Colombia: el ELN presenta informe a la ONU y pide reanudar la mesa de diálogo

Eln depositó avances del proceso de paz ante la ONU y los países garantes

La delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional (Eln), que participó en las conversaciones con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, las cuales fueron suspendidas por su sucesor, Iván Duque, anunció desde La Habana (Cuba), donde sus integrantes aún permanecen, que depositó en manos de la sociedad colombiana y de la comunidad internacional los documentos de los acuerdos a los que se habría llegado en los diálogos, antes de su ruptura.

A través de un comunicado, la organización guerrillera señaló que “han sido muchos años de esfuerzos políticos y diplomáticos, de asumir el anhelo de paz y cambios que tiene el pueblo de Colombia, materializados en acuerdos y avances que para el Eln mantienen vigencia, independientemente que la contraparte los niegue”. Como se sabe, el presidente Iván Duque, una vez asumió el poder, inició una evaluación del proceso que terminó en su cancelación tras el atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá, el 17 el enero pasado, atribuido a dicha organización subversiva.

Hace unas semanas, el exministro Álvaro Leyva y el senador Iván Cepeda, del Polo, interpusieron una acción de tutela para insistirle al primer mandatario que deposite los acuerdos preliminares alcanzados con el Eln en la ONU y en los países garantes, con el fin de blindar los avances de dichas negociaciones. “Desde cuando fueron interrumpidas las negociaciones entre el Gobierno y el Eln hicimos la solicitud a ambas partes para que depositaran los acuerdos y avances ante los organismos internacionales” aseguró Cepeda.

En este sentido, recalcó que el hecho de que la delegación de paz de la guerrilla haya anunciado que deposita formalmente los acuerdos y avances obtenidos luego de años de acercamientos y conversaciones con el Gobierno Nacional, es un signo de que es posible reiniciar las conversaciones de paz porque hay voluntad de seguir en ese proceso a partir del punto en que fue suspendido. “El Gobierno, como lo hemos pedido con Álvaro Leyva, debiera hacer lo propio y también depositar esos acuerdos en las instancias internacionales”, enfatizó.

En mayo pasado, el Tribunal de Cundinamarca ya había resuelto a favor un derecho de petición de Leyva y Cepeda en el que le pidieron al presidente Duque proteger no solo la agenda de seis puntos que delimita los temas de discusión en los diálogos con el Eln, sino también dos preacuerdos para desescalar el conflicto, que las partes alcanzaron en junio de 2017. “En nuestra calidad de defensores de la paz y los derechos humanos, y como facilitadores que fuimos del proceso de negociaciones entre el Gobierno Nacional y la guerrilla del Eln, somos titulares del derecho subjetivo a la paz, por lo que nos asiste un interés directo y particular para solicitar su amparo” aseguraron en ese momento el exministro y el senador.

Según lo informado por la Delegación del Eln, los documentos de los acuerdos y avances se radicaron en Nueva York ante la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con el apoyo de Instituciones ecuménicas como el Consejo Mundial de Iglesias y el Diálogo Intereclesial por la Paz (DIPAZ), y otras entidades y personas comprometidas con la paz y los Derechos Humanos. El Depósito también lo efectuaron en Suiza ante el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), y ante el Gobierno de la Confederación Helvética, quien los compartió con los Gobiernos de Alemania, Holanda, Italia y Suecia, integrantes del Grupo de Países de Acompañamiento, Apoyo y Cooperación (GPAAC).

Con esta gestión, señala el comunicado del grupo guerrillero,  se reitera “el compromiso de llegar a acuerdos humanitarios para regular la confrontación armada, así como para rebajar la intensidad del conflicto y pactar un nuevo cese al fuego bilateral, como el desarrollado entre octubre de 2017 y enero de 2018, que fue verificado por Naciones Unidas y la Iglesia Católica”.

El Espectador


Declaraciones: DEPÓSITO ANTE ORGANISMOS MULTILATERALES DE LOS ACUERDOS Y AVANCES CON EL ELN

“La paz es un proceso de construcción de Acuerdos que se cumplen”, con este claro propósito firmamos con el Estado colombiano en marzo de 2016 el “Acuerdo de Diálogos para la Paz de Colombia entre el Gobierno Nacional y el Ejército de Liberación Nacional”, este documento pactado durante tres años de la fase confidencial de diálogos define lo relacionado con la Agenda temática, la Mesa de Conversaciones y las garantías de los Diálogos.

En la etapa pública de Conversaciones desarrollada entre febrero de 2017 y agosto de 2018 hubo Acuerdos y Avances de los que son testigos las Naciones Unidas, la Iglesia Católica, una docena de Gobiernos Garantes y Acompañantes, diferentes entidades multilaterales, y por supuesto amplios sectores de la sociedad colombiana, que participan de este camino de Solución Política del Conflicto.

Han sido muchos años de esfuerzos políticos y diplomáticos, de asumir el anhelo de paz y cambios que tiene el pueblo de Colombia, materializados en Acuerdos y Avances que para el ELN mantienen vigencia independientemente que la contraparte los niegue.

Por esto, esta Delegación de Diálogos deposita en manos de la sociedad colombiana y de la comunidad internacional los documentos que registran dichos avances y Acuerdos.

Instituciones ecuménicas como el Consejo Mundial de Iglesias y el Diálogo Intereclesial por la Paz (DIPAZ), y otras entidades y personas comprometidas con la paz y los Derechos Humanos, gestionaron este Depósito en Nueva York con la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde presentaron y radicaron los documentos de dichos Acuerdos y Avances.

Éste Depósito también lo efectuaron en Suiza ante el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), y ante el Gobierno de la Confederación Helvética quien los compartió con los Gobiernos de Alemania, Holanda, Italia y Suecia, integrantes del Grupo de Países de Acompañamiento, Apoyo y Cooperación (GPAAC).

