Honduras: al menos tres asesinados por la represión en protestas contra el presidente Hernández

10

Asciende a 3 la cifra de muertos por represión en Honduras

La cifra de muertos a causa de la represión en Honduras ascendió a tres, tras conocer de del fallecimiento del joven, Eblin Noel Corea Maradiaga de 17 años en la localidad de Yarumela, departamento La Paz.

De acuerdo a las primeras informaciones, Corea Maradiaga murió tras ser impactado por un arma de fuego cuando protestaba contra el presidente Juan Orlando Hernández.

Más temprano se reportaron la muerte de Luis Enrique Maldonado. (28 años) y Erick Peralta (38 años) por disparos durante las manifestaciones en la capital hondureña en demanda de la renuncia del presidente Hernández, informaron las autoridades.

Las muertes se registraron durante la actuación de policías y militares para reprimir los incidentes en los que miles de personas bloquearon calles de Tegucigalpa.

Desde finales de abril, Honduras atraviesa una compleja situación política y social, con cientos de miles de ciudadanos movilizados en las calles de las principales ciudades del país exigiendo distintas reivindicaciones.

Para hacer frente a las ola de manifestaciones y marchas el presidente Hernández convocó una reunión este jueves del Consejo de Seguridad, integrado por los líderes de los tres poderes del Estado, Fuerzas Armadas y policía, para adoptar acciones contra los manifestantes.

Médicos y profesores iniciaron el 26 de abril un plan de lucha contra las reformas al sector educativo y salud, que denuncian vienen a terminar con las conquistas laborales y abren la posibilidad de privatizaciones en el sector público.

Con paros nacionales consecutivos y multitudinarias movilizaciones en Tegucigalpa, el movimiento fue tomando volumen en sus bases hasta confluir en la conformación de la Plataforma para la Defensa de la Salud y Educación Pública.

Los conflictos de Honduras se agudizaron con un paro de transportistas que provocaron escasez de combustibles y un paro policial.

Telesur


Hernández ordena el despliegue militar y policial en toda Honduras

El jefe de gobierno de Honduras, Juan Hernández, anunció este jueves el despliegue militar y policial a nivel nacional para contener la indignación de los ciudadanos, que a través de protestas callejeras exigen su salida por suponerlo responsable de actos de corrupción y de tener nexos con el narcotráfico.

Hernández argumentó la medida a acciones de violencia, vandalismo y saqueos a tiendas y comercios, registrados en las últimas horas

“Se ha tomado la resolución de instruir el despliegue nacional de las Fuerzas Armadas, policía, inteligencia y los órganos que dependen del Poder Ejecutivo para garantizar el derecho a la libertad de locomoción, libre tránsito, pero también a la protección de la propiedad privada, propiedad pública, y desde luego, la protección a la integridad física de los hondureños, a la vida de los hondureños”, dijo Hernández en una comparecencia ante medios de comunicación.

El gobernante hizo el anuncio en el marco de una reunión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, que él mismo preside y que se ha declarado en sesión permanente, dejando establecido que de momento se analiza la adopción de una serie de medidas legales a fin de establecer una política de Estado “para ser más efectivos”.

En el marco de esas medidas no se descarta la suspensión de las garantías constituciones, como ocurrió en diciembre de 2017 cuando en el marco de las denuncias de un fraude electoral se declaró un toque de queda para contener las manifestaciones.

Durante la comparecencia mediática, el titular del Poder Ejecutivo enfatizó que las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y los demás entes de seguridad y defensa, se han desplegado a nivel nacional y seguirán en la misma línea.

La reunión del Consejo Nacional de Defensa y Seguridad surge a raíz de que elementos policiales, aglutinados a las unidades élites de la institución uniformada (Tigres y Fuerzas Especiales) se declararan en paro, denunciando violaciones a sus derechos y abusos por parte de sus autoridades. Los policías manifestaron el miércoles, mediante un comunicado, que no reprimirán a la población que se manifieste en las calles porque las protestas son justificadas.

Anoche cuando la ciudadanía se decantó en las calles, las fuerzas de seguridad del Estado reaccionaron de manera violenta, dejando un saldo de al menos dos víctimas morales y dos decenas de heridos.

Honduras viene enfrentando una crisis de ingobernabilidad que se acentuó con las elecciones de noviembre de 2017, por un fraude electoral y por la violación de la Constitución de la República, que prohíbe la reelección presidencial.

Hernández, sigue a merced de una crisis de legitimidad y en medio de dos diálogos: uno gestado por él mismo con sectores afines y otro liderado por la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación, integrado por los docentes, médicos y personal de la salud, con el respaldo de la mayoría de los hondureños, que exige un sistema sanitario y educativo gratuito y de calidad. La exigencia comenzó para hacerle frente a un proceso privatizador de la salud y la educación, iniciado en los últimos nueve años.

En medio de la lucha por la salud y educación, que inicio desde abril, los ciudadanos han seguido exigiendo, mediante protestas, la salida de Hernández.

Tinte político

El gobernante dijo hoy que las protestas tienen tintes políticos. “Es muy claro que existe una vinculación entre actores fuera de las instituciones estatales relacionados con temas políticos, incidiendo en atacar la economía nacional y también generado estos brotes, estos problemas”.

