Paro de 48 horas en Haití exige la renuncia del presidente Moise

Huelga paraliza Haití; exigen renuncia del presidente

Los dirigentes de la oposición haitiana comenzaron el lunes una huelga de dos días que ha paralizado la capital del país, en la que los manifestantes exigen la renuncia del presidente Jovenel Moise por acusaciones de corrupción.

Escuelas, negocios y oficinas de gobierno cerraron y grupos de inconformes bloquearon caminos e incendiaron pilas de neumáticos en diversas partes de Puerto Príncipe. Algunos manifestantes quemaron vehículos de una estación de radio y acusaron a medios noticiosos de estar al servicio del gobierno.

El transporte público fue suspendido y las autoridades cancelaron una sesión parlamentaria.

La huelga tiene lugar un día después de que miles de manifestantes chocaron con la policía con saldo de dos personas muertas y cinco heridas. Los manifestantes exigen una mayor investigación sobre el destino de fondos resultantes de envíos de petróleo venezolano subsidiado de conformidad con el programa Petrocaribe.

La Tribuna


La capital de Haití se paraliza tras violentas manifestaciones del domingo

La capital de Haití se encuentra este lunes prácticamente paralizada tras las violentas manifestaciones de ayer convocadas por la oposición en varias ciudades para exigir la dimisión del presidente Jovenel Moise y que dejaron varios muertos, según los organizadores de las protestas.

El transporte público y las escuelas están paralizados en su totalidad en Puerto Príncipe, donde una gran cantidad de negocios tampoco ha abierto las puertas este lunes, según pudo comprobar Efe.

Una situación similar se registra en otros departamentos donde han sido levantadas barricadas para bloquear las carreteras que conectan la capital con ciudades del país, de acuerdo a varias fuentes.

En la mañana de este lunes también se han escuchado disparos en varias zonas de la capital. Miles de haitianos salieron este domingo a las calles de Puerto Príncipe y de otras ciudades del país días después de que el Tribunal Superior de Cuentas emitiera un informe que involucra a una empresa del mandatario en el supuesto manejo irregular de fondos de Petrocaribe, mediante el cual Venezuela suministra petróleo a Haití a precios blandos.

Varios testigos señalaron a Efe que un miembro de la Policía mató a pedradas a una persona frente a la residencia del presidente de la República, y agentes de la guardia presidencial cargaron contra un grupo de manifestantes, dejando un muerto y varios heridos.

Además, habría otros dos muertos entre los participantes en la manifestación convocada en Cabo Haitiano (norte), según los datos aportados por la oposición.

André Michel, portavoz del sector Democrático y Popular, que agrupa a varios líderes de oposición y organizaciones sociales, dijo a la prensa que contaron “siete muertos y más de cien heridos”.

El Gobierno aún no se ha pronunciado sobre lo ocurrido, pero el director de la Policía Nacional, Michel Gédeon, anunció que la institución abrió una investigación sobre el agente que presuntamente mató al manifestante.

El pasado 31 de mayo, la Corte Superior de Cuentas de Haití envió al Parlamento (bicameral) su informe final sobre la investigación que realizó sobre supuestos actos de corrupción entorno al manejo de los fondos del programa Petrocaribe.

Según detalles conocidos por la prensa, la investigación desveló que la compañía Agritrans del presidente haitiano recibió millones de dólares para la ejecución de varios proyectos pero no los ha llevado a cabo.

Asimismo, el texto revela que al parecer existe una red de funcionarios dentro del Gobierno haitiano que gestiona la obtención de contratos para amigos del expresidente del país Michel Martelly, así como para el exprimer ministro Laurent Lamothe.

El reporte de la Corte Superior de Cuentas califica de “grave” la manera en que varios Gobiernos han gastado más de 2.000 millones de dólares de los fondos de Petrocaribe entre 2008 y 2016, la mitad de los recursos generados por el programa durante ese período.

El documento está en poder del presidente del Senado y de la Asamblea Nacional haitiana, Carl Murat Cantave, quien deberá tramitarla ante la Justicia.

Haití vive una profunda crisis económica, política y de seguridad, agravada tras las masivas y violentas protestas de dos semanas que se iniciaron el pasado 7 de febrero, el mismo día que Moise cumplió dos años en el cargo.

