Muerte del padre salvadoreño y su hija: para ACNUR, “evidencia el fracaso político frente a los desafíos migratorios”

ACNUR lamenta muerte de dos migrantes ahogados en el río Bravo

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) aseguró que tragedias como el ahogamiento de dos migrantes centroamericanos en el río Bravo, en la frontera méxico-estadounidense, evidencian el “fracaso” político para hacer frente a los desafíos migratorios”.

La entidad de Naciones Unidas ha expresado su pesar por la “desoladora” foto que muestra los cadáveres de un hombre salvadoreño y su hija de casi dos años a orillas de la afluente que divide a México y Estados Unidos.

Sobre el caso, la embajada de El Salvador se hará cargo de los gastos de repatriación de los cuerpos del migrante Óscar Alberto Martínez Ramirez y su hija Valeria, quienes murieron ahogados cuando intentaban cruzar la frontera.

Las imágenes de padre e hija abrazados mientras permanecen boca abajo en el agua, detonaron una oleada de indignación ante la tragedia del fenómeno migratorio.

En un tuit, ACNUR que la muerte de Oscar y Valeria representa un fracaso para abordar la violencia y la desesperación que empuja a las personas a emprender viajes peligrosos con la perspectiva de una vida segura y digna.

Así, sin alternativas para “buscar protección”, las personas “no tienen más opción que arriesgar sus vidas”, indicó el máximo responsable de la agencia, Filippo Grando, en un comunicado en la página web de la ACNUR.

La prensa internacional se ha hecho eco de la tragedia ante la consternación del drama migratorio que se ha recrudecido ante el endurecimiento de las medidas impuestas por el gobierno del presidente estadunidense Donald Trump para las personas que solicitan asilo.

Miles de personas provenientes de Centroamérica, que salen de sus hogares obligadas por las condiciones de violencia que atraviesan en sus respectivos países y las faltas de oportunidades económicas, se enfrentan ahora a las duras restricciones impuestas por Washington.

La escena recuerda la muerte del pequeño niño migrante sirio que se ahogó en septiembre de 2015, tras naufragar la embarcación que lo transportaba en las costas de Turquía.

Esta tragedia ocurrió la tarde del domingo cerca de la ciudad de Matamoros, en Tamaulipas, entidad agobiada por la llegada de cientos de migrantes centroamericanos que huyeron de la pobreza y la violencia.

El incidente en la frontera entre México y Estados Unidos se produjo en el marco de denuncias sobre las deplorables condiciones en las que se encuentran niños migrantes en un centro de detención de El Paso, Texas, que han despertado denuncias e indignación internacional.

ACNUR pidió a todos los países de la región que adopten pasos urgentes y coordinados para evitar que se repitan incidentes similares.

También expresó su disposición a colaborar con Estados Unidos para mejorar la atención de los solicitantes de asilo a ese país y atender las “condiciones” en las que se encuentran retenidos en este país, según un comunicado.

Telesur


Cuerpos de Óscar y Valeria regresan a El Salvador

Este miércoles los cuerpos de Óscar y la pequeña Valeria, ahogados en el Río Bravo durante el fin de semana, viajaron vía terrestre de Matamoros Tamaulipas a Monterrey Nuevo León, para posteriormente ser repatriados vía aérea a El Salvador.

El delegado del Instituto Tamaulipeco del Migrante (ITM) en Matamoros, Enrique Maciel, aseguró que “el traslado -será- a Nuevo León y de Nuevo León vía aérea a El Salvador”.

Por indicaciones de la cancillería salvadoreña Tania Vanessa Ávalos, esposa y madre de las víctimas, viajó en este mismo vuelo que partió ayer hacía Centroamérica, de donde salieron en abril con la mira puesta en Estados Unidos.

Fue el pasado domingo que Óscar y Valeria fueron arrastrados por las embravecidas aguas del Río Bravo para ser localizados ahogados y abrazados la mañana del lunes a orillas del afluente en Matamoros.

La imagen ha dado la vuelta al mundo, generando gran conmoción ante la imagen que es comparada con la de Aylan Kurdi, el bebé de solo tres años muerto en playas turcas al naufragar la barcaza en la que viajaba mientras intentaba llegar, también como migrante, a la isla de Kos, en Grecia.

DOLOROSA REPATRIACIÓN

La afectación por esta tragedia mantiene a Tania, esposa de Óscar y madre de Valeria, en una terrible depresión bajo cuidados psicológicos por parte de especialistas de la Secretaría de Salud de Tamaulipas.

