Colombia: la Jurisdicción Especial para la Paz cita a Jesús Santrich para el 9 de julio

78

La Jurisdicción Especial para la Paz se pronunció tras la anunciada separación de Jesús Santrich por parte de la Unidad Nacional de Protección.

De acuerdo con el tribunal, “Seuxis Paucias Hernández Solarte está a disposición de la Corte Suprema de Justicia, quien lo citó a indagatoria el próximo 9 de julio. En la JEP, Seuxis Paucias Hernández Solarte está vinculado al caso 001. Está pendiente por definir la fecha donde se retomará su versión que es de asistencia obligatoria e indelegable”.

Según la Jurisdicción Especial para la Paz, “en la Sección de Apelación de la JEP cursa la apelación de la Procuraduría respecto a la garantía de no extradición”. El caso 001 al que hace mención el organismo está relacionado con los secuestros que cometió esa guerrilla en el marco del conflicto armado.

El 17 de mayo anterior, la Justicia Especial para la Paz publicó un archivo PDF en el cual explica cómo fue que se llegó a la decisión de no emitir concepto favorable a la extradición de Jesús Santrich, integrante de las Farc, hacia Estados Unidos. En contraste, ordenó su libertad.

Desde que ordenó tal libertad se han suscitado múltiples controversias y decisiones judiciales que, finalmente, derivaron en que Santrich asumiera como congresista y ahora está con paradero desconocido.

La Sala de Reconocimiento abrió el caso 001, a partir del informe No. 2 de la Fiscalía General de la Nación titulado “Retención ilegal de personas por parte de las Farc-EP”, el que se identifica a 8.163 víctimas de secuestro cometidos presuntamente por la extinta guerrilla.

El caso 001 hasta ahora ha vinculado a 31 exintegrantes del antiguo secretariado de las Farc-EP. Esta primera etapa, que es de la de investigación, se denomina de “reconocimiento de verdad, de responsabilidad y determinación de los hechos y conductas”, y en ella la Sala ha recibido distintos informes de entidades del Estado, informes mixtos (orales y escritos) de víctimas y organizaciones de víctimas, expedientes judiciales y sentencias en contra de los exjefes de las Farc-EP.

La Sala de Reconocimiento ordenó a los 31 excomandantes de las Farc-EP rendir versión en el marco del caso 001. La versión es colectiva e individual. La versión individual es personal e indelegable ante la Sala de Reconocimiento y allí está citado Santrich.

Estas versiones son reservadas y son similares a las que se realizan en la justicia ordinaria, cuando se ordena a una persona a responder a una entrevista o interrogatorio de la Fiscalía General de la Nación.

RCN Radio


ONU llama a Santrich a cumplir sus ‘obligaciones’ con la paz

Más de 24 horas después de que Jesús Santrich abandonó su escolta en Tierra Grata, Cesar, uno de los espacios donde los excombatientes realizan su reincorporación (ETCR), el presidente Iván Duque calificó este hecho como una intención del exguerrillero de evadir la justicia.

“Ver a una persona con semejantes características abandonar su esquema de seguridad, violando los protocolos de la Unidad Nacional de Protección, violando los protocolos de seguridad del ETCR, solo muestra que su deseo es eludir la justicia”, afirmó Duque este lunes en la mañana.

La salida de Santrich de esa zona ubicada en el municipio cesarense de La Paz, donde estuvo todo el sábado, habría ocurrido a la 1 de la mañana del domingo, cuando, según los reportes del esquema de seguridad, no había ningún escolta haciendo guardia en su dormitorio. Desde las 11:45 del sábado hasta las 3 de la mañana, ningún escolta estuvo cerca del sitio, según el informe.

En la mañana, los escoltas se percataron de que la habitación donde durmió estaba vacía, y la ventana de esta estaba abierta. En el lado de afuera “había unas llantas ubicadas como escalera”, dijo el reporte.

Santrich habría dejado una nota en la que avisaba que pasaría la noche con un hijo en Valledupar, pero su esquema no tuvo noticias suyas cuando fue a buscarlo a ese municipio. Desde entonces se desconoce su paradero.

Para Duque, que el ex-Farc haya abandonado su esquema de seguridad mientras visitaba la zona de reincorporación es una muestra de que el congresista, quien enfrenta un proceso en la Corte Suprema de Justicia por narcotráfico, “quiere burlarse de la justicia”. Sin embargo, agregó, “aquí está el Estado de derecho para hacerse respetar”.

La Misión de Verificación de la ONU en Colombia, encargada de hacer seguimiento a la reincorporación de los exguerrilleros de las Farc, expresó este lunes su preocupación por la decisión de Jesús Santrich de abandonar el esquema de seguridad y le pidió, además, que cumpla con los compromisos adquiridos.

“La Misión le exhorta que se presente y cumpla con sus obligaciones, incluyendo la citación a indagatoria de la Corte Suprema de Justicia el 9 de julio”, afirmó.

Sobre esta diligencia dentro de la investigación que realiza el alto tribunal, por su lado, el consejero para la Estabilización, Emilio Archila, señaló que el exguerrillero “tiene el compromiso legal y moral, la responsabilidad como representante a la Cámara de hacerse presente. Sería una decepción para todo el proceso que no lo hiciera”.