A esto se añade que el primer ministro designado Jean Michel Lapin no ha podido presentar ante el Parlamento su programa de Gobierno, pues ha sido imposibilitado de ello por sectores de la oposición.

El pasado 30 de mayo Lapin fracasó por tercera vez consecutiva en su intento de dar a conocer su plan de Gobierno, durante una caótica sesión durante la cual senadores opositores lanzaron mesas y sillas en la sede parlamentaria.

El Día


Haití: mensaje de los Obispos contra la corrupción

Derrotar la corrupción y juzgar a los corruptos. Es la petición de los Obispos haitianos en un Mensaje difundido el 9 de junio. Los Obispos del país caribeño, refiriéndose a los informes del Tribunal Superior de Cuentas y a la Disputa Administrativa sobre la gestión de proyectos financiados con fondos de Petrocaribe, subrayan el peligro de la corrupción, considerado un mal endémico que amenaza la democracia y la paz social.

Los Obispos haitianos deploran que su “país se empobrezca sistemáticamente por la desconcertante codicia de ciertos líderes rapaces e inconscientes que no tienen en cuenta la difícil situación de las personas en dificultad. Estos líderes no ayudan al progreso ni al desarrollo del país. El pueblo haitiano está sufriendo las consecuencias (…) funestas de estos actos porque la inestabilidad política que se vive en Haití y el comportamiento indigno de los políticos están a punto de inaugurar en el país la era de la embriaguez homicida sin límites” y “estamos asistiendo – en casi todos los ámbitos de la vida nacional – a una especie de violencia polifacética de la que nadie es inmune”.

En su texto los Obispos recuerdan asimismo que “el tiempo no sirve para saldar las cuentas, sino para la responsabilidad”. Y afirman que “ha llegado la hora del cambio, un verdadero cambio radical”. Por esta razón piden a la gente que sepa distinguir a los que realmente buscan su bien. A la vez que reafirman que para que las cosas cambien, se necesitan nuevos hombres y mujeres en todos los niveles del poder y en los cargos públicos, en su mentalidad, en su conciencia profesional y en su competencia. “Por eso – escriben – nuestra intervención tiene como objetivo poner a los actores políticos por delante de sus responsabilidades. Los exhortamos a remediar las injusticias sociales, a presentarse ante la justicia del país, si ese es el precio a pagar para restaurar la autoridad moral del Estado y de sus gobernantes”.

El escándalo de Petrocaribe

El corazón de la protesta gira en torno a la corrupción y el escándalo de Petrocaribe, el programa de ayuda creado en el año 2005 para permitir a los países del Caribe comprar petróleo venezolano a un precio ventajoso y luego convertido en una serie de operaciones destinadas a desviar fondos. La semana pasada, el Tribunal de Cuentas de Haití publicó un informe de más de 600 páginas sobre el uso de los fondos de Petrocaribe. Entre otras cosas, los magistrados han descubierto que en 2014 el Estado firmó dos contratos con dos empresas diferentes para un solo proyecto de carretera. Ambas empresas, aunque diferentes, tenían el mismo código fiscal y el mismo personal técnico. Una de las dos empresas, Agritrans, fue dirigida por Jovenel Moise, quien asumió la presidencia en 2017. Para el proyecto de carreteras Agritrans, que se dedicaba a la producción de banano, recibió del Estado más de 700 mil dólares estadounidenses.

Vatican News


L’option de la démission du président Moïse n’a pas été abordée, selon le Premier ministre nommé Lapin

Le deuxième rapport de la Cour des comptes qui accuse l’homme d’affaires Jovenel Moïse, président d’AGRTRANS S.A. de détournements de fonds, ne convainc pas le Premier ministre nommé. Pour Jean-Michel Lapin, seul un “rapport réel avec les arrêts de débets “ de la CSCCA sur le dossier de PetroCaribe peut nous amener à engager la responsabilité morale du chef de l’Etat dans l’utilisation de ce fonds.

Intervenant lundi matin sur Radio Magik 9 au lendemain des importantes manifestations de rues à travers le pays contre le président Jovenel Moïse, le Premier ministre nommé estime que le deuxième rapport d’audit de la Cour supérieur des comptes sur l’utilisation du fonds PetroCaribe n’est pas réel à cent pour cent. « Parce que si nous restons dans les procédures, je pense que quand le Sénat prendra connaissance du rapport de la Cour des comptes, après un vote de l’assemblée, il devait le retourner à la Cour des comptes pour finaliser le travail », a-t-il dit.