Con este Depósito reiteramos que

1) Existe una base de compromisos para el ELN y consideramos su cumplimiento una obligación jurídica, ética y política;

2) Nuestro deber es seguir buscando la Solución Política del Conflicto, construyendo Acuerdos para una salida basada en cambios básicos urgentes.

3) Mantenemos el compromiso de llegar a Acuerdos Humanitarios para regular la confrontación armada y hacerla menos cruenta, así como para rebajar la intensidad del conflicto y pactar un nuevo Cese al Fuego Bilateral, como el desarrollado entre el Primero de octubre de 2017 y el 9 de enero de 2018, que fue verificado por Naciones Unidas y la Iglesia Católica.

4) Solicitamos a Naciones Unidas y a los Gobiernos amigos de la paz para Colombia, asumir y salvaguardar este acumulado de Acuerdos y Avances forjados con importante participación de la sociedad colombiana y registrados en sendos documentos publicados por Naciones Unidas, para que dicho sea tenido en cuenta en el futuro inmediato.

5) Lo firmado por las dos partes es un punto de partida objetivo y útil para un reinicio del Proceso de Diálogos con el ELN.

Agradecemos al Consejo Mundial de Iglesias, DIPAZ, ACT Alliance, Federación Luterana Mundial, a todas las entidades ecuménicas y religiosas que han asumido la defensa de la paz en Colombia, socializando estos Acuerdos y Avances para que la comunidad internacional haga más suya la perspectiva de la paz para este sufrido país.

Delegación de Diálogos

Ejército de Liberación Nacional

Julio de 2019

ELN PAZ


Eln depositó avances del proceso de paz ante la ONU y los países garantes

Los documentos registran los logros y acuerdos de lo pactado durante tres años de la fase confidencial, y los últimos acuerdos de la etapa pública de conversaciones, desarrollada entre febrero de 2017 y agosto de 2018 con el Gobierno Nacional.

La delegación de paz del Ejército de Liberación Nacional (Eln), que participó en las conversaciones con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, las cuales fueron suspendidas por su sucesor, Iván Duque, anunció desde La Habana (Cuba), donde sus integrantes aún permanecen, que depositó en manos de la sociedad colombiana y de la comunidad internacional los documentos de los acuerdos a los que se habría llegado en los diálogos, antes de su ruptura.

A través de un comunicado, la organización guerrillera señaló que “han sido muchos años de esfuerzos políticos y diplomáticos, de asumir el anhelo de paz y cambios que tiene el pueblo de Colombia, materializados en acuerdos y avances que para el Eln mantienen vigencia, independientemente que la contraparte los niegue”. Como se sabe, el presidente Iván Duque, una vez asumió el poder, inició una evaluación del proceso que terminó en su cancelación tras el atentado contra la Escuela de Cadetes de la Policía en Bogotá, el 17 el enero pasado, atribuido a dicha organización subversiva.

Hace unas semanas, el exministro Álvaro Leyva y el senador Iván Cepeda, del Polo, interpusieron una acción de tutela para insistirle al primer mandatario que deposite los acuerdos preliminares alcanzados con el Eln en la ONU y en los países garantes, con el fin de blindar los avances de dichas negociaciones. “Desde cuando fueron interrumpidas las negociaciones entre el Gobierno y el Eln hicimos la solicitud a ambas partes para que depositaran los acuerdos y avances ante los organismos internacionales” aseguró Cepeda.

En este sentido, recalcó que el hecho de que la delegación de paz de la guerrilla haya anunciado que deposita formalmente los acuerdos y avances obtenidos luego de años de acercamientos y conversaciones con el Gobierno Nacional, es un signo de que es posible reiniciar las conversaciones de paz porque hay voluntad de seguir en ese proceso a partir del punto en que fue suspendido. “El Gobierno, como lo hemos pedido con Álvaro Leyva, debiera hacer lo propio y también depositar esos acuerdos en las instancias internacionales”, enfatizó.

En mayo pasado, el Tribunal de Cundinamarca ya había resuelto a favor un derecho de petición de Leyva y Cepeda en el que le pidieron al presidente Duque proteger no solo la agenda de seis puntos que delimita los temas de discusión en los diálogos con el Eln, sino también dos preacuerdos para desescalar el conflicto, que las partes alcanzaron en junio de 2017. “En nuestra calidad de defensores de la paz y los derechos humanos, y como facilitadores que fuimos del proceso de negociaciones entre el Gobierno Nacional y la guerrilla del Eln, somos titulares del derecho subjetivo a la paz, por lo que nos asiste un interés directo y particular para solicitar su amparo” aseguraron en ese momento el exministro y el senador.

Según lo informado por la Delegación del Eln, los documentos de los acuerdos y avances se radicaron en Nueva York ante la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con el apoyo de Instituciones ecuménicas como el Consejo Mundial de Iglesias y el Diálogo Intereclesial por la Paz (DIPAZ), y otras entidades y personas comprometidas con la paz y los Derechos Humanos. El Depósito también lo efectuaron en Suiza ante el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), y ante el Gobierno de la Confederación Helvética, quien los compartió con los Gobiernos de Alemania, Holanda, Italia y Suecia, integrantes del Grupo de Países de Acompañamiento, Apoyo y Cooperación (GPAAC).

Con esta gestión, señala el comunicado del grupo guerrillero, se reitera “el compromiso de llegar a acuerdos humanitarios para regular la confrontación armada, así como para rebajar la intensidad del conflicto y pactar un nuevo cese al fuego bilateral, como el desarrollado entre octubre de 2017 y enero de 2018, que fue verificado por Naciones Unidas y la Iglesia Católica”.

El Espectador