La Corte Suprema ordena expulsar a familias migrantes con hijos e hijas nacidas en el país

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) presentó ante el máximo tribunal de justicia del país, un recurso de amparo para evitar la expulsión de personas extranjeras que, residiendo en Chile, tuvieron hijos o hijas dentro del territorio nacional. Este antecedente no fue tomado en cuenta por la corte y el recurso fue rechazado por la Suprema. Ni siquiera se consideraron los casos en que se presentó la documentación correspondiente, que acredita la nacionalidad chilena del niño o niña.

Según Diario U Chile, varias organizaciones no gubernamentales han denunciado la situación que deben enfrentar adultos e infantes extranjeros, pues la medida contempla la expulsión del país de todo el grupo familiar. El argumento de la Corte Suprema para rechazar el recurso presentado por el INDH, es que la autoridad administrativa ya había considerado este factor al momento de evaluar los casos y dictar una sanción.

“Pese a los vínculos familiares, este arraigo o el interés superior del niño no resultan suficientes para dejar sin efecto la medida de expulsión, incluso si existiese algún integrante menor de edad con nacionalidad chilena“, se lee en el fallo del organismo judicial.

Alexis Aguirre, coordinador de litigación especializada del INDH, conversó con el mismo medio sobre la situación y estableció que la resolución de la corte es desproporcionada y no toma en cuenta el bienestar y los intereses del niño o niña.

“No se ha tomado en cuenta algo fundamental que es el interés superior del niño, en el sentido que la medida de expulsión no solamente afecta al extranjero que es obligado abandonar el país, sino también al grupo familiar, donde se incluye a niños con nacionalidad chilena”, expresa el litigante.

Así también, la Defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, señaló que solicitó más antecedentes al gobierno, para revisar de qué manera se están llevando a cabo estos procesos de expulsión y así poner en conocimiento al INDH sobre cualquier violación a los derechos del niño. Mientras, desde la Coordinadora Nacional de Inmigrantes calificaron la medida como un “exilio forzado a niños chilenos hijos de migrantes”, y aseguraron que la expulsión de las madres de estos infantes es ilegal, razón por la cual, representantes de la organización presentarán una denuncia ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El Desconcierto