Perú: según la Justicia hay al menos 120 mil mujeres en peligro de muerte

Jueces ordenan protección para 120 mil mujeres víctimas de agresión

La noche del 6 de abril, Janet Chauca López (34) salía de una fiesta en Jicamarca. Jamás imaginó que luego de pasar un momento alegre sería atacada a golpes por su conviviente Jhunior Soriano Cajahuanca (32). El agresor fue detenido, trasladado a la comisaría y luego liberado. Esa era la tercera vez que Janet era golpeada y ese día terminó con el rostro desfigurado.

Antes, el 12 de enero, Ida Sánchez Bermúdez había denunciado a su expareja José Fernando Falcón Tumbay por tortura. El hombre fue detenido, pero después llegó la indignación y el miedo de la mujer: a las pocas horas, la Cuarta Fiscalía Mixta de San Juan de Lurigancho lo dejó libre.

Ida hoy tiene vigilancia, Janet no, y vive con temor.

Hasta ahora, los jueces han aprobado más de 120 mil órdenes de protección y medidas cautelares en beneficio de mujeres víctimas de violencia de género a nivel nacional, lo que supone casi el triple de las medidas dictadas hasta diciembre del año pasado (42 mil).

Estas medidas incluyen órdenes de alejamiento del agresor, la prohibición de que el denunciado se comunique con la víctima, que vuelva al lugar de la agresión o del delito, la suspensión de la patria potestad o la guarda y custodia de los hijos en común, o la salida del domicilio conyugal, entre otras medidas legales. El feminicidio ha rondado la mayoría de los casos

Lavalle alerta

“Hay una variable que no se está tomando en cuenta y es que las medidas de protección a víctimas de la violencia machista superan las 120 mil, ¿cuántos policías se necesitarían para atender estos casos?”, señala a La República el comandante general de la Policía Nacional, José Luis Lavalle.

Según el Ministerio del Interior, en nuestro país hay, a la fecha, 135 mil efectivos policiales.

Pero ¿qué se está haciendo para proteger a estas mujeres agredidas?, se le consulta a Lavalle Santa Cruz.

“Estamos georreferenciando las medidas de protección y patrullando por zonas, pero es materialmente imposible darles seguridad a todas, las 24 horas del día. Lo hacemos en casos de mayor riesgo”, precisa.

A veces, sin embargo, puede ser demasiado tarde.

La madrugada del 1 abril, durante una fiesta en el balneario de Zorritos, en Tumbes, Noelia Maité Rodríguez Ruiz (20) fue victimada por Alex López Cristama (30), quien terminó confesando el crimen .

La joven tenía tres hijos de 6, 2 y 1 año, y previamente había denunciado a su agresor por violencia. Nadie le hizo caso y quedó a merced de su asesino.

Más de 56 mil casos

De acuerdo con el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), son 56.271 los casos de violencia familiar ocurridos entre enero y abril último, y 67 los casos de feminicidio a mayo del presente año.

Los Centros de Emergencia Mujer (CEM) registraron, solo en el primer trimestre de este año, 225 casos de mujeres, entre 17 y más de 60 años, que fueron víctimas de violencia económica o patrimonial.

En ese mismo rango de edades, otras 24.081 mujeres fueron víctimas de violencia psicológica, mientras que 19.515 fueron atacadas físicamente. Y las que sufrieron algún tipo de agresión sexual durante ese mismo periodo suman 4.699.

Lima, mayor incidencia

Las cifras, sin embargo, varían si se comparan con los casos registrados en las comisarías y otras dependencias de la Policía Nacional durante el primer trimestre del año.

De acuerdo con esta institución, son 71.577 los casos de violencia familiar y los departamentos donde se presentaron la mayor cantidad de denuncias son: Lima con 27.864 casos (37,42%), Arequipa con 5.636 (7,57%), Piura con 4.190 (5,63%), Lambayeque con 3.591 (4,82%) y Cusco con 3.588 casos denunciados (4,82%).

Los departamentos donde se ha presentado menor incidencia de casos son: Huancavelica con 227 casos (0,30%), Pasco con 399 (0,54%), Madre de Dios con 489 (0,66%) y Moquegua con 563 casos (0,76%).

El crecimiento porcentual de las órdenes y medidas cautelares ha sido mayor en los últimos seis meses.

Para el abogado penalista Luis Antonio Ponce, esto se produce, entre otros motivos, porque hay “una mayor sensibilización” de los jueces y por la mayor formación y especialización de la Policía Nacional y Ministerio Público, lo que permite que “cada vez los atestados sean más completos y cuenten con más datos y pruebas que acreditan cuál es la situación de riesgo de la víctima”.

Romper el silencio

El comisionado policial para la Lucha contra la Violencia hacia la Mujer, general PNP Augusto Sánchez Bermúdez, resalta que es necesario romper el silencio para que las víctimas de violencia pierdan el miedo y se atrevan a denunciar a sus agresores.

Asimismo, exhorta al Ministerio Público a evaluar con más cuidado la decisión de poner en libertad a un agresor, después de que la Policía Nacional logra su captura.

Para hoy, la Comisión de la Mujer del Congreso ha invitado a los ministros del Interior, Carlos Morán, y de la Mujer, Gloria Montenegro, para que señalen el trabajo que cumplen ante los reiterados casos de feminicidio y, particularmente, para conocer los protocolos que se siguen tras conocerse casos en los que no se habría atendido oportunamente a la víctima.

La congresista Tania Pariona dice que los casos son reiterativos y apoyó la necesidad de convocar a ambos ministros.

La parlamentaria Indira Huilca se sumó al pedido.

Y es que la violencia de género ya es un tema de salud pública y de interés nacional.

Datos
– Asistencia. Una denuncia puede ser presentada verbalmente o por escrito, por la víctima o por cualquier otra persona en su favor, y tiene derecho a la asistencia jurídica gratuita inmediata.

– Sanción. Todo policía está obligado a ofrecer auxilio. En caso de negarse o retardar sin excusa justificada el proceso, puede ser sancionado con 2 años de cárcel.

Violencia de género en el Perú [INFOGRAFÍA]

La República


VOLVER