Preocupación en Perú por la candidatura de Pichetto como vice de Macri por sus dichos xenófobos

Un candidato rechazado por sus dichos xenófobos

La designación de Miguel Angel Pichetto como candidato a vicepresidente en la fórmula de Mauricio Macri rebotó de mala manera en el Perú. La noticia fue difundida en medios recordando las expresiones xenófobas de Pichetto contra los migrantes peruanos, a los que ha acusado de promover la delincuencia en Argentina. Las críticas contra el candidato a vice de Macri llegaron al Parlamento Andino, que agrupa a Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú. Desde ese organismo, el parlamentario andino peruano Mario Zúñiga expresó su “rotundo rechazo” a los dichos xenófobos de Pichetto y le pidió que se rectifique por esas declaraciones, las que, dijo, afectan las buenas relaciones entre ambos países. En Argentina hay alrededor de 400 mil migrantes peruanos, es la segunda comunidad peruana en el exterior luego de la presente en Estados Unidos.

El representante peruano ante el Parlamento Andino –uno de los cinco legisladores de este país en ese organismo– deploró que alguien que aspira a un alto cargo en el gobierno “de un país hermano con el que nos une fuertes vínculos desde siempre” se exprese sobre los peruanos “de la forma que lo ha hecho el senador Pichetto”. El parlamentario andino destacó las buenas relaciones históricas entre Perú y Argentina, recordó desde el papel crucial de José de San Martín en la independencia del Perú hasta el activo apoyo de Perú a la Argentina en la Guerra de las Malvinas, y advirtió que la llegada a la vicepresidencia de alguien que ha atacado a los migrantes peruanos como lo ha hecho Pichetto iría en contra de esa historia de cercanía y se convertiría en un factor de discordia para esas buenas relaciones.

“Discursos xenófobos de este tipo realmente no están en esa línea de cooperación y hermandad construida desde muchos años atrás. Por tanto, desde el Parlamento Andino pedimos la rectificación correspondiente por parte del senador Pichetto”, señaló Zúñiga.

Pichetto se ha lanzado más de una vez en contra de los migrantes, especialmente peruanos y bolivianos, cargándoles los problemas sociales y de inseguridad ciudadana en Argentina. Esas declaraciones volvieron a salir a la luz en el Perú al confirmarse la candidatura a vicepresidente del senador que ahora va con Macri.

“¿Cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres? Funcionamos como ajuste social de Bolivia y como ajuste delictivo del Perú”, disparó Pichetto en una entrevista televisada realizada en noviembre de 2016. No fue la única vez que sus sentimientos xenófobos afloraron en sus declaraciones.

“Perú ha resuelto su problema con la seguridad, ha transferido (a la Argentina) todo el esquema narcotraficante. Las principales villas argentinas están tomadas por peruanos… y por argentinos cómplices de los peruanos”, arremetió el senador contra la comunidad peruana en aquella entrevista televisada. Aclaró que mencionaba lo de los cómplices argentinos de los peruanos “porque no quiero discriminar”. Y siguió con su verbo abiertamente discriminador.

Pichetto continuó en ese tono, en sintonía con la extrema derecha europea y el discurso de Donald Trump, que satanizan la migración, a la que culpan de todos los males, y exigen cerrar fronteras. “Mejoran el funcionamiento de sus países y Argentina incorpora toda esta resaca”, fue otra de las reveladoras frases del senador, siempre con aire despectivo al hablar de los migrantes de estos países y en la postura de generalizar para descalificar. En esa línea, abogó por atacar la migración como fórmula para resolver los problemas sociales y de inseguridad. “Tenemos que dejar de ser tontos, el mundo está cambiando, es un mundo que se cierra”, señaló.

Cuando Pichetto hizo esas lamentables declaraciones, la Embajada peruana en Buenos Aires manifestó inmediatamente su malestar y rechazo por esos dichos. El entonces embajador peruano en Argentina, José Luis Pérez Sánchez-Cerro, presentó un reclamo contra Pichetto ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi) y le envió dos cartas de protesta al senador, quien nunca respondió.

