Debates y definiciones de precandidatos de cara a las internas del domingo

Contexto de Nodal
Este domingo se realizarán elecciones internas en Uruguay de cara a las presidenciales de octubre. Los partidos definirán sus candidaturas y los integrantes de los órganos deliberativos nacionales y departamentales. Las internas no son obligatorias ni es necesario tener afiliación a un partido para votar. Al candidato o candidata electo del partido se le suma quien haya salido en segundo lugar para ocupar la vicepresidencia en la fórmula. El Frente Amplio, coalición gobernante, tiene cuatro precandidaturas, cinco el Partido Nacional y seis el Partido Colorado.

Cosse y Larrañaga debatieron a cinco días de las internas con la mira puesta en achicar la brecha en sus partidos

Los precandidatos Carolina Cosse (Frente Amplio) y Jorge Larrañaga (Partido Nacional) debatieron este martes por la pantalla de Canal 4 a cinco días de las elecciones internas con el objetivo de achicar la brecha con quienes aparecen como favoritos en sus partidos. En la instancia, más que plantear propuestas, cada uno defendió sus ideas y no hubo confrontación.

La exministra, que llegó al canal con un grupo de 12 personas -entre asesores de campaña y políticos-, tuvo a lo largo de todo el debate a una persona parada atrás de su cámara que le sonreía, asentía y le hacía más llevadero el debate con gestos y algunos ayuda memoria.

El público dentro del estudio se dividió en tres sectores, uno previsto para los asesores de Larrañaga, otro para los de Cosse y un tercer espacio para la prensa. Entre los políticos que acompañaron a Cosse estaban sentados en primera fila el ministro de Industria, Guillermo Moncecchi, y el director nacional de Información, Evaluación y Monitoreo del Mides, Juan Pablo Labat.

Larrañaga, por su parte, llevó a unas 20 personas, entre familiares, asesores y dirigentes políticos. En la primera fila lo escucharon atentamente la presidenta del Directorio del Partido Nacional, Beatriz Argimón, el diputado Jorge Gandini, el asesor en materia educativa Guillermo Fossati y sus dos hijos, Jorge y Faustino. También estaban el diputado Pablo Abdala, los intendentes Carlos Moreira (Colonia) y Adriana Peña (Lavalleja), así como el abogado y exministro del Interior, Juan Andrés Ramírez.

El primer tema del debate fue sobre desafíos y oportunidades en el mundo laboral. Cosse prometió generar trabajo “con una fuerte promoción de inversión privada para hacer obras de infraestructura pública” y “cuidar el déficit fiscal”. “Más trabajo pero no a costa de recortar derechos”, señaló.

En el segmento dedicado al empleo y los desafíos del futuro, la frenteamplista destacó la necesidad de un “fuerte énfasis en el desarrollo científico”. Dijo también que el escenario laboral “es desafiante” y, pese a que destacó la “matriz productiva” de Uruguay, señaló que se debe avanzar en esa materia. “El Frente Amplio encontró un Uruguay sumergido y endeudado”, dijo y propuso generar trabajo para mantener el tejido social. Reconoció que hay una porción de la sociedad que tiene entre 30 y 50 años que no está preparada para el futuro del trabajo pero dijo que las “bases” para seguir transformando el Uruguay la construyeron los gobiernos del Frente Amplio.

Larrañaga contestó de inmediato con que “el país ha perdido 60 mil puestos de trabajo en cuatro o cinco años”. El precandidato le achacó al Frente Amplio “la desvalorización del trabajo” y señaló que el debate ocurría “en medio de un paro general”. “Cuatro de cada 10 terminan el liceo y 6 quedan al costado del camino. Es preocupante. Se ha hecho una caricatura de lo que significan los títulos universitarios, con el cartoncito”.