« Le premier tribunal qui doit se constituer sur les crimes financiers ayant rapport au fonds publics c’est le tribunal de la Cour supérieure des comptes et du contentieux administratif », a affirmé M. Lapin. Selon lui, à moins que la loi en la matière ait été modifiée, mais sinon, a-t-il soutenu, la Cour des comptes doit commencer à auditionner les responsables des firmes, les ordonnateurs et émettre des arrêts de débet.

En revanche, Jean-Michel Lapin a fait savoir qu’il n’a pas encore reçu le deuxième rapport de la Cour des comptes.

La Constitution dit comment un président doit donner sa démission, rappelle Jean-Michel Lapin

De plus en plus de voix s’élèvent dans la société pour exiger un changement de système. Des dizaines de milliers de gens ont gagné les rues à Port-au-Prince et dans des villes de provinces dimanche pour exiger la démission de Jovenel Moïse accusé d’avoir lui aussi participé dans la dilapidation du fonds PetroCaribe. Le Premier ministre nommé n’est pas insensibles par rapport à cette demande. Mais, il y a un mais pour lui.

« J’ai entendu l’Eglise catholique, j’ai entendu le secteur privé et j’ai entendu aussi le cri de la population. La Constitution est claire par rapport à la démission et la fin du mandat constitutionnel d’un président. Restons dans la Constitution, restons légal…», a soutenu Jean-Michel Lapin.

Interrogé pour savoir si c’est la Chambre des députés qui devait faire la mise en accusation du chef de l’Etat, Jean-Michel Lapin a rétorqué pour demander « à partir de quel chef d’accusation » la Chambre des députés va-t-elle mettre le président en accusation? « Ce n’est pas un bon matin que le Parlement va se constituer en un tribunal de destitution d’un président de la République », a-t-il dit.

Pour ceux qui exigent la démission de Jovenel Moïse sur la base de son implication dans le dossier de PetroCaribe, Jean-Michel Lapin se demande si on ne devra pas attendre la fin de son mandat pour poursuivre le citoyen Jovenel Moïse.

La question de la démission du président n’a jamais été évoquée dans ses discussions avec Jovenel Moïse, a fait savoir M. Lapin.

Par ailleurs, face à la dégradation accélérée de la situation économique et sécuritaire du pays, le Premier ministre nommé a souligné que pour aborder ces problèmes il faut d’abord avoir un gouvernement ayant la bénédiction du Parlement.

Pendant trois fois, Jean-Michel Lapin n’a pas pu présenter sa politique générale au Sénat. Pour le Premier ministre nommé, il y va de la responsabilité du Parlement de sanctionner sa politique générale. Il se dit prêt à répondre à une quatrième invitation du Sénat.

Plus de deux mois à la Primature depuis qu’il a été nommé tour à tour Premier ministre par intérim et Premier ministre nommé, Jean-Michel Lapin a dit gérer depuis l’héritage du gouvernement précédent. Il a dit vouloir donner une autre orientation à la Primature.

Selon lui, la Primature coûte trop cher au Trésor public. Toutefois, quand on lui a demandé s’il compte, comme l’ancien Premier ministre Jean-Henry Céant l’avait annoncé, réduire de 30% le budget de la Primature, M. Lapin a fait savoir que Céant avait fait une anticipation. « Techniquement, la réduction d’un budget veut dire un budget rectificatif qui doit passer devant le Parlement pour un vote. Donc, aucun Premier ministre ne peut réduire de 30% son budget pendant que le budget est en exécution », a expliqué Jean-Michel Lapin. Toutefois, il a souligné avoir réduit les dépenses de son administration.

Ce lundi 10 juin, les activités économiques, les écoles, le transport en commun ont été sévèrement affectés par la grève. Jean-Michel Lapin, très critique à l’endroit des initiateurs de la grève, se demande si les enfants des syndicalistes ne sont pas scolarisés dans des écoles à l’étranger alors qu’ils empêchent aux enfants haïtiens de boucler l’année scolaire.

Le Nouvelliste


VOLVER