PáginaI12 conversó con Pérez Sánchez-Cerro, quien dejó la embajada peruana en Argentina hace un año luego de poco más de cinco años de gestión y sigue en funciones en la Cancillería, sobre las declaraciones xenófobas de Pichetto y su impacto en las relaciones entre ambos países.

“Para nosotros, lo dicho por el senador Pichetto fue una declaración inamistosa, pero la consideramos una postura aislada que no refleja el sentir de la sociedad argentina. La realidad no justifica de ninguna manera esas expresiones contra la comunidad peruana. Como en cualquier país del mundo, en Argentina hay delincuencia de todas las realidades y la comunidad peruana no es una excepción. Afortunadamente, son muchos más los buenos que los malos. La comunidad peruana está caracterizada por el trabajo, los hechos delincuenciales son aislados”, dijo Pérez Sánchez-Cerro.

Consultado por este diario si la eventual llegada de Pichetto a la vicepresidencia afectaría las buenas relaciones entre ambos países, el ex embajador en Argentina respondió tajante: “Sin duda alguna”. “Es un factor de preocupación –agregó– la posibilidad que esta persona llegue a la vicepresidencia. No nos alegra que alguien que tiene sentimientos antiperuanos pueda ocupar un cargo importante en el Poder Ejecutivo de Argentina. Para nosotros, Argentina es un país sumamente querido, con el que históricamente tenemos relaciones magníficas y muy fructíferas, una posición como la del senador Pichetto es contradictoria con la relación fraterna que hemos tenido siempre los dos países”.

El recuerdo de las declaraciones de Pichetto desbordantes de xenofobia gatillaron la indignación, y también la preocupación, en el Perú, luego de conocerse que el personaje que se expresaba de esa manera contra los peruanos podría llegar a ser el vicepresidente de Argentina.

Página 12


Cierre de listas: las ocho fórmulas presidenciales que competirán en las PASO del 11 de agosto

Tras un día de intensas negociaciones y definiciones de último momento ocho fórmulas presidenciales se inscribieron en la justicia electoral de cara a las PASO del 11 de agosto, y las elecciones generales de octubre.

Los espacios políticos que compiten en categorías nacionales pasaronpor el Juzgado Federal con Competencia Electoral de la Capital Federal, encabezado por María Romilda Servini.

Las ocho fórmulas que van a las PASO. Al igual que en 2011, no habrá interna presidencial.

JUNTOS POR EL CAMBIO

El espacio oficialista buscará la reelección de la mano de Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto.

FRENTE DE TODOS

El ex jefe de Gabinete Alberto Fernández y la ex presidenta y senadora nacional Cristina Kirchner es la fórmula del Partido Justicialista que sumó a Sergio Massa y a la mayoría de los gobernadores peronistas.

CONSENSO FEDERAL 2030

El pasado viernes anotó ante la Justicia Electoral el binomio integrado por el ex ministro de Economía Roberto Lavagna y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

FRENTE DE IZQUIERDA – UNIDAD

Integrado por el PTS, el Partido Obrero, la Izquierda Socialista y el MST, el Frente de Izquierda-Unidad aspira a dar el batacazo en las elecciones de la mano del diputado nacional Nicolás del Caño como precandidato a Presidente junto a su par de la Cámara baja Romina del Plá como postulante a vicepresidenta.

FRENTE NOS

El ex titular de la Aduana y veterano de Guerra de Malvinas Juan José Gómez Centurión buscará el Sillón de Rivadavia acompañado en la fórmula por Paola Miers, una abogada y especialista en diagnóstico por imágenes de 43 años.

FRENTE DESPERTAR

El economista liberal José Luis Espert y el periodista Luis Rosales serán los precandidatos a Presidente y vicepresidente del Frente Despertar.