Criterio


Mel llama a seguidores de Libre “a evitar confusiones y pausas” y les pide seguir en protestas

El coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya Rosales, llamó a su militancia a “evitar confusiones y pausas” y continuar manifestándose en todo el país.

Mediante un comunicado que colgó en sus redes sociales, Zelaya interpretó que “la movilización del pueblo hondureño ha alcanzado un punto inédito en nuestra historia”.

“El paro de un sector de la Policía y el paro del transporte, no debe llamar a confusiones, ni pausas. Debemos anticipar, que estos reclamos la dictadura los resuelve mediante el uso de engaños, sobornos, chantajes o el uso de la fuerza”, reza el escrito.

Mel alertó que está en desarrollo una campaña desmovilización y desprestigio contra quienes se mantienen en protestas, y culpó a Estados Unidos como el que dirige esa táctica “con el fin de rendir y hacer claudicar la heroica lucha insurreccional del pueblo”.

A renglón seguido, Libre hace un llamado a todo el pueblo, sin distingo de colores políticos, a mantenerse movilizados en forma pacífica, evitando neutralizar y prevenir acciones de saqueo, vandalismo y destrucción.

Para concluir el escrito, Mel Zelaya responsabiliza a las Fuerzas Armadas por cualquier atentado contra la integridad física contra quienes se movilizan y protestan.

A continuación el comunicado difundido por Libre:

Proceso


Policías suspenden paro tras llegar a acuerdo con la Secretaría de Seguridad

Tras una larga reunión en la que mediaba el titular del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, que se realizaba anoche entre los miembros de la Dirección Nacional de Fuerzas Especiales (DNFE), finalmente los Policías llegaron aun acuerdo con la Secretaría de Seguridad y se comprometieron a suspender el paro que mantenían desde el martes pasado.

Los miembros de esta fuerza élite de la Policía Nacional nombraron a representantes para que dialogara con las autoridades policiales encabezadas por el comisionado Leonel Sauceda y Orlin Cerrato, inspector general de la Policía Nacional.

A través de las páginas oficiales del Conadeh en las redes sociales, se informaba que estaban en reunión a fin de buscar soluciones a la problemática.

Mientras eso sucedía, anoche se informó que en las afueras del cuartel de la 21 de Octubre se enfrentaban los agentes en paro con miembros de la Policía Militar que intentaron desalojar el recinto policial. Trascendieron videos en los que se escuchan disparos.

Tras varias horas de negociación, ayer policías llegaron a un acuerdo con las autoridades.

Cronología

1El primer movimiento de esa fuerza policial, antes Cobras, ocurrió el 4 de diciembre de 2017, mes en que se firmó un acta..

2En ese entonces, los policías recibieron la solidaridad de muchos hondureños.

3El martes anterior, los Tigres sorprendieron con una nueva rebelión, en este caso haciendo disparos y lanzando gas lacrimógeno.

3El miércoles pasado, autoridades superiores buscaron un acercamiento y fueron despedidos con gas.

Otros intereses. Más temprano, el presidente Juan Orlando Hernández manifestó que la unidad Tigres fue infiltrada por fuerzas extrañas a la institución.

“En esto no me extrañaría que estén involucrados policías depurados. Son un grupo reducido los que están en esto”, enfatizó el gobernante en horas de la mañana.

En la tarde, en una comparecencia de prensa en la Casa Presidencial, Hernández fue más directo al señalar que detrás de ese movimiento también hay grupos políticos que los están azuzando.

Los efectivos integrantes de la unidad élite Tropas de Inteligencia y Grupo de Respuesta Especial de Seguridad (Tigres), demandan a la institución policial mejores condiciones de trabajo, respeto a sus derechos humanos e investigación de casos de acoso sexual a varias de sus compañeras, entre otras exigencias.

Didadpol está vigilante. El titular de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (Didadpol), Allan Argeñal, expresó en una entrevista que “estamos vigilantes y recolectando toda evidencia que nos permita identificar quiénes han creado inestabilidad dentro de la Policía”.

“Vamos a ser muy enérgicos en aplicar lo que establece el artículo 109 numerales 10 y 11 de la Ley de la Carrera Policial”, añadió el funcionario.

El numeral 10 invocado por Argeñal refiere que serán sancionados los que promuevan o participen en suspensiones colectivas de labores de cualquier naturaleza. El jefe de la Didadpol indicó que si logran documentar la gravedad del comportamiento de los policías, recomendarán el despido de estos , sin perjuicio de las acciones penales que procedan.

Ciprodeh fue propuesto como intermediario de los policías

TEGUCIGALPA. Los policías de fuerzas especiales que se mantienen en rebeldía, solicitaron ayer al director del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh), Wilfredo Méndez, que sirva como intermediario en las negociaciones con las autoridades de la Secretaría de Seguridad.
Méndez se reunió por varias horas con los policías en su cuartel de la colonia 21 de Octubre y les prometió dar una respuesta en las próximas horas.

El defensor de los derechos humanos, dijo que pidió ese compás de espera para analizar bien la situación, ya que en el conflicto de diciembre de 2017 él desempeñó el papel de garante y el acuerdo no se cumplió.
Explicó que, por un lado, el alto mando policial no atendió en su totalidad las demandas de la tropa, y por otro lado, estos incumplieron su promesa de no reprimir al pueblo.

La Prensa


VOLVER
Más notas sobre el tema