Venezuela: Nicolás Maduro recibió a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de DDHH de ONU

Presidente de la ANC sostuvo reunión con Alta Comisionada de la ONU

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Diosdado Cabello, sostuvo este viernes una reunión con la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas Unidas (ONU), Michelle Bachelet.

En el encuentro, celebrado en la Casa Amarilla Antonio José de Sucre, sede de la Cancillería, en Caracas, también estuvieron presentes la primera y segunda vicepresidenta del órgano plenipotenciario, Tania Díaz y Gladys Requena, respectivamente.

La reunión se realizó a propósito de la agenda oficial que la Alta Comisionada desarrollada con representantes del Gobierno Nacional para conocer el funcionamiento de sus instituciones.

Entre las autoridades con las que intercambió este jueves se destacan los vicepresidentes sectoriales de Soberanía Política, Seguridad y Paz, Vladimir Padrino; para el Desarrollo Social y Territorial, Aristóbulo Istúriz, y para la Planificación, Ricardo Menéndez, quienes denunciaron el ataque sistemático del Gobierno de Estados Unidos contra la economía venezolana.

Asimismo, la representante de la ONU también se reunió con el defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz; el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, y el fiscal general de la República, Tarek William Saab.

La visita de Bachelet responde a una invitación formal extendida por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, a través de una carta emitida el pasado 8 de noviembre.

La Alta Comisionada permanecerá en el país hasta este viernes 21 de junio, día en que ofrecerá declaraciones a la prensa para dar un balance sobre su visita, informó la ONU mediante un mensaje en la red social Twitter.

AVN


Guaidó: Bachelet está muy preocupada por la situación de Venezuela

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, afirmó este viernes que la alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, está muy preocupada por la situación del país.

Ambos sotuvieron una reunión este viernes en la mañana en el Palacio Federal Legislativo. Entre los temas que abordaron –informó Guaidó– destacan los relativos a los presos políticos, las torturas en las cárceles, el uso de colectivos paramilitares para atacar a los ciudadanos, la presunta captación de niños venezolanos por parte de la guerrilla, la minería ilegal y la presencia de militares foráneos en Venezuela.

El también presidente de la Asamblea Nacional recalcó que no hay que ver la visita de Bachelet como una solución inmediata, sino una manera de visibilizar aún más la crisis venezolana, en especial para dar a conocer a las víctimas.

“La visita de Bachelet creo que habla de la importancia de la situación de Venezuela. Es el reconocimiento implícito y explícito de la emergencia humanitaria que vive Venezuela, que está al borde de una catástrofe sin precedentes en el hemisferio”, indicó el diputado, quien destacó que Bachelet se reunió ayer por más de cinco horas con familiares y víctimas de persecución y violaciones de derechos humanos.

Además, aseguró que la alta comisionada insiste en la liberación de los presos políticos venezolanos: “Bachelet tiene muy claro su papel”.

Guaidó informó que en Venezuela se quedarán dos personas del equipo de la oficina de Bachelet para que continúen con el seguimiento de la situación del país. “No solo de los hospitales o las escuelas, sino del interior del país”, agregó.

El Nacional


Viceministro Castillo: Medidas coercitivas de EE.UU. son una estrategia criminal que daña al pueblo

Las medidas coercitivas unilaterales impuestas por el gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) contra Venezuela son una estrategia criminal que ocasionan un gran daño al pueblo, denunció este viernes el viceministro para Comunicación Internacional, William Castillo.

«Es una estrategia criminal, agresiva que está generando un daño terrible al pueblo», alertó el viceministro durante su ponencia en el foro El Bloqueo contra el Pueblo de Venezuela, que se desarrolla este viernes a propósito de la campaña Trump Desbloquea Venezuela, reseña una nota publicada en el portal web de la Agencia Venezolana de Noticias.

Desde la Casa de la Historia Insurgente, ubicada en la esquina de Traposo, al lado de la Casa Natal del Libertador, centro de Caracas, Castillo precisó que la administración de Donald Trump impone medidas que «obstaculizan la vía normal pero que se debe mediáticamente a unas sanciones, y como unos supuestos castigos a unos funcionarios».

La cancillería venezolana publicó la información en su cuenta de la red social digital Twitter @CancilleriaVE.

Trump Unblock Venezuela (Trump desbloquea a Venezuela) es la campaña que se desarrolla para exigir el cese de la política injerencista del gobierno de Estados Unidos.

Una muestra del bloqueo estadounidense son los 1.700 millones de dólares de Venezuela retenidos por Novo Banco de Portugal, como parte de las instrucciones del Departamento de Tesoro del gobierno de EEUU. De igual forma, otras entidades como el Banco Inglaterra congeló a Venezuela 1.359 millones de dólares, además de unas 14 toneladas de oro, valorados en 550 millones de dólares.