FRENTE PATRIOTA

Anunció públicamente que competirá con el binomio integrado por el líder de Bandera Vecinal, Alejandro Biondini, como postulante a Presidente, acompañado por el teniente coronel retirado Enrique Venturino, uno de los cabecillas del levantamiento carapintada de 1987.

NUEVO MAS

El partido competirá en soledad con Manuela Castañeira, la única mujer que se presenta como postulante a la Presidencia, y Eduardo Mulhall, un docente cordobés y ex obrero metalúrgico.

Minuto Uno


Con el cierre de listas, comienza la campaña de una elección clave para el país

Luego de frenéticas negociaciones que dejaron dirigentes victoriosos y también heridos, quedaron conformadas las listas que competirán en las PASO 11 de agosto. Será el primer turno de los comicios a nivel nacional, en los que luego el 27 de octubre se votará Presidente en una elección que estará dominada por la crisis económica.
La de este sábado fue una jornada de tensiones, con “rosca” hasta el último minuto para definir los espacios en las listas. Sin embargo, en las próximas 48 horas puede haber aún novedades ya que la Justicia habilita ese plazo para hacer correcciones.Varios frentes habían adelantado candidatos pero hasta casi medianocheaun quedaban listas de legisladores sin cerrar y negociaciones en distritos claves como Tigre. En el balance del cierre hubo premios y castigos, regresos, sorpresas, postulaciones a modo de consuelo por los lugares perdidos, y el arribo de algunos considerados outsiders.Los candidatos a presidente serán ocho: Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Alberto Fernández (Frente de Todos), Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (FIT), Manuela Castañeira (Nuevo MAS), José Luis Espert (Frente Despertar), Juan José Gómez Centurión (Frente Nos), Alejandro Biondini (Frente Patriota) y José Romero Feris (Partido Autonomista Nacional).

En octubre además de presidente y vice se elegirán 130 diputados, 24 senadores, gobernadores en cuatro distritos (Buenos Aires, la Ciudad, Catamarca y La Rioja), además de legisladores provinciales, intendentes, y concejales, entre otros cargos.

Por la provincia de Buenos Aires, la gobernadora María Eugenia Vidalbuscará la reelección. Intentarán desbancarla Axel Kicillof, por el frente que une al kirchnerismo y al massismo, y Eduardo “Bali” Bucca por Consenso Federal, entre otros. Mientras que en la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta irá por un nuevo mandato; enfrente tendrá a Matías Lammens por un lado, y a Matías Tombolini por otro.

En la categoría a legisladores nacionales, apostó por algunos nombres de peso como Martín Lousteau (Ciudad), Cristian Ritondo (Buenos Aires), Alfredo Cornejo (Mendoza), o Mario Negri (Córdoba). Por su parte, el Frente de Todos presenta a Sergio Massa (Buenos Aires), Mariano Recalde y Fernando Pino Solanas (Ciudad), y Oscar Parrilli (Neuquén). También jugará Graciela Camaño en territorio bonaerense por el frente que lleva a Lavagna como candidato presidente.

Lavagna y Urtubey con los precandidatos bonaerenses.
Lavagna y Urtubey con los precandidatos bonaerenses.

También hubo novedades en las listas para las legislaturas de Buenos Aires y de la Ciudad en donde los frentes debieron acordar para lograr un cierto equilibro en el armado.

El primero en inscribir a sus candidatos ante la Justicia Electoral fue Consenso Federal 2030, que el pasado viernes anotó a la fórmula integrada por el exministro Lavagna y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Juntos por el Cambio oficializó la candidatura a la reelección de Macri acompañado por el peronista Pichetto como postulante a vice. Lo propio hizo el Frente de Todos con el exjefe de Gabinete y la expresidenta.

Sin embargo, a lo largo de la jornada quien más atención recibió fue el economista liberal José Luis Espert, candidato a presidente por el frente Despertar, que en las últimas horas perdió la estructura que le otorgaba el partido Unir, de Alberto Asseff, que se pasó a Juntos por el Cambio.

