uruguay se retiró hoy de la 49ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos que se lleva a cabo en Medellín, Colombia, ante la presencia de una delegación a la que la Secretaría General había aceptado como representante de Venezuela.

Venezuela abandonó la OEA el pasado 27 de abril, luego de cumplirse los dos años desde su denuncia de la Carta de la Organización que había realizado en 2017.  Por consiguiente, Uruguay entendió que la presencia de una delegación supuestamente representante del gobierno de un país que se ha retirado de la Organización -y que no es reconocido por la mitad de la membresía de la OEA-, carece de toda legitimidad, violenta su normativa jurídica y sienta un gravísimo precedente para el futuro de la Organización, minando seriamente la credibilidad de la Secretaría General.

Más allá de esta situación puntual, Uruguay ha venido llamando la atención en el Consejo Permanente de la OEA, del continuo y progresivo deterioro de la institucionalidad de la Organización, cuya normativa está siendo utilizada en pos de intereses ajenos a los principios y fundamentos establecidos en la Carta de la Organización.

El retiro de nuestro país de esta Asamblea en modo alguno compromete su compromiso con los principios y valores fundamentales de la Carta de la OEA, ni la renuncia a los lazos de amistad y hermandad que unen al Uruguay con cada uno de los países de la región.

Montevideo, 27 de junio de 2019

Cancillería de Uruguay


Evo Morales insta a la OEA a preocuparse de inmigración en vez de Venezuela

El presidente, Evo Morales, afirmó hoy que Venezuela no debería ser tema de debate de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), tras que este país abandonara ese oganismo.

La crisis de Venezuela dominó la jornada inaugural de la 49 Asamblea General de la OEA este pasado miércoles en la ciudad colombiana de Medellín, con críticas al régimen de Nicolás Maduro, tachado incluso de “dictadura”.

Evo Morales invitó a este organismo a “centrarse en temas urgentes que son de alto interés regional, como la grave crisis de los migrantes que buscan llegar al norte y mueren en esa ruta”.

Bolivia se ha mantenido como aliado de Venezuela desde los lazos que entabló Evo Morales con el expresidente Hugo Chávez y luego con su sucesor, Nicolás Maduro.

Además de la problemática en Venezuela, también aborda la situación de Nicaragua, sacudida por protestas antigubernamentales desde 2018, y la implementación del acuerdo de paz con la exguerrilla de las FARC en Colombia.

En la misma línea que Bolivia, hoy el subsecretario de Relaciones Exteriores de Uruguay, Ariel Bergamino, confirmó la retirada definitiva de su país de la Asamblea porque la considera “desnaturalizada” en la discusión de la crisis venezolana.

Los Tiempos


EE.UU. pidió a la OEA mostrar dureza contra Maduro

Según Kimberly Breier, subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, los países de América están cosechando los beneficios de los compromisos de las reformas económicas y la lucha contra la corrupción.

En medio de versión 49 de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, la diplomática estadounidense insistió en que su país es un socio estable y duradero del hemisferio occidental.

Sobre Venezuela, insistió en que Estados Unidos seguirá apoyando para restablecer la democracia en ese país latinoamericano y pidió a las demás naciones que continúen mostrando su dureza contra el presidente Nicolás Maduro.

“Estados Unidos está comprometido en apoyar al pueblo de Venezuela, para restaurar su democracia, y le pedimos a otras naciones que continúen mostrando su dureza con Nicolás Maduro, que está tratando de destruir las últimas instituciones y procesos democráticos en Venezuela, y que ha generado en el país una devastadora crisis humanitaria política y social”.

Breier resaltó además el hecho de que representantes de Juan Guaidó tomen un lugar en la Asamblea General. Según ella, esto demuestra un amplio reconocimiento internacional al que ella llamó “gobierno legítimo de Venezuela”.

OEA presentará informe sobre crisis de migrantes 

El Grupo de Trabajo de la OEA para abordar la crisis de migrantes y refugiados Venezolanos en la región presentará, mañana viernes 28 de junio, un informe en el que se analiza estos temas.

A la hora de la publicación, al menos cuatro millones de venezolanos han huido del país, lo que representa poco más de 13 % de la población total de la nación.

A nivel mundial, sólo Siria, que ha padecido una guerra por más de 8 años, supera a Venezuela en el flujo de migrantes y refugiados.

La FM

VOLVER