VTV


Juan Guaidó tras cita con Bachelet: “No podemos ver una visita o una iniciativa como una solución a la crisis”

En el día más relevante de su visita a Caracas, Michelle Bachelet se reunió hoy en la mañana con el “número dos” del chavismo, Diosdado Cabello, pero también con Juan Guaidó, el líder de la oposición. Según el presidente encargado de Venezuela, tras el encuentro, que tuvo lugar en la Asamblea Nacional, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos insistió en la “liberación de los presos políticos”. “Nos manifestó que está insistiendo con la liberación de los presos políticos”, dijo el titular del Parlamento -no reconocido por el chavismo- luego de explicar que el encuentro se centró en “aproximar soluciones” a la “catástrofe humanitaria” que vive Venezuela.

Bachelet, que al final de la jornada tenía prevista una reunión con el Presidente Nicolás Maduro, no hizo declaraciones luego de su cita con Guaidó. Pero en diálogo con La Tercera desde Caracas, el líder opositor entregó detalles del encuentro y aseguró que “no podemos ver una visita o una iniciativa como una solución a la crisis”.

¿Cuáles son sus conclusiones tras su encuentro con Michelle Bachelet a Caracas?

Primero, el reconocimiento a la crisis que existe en Venezuela, a la emergencia humanitaria compleja más severa que ha azotado al continente, a la migración más dura o más cruel que está viviendo este momento el mundo, señalada incluso por ACNUR. El reconocimiento a la existencia de esta crisis que durante mucho tiempo el régimen rechazó o negó, y lo hicieron porque es una emergencia humanitaria complejo. Para quienes van a leer esto, la palabra compleja significa que fue creada por factores humanos. En este caso corrupción, en este caso un mal modelo, el desfase económico que produjo el régimen y por eso se tardó tanto tiempo. Esta visita es un reconocimiento implícito a todo eso.

Tal como usted lo adelantó ¿Es suficiente la instalación de una oficina permanente de la Alta Comisionada en Venezuela y dar seguimiento la situación de los presos políticos? ¿Qué más espera de cara a la presentación del informe de Bachelet el 5 de julio?

Tenemos muy claro el rol de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos. Creo que es un momento importante para Venezuela y para la región incluso, porque el problema venezolano ya no es solamente venezolano, considerando la crisis migratoria más grave del mundo. El impacto de la extracción de minería ilegal en Venezuela, el asentamiento de grupos irregulares, y en este caso de carácter binacional con respecto al ELN, que más allá del seguimiento, aproxima soluciones a la crisis, que tiene que ver con trata de blancas, tiene que ver con captación de niños en la frontera.

¿Qué le prometió en concreto la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU?

El rol que tiene, que es presentar el informe el próximo 5 de julio. Esperar el mandato del Consejo de Derechos Humanos para la instalación de una oficina temporal para convertirla en permanente, el seguimiento de los casos de violación de derechos humanos y de presos políticos, de la crisis humanitaria compleja en materia de salud. Fueron 20.000 niños menores de un año que perdieron la vida entre 2017 y 2019.

¿Influyó en la invitación del chavismo a Bachelet la presentación de ese informe, cuyo adelanto reconoció violaciones a los DDHH por parte de grupos armados en Venezuela?

Eso habría que verlo directamente con la Alta Comisionada. Lo que sí creo y que también percibí, es que hay un claro diagnóstico de la crisis y la situación venezolana. Incluso reflejado así en la presentación del informe oral presentado previo a la visita.

¿Pudo supervisar el recorrido de la expresidenta, que si bien aceptó una invitación del Palacio de Miraflores, para que viera la realidad que la oposición denuncia?

Nos habría gustado un poco más de visita de campo, con más tiempo. Sabemos lo apretada de la agenda de la Alta Comisionada y por supuesto que nos habría gustado un poco más de tiempo para que viera la realidad del estado de Zulia, por ejemplo, que pasa hasta 18 horas sin luz al día, o de los problemas que tienen para colocar gasolina, o la ausencia de gas doméstico donde la gente está cocinando con leña en este momento. Que viera la malnutrición del 60% de nuestros niños, de los venezolanos que sobreviven con seis dólares al mes. Evidentemente todo eso toma tiempo verificarlo, pero para eso está la instalación de la oficina temporal, para que todo se convierta en permanente.

¿Teme que Maduro pueda ganar tiempo o conseguir “oxigeno” como advierten líderes de la oposición tras esta visita?

No podemos ver una visita o una iniciativa como una solución a la crisis, el problema venezolano es muy complejo y tiene que ver con muchos factores en este momento. El pueblo de Venezuela en su mayoría quiere cambios. Hemos estado y estamos movilizados en las calles por invitaciones de cada uno de los sectores, también alineados en que la solución es el cambio. Tenemos la presión internacional, no solamente de la ONU, también del Grupo de Lima, la OEA, el Grupo Internacional de Contacto, las distintas iniciativas de mediación para buscar una solución al conflicto que por supuesto pasa por el cese de usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Tenemos que ver todo como un conjunto.

Entonces después de la visita y el informe. ¿Qué viene para la oposición?

