Colombia: ministros rinden cuentas ante el presidente Duque en cónclave de gobierno

282

Cónclave de Duque y sus ministros para reorganizar estrategia de Gobierno

La hacienda presidencial Hatogrande fue el escenario escogido por el presidente, Iván Duque para realizar un “retiro” con todo su gabinete, incluyendo a sus consejeros y directores de las entidades más importantes del Gobierno.

Inició desde este martes y hasta el próximo jueves un “cónclave” para realizar la evaluación de cada cartera. Los funcionarios realizan una rendición de cuentas, para reformular la estrategia y hacer más efectivas las políticas del Gobierno Duque.

Fuentes de la Casa de Nariño consultadas por Caracol Radio confirmaron que se ha dialogado inicialmente sobre los resultados de agenda legislativa que dejó 16 leyes aprobadas, en un trabajo que se realizó sin la llamada “mermelada”.

Están además formulando las nuevas iniciativas que se radicarán el próximo 20 de julio en el Congreso.

En el encuentro están revisando los avances en las políticas más importantes de la administración Duque como seguridad, lucha contra el narcotráfico, crecimiento económico, emprendimiento, lucha contra la corrupción y el plan de austeridad del gasto; así como de la política de diálogo regional del Gobierno.

Está programado también que revisen los temas de economía Naranja, transformación y modernización digital, medioambiente y energías renovables.

Se fijarán allí las metas y las líneas de trabajo para el segundo año de Gobierno Duque.

Las sesiones trabajo se focalizan en los ejes del Gobierno, legalidad, emprendimiento y equidad, en las que revisan los avances de las políticas nacionales y el cumplimiento de los compromisos y los programas propuestos. Se espera que el próximo jueves cuando culmine el “retiro” se entreguen todas las conclusiones.

Caracol


El cónclave de Iván Duque para replantear su estrategia de Gobierno

Aunque el Gobierno Nacional sigue haciendo un balance positivo de la legislatura que recién terminó, el sentir general de los congresistas es que al presidente Iván Duque le “quedó grande” manejar las relaciones con el Capitolio. Principalmente, dicen, porque se empecinó en confundir la representación política con la llamada “mermelada” y, en tal sentido, los partidos que se habían declarado de Gobierno no sintieron que su respaldo a las iniciativas legislativas provenientes de la Casa de Nariño fuera a tener alguna contraprestación.

A eso, no ayudó la gestión de los ministros del gabinete que, por ser más técnicos que políticos, no se prepararon para enfrentar a un poder Legislativo renovado, con una oposición fortalecida, y con unos senadores y representantes difíciles de complacer con simples argumentos. Así, fueron naufragando proyectos como la reforma política, a la justicia -que terminó con la renuncia de la titular de la cartera, Gloria Borrero-, y el proyecto que eliminaba el beneficio de casa por cárcel para los corruptos.

Por eso, apenas a tres semanas de que el Congreso regrese del receso de mitad de año, el jefe de Estado se prepara para mover sus fichas, ajustar estrategias y jugar mejor sus cartas en una época nada fácil para un presidente con más del 60% de desaprobación: las elecciones regionales y locales de octubre. Este martes, el presidente Duque lidera una especie de cónclave para redefinir su estrategia de Gobierno y a la reunión están convocados la vicepresidenta, todos sus ministros, directores de programas y consejeros de la Presidencia. Los encuentros se extenderán hasta el jueves.

No será para definir ajustes ministeriales, ni tampoco “una pasada al tablero”, según aclararon fuentes de la Casa de Nariño a este diario. Será, dijeron, una jornada de planeación estratégica para revisar en detalle los avances de las políticas implementadas por Duque desde el 7 de agosto del año pasado y evaluar “la gestión de los ministerios y entidades adscritas, y sus principales programas”. Todo, en aras de planear qué se viene a partir del 20 de julio, principalmente, en lo relacionado con las iniciativas legislativas que prepara Duque para radicarlas cuando los congresistas regresen de vacaciones.

El presidente Duque ha prometido que no habrá cambio en su gabinete, a pesar de los reclamos que desde su propio partido, el Centro Democrático, le han hecho para que modifique su equipo si quiere tener gobernabilidad en el Capitolio. Está por estrenarse la nueva ministra de Justicia, Margarita Cabello, quien llegó con la responsabilidad de promover una reforma a la justicia y su prueba de fuego arranca en esta legislatura, cuando el ausentismo se hará más evidente dado que los legisladores estarán enfocados en cómo hacerse con el triunfo regional por encima de los intereses del Ejecutivo.