¿En Venezuela?

Aunque ni el partido Farc, ni los abogados, ni Migración Colombia ni ninguna otra autoridad ha confirmado que el exjefe guerrillero salió del país, esta versión la sostiene el sacerdote y exalcalde de Barranquilla Bernardo Hoyos.

Según Hoyos, Santrich se habría dirigido a Venezuela para escapar de un supuesto atentado contra su vida en Barranquilla. En un barrio de esa ciudad, a las 3:30 del domingo, Hoyos le tenía organizada una recepción, pero, según dijo, Santrich no llegó por el supuesto plan criminal para matarlo. “Es preferible un Santrich fuera del país que un Santrich asesinado”, afirmó el exalcalde, quien añadió que la información de ese supuesto atentado la habría obtenido el exjefe guerrillero a través de agentes de Venezuela.

En todo caso, entre los compromisos que adquirió Santrich con el acuerdo de paz está el de pedirle permiso a la JEP para salir del país, y esa justicia aún no confirma que el exguerrillero haya realizado dicho trámite.

Por su parte, Eduardo Matyas, abogado de Santrich, señaló que cualquier decisión que haya tomado el exguerrillero “corresponde a su íntima convicción de que es lo mejor para sus intereses personales, su seguridad, su vida y su libertad, luego de haber estado 13 meses privado de su libertad injustamente por un burdo montaje”. Matyas agregó que la libertad y vida de su cliente “se ponen nuevamente en peligro por los ataques constantes y la criminalización ilegal de las autoridades nacionales, encabezadas por el presidente Duque”.

Desde la campaña que promovió la libertad de Santrich aseguran que hasta el sábado en horas de la tarde el exguerrillero estuvo trabajando con su equipo y elaboró una agenda para esta semana en Barranquilla, Medellín y Bogotá. De igual forma, que habló con sus abogados sobre la diligencia en la Corte Suprema.

“Tenemos la convicción de que esta situación no está determinada por la pretensión de evadir sus compromisos ratificados con la Corte con el proceso de reincorporación, la verdad y la reconciliación”, señalaron.

Si no se presenta, se expone a una orden de captura

Si bien es cierto que el exjefe guerrillero Jesús Santrich tiene libertad de movilidad y jurídicamente en este momento no está fugado de la justicia, el hecho de que haya abandonado su escolta es una alerta dentro de los procesos judiciales que enfrenta.

De acuerdo con expertos consultados por EL TIEMPO, Santrich podría enfrentar consecuencias solo si incumple los compromisos que tiene con la justicia, como faltar a la indagatoria a la que está citado en la Corte Suprema el próximo 9 de julio sin presentar una justificación para no asistir, o si falta a las diligencias ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Así lo explica el abogado penalista Camilo Burbano, quien agrega que el esquema de seguridad de la Unidad Nacional de Protección no representa una restricción a la libertad del exjefe guerrillero. Para el jurista, es claro que el hecho de que se desconozca su paradero por sí solo no acarrea ningún tipo de sanción.

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema adelanta una investigación contra el representante a la Cámara del partido Farc por hechos relacionados con narcotráfico. En este caso, afirma Burbano, “si no asiste el día de la indagatoria a la Corte y no justifica su ausencia, podría librarse una orden de captura en su contra”.

El abogado penalista Iván Cancino dice que en el caso de Santrich “no se debería esperar a que no se presente el 9 de julio, sino que se debería proferir una orden de captura de inmediato, no porque se crea que cometió un delito –porque la presunción de inocencia está latente–, sino porque precisamente existe un riesgo de fuga”.

En la JEP, Santrich está vinculado al caso de secuestro abierto en contra de los antiguos comandantes de la guerrilla, pero esa justicia señaló que aún no tiene programada la reanudación de la versión que debe rendir. En el evento de que incumpla dicha diligencia, la JEP podría abrir un trámite para verificar el cumplimiento de sus compromisos con el acuerdo de paz, en el que también se expondría a una orden de captura y a perder los beneficios de la justicia especial.

En ese sentido, Cancino afirma que “una de las obligaciones de quienes se acogieron a la JEP es informar su paradero”. Agrega que el Gobierno le ha prestado la seguridad a los excombatientes en los términos pactados y, por lo tanto, en el caso de Santrich, “no hay ningún motivo ni explicación para que se haya alejado de su seguridad”.

Para el abogado, si el exjefe guerrillero se alejó de sus escoltas por temores a un eventual atentado, “debió haberle dicho al Gobierno que quería un cambio o un fortalecimiento de su esquema de protección”.

En caso de que Santrich haya salido del país, el exjefe guerrillero debió pedir una autorización previa a la JEP, un trámite que esa justicia aún no ha confirmado que se haya realizado. “Al no pedir autorización ni estar claro su paradero, se deben iniciar inmediatamente los trámites para que le quiten los beneficios en la JEP y ser juzgado por todos los delitos en la justicia ordinaria”, señala Cancino.

Por otro lado, para que Santrich se vea expuesto a causales de pérdida de investidura como congresista, deberá faltar a seis sesiones plenarias en las que haya votaciones. Eso solo podría ocurrir a partir del 20 de julio, pues el Legislativo está en receso.

El Tiempo

Más notas sobre el tema