Continuar en las calle, corremos peligro no solamente en Venezuela, sino en la región, insisto, por lo que implica el flujo migratorio, el respaldo de grupos terroristas por parte del régimen de Maduro, el que se normalice un conflicto de estas magnitudes. Solamente se puede comparar lo que está pasando en Venezuela con Siria, a nivel de contracción del PIB, del número de desplazados, de acceso a bienes y servicios, hiperinflación. Es una real tragedia o catástrofe. Lo que viene es continuar en las calles, la semana que viene tenemos la participación en la Asamblea General de la OEA. Tenemos también una visita con Enrique Iglesias quien es el enviado del Grupo Nacional de Contacto para Venezuela y continuamos presionando para el fin de una dictadura. Lo importante es que se tenga conciencia de que lo que está pasando es una dictadura. Y que solamente con presión, con articulación internacional, con alternativas para ir a una transición va a poder solucionar la gravísima crisis que estamos viviendo.

Precisamente este domingo se cumplen 5 meses desde que juró forzar la salida de Maduro de Miraflores, sin embargo, el líder chavista permanece en el poder. ¿Qué falta?

Asumir las competencias para lograr una transición y elecciones totalmente libres. Es lo que corresponde en Venezuela. En Venezuela hoy Maduro ejerce como dictador, utiliza y asesina dirigentes, encarcela, persigue, hay más de mil presos políticos. Ahora, mi jefe de despacho está secuestrado, y el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional también. Por lo tanto es la consciencia de la región, no solamente de Venezuela por el impacto que tiene la dictadura que estamos enfrentando a pesar de los riesgos de vida, de libertad. ¿Qué falta? bueno continuar en este espacio. Hoy como nunca, si vemos las variables para producir una transición, las tenemos. Mayoría en las calles de Venezuela, respaldo internacional, estamos hablándole a las Fuerzas Armadas del rol que deben tener de cara a una transición, en estabilidad y gobernabilidad al país. Es combinar todos esos esfuerzos orientados al fin de la usurpación.

De todas formas, usted realizó un llamado a levantamiento el pasado 30 de abril que no tuvo la respuesta que esperaba. ¿Fue un error?

Eso visibilizó claramente el descontento de las Fuerzas Armadas. No solamente fueron militares, también el general de división Christopher Figueras, quien fue director de inteligencia. Incluso, estando 12 años con Chávez, visibilizó claramente el descontento que existe al interior de las Fuerzas Armadas. Son más de 1.500 militares en este momento que se han puesto del lado de la constitución. Hay 160 de ellos presos. Hay varios elementos ahí. Lo primero es el descontento en el interno de las FF.AA., queda claro que no suficiente pero que para nosotros es un factor determinante de cara a la transición. Ya sabemos lo que sucede cuando el régimen intentó falsear una elección, que sucedió el 20 de mayo de 2018. Agravó la crisis, generó este momento para los venezolanos. Y, como lo hicieron con el Parlamento Nacional en 2016, que negaron el Parlamento, lo desconocieron. Que el régimen quiera cometer otro error, bueno, es posible. Ellos pueden seguir cometiendo más errores y reafirmar aún más que son una dictadura que ha violado sistemáticamente los DD.HH., que han perseguido a la disidencia, que ha negado que destruyó la industria petrolera venezolana, que contrajo seis años consecutivos el PIB venezolano hasta comprimirlo a casi el 25% de lo que era su tamaño hace 10 años.

Algunos miembros de la oposición también han apuntado contra la participación en la instancia de Noruega, ¿Qué tan unido están frente a las críticas de divisiones internas?

Absolutamente unidos, lo vimos hoy con la visita de la Alta Comisionada, estamos absolutamente en la necesidad de esa unión que la demostramos en 2015 cuando ganamos la mayoría del Parlamento, pero también en las calles de Venezuela. Es la necesidad en Venezuela, estar unidos ante una dictadura. Las pequeñas diferencias que pudieran existir son en mecanismo, métodos puntuales. Pero hoy la oposición venezolana en la alternativa de qué hacer frente a una dictadura está absolutamente unida para lograr el cambio en Venezuela.

¿Cómo golpea a su imagen las denuncias de corrupción a sus colaboradores en Colombia y qué medidas en concreto va a tomar para que esto no se repita?

Nosotros hemos estado en todo momento rindiendo cuentas. Nuestro gobierno encargado no maneja un bolívar, un centavo, un dólar, de fondos públicos. Por el contrario, hemos hecho un gran esfuerzo por buscar colaboración, ayuda, para asistir a militares que se pusieron del lado de la Constitución, diferente a la ayuda humanitaria, a la cooperación internacional. Son procesos distintos y no vamos a ser tolerantes en ninguno de los casos, de los procesos, de un mal manejo administrativo. Por eso iniciamos una investigación, incluimos a Transparencia Internacional, llevamos a la Fiscalía Colombiana cualquier indicio de mal manejo administrativo y no vamos a ser tolerantes de lo que trajo a Venezuela a la peor crisis de su historia, que fue la corrupción.

La Tercera