El Espectador


“En el gabinete de Duque nadie se salva”: sectores políticos sobre ministros

Las más recientes declaraciones del ministro de Defensa, Guillermo Botero, sobre el índice de robos generaron diversas reacciones en sectores políticos que, entre otros, piden cambios en el gabinete del presidente Duque.

El senador de la Alianza Verde Antonio Sanguino aseguró que el ministro de Defensa debería ser “relevado de su responsabilidad, las circunstancias de seguridad en el país han venido en un franco deterioro”.

De otro lado, el senador del Polo Democrático Alexander López considera que la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, no ha tenido buenas relaciones con el Congreso. “La ministra Gutiérrez a quien le hundieron casi todos los proyectos que llevó el Gobierno al Congreso, prácticamente un año perdido de legislatura”, dijo.

Para partidos independientes como Cambio Radical y Liberal, el presidente no ha fijado unas prioridades para el país por lo que hay una baja aceptación del trabajo de los ministros como lo expresó el senador Luis Fernando Velasco asegurando que “en el gabinete nadie se salva. Un gabinete sin capacidad de interlocución con el país”.

Desde el Centro Democrático consideran que hay ministros que no han “copiado” el mensaje del presidente Iván Duque y su electorado, como lo señaló la senadora María Fernanda Cabal: “yo considero que quienes lo ayudamos a elegir queremos que le vaya bien y por eso creemos que quienes debe tener en el gabinete y a su alrededor tienen que ser personas que se identifiquen con el electorado”.

Otros sectores políticos consideran que algunos ministros han cumplido su trabajo sin sobresalir.

Blu Radio


Los funcionarios que Iván Duque posesionó y que desistieron de su cargo

En pocos días se cumple el primer año del presidente Iván Duque al frente del Gobierno Nacional y no todos los funcionarios que se posesionaron con ‘bombos y platillos’ en la Casa de Nariño, acompañarán al Jefe de Estado hasta el final de su mandato. Algunos de ellos se ‘bajaron del bus a pocos kilómetros’ de haber iniciado el camino.

Tal vez el caso que genera mayor recordación por parte de la opinión pública es el de Juan Pablo Bieri, a quien Duque posesionó el 7 de agosto de 2018 como gerente de RTVC. Pero luego de un escándalo que se desató presentó su renuncia al cargo: el primero de febrero de 2019 el presidente aceptó la dimisión.

La polémica surgió con Bieri tras ser denunciado por censura contra del periodista Santiago Rivas y al programa ‘Los puros criollos’, que se emite por Señal Colombia,

Según las cuentas Bieri estuvo al frente de RTVC tal sólo seis meses, cuando su programa estaba previsto para los cuatro años de gobierno, ya que el ex presentador acompañó a Duque en la campaña presidencial.

Otro de los alfiles del presidente Iván Duque que abandonó el barco de manera prematura fue Jorge Mario Eastman, quien también fue posesionado como Secretario General de la Casa de Nariño el 7 de agosto.

De manera repentina y luego de que se denunció que el funcionario supuestamente estaba detrás de una serie de llamadas a congresistas de diferentes partidos para que no asistieran en su momento al debate de las objeciones presidenciales a la JEP, episodio que fue desmentido por el gobierno, renunció a su cargo en abril de este año.

Eastma, brazo derecho de Duque, duró ocho meses en la Casa de Nariño. En este caso en particular, salió de la Secretaría General de Presidencia para ser nombrado como nuevo embajador de Colombia en el Vaticano.

En la lista también se encuentra el caso de la ex ministra de Justicia Gloria María Borrero, posesionada en ese cargo el 7 de agosto de 2018. Luego de una serie de sin sabores, como el fracaso de la reforma a la justicia en el Congreso, renunció a esa cartera en mayo de 2019; es decir, permaneció al frente de ese ministerio nueve meses.

Por la misma fecha también se conoció la renuncia de Ana María Tribin al cargo de Alta Consejera para la Equidad de la Mujer; duró también nueve meses luego de que fue posesionada el 7 de agosto del año pasado con el resto de los integrantes del gabinete de Duque.

Nombramientos fallidos

Los nombramientos que no se materializaron en una posesión oficial fueron varios. Uno de estos el de Vicente Torrijos, quien se perfilaba en su momento como el nuevo director del Centro Nacional de Memoria Histórica. Pero su designación desató en el país una polémica, en particular por presuntas irregularidades con su salida de la Universidad del Rosario.

También se tenía como un hecho la llegada al gobierno de Ricardo Rodríguez Yee en la gerencia Gerencia del Fondo Financiero (Fonade), pero él mismo declinó su nombramiento.

La FM


VOLVER
Más notas sobre el tema