En el último mes, 144 mil migrantes cruzaron la frontera sur rumbo a EEUU

No sé por dónde pasaron 144 mil migrantes por nuestro país, dice Sánchez Cordero

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, admitió que la frontera sur de México es muy vulnerable y que es creciente la entrada de migrantes que se dirigen a Estados Unidos, que en mayo llegaron a 144 mil.

“Esa es una cantidad que yo quiero decirles que no sé de dónde pasaron o por dónde pasaron 144 mil personas por nuestro país”, expresó la funcionaria, en entrevista posterior a la ceremonia de inicio de los trabajos para el Programa Nacional de Derechos Humanos.
Sánchez Cordero recordó que el promedio de migrantes que llegaba a Estados Unidos a través de México era de entre 30 mil y 40 mil cada mes, pero en enero empezó a crecer y “en febrero más, marzo mucho más y ya llegó a 100 mil y mayo rebasó los 140 mil”.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, previó que el número de solicitantes de asilo que Estados Unidos enviará a México para que esperen respuesta podría llegar a 50 mil en los próximos meses.

Informó que, hasta esta semana, el Instituto Nacional de Migración (INM) contabilizó poco más de 11 mil recepciones de centroamericanos en esta condición, desde el inicio de esta medida unilateral de Estados Unidos, el 29 de enero.

Encinas expuso que en semanas recientes se ha incrementado a niveles sin precedente el número de solicitantes de refugio en México.

“Teníamos una estimación original de 40 mil solicitudes de refugio y con toda seguridad se incrementará de manera importante”, dijo al advertir que, si a mayo llevaban casi 30 mil, sin duda podría ser del doble.
En cuanto a los solicitantes de asilo a Estados Unidos no hay una cifra concreta, admitió, aunque dijo que ese país ha registrado ingresos superiores a las 150 mil personas sólo mayo.

“Con ese cálculo estimamos que será muy grande el número de personas que regresarán a asentarse en la frontera norte. Calculo que en los próximos meses rebasaremos más de 50 mil personas”, agregó.

Proceso


Más de 11 mil migrantes quedan varados en en la frontera

Al menos en tres puertos de entrada de Estados Unidos a México hay más de 11 mil centroamericanos que se encuentran a la espera de que llegue el día de su audiencia en la Unión Americana para saber si les es aceptada o no la solicitud de asilo.

Todo ello bajo el esquema de los Protocolos de Protección al Migrante que impuso Estados Unidos desde enero pasado, con lo que todo aquel migrante centroamericano que sea detenido y solicite asilo en territorio estadounidense, será entregado a nuestro país para que aquí esperen el día de su audiencia.

Este programa fue rechazado por México en su momento, y advirtió que recibe a los centroamericanos por razones humanitarias a excepción de menores no acompañados y tampoco extranjeros con problemas de salud.

De acuerdo con cifras oficiales en México, entre el 2 de enero pasado y el 10 de junio de 2019 se han recibido, a través de los puertos de entrada ubicados en Tijuana y Mexicali, Baja California, además de Ciudad Juárez, Chihuahua, a 11 mil 37 centroamericanos que esperan respuesta de asilo del gobierno estadounidense.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), en lo que va del año fiscal estadounidense (1 de octubre de 2018 a la fecha) se ha detenido a más 500 mil personas de todas nacionalidades que ingresaron a su territorio de manera irregular.

El Instituto Nacional de Migración (INM) difundió que sólo por el puerto fronterizo El Chaparral, en Tijuana, Baja California, han sido entregadas 4 mil 140 personas; en la garita de Mexicali, 2 mil 502 personas y en el puente Reforma, en Ciudad Juárez, Chihuahua, 4 mil 395.

Deportaciones. En el caso de las deportaciones por parte del gobierno mexicano, sólo en cinco el instituto regresó a cerca de 500 migrantes, en su mayoría hondureños.

Del martes al viernes de la semana pasada se retornó a San Pedro Sula a 412 hondureños que permanecían en México de manera irregular y el lunes le tocó a otro grupo de 68 cubanos.

Apenas en la semana pasada más de 400 migrantes irrumpieron en el puente que separa a México de Guatemala, en Chiapas, para internarse en territorio mexicano.