Cosse retrucó que el tema del empleo marca “dos modelos de país”, porque con la izquierda en el poder creció la economía y los salarios, y dijo que “no hace falta volver a recetas neoliberales”. Mostrando una gráfica, dijo que los consejos de salarios funcionan desde el 1943 y se interrumpieron dos veces: en la dictadura y en el gobierno del Partido Nacional (1990-1995). “En el período sin consejos de salarios, aumenta PBI y los salarios bajan”, mientras que con consejos de salarios “aumenta PBI y salarios suben”.

Larrañaga reclamó “un shock de honestidad” y que no vuelva a pasar que un vicepresidente deba renunciar, en alusión a Raúl Sendic. “No puede ser que el Ministerio de Trabajo sea una sucursal del Pit-Cnt”, dijo. Cuando mencionó al exvicepresidente, no faltaron las medidas y sonrisas irónicas por parte de los allegados de Cosse.

El debate sobre la seguridad

El segundo tema del debate fue la seguridad, donde el centro de la discusión fue la reforma constitucional que promueve el precandidato blanco.

La iniciativa pondrá a votación la creación de una Guardia Nacional dotada de 2 mil militares, el cumplimiento efectivo de las penas, la creación de la cadena perpetua revisable y la habilitación de los allanamientos nocturnos.

Larrañaga dijo que “el Frente Amplio es un gobierno fallido en materia de seguridad” y afirmó que “la delincuencia manda en las calles y en las cárceles”.

“Otra paradoja es que en este día de debate tenemos el escape de cuatro delincuentes de la Jefatura de Policía de Montevideo”, dijo en referencia a la fuga del mafioso Rocco Morabito y otros tres reclusos.

Cosse insistió con que “existen dos modelos de país”, también en seguridad, y cuestionó la iniciativa del precandidato blanco. “Yo siempre respetaré lo que el pueblo decida pero la militarización no es el camino. La seguridad se logra promoviendo la convivencia”, dijo Cosse.

Larrañaga replicó que “la forma es no ser tan frutillita en materia de seguridad”.

Cosse, en tanto, defendió la gestión del ministro Eduardo Bonomi y cerró su intervención con un señalamiento a la violencia doméstica como uno de los mayores problemas de los uruguayos. En varios pasajes del debate la ingeniera apeló a cuestiones de género y a resaltar el rol de las mujeres.

El debate siguió con los derechos como su tercer tema. El moderador Daniel Castro propuso hablar sobre educación, salud, políticas sociales y vivienda, aunque la mayoría del tiempo los postulantes lo destinaron a hablar sobre educación.

“Estoy orgullosa de que haya más derechos garantizados. En salud hemos hecho una revolución con un Sistema Nacional Integrado que cambió la salud pública y privada. Bajó a la mitad la mortalidad infantil, antes en Ciudad Vieja era de 20 y Pocitos de 6 cada 100. Lo bajó a la mitad en todo el territorio nacional. Desaparecieron las muertes maternas por abortos clandestinos. Recuperamos los hospitales públicos. Nos encargamos de hogares que nunca nadie atendió”, dijo Cosse.

“Hemos avanzado mucho en muchos aspectos de la educación”, dijo la precandidata, y propuso que las escuelas pasen a tener turnos de siete horas. Además remarcó el aumento de la matrícula de la UTU.

Larrañaga, en tanto, dijo que en materia de enseñanza “nunca hubo tanta plata (invertida) y “nunca tan malos resultados”. Además señaló que el oficialismo “ha estatizado la pobreza”.

Sobre las 21.40 horas el debate tuvo una pausa donde los precandidatos charlaron con sus asesores. Los equipos aprovecharon para dar consejos, corregir cuestiones y arengarlos.

Desde el sector de Larrañaga, algunos dirigentes reprocharon por lo bajo que su precandidato no hubiera hecho más alusión a cuestiones sociales. Por otro lado, se debatieron sobre si era oportuno hacer correcciones y agregarle más presión.

La intendenta Adriana Peña, por ejemplo, le comentó a Guillermo Fossati que Larrañaga debería haber recordado que en varias localidades de Lavalleja las embarazadas deben ser trasladadas al hospital de Minas para parir, por la falta de servicios en el interior profundo. El líder de Alianza Nacional tomó nota y ni bien tuvo oportunidad se refirió a las dificultades de dar a luz en localidades como Aiguá o Mariscala.

