Chile: cientos de personas marcharon en rechazo a las políticas migratorias del gobierno

Cientos de personas se manifestaron este domingo en Santiago contra la política migratoria del Gobierno, donde exigieron el “fin del racismo institucional” y denunciaron la difícil situación que vive la comunidad migrante, especialmente la que se encuentra varada en la frontera con Perú.

“Somos inmigrantes, no somos delincuentes” fue uno de los cánticos más repetidos durante la pacífica marcha que tuvo lugar en la mañana por el centro de Santiago y que se desarrolló sin incidentes.

Diferentes organizaciones sociales llamaron a la movilización durante la semana, en respuesta al cierre inminente del Proceso de Regularización Extraordinaria promovido por el Gobierno, que tiene por objetivo legalizar la estancia de 300 mil inmigrantes de diversos países residentes en el país.

La iniciativa aprobada el pasado año tenía como fecha límite el próximo lunes y fue calificada por la Coordinadora Nacional de Inmigrantes como un “fracaso”, pues la cifra de quienes han regularizado su situación no alcanza a la mitad de lo previsto.

Principalmente, continuaron, por la alta cantidad de rechazados sin razones claras, ya que la mayoría de ellos cumplen los requisitos exigidos.

Sin embargo, el pasado viernes el jefe del Departamento de Extranjera y Migración, Álvaro Ballolio, anunció la decisión del Ejecutivo de ampliar el plazo por 90 días más, hasta el 22 de octubre, ya que cerca de “10.000 personas” aún “esperan ser atendidas para regularizar sus visas”.

Una decisión que fue aplaudida por las organizaciones sociales, quienes no obstante llamaron a mantener las movilizaciones ante la “expulsión de migrantes con familiares chilenos”.

Así como la demora en la “resolución de las solicitudes de refugio”, el “racismo institucional” y la “persecución a trabajadoras y trabajadores migrantes”.

Al tiempo que hicieron especial énfasis en la situación de “crisis humanitaria” que se ha vivido en la frontera entre Chile y Perú a lo largo del último mes, donde cientos de inmigrantes, principalmente venezolanos, se encuentran instalados en la calle a la espera de poder ingresar al país.

El Mostrador


Coordinadora Nacional de Migrantes califica como “insuficiente” prórroga de 90 días para regularizar trámites anunciada por el gobierno

A las 10 de la mañana de ayer, se desarrolló una marcha de migrantes que fue convocada por distintas organizaciones que reúnen a extranjeros en Chile.

Según explicaron las agrupaciones en su llamado, la manifestación tiene como objetivo expresar el rechazo a la situación ocurrida con ciudadanos venezolanos en el paso de Chacalluta y otros detalles referidos a los trámites de regularización.

Durante la convocatoria, Rodolfo Noriega, dirigente la Coordinadora Nacional de Migrantes, explicó las motivaciones del movimiento. “Queremos dejar el mensaje de que hemos venido a residir a este país, pero queremos hacerlo de forma regular. Se establecieron restricciones y limitaciones para poder residir, por trámites burocráticos y requisitos que no se pueden cumplir”, detalló en conversación con CNN Chile.

Consultado por la prórroga de 90 días anunciada por el gobierno para la regularización extraordinaria de inmigrantes en Chile, Noriega enfatizó que a su juicio, se trata de una medida que no basta para solucionar la situación. “Es insuficiente, más con la soberbia con que el jefe de extranjería (Álvaro Bellolio) ha declarado que no va a ampliar la cobertura. Si él pretende defender los intereses del país, tiene que ampliar la cobertura para que los trabajadores migrantes residan de forma regular en Chile”.

En su opinión, esta medida “es un triunfo anticipado, lo hicieron en respuesta a esto”. A ello agregó que “ellos (el gobierno) tenían miedo de esto, tienen miedo a la voz de los migrantes, no a otra cosa porque no hemos venido a hacer daño”.

El pasado 19 de julio, el Jefe del Departamento de Extranjería y Migración, Álvaro Bellolio, detalló que la prórroga regirá para quienes han solicitado citas para estampar sus visados, y que han sido programadas para entregar después del 22 de julio. También están considerados aquellos que aún no hayan remitido documentos respecto de su situación penal. Finalmente, el plazo de 90 días permitirá estampar sus visas a quienes no lo hayan hecho.

“Queremos dar la oportunidad para que todo extranjero que se le otorgó su visa, que se inscribió en la regularización y que por factores externos no ha podido hacerlo, solicite su cita y vaya a estampar. Esta es una ayuda justamente para las comunidades de Haití, de República Dominicana”, señaló Bellolio en esa oportunidad.

La Tercera