Cerró el Congreso de la CLOC: campesinos de América Latina denunciaron la arremetida de EEUU contra la región

La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) denunció aquí la arremetida de Estados Unidos contra la región, en un intento por subordinarla a sus intereses geopolíticos y económicos.

Esta estrategia causa hambre y pobreza, al tiempo que desata ‘una nueva etapa de la guerra cultural que pretende naturalizar el odio fascista y la discriminación’, destaca la declaración final del VII congreso de la CLOC, desarrollado en Cuba.

El texto rechaza la ofensiva de Washington contra los gobiernos progresistas del área, la criminalización de los movimientos populares y los golpes de Estado.

Al respecto, reitera su apoyo a la Revolución cubana y denuncia el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto a la isla por Estados Unidos.

Exigimos respeto y la no injerencia en los asuntos internos y a la autodeterminación de los pueblos de nuestra América, subraya la nota.

La declaración exhorta a la unidad de las fuerzas de izquierda de la región y a la articulación de los movimientos sociales para ‘quebrar la hegemonía neoliberal’.

También advierte sobre la agudización de la crisis climática por el desarrollo de la agricultura industrial y los altos niveles de consumo de las naciones más ricas.

Es necesario luchar para alcanzar sociedades democráticas y participativas, libres de explotación, discriminación, explotación, y exclusión de las mujeres, expresa.

Durante seis días unos 350 líderes agrarios e indígenas de una treintena de países abordaron temas como la unidad, el impulso a una reforma agraria en Latinoamérica y a la igualdad de género.

Creada en 1994, la CLOC promueve la solidaridad, las relaciones económicas de igualdad, de paridad de género y justicia social, así como la unidad entre sus miembros, la soberanía alimentaria y la producción agrícola sostenible, entre otros temas.

Prensa Latina


VOLVER