Ecuador reitera “plena confianza” en garantías del Reino Unido de no extraditar a Julian Assange

La Cancillería de Ecuador reiteró este jueves 13 de junio del 2019 la “plena confianza” depositada en el Reino Unido y su sistema judicial de que ese país no extraditará al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a un país donde rija la pena de muerte.

Así lo precisó en un comunicado con el que busca aclarar “informaciones inexactas sobre la presunta extradición del señor Julian Assange”.

El documento indica que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana “tiene plena confianza” en que las seguridades que el Gobierno de Londres confirió al Estado ecuatoriano en relación a Assange, “están en plena vigencia y serán respetadas frente a cualquier requerimiento de extradición que se presente”.

Quito obtuvo varias garantías del Reino Unido de que no extraditaría al fundador de WikiLeaks a un país en el que pudiera ser sujeto a la pena capital ni ser objeto de torturas, según sendas misivas de dos titulares de Asuntos Exteriores británicos, Boris Johnson y Jeremy Hunt.

El ministro británico de Interior, Sajid Javid, confirmó este jueves que ha firmado la solicitud de extradición del fundador de WikiLeaks a Estados Unidos, que lo quiere juzgar por una veintena de cargos, entre ellos por espionaje.

El australiano, detenido en el Reino Unido, comparecerá el viernes ante un tribunal de Londres en otra audiencia preliminiar, en su lucha legal contra su entrega a EE.UU., que lo reclama por haber conspirado para supuestamente interceptar computadores del Pentágono.

Assange fue detenido el pasado 11 de abril por las autoridades británicas en Londres después de que Ecuador le retirara el asilo que le otorgó poco después de que se refugiara en la embajada ecuatoriana en 2012.

En su documento, la Cancillería de Ecuador recuerda que Assange cumple una pena de prisión por violación de las reglas de la libertad provisional que le confirió el Reino Unido en 2012.

“El año pasado, el Estado ecuatoriano comunicó al señor Assange y a sus abogados el procedimiento de extradición vigente en Gran Bretaña, facilitado al Ecuador por las autoridades inglesas”, reza el texto.

Señala que la solicitud de extradición recibida este jueves por el Ministerio del Interior británico debe llegar a las Cortes británicas, “primer paso de un largo proceso judicial”.

Asegura que los procesos judiciales en el Reino Unido “son reconocidos por su independencia y por ofrecer todas las garantías del debido proceso, incluido el derecho a la defensa por parte de quienes comparecen ante sus Cortes”.

Y concluye que la Cancillería confía en las seguridades ofrecidas por ese país de que Assange “no sería extraditado a un país sin garantías de que no se le aplicará la pena de muerte o torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

El Comercio


Audiencia de extradición de Assange a EE.UU. tendrá lugar en febrero de 2020

La justicia británica decidirá sobre la petición estadounidense de extraditar al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para juzgarlo por espionaje, durante una vista fijada para finales de febrero de 2020, decidió este viernes 14 de junio una jueza de Londres.

Durante una sesión de procedimiento, la magistrada Emma Arbuthnot ordenó “una audiencia de cinco días en febrero, probablemente a partir del 24 de febrero”, anunció un portavoz judicial.

Assange no estuvo presente en la sala, pero siguió el procedimiento por videoconferencia desde la prisión de Belmarsh, en el sudeste de Londres, donde cumple una condena de 50 semanas por violar su libertad condicional cuando en 2012 se refugió en la embajada de Ecuador en Londres.

“175 años de mi vida están en juego”, dijo según la agencia de noticias británica PA, afirmando que “WikiLeaks no es más que una publicación”.

Estados Unidos presentó 18 cargos contra el australiano de 47 años, que vivió casi siete refugiado en la legación diplomática ecuatoriana, donde fue detenido el 11 de abril por las autoridades británicas después que Quito le retirase el asilo concedido por el anterior presidente Rafael Correa.

Dieciséis de las 17 acusaciones de Estados Unidos contra Assange en virtud de la Ley de espionaje se refieren a la obtención y difusión de información clasificada por WikiLeaks cuando en 2010 publicó cientos de miles de documentos militares y diplomáticos clasificados.

Un cargo separado concierne presuntas actividades de piratería informática.

Si es condenado por todos ellos, podría ser sentenciado a hasta 175 años de cárcel.

La decisión que la justicia británica tome en febrero podrá ser recurrida por los abogados de Assange, que ya anunciaron su determinación a luchar hasta el final para evitar que sea entregado a Estados Unidos.

El Comercio


VOLVER