La Corte Internacional de Justicia resolverá la disputa territorial entre Guatemala y Belice

Guatemala y Belice dirimirán su diferendo territorial ante la CIJ

Guatemala y Belice dirimirán ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) su antigua disputa fronteriza que empezó hace más de dos siglos, indicó este miércoles el tribunal con sede en la Haya.

En 2008 los dos países centroamericanos decidieron llevar el caso ante este tribunal de la ONU pero ambos países tenían que esperar hasta organizar sendos referendos sobre la cuestión.

Guatemala reclama a Belice unos 11 mil 030 km² de territorio, así como centenares de islas e islotes, casi la mitad del territorio beliceño.

La CIJ confirmó este miércoles en un comunicado que analizará la disputa pero no dio fechas para las audiencias, en un caso que podría tardar años en resolverse.

La disputa se remonta a 1783, cuando España –que entonces colonizaba lo que hoy es Guatemala– dio a esos territorios en concesión a Inglaterra para que explotara madera.

El conflicto ha ocasionado que Guatemala y Belice atraviesen momentos críticos, principalmente por la muerte de campesinos guatemaltecos a manos de las fuerzas de seguridad beliceñas acusados de de ingresar ilegalmente en su territorio.

Posponen reunión

A mediados de mayo, Guatemala y Belice aplazaron una reunión programada para coordinar las acciones necesarias para llevar su antigua disputa fronteriza a la Corte Internacional de Justicia (CIJ), tras las consultas populares en las que aceptaron elevar el caso a esa instancia.

Aclaró que no se había definido una nueva fecha para la reunión entre los cancilleres Sandra Jovel, de Guatemala, y Wilfred Erlington, de Belice.

El encuentro tiene como objetivo “realizar coordinaciones sobre la implementación del acuerdo especial entre Guatemala y Belice para someter el reclamo territorial, insular y marítimo a la CIJ”, según un comunicado oficial.

Publi News


La Corte Internacional de Justicia resolverá la disputa territorial entre Guatemala y Belice

La Corte Internacional de Justicia, principal órgano de judicial de las Naciones Unidas, resolverá la disputa territorial que Guatemala mantiene con Belice, según un comunicado emitido por el tribunal.

El 8 de diciembre de 2008, los dos Estados firmaron un compromiso “para presentar el reclamo terrestre, insular y marítimo de Guatemala a la Corte Internacional de Justicia”, posteriormente enmendado por un protocolo concluido el 25 de mayo de 2015.

“Las partes solicitan a la Corte que se pronuncie, de conformidad con las normas aplicables de derecho internacional según lo especificado en el párrafo 1 del artículo 38 de su Estatuto, sobre todas las reclamaciones legales que Guatemala mantiene contra Belice en ciertos territorios terrestres e insulares y en cualquier espacio marítimo generado por ellos, y decida cuáles son los derechos de las dos partes en estos territorios y espacios, determinando sus respectivos límites”, señalan los dos primeros artículos del acuerdo entre ambas naciones.

El acuerdo establece que el procedimiento “constará de dos etapas, una que trata de la presentación de comunicaciones escritas y la otra sobre la celebración de audiencias”. Además, especifica los plazos para la exposición de alegaciones.

Además, las partes se compromenten a aceptar “la decisión del Tribunal como definitiva y vinculante” y “a cumplirla y ejecutarla de manera plena y de buena fe”.

En particular, acuerdan establecer, dentro de los tres meses posteriores a la fecha de la sentencia de la Corte, la composición y los términos de referencia de una comisión binacional para demarcar sus fronteras de acuerdo con la decisión de la Corte. Si no llegan a un acuerdo de este tipo dentro de tres meses, las partes pueden solicitar al Secretario General de la Organización de los Estados Americanos que designe a los miembros de la comisión binacional y que defina los términos de referencia para ese panel.

Antes de someter su disputa a la Corte, Guatemala y Belice organizaron referendos entorno a la siguiente pregunta: “¿Está de acuerdo en que cualquier reclamo legal de Guatemala contra Belice relacionado con territorios terrestres e insulares y cualquier área marítima generada por ellos se presente a la Corte Internacional de Justicia para su solución definitiva y que esto delimita definitivamente los respectivos territorios y espacios de las partes? ”

Mediante un referéndum celebrado el 15 de abril de 2018, la población guatemalteca aceptó que la disputa se sometiera a la Corte, mientras que los habitantes de Belice lo hicieron en un referéndum celebrado el 8 de mayo de 2019.

El Tribunal ahora se ha ocupado de la disputa.

Noticias ONU


Guatemala / Belice: Corte Internacional de Justicia (CIJ) anuncia inicio del procedimiento

Este 12 de junio, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha anunciado que fue solicitada por ambos Estados, Guatemala y Belice para examinar el diferendo territorial que se mantiene desde la proclamación de independencia de Belice en 1981 (conocido antiguamente como “Honduras británico“).

En el comunicado dado a conocer (véase texto en francés y en inglés), la CIJ indica que ambos Estados han solicitado de forma conjunta a la CIJ definir la controversia fronteriza, insular y marítima que mantienen.

Si bien el sometimiento de forma conjunta no es del todo ajeno a la práctica de la CIJ (véase por ejemplo, en América Latina, el compromiso firmado en Lima (Perú) entre El Salvador y Honduras en 1980, que permitió a la CIJ zanjar su controversia territorial, marítima e insular en 1992), sí lo es el que ambos Estados recurrieran a un referendum en forma separada para decidir someter (o no) su disputa a la justicia internacional: un referendum en Belice que fue organizado el 8 de mayo del 2019 decidió someter la contoversia a la CIJ, precedido por otra consulta realizada en Guatemala en abril del 2018 arrojando un resultado similar.

El compromiso suscrito entre ambos Estados en el 2008 está disponible en este enlace. En mayo del 2015, ambos Estados suscribieron un texto adicional, disponible en este enlace.

Con este anuncio por parte de la CIJ, una de las controversias más antiguas del hemisferio americano queda sometida al examen del juez internacional, lo cual debiera de ser saludado y celebrado por parte de la comunidad internacional.

El hecho que la disputa haya sido objeto de un acuerdo conjunto para someterla al juez internacional también debiera serlo, dada la inclinación de algunos Estados de recurrir de forma unilateral a la justicia de La Haya, algunas veces sin tan siquiera intentar negociar previamente una solución a su disputa.

Recientemente tuvimos la ocasión de referirnos a otra (antigua) controversia irresuelta entre Venezuela y Guyana, en la que Venezuela reiteró oficialmente su negativa a comparecer ante el juez internacional (véase nuestra breve nota al respecto de abril del 2019 titulada “El reciente comunicado en el que Venezuela reitera formalmente a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que no comparecerá ante ella: algunos apuntes“).

Derecho Internacional Público Costa Rica


VOLVER