El líder del partido Farc Jesús Santrich asumió su banca en el Congreso

“Jesús Santrich” se posesionó como congresista

Este martes 11 de junio, Jesús Santrich se posesionó como representante a la Cámara después de que la Comisión de Acreditación de esta corporación dejara en firme la certificación que lo habilita para tomar posesión de esa curul.

Este documento fue emitido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en julio de 2018, el cual hace parte de los acuerdos alcanzados entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la extinta guerrilla de las Farc.

La posesión de Santrich se había visto entorpecida por su detención y pedido en extradición por parte de los Estados Unidos, en el marco de una investigación por supuestos vínculos con el narcotráfico después de la firma del acuerdo de paz en 2016. En caso de confirmarse este hecho, su caso pasaría a manos de la justicia ordinaria.

De esta manera y después de un largo tránsito por decisiones judiciales, el exguerrillero fue dejado en libertad el pasado 30 de mayo.

Posteriormente, se conoció la notificación del fin del encargo en la Cámara de Representantes a quien estaba reemplazando temporalmente a Santrich, Benedicto de Jesús González.

Cabe recordar que después de que la Comisión de Acreditación de la Cámara de Representantes autorizara la posesión de Santrich, el presidente Iván Duque solicitó a la Procuraduría la suspensión del trámite tras conocerse las declaraciones de Marlon Marín en su contra.

Aseguró que “no es posible que un mafioso se esté posesionando como congresista”, por lo que instó a las instituciones correspondientes a que actúen y lo capturen.

WRadio


FARC reclama por declaraciones de Duque en caso “Santrich” que “rayan en la injuria”

El partido político de la FARC, surgido del Acuerdo de Paz de Cuba, rechazó enfáticamente las declaraciones que, horas más temprano, entregó el presidente Iván Duque sobre la posesión de Jesús Santrich como representante a la Cámara tras quedar en libertad. Según la colectividad, el primer mandatario está desconociendo las decisiones de las altas cortes alrededor del caso, especialmente, por los calificativos que usa al referirse al exlíder guerrillero.

“Rechazamos de manera enérgica y enfática las sistemáticas declaraciones del presidente de la República que rayan en la injuria contra Jesús Santrich, que prejuzgan sin fórmula de juicio y con desprecio de las garantías constitucionales a las que está obligado como jefe de Estado”, señaló la FARC. Concretamente, los excombatientes cuestionan que le sigan llamando “narcotraficante” pese a que aún cursa un proceso en contra de Santrich en el que no se le ha comprobado su responsabilidad en la comisión de delito alguno después de la firma del Acuerdo Final.

En tal sentido, reafirmaron su respaldo a las recientes declaraciones que emitieron los relatores de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU que responsabilizaron al Gobierno Duque de promover un discurso que incita a la violencia en contra de los exmiembros de las Farc. “Instamos al gobierno colombiano a que deje de incitar a la violencia contra los desmovilizados de las FARC-EP y a cumplir con las garantías que se les otorgaron durante las negociaciones en La Habana, sobre todo el respeto al derecho a la vida”, fueron las palabras de los funcionarios de dicho organismo.

Por eso, tras reiterar que, para ellos, los hechos que rodearon a Santrich no son más que una trampa para inculparlo por delitos cometidos aparentemente después del 1 de diciembre de 2016, instaron a Duque a otorgar garantías al proceso de posconflicto. “Llamamos al presidente Iván Duque a respetar las garantías constitucionales, la autonomía en independencia de los poderes, a no hacer juicios paralelos, a actuar dentro de los cursos legales y sobre todo a que no permita la proliferación de climas de odio que en nada benefician al conjunto de los colombianos”, apuntó el partido FARC.

Es de recordar que el presidente Duque, en el marco de un evento público llevado a cabo la mañana de este martes, afirmó que la posesión de Santrich como legislador es un hecho que “indigna al país”, calificando al exguerrillero de “mafioso” y “extraditable”, tras afirmar que son evidentes las pruebas que demostrarían que el hoy congresista de la FARC habría fraguado un plan para enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos con el apoyo del cartel de Sinaloa.

Lo anterior, refiriéndose al video que se hizo público en redes sociales el mismo día que la Jurisdicción Especial de Paz decidió otorgar la garantía de no extradición a Santrich por no haber recibido las pruebas de parte de la Fiscalía ni de las autoridades norteamericanas para demostrar que el exguerrillero sí delinquió. Una determinación que fue cuestionada por el primer mandatario y que lo llevó a plantear sobre la mesa la posibilidad de decretar el estado de conmoción interior para enviar al miembro de la FARC a Estados Unidos.

El Espectador


El recorrido de Santrich por el Congreso, la JEP y la Corte

El exguerrillero Jesús Santrich se puso este martes al día con tres citas que tenía aplazadas: por un lado, posesionarse como congresista, y, por el otro, comparecer ante la Corte Suprema de Justicia y la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), los dos aparatos judiciales ante los cuales debe responder por sus supuestos delitos.

El día del exguerrillero comenzó muy temprano, en el Congreso, al que arribó pasadas las 7:30 a. m. para asumir su curul como representante a la Cámara.

Santrich no se había posesionado por estar detenido y pedido en extradición por Estados Unidos por su supuesta relación con el narcotráfico después de firmado el acuerdo de paz. Luego de varias decisiones judiciales, quedó en libertad hace dos semanas y habilitado para asumir su escaño, lo cual realizó este martes.

El acto, según se lo dijeron algunos presentes a EL TIEMPO, fue sobrio, breve y sin discursos. El primer vicepresidente de la Cámara, Atilano Giraldo, se limitó a tomarle el juramento y el secretario de la Cámara, Jorge Humberto Mantilla, a leer el acta en la que quedó consignada su posesión.

Tan pronto se surtió este paso, Santrich recorrió por algunos minutos el edificio nuevo del Congreso y se dirigió a la Corte Suprema de Justicia, el alto tribunal que lo está investigando por concierto para delinquir y por narcotráfico. Allí, sus abogados manifestaron la disposición de su defendido a comparecer en el proceso que se le sigue. Igual ejercicio hicieron en la JEP.

Hacia el mediodía, el presidente Iván Duque se refirió a la posesión del ex-Farc y afirmó que era algo que indignaba al país: “Me parece que es no solamente inadmisible, sino que nos debe motivar a todos, dentro del marco del respeto institucional, a exigir que se haga justicia, porque lo que ha ocurrido con este señor es, no solamente la reincidencia, sino además el descaro de estar en una operación de narcotráfico después de la firma de ese acuerdo”.

Procurador pide celeridad a magistrados

El procurador Fernando Carrillo afirmó que no puede “aventurarse” a tomar una decisión como la suspensión del recién posesionado congresista de las Farc Jesús Santrich.

Carrillo respondió al presidente Iván Duque, que le hizo esa petición, que “hay controversia sobre la competencia del Ministerio Público en ese proceso”. Añadió que la Procuraduría apeló el fallo de la Justicia Especial para la Paz (JEP) que le concedió la libertad al exguerrillero y le pidió a la Corte Suprema que lo capture con fines de indagatoria y que lo mejor es esperar que los magistrados de las dos jurisdicciones actúen rápidamente con decisiones de fondo.

El Tiempo


VOLVER