El clima de inversión, la distribución y Venezuela

Larrañaga, que en todo momento miró a la cámara, dijo que en Uruguay “no hay un clima favorable a la inversión”. El postulante blanco afirmó que en caso de ser electo desarollará “un modelo agroexportador” y sostuvo que el Frente Amplio “tiene un prejuicio sobre el campo” y que si “anda bien las ciudades andan bien. “Decenas de empresas están cerrando porque el inversor no confía más en este gobierno”, señaló. Además el precandidato dijo que en su programa “el Frente Amplio habla de subir impuestos”.

Cosse, en tanto, insistió con que en los 15 años de gobierno del FA aumentó el PIB y el salario real. “Esto se llama distribución de la riqueza”, dijo. La exministra de Industria destacó la política macroeconómica y la diversificación de los mercados para evitar el impacto de crisis regionales. “El FA tuvo que arrancar prácticamente de cero con un país sumergido con 40% en la pobreza, desocupación de 17% y cadena de pagos cortada”.

En su devolución, al finalizar la intervención de un minuto, Larrañaga buscó confrontar con Cosse, a quién se refirió siempre como “la señora ingeniera”, apoya a Venezuela y Cuba y dice que son democracias, a los que él consideró una dictadura.

Pero ella lo esquivó. “Me gustaría seguir hablando de desarrollo”, dijo de inmediato Cosse y siguió apegada a su libreto. Defendió el desarrollo de las pymes y señaló que debía multiplicarse la inversión “especialmente en sectores que generan empleo”.

Cuando llegó el turno de las propuestas Cosse se enfocó en destacar los logros del FA y en señalar que el Uruguay era más justo que cuando gobernaban blancos y colorados. “En educación tenemos problemas y los cambios que haya que realizar deben ser con los verdaderos protagonistas, estudiantes y docentes”, subrayó.

Larrañaga contestó que era necesario un “cambio radical” y detalló que sus propuestas eran: mayor seguridad, más y mejor educación donde mande el Estado y no “las corporaciones”, y descentralización.

En su réplica, la precandidata dijo que estaban discutiendo dos modelos de país y que mientras el Frente Amplio tenía programa único de gobierno, los blancos tenían cuatro, uno por cada precandidato. “Acá tengo cuatro programas del Partido Nacional y no se sabe cómo van a resolver este tema”, dijo mostrando cuatro carpetas.

Larrañaga contestó que ese programa único daba resultados “pésimos” porque no sabían “como gobernar”.

Por último llegó la hora del mensaje final. Cosse aprovechó para destacar la unidad del Frente Amplio y subrayar que el partido de gobierno era el “único proyecto serio y viable”, pero se quedó corta de palabras ya que le sobraron 23 segundos del tiempo estipulado. En ese momento los dirigentes de Alianza bromearon con que ni siquiera había sido necesario que sonara la “chicharra” para avisar que estaba cerca del final.

Por su parte Larrañaga le reclamó un “meaculpa” por la subestimación de los costos del Antel Arena, proyectado en US$ 40,5 millones y que terminó costando más de US$ 90 millones y luego, dirigiéndose a los blancos, pidió el voto y defendió los ideales nacionalistas por lo que han luchado en 182 años. “Vamos a ser garantía de cumplimiento. El país precisa liderazgo, un cambio, valores, orden y respeto, no de la boca para afuera”, dijo.

Con un saludo escueto pero cordial, los dos precandidatos esperaron la señal de la producción para despedirse al aire con un apretón de manos. Mientras que Larrañaga aprovechó la distensión para sacarse fotos, saludar y conversar con su equipo, Cosse partió rápidamente a su camerino.

