Informe de la ONU determina que Colombia produce cerca del 70% de la cocaína mundial

Colombia produce cerca del 70% de la cocaína mundial: ONU

Impulsada por una fuerte alza en Colombia, la producción mundial de cocaína marcó un nuevo récord en 2017, superando por un 25% el anterior de 2016, indicó este miércoles en su informe anual la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito.

Plantaciones en lugares remotos y nuevas bandas criminales empujaron a Colombia a ser el principal productor mundial, a pesar de los esfuerzos por alejar a las comunidades rurales del cultivo de coca luego del acuerdo de paz con la guerrilla de las Farc.

“Por supuesto se trata de una mala noticia. Es una mala noticia para los países productores. Lo que está pasando en Colombia es preocupante”, dijo Angela Me, jefa de investigación de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), con sede en Viena.

El informe afirma que el salto en la producción “estuvo mayormente liderado por el incremento de la elaboración de cocaína en Colombia, que produce cerca del 70% de la cocaína mundial”.

En la década de 2008 hasta 2017, se registró un aumento del 50% en la producción, alcanzando un récord de 1.976 toneladas dos años atrás, según el informe, que se basa en las cifras de los sistemas nacionales de monitoreo. En el mismo periodo de 10 años, la cantidad de cocaína incautada a nivel mundial subió un 74 por ciento.

En 2017, las autoridades interceptaron una cantidad récord de la droga: en total se incautaron 1.275 toneladas, un 13% más respecto del año pasado.

“Esto sugiere que las fuerzas de seguridad se han vuelto mas eficaces y que el reforzamiento de la cooperación internacional podría haber ayudado al aumento de las incautaciones”, explica el estudio.

Cerca del 90% de las incautaciones tuvieron lugar en el continente americano. Colombia sola secuestró el 38% del total a nivel mundial en 2017.

La producción de cocaína en algunas áreas del centro de Colombia cayó tras el acuerdo de paz de 2016 con las Farc, ya que las autoridades ofrecieron a los campesinos alternativas al cultivo del arbusto de coca.

Pero el informe señala que desde entonces Colombia ha visto más cultivo de coca, con nuevas tierras, a menudo muy lejos de las grandes ciudades, y grupos criminales que se han movido a zonas que antes controlaba la guerrilla.

l estudio presenta cifras de 2018 para la producción global de opio, que había marcado un récord en 2017.

La sequía en Afganistán ha ayudado a una caída del 25% de la producción, que fue de unas 7.790 toneladas en 2018. El exceso de producción en los años anteriores también habría provocado una baja de los precios.

UNODC también subió drásticamente su estimación del número de personas que tiene problemas por el uso de drogas y necesita tratamiento, luego de llevar a cabo encuestas en India y Nigeria, dos de los países más poblados del mundo.

A nivel mundial, unas 35 millones de personas tenían problemas de drogas en 2017, cerca de 4,5 millones más que la estimación anterior.

“Mucha más gente necesita tratamiento de lo que pensábamos anteriormente. Seis de cada siete no reciben el tratamiento que necesitan”, señaló Me, agregando que UNODC podría revisar sus cifras nuevamente si tuviera acceso a los datos de China.

La crisis de los opioides de América del Norte también alcanzó un nuevo récord en 2017, con más de 47.000 muertes por sobredosis con esa sustancia en Estados Unidos, según el informe.

UNODC estima que había 53,4 millones de consumidores de opioides en 2017, un 56% más que en 2016, una cifra también apoyada por las encuestas en India y Nigeria.

El fentanilo y los analgésicos similares siguen siendo un gran problema en América del Norte. Mientras tanto, en África del Norte, Central y Occidental la plaga es el tramadol.

Las incautaciones mundiales de opioides sintéticos pasaron de menos de 10 kilogramos en 2010 a casi nueve toneladas en 2013 y un récord de 125 toneladas en 2017.

Aumenta la cifra de muertos

Naciones Unidas también elevó su estimación de muertes vinculadas al consumo de drogas en el mundo hasta unas 585.000 en 2017, frente a los 450.000 fallecimientos que calculó que se produjeron en 2015.

El aumento de los fallecidos se deben a nuevos datos procedentes de India y Nigeria, dos de los países más poblados del planeta.

Los expertos de la ONU realizan sus estimaciones con datos procedentes de los estados miembros y con estudios propios, pero reconocen que siguen faltando datos, sobre todo, de numerosos países en desarrollo.

En 2017 unos 271 millones de personas – el 5,5 % de la población mundial de 15 a 64 años *- consumió drogas, una cifra similar a la del año anterior, pero un 30 % mayor a la del año 2009.

Aunque ese aumento se debió en parte al crecimiento del 10 % en la población mundial de esa franja de edad, los datos muestran ahora una mayor prevalencia del consumo de drogas en casi todo el mundo, según la ONUDD. La droga más consumida en el mundo sigue siendo el cannabis, con unos 188 millones de personas.

El informe estima, con los nuevos datos procedentes de India y Nigeria, que la cantidad de usuarios de opioides es ahora de unos 53 millones, un 56 % más que los cálculos del año pasado.

Los opioides y opiáceos, como la heroína, son las drogas más letales, de ahí la revisión al alza de los fallecimientos. También se ha aumentado la cifra de personas con trastornos graves derivados del consumo de estupefacientes, que pasan ahora de 30,5 millones a unos 35 millones en todo el mundo.

“Los opioides son responsables de dos tercios de los 585.000 fallecimientos como resultado del consumo de drogas en 2017”, señala el documento de Naciones Unidas.

Al tratarse de drogas inyectables, en las que se utilizan a veces jeringuillas contaminadas, son también peligrosas por contagiar enfermedades como la hepatitis C o el HIH/Sida. “A nivel mundial, 11 millones de personas se inyectaron drogas en 2017, de las cuales 1,4 millones viven con VIH/Sida y 5,6 millones con hepatitis C”, indica el documento.

Sólo en América del Norte se contabilizan más de 50.000 muertes por sobredosis de opioides en 2017, de ellas unos 47.000 en EEUU, un 13 % más que el año anterior, mientras que en Canadá el numero de fallecidos alcanzó los casi 4.000, un tercio más que en 2016.

“Los hallazgos del Informe Mundial sobre las Drogas de este año completan y complican aún más el panorama global de los desafíos que afrontamos”, reconoce el director ejecutivo de la ONUDD, Yuri Fedotov, en el prólogo del informe.

La producción y consumo de estimulantes sintéticos como las anfetaminas o el “éxtasis” también se encuentran al alza. En el mundo hay unos 29 millones de consumidores de anfetaminas y estimulantes análogos, mientras que existen unos 21 millones de personas que usan “éxtasis”, precisa la ONU.

El precio a la baja de estas sustancias y el incremento de los decomisos apuntan a una mayor producción y demanda, especialmente en Asia, donde es la droga más consumida.

El número de consumidores de cocaína se mantiene estable en unos 18 millones, un 0,4 % de la población adulta mundial.

El Espectador


Resumen ejecutivo del informe anual la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito


VOLVER