“Esta afligida, el proyecto de vida de ella con este acontecimiento se le acabó, es su esposo, es su única hija de un año once meses, la entendemos nosotros en el sentido que no quiere dar una declaración” dijo el funcionario tamaulipeco, quien precisó que “está sufriendo, es un sueño que tenían de salir adelante como familia los tres y regresa ella sola con los cuerpos de su familia, adolorida”.

La misma Tania ha solicitado a las autoridades de Tamaulipas privacidad en este proceso “y nosotros lo comprendemos, siempre han sido respetuosos -los medios de comunicación- y lo entienden, ahorita la postura de ella es triste”.

La ayuda psicológica es otorgada por personal de la Secretaría de Salud de Tamaulipas a la mujer que permanece en la Casa del Migrante en Matamoros, “está en pláticas permanentes con psicólogos de manera permanente están al 100% con ella no la han dejado ningún momento sola”.

La Prensa Gráfica


Tras la amenaza de Trump, las detenciones de migrantes en México rompen récord

A una semana de que termine junio, el número de migrantes indocumentados detenidos este mes por México ya es un récord histórico.

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó a Animal Político que, al corte del 24 de este mes, detuvo a 23 mil 917 personas que entraron al país de manera irregular, principalmente hondureños, guatemaltecos y salvadoreños.

Para encontrar una cifra superior hay que remontarse 13 años atrás, hasta febrero de 2006, cuando México detuvo a 24 mil 892 migrantes indocumentados con Vicente Fox como presidente.

De hecho, el dato de capturas de migrantes de este junio de 2019 es el tercero más alto en toda la historia de México, desde que se inició el registro oficial en el año 2002, según consta en el portal de estadísticas de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Este nuevo récord histórico tiene lugar tan solo unas semanas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer 5% de aranceles si el gobierno de López Obrador no frenaba la migración indocumentada que busca cruzar a su país.

El dato más reciente de este mes de junio supone un aumento de 239 capturas en comparación con mayo (1%), el mes que hasta hace unos días tenía el récord de capturas de migrantes en lo que va del nuevo gobierno de López Obrador.

Esta cifra de 23 mil 917 detenciones de junio refleja, además, un aumento de hasta 150% en comparación con junio del año pasado, cuando en ese entonces México detuvo a 9 mil 577 migrantes.

O en otras cifras: México pasó de detener a 308 migrantes por día en junio del año pasado, a 771 diarios en el presente mes.

Y si la comparativa se hace con junio de 2017, cuando se reportó 7 mil 471 detenciones, el crecimiento en 2019 es todavía más grande: las capturas aumentaron hasta 220%.

De hecho, en tan solo siete meses de nuevo gobierno (diciembre 2018-junio 2019) México ya capturó a 105 mil 834 migrantes indocumentados, superando las cifras de todo 2017 (93 mil 846), y quedándose ya cerca de las detenciones de todo 2018 (138 mil).

En cuanto a los menores migrantes, las estadísticas de 2019 también apuntan a que se produjo un aumento notable: hasta el mes de abril van 15 mil 208, un 53% más que en 2018.

Animal Político


México y Guatemala analizan medidas para regular migración

La Secretaría de Relaciones Exteriores informó anoche que funcionarios del Gobierno de México sostuvieron ayer una reunión de trabajo con representantes del gobierno de Guatemala en Ciudad Hidalgo, Chiapas, para analizar las medidas necesarias para regular y ordenar el tránsito de personas entre ambas naciones.

En este contexto, el general de brigada Vicente Antonio Hernández, jefe de la Guardia Nacional en el Sur, explicó que los extranjeros que ingresan al país, deben contar con su documentación en regla y en caso de no acreditar su legal estancia en el suelo nacional, serán conducidos a las estaciones y estancias migratorias del Instituto Nacional de Migración (INM); para iniciar el procedimiento administrativo respectivo.

La delegación mexicana estuvo encabezada por Francisco Garduño Yáñez, comisionado del INM; el general de brigada Vicente Antonio Hernández, jefe de la Guardia Nacional en el Sur; Julio César Sánchez Amaya, director general de Asuntos Especiales de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y Salim Ali Modad González, director general adjunto para Frontera Sur y Migración Regional de la misma Secretaría.

Garduño Yáñez, aseguró que se contempla una gestión transparente “para evitar que funcionarios se coludan con traficantes de personas.”

La delegación de México ofreció mantener reuniones periódicas para intercambiar información sobre las medidas que implementará para ordenar la frontera sur.

La Jornada