Ecuador: la Corte Constitucional suspende decisión sobre matrimonio igualitario

La Corte Constitucional de Ecuador pospuso este martes su decisión sobre si el matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser reconocido, tras un recurso de una pareja de hombres que fue tratado a puerta cerrada.

Luego de cinco horas de diligencias en la sala del alto tribunal, los nueve jueces no llegaron a ninguna resolución, ni a favor ni en contra, sobre el caso de Efraín Soria y Xavier Benalcázar, que presentaron una demanda al Estado con el auspicio de la Fundación Ecuatoriana Pakta.

El caso de esta pareja, que desea casarse por lo civil, puede abrir la puerta al reconocimiento de al menos una docena de matrimonios en sus mismas circunstancias, en un país que por el momento no lo reconoce entre personas del mismo sexo.

Tras conocer el aplazamiento de los jueces, Soria manifestó su disconformidad y dijo sentirse “bastante molesto”, puesto que el caso “podía haberse resuelto de una vez”.

“Esto es pérdida para Ecuador, es dilatar más el tiempo porque sabemos que esto del matrimonio igualitario se va a dar”, agregó.

El caso de Efraín y Xavier comenzó en mayo de 2018 cuando ambos acudieron al Registro Civil ecuatoriano para casarse, institución que no aceptó su solicitud.

Desde entonces su caso ha pasado por varias instancias judiciales, como la Corte Provincial de Justicia de Pichincha ubicada en Quito, que a su vez derivó el caso a la Corte Constitucional a fin de que se pronunciara sobre una opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH ya ha establecido derechos más favorables para la población LGBTI y determinó que “es necesario que los Estados garanticen el acceso a todas las figuras ya existentes en los ordenamientos jurídicos internos, incluyendo el derecho al matrimonio” y a la libre identidad.

La opinión la dio la Corte Interamericana a raíz de un planteamiento que le hizo en 2017 el Gobierno costarricense, para contar con un criterio que fortalezca el impulso a las iniciativas en favor de este colectivo.
Una opinión que en Ecuador parece despertar temores, porque ninguna de las instituciones gubernamentales ni judiciales se atreve hasta ahora a respaldar la opinión consultiva de la CIDH.

Tras conocer este nuevo aplazamiento, el presidente de la Fundación Pakta, Cristian Paula, se mostró “consternado” por “la poca responsabilidad de ciertos jueces frente al tema”.

“Creemos que hay una fuerte presión política y de los grupos antiderechos, conservadores y vemos que hay una agenda que intenta limitar los derechos no solo en Ecuador, sino en la región”, subrayó.

Durante la audiencia, una treintena de miembros del colectivo LGTBI y simpatizantes se manifestaron frente a la sede de la Corte Constitucional para expresar su apoyo a Soria y Benalcázar.

Con banderas del arcoíris, exigieron equiparar sus derechos a los de la población heterosexual y advirtieron de que si la Corte Constitucional no da un paso adelante en esta causa acudirán a instancias internacionales.

El Diario