Emergencia. La emergencia migratoria por la que Donald Trump amenazó con imponer aranceles a México inició debido a que más de 144 mil extranjeros lograron llegar a Estados Unidos a través de nuestro país este 2019, explicó Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de Gobernación, estimó que el gobierno estadounidense podría devolver a México a 50 mil personas que están a la espera de que su condición migratoria se regularice.

Ambos funcionarios participaron en el acto Trabajos para el Programa Nacional de Derechos Humanos 2019-2024, donde fueron entrevistados y Sánchez Cordero detalló que la cifra de extranjeros que llegaron a Estados Unidos a través de nuestro país se disparó en 2019, pues antes se tenía registrado un promedio de 30 a 40 mil migrantes que ingresaban a México.

Indicó que tratarán de revertir esta situación con visas de trabajo para los migrantes, y se respetarán sus derechos humanos. Añadió que el INM no será hecho a un lado en esta labor y trabajará de la mano con la comisión especial que encabeza Marcelo Ebrard para disminuir el flujo.

Encinas Rodríguez aseguró que ante el crecimiento de las deportaciones de Estados Unidos se optará por la protección de los extranjeros, “porque no vamos a renunciar a esto que ha sido una de las características históricas claras de la política mexicana para garantizar el asilo, el refugio y el trato digno a las personas”.

El Imparcial


Guatemala aplicara mayores medidas contra migrantes

Guatemala empezó a impedir el paso de migrantes irregulares de América, Asia y África a México y Estados Unidos, y devolvió esta semana a Honduras, como país de procedencia, a 145 cubanos, haitianos, brasileños, venezolanos, colombianos, cameruneses, angoleños y eritreos que entraron sin visa a suelo guatemalteco y pretendían seguir a territorio estadounidense.

El Instituto Guatemalteco de Migración (IGM) informó que la decisión está apegada a la legislación migratoria interna y que las deportaciones a Honduras u otras naciones de procedencia seguirán siendo aplicadas con los viajeros que, requiriendo visa, entren sin esa documentación a Guatemala.

“Se les expulsó porque entraron sin visa a Guatemala. Con excepción de los centroamericanos por los acuerdos regionales, se seguirá actuando de la misma manera con la deportación al país de procedencia”, dijo la guatemalteca Alejandra Mena, vocera del IGM.

Con una política que ejecutó hasta el pasado fin de semana, Guatemala concedió una orden de abandono del país de 10 días a los migrantes que, aunque necesitan visa, llegaron sin cumplir ese requisito, recordó el guatemalteco Carlos Wolke, defensor de las Personas Migrantes de la Procuraduría de Derechos Humanos de ese país.

Las deportaciones a Honduras “son una clara y grave violación a los derechos humanos, vulnerando gravemente la integridad y dignidad de niños, niñas, mujeres y hombres, y criminalizando la condición de ser migrante”, dijo Wolke. Por la ubicación de Guatemala, la deportación por procedencia terrestre puede ser a México, Honduras, El Salvador y Belice. Una política similar se realizará con los ingresos por aire o por mar.

Antes de ser expulsados a Honduras, los 145 fueron ubicados en un punto migratorio de la capital guatemalteca, donde se les proporcionó atención médica y psicológica, alimentación y albergue, relató Mena, al explicar que el IGM les comunicó en ese sitio “su expulsión inmediata”.

Sobre los brasileños, colombianos y venezolanos, detalló que “son hijos de padres haitianos y africanos nacidos en Brasil, Colombia o Venezuela”. Sin descartar cambios en su programa, Guatemala y EU desplegarán este mes una fuerza de agentes federales estadounidenses en suelo guatemalteco para reforzar la tarea de unos 6 mil efectivos de la Guardia Nacional de México en el combate a la migración irregular.

El guatemalteco Fernando Lucero, vocero del Ministerio de Gobernación de ese país, aclaró que “no estamos desarrollando políticas antiinmigrantes. Estamos fortaleciendo el Estado de derecho.

“Nuestro objetivo son las estructuras criminales que lucran con la necesidad de nuestros connacionales. A partir de la firma reciente del convenio se opera lo acordado”, detalló, al referirse a un pacto suscrito por EU y Guatemala para desplegar federales que ayuden a combatir los contrabandos de personas, drogas, armas y el lavado de dinero.

Palco


VOLVER