Gremios realizan nueva marcha de antorchas en defensa de la salud y la educación

Hernández contra las cuerdas: Plataforma sanitaria y educativa se suma a movilizaciones de antorchas

La Plataforma de defensa de la salud y educación anunció el jueves que se sumarán a las movilizaciones de las antorchas a partir de este viernes.

Miembros del Colegio Médico de Honduras y varios gremios magisteriales hicieron público el anuncio, horas después que el titular del régimen nacionalista Juan Orlando Hernández iniciara un diálogo con sus parciales para buscar una salida negociada a la crisis que inició hace dos meses en su afán por privatizar los sistemas sanitarios y educativos por presión de los organismos financieros internacionales.

«….En el caso del Distrito Central, se le invita a fortalecer la movilización de las antorchas, que tendrá como punto de partida los puentes de la Guadalupe, a partir de las 5:00 de la tarde”, indicaron los dirigentes a través de un comunicado.

Asimismo, lamentaron la carga policial ocurrida la mañana de hoy en la comunidad norteña de Villanueva, en la que un maestro, identificado como José Ramón Salinas, recibió un impacto de bala mientras protestaba contra el gobierno.

“Debemos lamentar lo sucedido al profesor José Ramón Salinas, docente de la escuela, Rafael Cantarero Márquez de Villanueva, departamento de Cortés”, fustigaron.

Ambos actores dejaron claro que están en primera línea, por lo que reafirmaron las acciones de presión a fin de que Hernández dé paso atrás en su afán de provocar masacres laborales.

Esta decisión marca un punto dramático en el pulso que han tomado los manifestantes y el gobierno, por lo que el conflicto adquiere otra dinámica que coloca al inquilino del palacio José Cecilio del Valle contra las cuerdas en su debilitada gestión.

Confidencial 


El verdadero diálogo está en las calles y exige la salida de Hernández

Mientras el gobierno instalaba este jueves un supuesto diálogo con grupos afines, miles de hondureños protestaban en las calles exigiendo la salida del gobernante, Juan Hernández, por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

La nueva crisis en Honduras inició en abril pasado con la movilización de docentes, médicos y personal de la salud, que exigían la no privatización de la salud y la educación. Sin embargo, desde hace dos semanas se comenzó a gestar un movimiento social que exige la salida de Hernández.

Este jueves nuevamente las calles de Honduras se convirtieron en el epicentro de protestas que han dejado varios heridos en diferentes puntos del país, tras represiones policiales y militares.

En Tegucigalpa se efectuó una asamblea en la que los docentes del departamento de Francisco Morazán demandaron la suspensión de labores, la toma de carreteras, entre otras medidas de presión ante el gobierno.

Las demandas fueron presentadas ante la coordinación de la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, que al no asistir al diálogo, instalado por el gobierno ha convocado a las bases de los docentes, médicos y personal de la salud, a un diálogo alternativo ciudadano que se instalará el martes 18 de junio.

La fiscal del Colegio Médico de Honduras y líder de la Plataforma, Ligia Ramos, apuntó que mientras se desarrolle el diálogo alternativo ciudadano, la lucha en las calles a nivel nacional no parará.

En tanto el presidente del Colegio de Pedagogos de Honduras (Colpedagogosh) y líder de la Plataforma, Edwin Hernández, dijo que el movimiento social que se ha armado en Honduras en las últimas semanas, con la incorporación del pueblo hondureño en las calles, “definitivamente va a la victoria”.

Hernández apuntó que actualmente el diálogo de los hondureños se está gestando en las calles, que es donde está el poder popular y donde la gente está pidiendo un verdadero sistema de salud y educación pública y la salida del gobernante hondureño.

Adelantó que el gobierno gastará millones para decir que el diálogo es un éxito y vaticinó, además, que más adelante vendrá una campaña de amenazas sobre cárcel contra quienes sigan protestando en las calles.

Hernández apuntó que las condiciones de la Plataforma pasan por la liberación de los presos políticos, cese a la represión y el nombramiento de un mediador internacional sin conflicto de intereses. Sin embargo, aclaró que el diálogo alternativo y ciudadano no será “un diálogo tipo Almagro (Luis Almagro, secretario general de la OEA). No va a ser un diálogo a los que está acostumbrado el Estado, sino que tiene que ser un diálogo en busca de mejorar el sistema de salud y el sistema de educación”.

En ese mismo orden estableció que ni la Organización de Estados Americanos (OEA) ni la Organización de las Naciones Unidas (ONU) tienen el prestigio necesario para establecer el diálogo que necesita Honduras.

Añadió que la apatía en la OEA y ONU es porque en el pasado reciente impusieron en la presidencia a Juan Hernández.

La Plataforma propone como conductor del diálogo a un especialista en políticas públicas y derechos humanos, con neutralidad e independencia.

Criterio


VOLVER