En este contexto, Espert denunció que la salida de Asseff -gestionada y promocionada por Pichetto- fue un intento del Gobierno para bajar su candidatura y aseguró que, a pesar de ello, se presentó acompañado por el periodista Luis Rosales como vice.

José Luis Espert y Luis Rosales.
José Luis Espert y Luis Rosales.

Por otra parte, el Frente de Izquierda-Unidad (integrado por el PTS, el Partido Obrero, la Izquierda Socialista y el MST) llevará al diputado nacional Nicolás del Caño como precandidato presidencial junto a su par de la Cámara baja Romina del Plá como postulante a vicepresidenta.

El extitular de la Aduana y veterano de Guerra de Malvinas Juan José Gómez Centurión buscará el Sillón de Rivadavia por el frente provida Nos, acompañado en la fórmula por Paola Miers, una abogada y especialista en diagnóstico por imágenes de 43 años.

En tanto, el Frente Patriota anunció públicamente que competirá con el binomio integrado por el líder de Bandera Vecinal, Alejandro Biondini, como postulante a presidente, acompañado por el teniente coronel retirado Enrique Venturino, uno de los cabecillas del levantamiento carapintada de 1987.

El partido Nuevo MAS competirá en soledad con Manuela Castañeira, la única mujer que se presenta como postulante a la presidencia, y Eduardo Mulhall, un docente cordobés y ex obrero metalúrgico.

Se sumó el Partido Autonomista Nacional que postula como presidente al exsenador José Romero Feris y Guillermo Sueldo.

Ganadores y perdedores

El cierre de listas dejó ganadores y perdedores, especialmente en el oficialismo. Elisa Carrió tuvo premio con varios en las boletas para su dirigentes. En cambio, quedaron relegados quienes responden al actual titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, así como también el legislador Daniel Lipovetzky, uno de los principales promotores del debate por la legalización del aborto, y Eduardo Amadeo.

Quienes también sufrieron el cierre de listas fueron Victoria Donda, que quedó relegada en el Frente de Todos, y Margarita Stolbizer que no fue anotada finalmente en Consenso Federal.

Entre los outsiders que competirán en estas elecciones se cuenta a Lammens, actual presidente del club San Lorenzo de Almagro, y María Luján Rey, madre de Lucas Menghini Rey víctima de la tragedia de Once.

Ámbito


Por primera vez en 127 años, no hay ningún radical en las fórmulas presidenciales

Por primera vez en la historia, en ninguno de los binomios presidenciales presentados para las PASO de agosto no hay dirigentes radicales. Es la primera vez que ocurre desde la fundación de la UCR, en 1892.

Desde entonces, el radicalismo siempre tuvo candidatos a presidente o, al menos, a vice. En 2015, por ejemplo, Ernesto Sanz y Lucas Llach integraron una de las fórmulas que compitieron en las PASO de Cambiemos. Además, Margarita Stolbizer, de origen radical, fue candidata por la alianza Progresistas.

Cuatro años antes, en 2011, los radicales habían llegado a las elecciones generales con una fórmula 100% propia encabezada por Ricardo Alfonsín y Javier González Fraga de vice, en tanto que otra panradical, Elisa Carrió, encabezó la boleta de la CC ARI.

En 2007 hubo más fórmulas con radicales, ya que Julio Cobos acompañó a Cristina Kirchner, Gerardo Morales a Roberto Lavagna, y tanto Carrió como Ricardo López Murphy se presentaron como candidatos a presidentes.

En la elección anterior a esa, en 2003, una alicaída UCR tuvo por última vez un binomio totalmente propio, cuando la fórmula integrada por Leopoldo Moreau y Mario Losada obtuvo un lejano sexto puesto. Carrió y López Murphy también se presentaron en aquella ocasión.

Y así se puede ir recorriendo el tiempo hacia atrás, hasta llegar a 1892, cuando el entonces flamante partido presentó la candidatura de Bernardo de Irigoyen, quien iba acompañado por Juan Mamerto Garro.

infonews


VOLVER