Su equipo quedó conforme con el resultado, aunque reconoció que en las redes sociales muchos usuarios le pasaron factura por haberse apoyado tanto en el material impreso. Un asesor, que monitoreó el comportamiento en redes sociales minuto a minuto, concluyó que la mayoría de las interacciones en redes fueron positivas y que aquellas negativas habían puesto el foco en la lectura de Cosse. Sin embargo, se mostraron satisfechos por el tono cordial del debate, ya que la intención no era confrontar ni cambiar el estilo que, según dijeron, tiene la campaña de la única mujer precandidata.

Desde la producción de Telenoche, en tanto, señalaron a El Observador que el pico de rating en este debate superó los 24 puntos, aunque luego bajó y en promedio se mantuvo en los 19,5 puntos. Mientras que el pico de rating fue más alto que en el debate entre Andrade y Talvi, el promedio de espectadores a lo largo del debate fue ligeramente inferior.

El Observador


Si no gana las elecciones internas, Sartori no descartó ir de vice en fórmula con Lacalle Pou

En el marco de la última gira de campaña por el interior del país de cara a las elecciones internas del próximo domingo 30 de junio, el precandiato nacionalista Juan Sartori habló con la prensa en su primer parada Mercedes (Soriano).

Sartori expresó que el 30 de junio todos los precandiatos nacionalistas deben “preservar la unidad del partido” y se refirió a una posible fórmula para competir en las elecciones nacionales de octubre.

“Quizá la fórmula o la definición de la vicepresidencia sea un primer trabajo en conjunto en el cual le demostramos a la población que todos lo blancos, después de que la gente la única legitima en definir el candidato de nuestro partido se haya expresado, trabajemos en equipo para armar la mejor fórmula, el mejor equipo con los aportes de cada uno de los perfiles que tenemos distintos adentro del Partido Nacional para después ir a al elecciones generales”.

Consultado sobre si aceptaría ser vicepresidente en el escenario que Luis Lacalle Pou se transforma en el candidato del Partido Nacional, Sartori no descartó la idea. “Yo estoy compitiendo por la presidencia y el 30 de junio la gente va a decidir quién es el presidente. A partir de ahí veremos cuales son los pesos relativos”, comentó al respecto.

“Es un trabajo en equipo, no soy yo simplemente el que decide (la fórmula). Espero poder contar con todos los miembros del partido para tomar una decisión que todos apoyemos”, sentenció.

El País


Óscar Andrade convoca a votar contra las desigualdades

Andrade realizará el cierre de su campaña electoral con un acto en el Club Cordón (Galicia 1673). La actividad será el miércoles 26 de junio a las 19:00.

El evento será presentado por la dramaturga, actriz, directora teatral y docente, Raquel Diana, y contará con un rincón infantil y un espectáculo artístico a cargo de Gerardo “El Alemán” Dorado, Eduardo Larbanois y Américo Young.

La candidatura de Andrade surgió desde las bases frenteamplistas e independientes.

El pre candidato ha puesto el foco a lo largo de su campaña en el apoyo al programa del Frente Amplio, y propuso el “combate a las desigualdades como centro y condición para el desarrollo”.

Ha remarcado la importancia de la “desmercantilización de los derechos, en la necesidad de acercar nuevamente al Frente Amplio a los movimientos sociales y demostrar que a través de la organización y la lucha se pueden conseguir todos los propósitos”.

Asimismo, Andrade convoca a votar el domingo 30 de junio para “continuar construyendo entre todos la fuerza que el país necesita, para defender lo que los gobiernos frenteamplistas han conquistado y para hacer posibles los cambios que restan concretar en materia de vivienda, educación, justicia social, empleo, seguridad, democracia, libertad y el derrocamiento de la impunidad”.

Contra las desigualdades

Dijo que el Uruguay que se viene tiene que profundizar en las relaciones humanas, la solidaridad y los espacios de encuentro.

“Estamos en un momento difícil para la región y para el Uruguay. Más que nunca hay que buscar caminos que permitan pensar juntos, construir puentes y avanzar con una línea central, esa que nos legaba Artigas: que los más infelices estén primero, ‘que los más infelices sean los más privilegiados’. A esto convocamos, a votar contra las desigualdades”, señaló Andrade.

La Red 21