Detenciones de migrantes aumentaron un 88% tras el pacto con EEUU

Tras pacto con EU, mil 30 detenciones de migrantes al día

Las detenciones diarias de migrantes en el país aumentaron 88 por ciento durante los primeros 42 días de vigencia del pacto migratorio entre México y Estados Unidos, de acuerdo con cifras preliminares.

Del 8 de junio al 19 de julio, las autoridades mexicanas contuvieron a por lo menos 43 mil 279, lo que deja un promedio de mil 30 “presentaciones” diarias de personas indocumentadas. Esto contrasta con la media de 547 retenciones observada entre enero y mayo de este año.

El gobierno de México aceptó redoblar esfuerzos para atajar la migración de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos a fin de evitar que el gobierno de Donald Trump impusiera un aumento generalizado de 5 por ciento en los aranceles de las exportaciones mexicanas.

El pasado 7 de junio, ambos gobiernos firmaron un acuerdo que pospuso indefinidamente la imposición arancelaria a cambio de algunas medidas, como aceptar a los migrantes que retorne Washington “sin demora”, una vez que soliciten asilo a ese país y tengan que esperar una resolución, así como desplegar fuerzas federales en la frontera sur de México para frenar la ola de centroamericanos que buscan el sueño americano.

Como resultado de las responsabilidades adquiridas por la administración de Andrés Manuel López Obrador, se desplegaron 6 mil 500 elementos de seguridad durante las primeras dos semanas del acuerdo.

Posteriormente, el 24 de junio, la Secretaría de la Defensa Nacional señaló que envió a 20 mil militares para contener el paso de los migrantes en las fronteras, de los cuales 2 mil se hallan específicamente en los municipios que limitan con las fronteras de Belice y Guatemala, mientras que otros 4 mil 500 efectivos vigilan el sureste del país, entre el Istmo de Tehuantepec y la ruta ferroviaria que recorre La Bestia. Los 14 mil soldados restantes se dedican a cuestiones migratorias en comunidades del norte.

Según Luis Cresencio Sandoval, titular de la Sedena, los centroamericanos detectados no son tratados como delincuentes, ya que la migración es una falta administrativa: “Nada más los detenemos, los ponemos a disposición de las autoridades para que hagan su trámite se determine su destino”.

El Instituto Nacional de Migración (INM) reportó que hasta junio se repatriaron 21 mil 912 migrantes, lo que dejó un promedio diario de 953, cifra mayor en 168 por ciento respecto a las 356 deportados en promedio cada día entre enero y mayo.

El número de deportaciones se incrementó desde abril 66 por ciento, cuando 14 mil 940 extranjeros fueron enviados a sus países de origen. Sin embargo, en junio se presentó la mayor cantidad de deportaciones en lo que va de la presente administración, al sumar 21 mil 912 casos.

Esta cifra es una muestra clara del cambio que ha experimentado la política migratoria del gobierno federal, pues entre diciembre de 2018 y febrero de 2019 se repatriaron a 18 mil 974 migrantes, una cifra menor a la registrada en solo el mes pasado.

En tanto, ayer Francisco Garduño, comisionado del INM, recorrió la frontera de México con Belice, la zona de Río Hondo y los puentes Subteniente López y Chactemal, con el objetivo “de consolidar un migración ordenada, segura y regular”.

La dependencia informó que la solicitud de Tarjetas de Visitante Regional (VTR) en este cruce aumentó en lo que va de año: de enero al 16 de julio se entregaron 2 mil 77 a oriundos de ese país, que les permite pasar y desplazarse por Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

BC: 10 MIL RETORNADOS EN 4 MESES Y ALBERGUES A 90%

De abril a la fecha, 10 mil centroamericanos con procesos de asilo en Estados Unidos fueron retornados a Baja California y los 32 albergues en la entidad operan a 90 por ciento de su capacidad, alertó el secretario de Gobierno, Francisco Rueda.

A esto se suma que, como parte de las medidas de austeridad de la Federación, el Fondo de Atención a Migrantes pasó de 300 millones de pesos en 2018 a cero pesos este año, lo que obliga a cerrar estos centros.

“Estamos listos para poder enfrentar una situación de deportaciones masivas, pero es muy importante el acompañamiento del gobierno de la República, la autoridad local y las organizaciones de la sociedad civil; si llega un número mayor de migrantes, nos vamos a ver imposibilitados, esa es la verdad”, detalló.

Rueda señaló que la administración de Francisco Vega solicitó al Ejecutivo federal recursos para establecer dos centros migratorios de alta capacidad: uno en Tijuana y otro en Mexicali, a fin de atender a los retornados por las autoridades estadunidenses.

Afirmó que estos complejos deben tener un enfoque de reinserción social, asesoramiento legal y posibilidades de regreso a sus países y estados de origen, y no solo ser un lugar donde coman y duerman los indocumentados.

“Hay alrededor de 10 mil retornados, de los cuales 7 mil están en Tijuana y 3 mil en Mexicali. Muchos están en albergues operados por la sociedad civil, otros en hoteles y departamentos, y hasta ahora no hay crisis que altere el orden, pero ante la amenaza de EU de más retornos hay preocupación, porque no tenemos capacidad de alojamiento”, explicó.

Por su parte, el director de Atención al Migrante, Gustavo Magallanes, lamentó la disminución del fondo y consideró que se está politizando el tema, toda vez que “quieren liberar los recursos el 1 de noviembre”, fecha de la toma de posesión de Jaime Bonilla, gobernador electo emanado de Morena.

Advirtió que “muchos albergues no llegarán a esa fecha por la falta de comida y pago de servicios”, por lo que en una reunión con el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, el gobernador pidió liberar los recursos del fondo.

Magallanes informó que hasta mayo EU deportó a 27 mil 800 migrantes y retorno a 10 mil centroamericanos. Uno de los albergues que sufre por las políticas de austeridad es el de Ejército de Liberación, que dirige el capitán Isaac Olvera, pues la ayuda representaba una tercera parte de sus ingresos.

El secretario de Gobierno reveló que los 3 mil 800 haitianos que llegaron en 2015 ya se incorporaron a la vida laboral, escolar y social. Destacó que hay matrimonios entre parejas de ese país o con mexicanos, de las que nacieron 43 niños, y que gran parte de profesionistas isleños laboran en la Universidad Autónoma de BC.

REFUERZAN FRONTERA CON TEXAS

Este fin de semana la Secretaría de Seguridad Pública de Coahuila reforzó la vigilancia en la frontera con Texas, Estados Unidos, en los municipios de Hidalgo, Guerrero y Piedras Negras, y en las comunidades de San Vicente y La Navaja.

La fiscalía estatal y la Policía Federal informaron el envío de agentes a los municipios de Acuña y Piedras Negras, por lo que 200 uniformados de Fuerza Coahuila, en su mayoría cadetes, se sumarán a los elementos de la Guardia Nacional desplegados desde finales de junio, y actuarán ante la devolución de migrantes por Eagle Pass.

VÍA TWITTER

ARRIBO DE POMPEO

Mike Pompeo, secretario de Estado de EU, llegó ayer a México y lo recibió la subsecretaria de la SRE Martha Delgado; hoy se reunirá con el canciller Marcelo Ebrard para dar seguimiento a migración y T-MEC.

LAS CLAVES

COMAR, EN RIESGO

La CNDH advirtió que con los nuevos criterios de EU la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) colapsará por las solicitudes de refugio.

RESCATE DE 242

Autoridades rescataron ayer a 242 migrantes en tres entidades: 79 centroamericanos en Coahuila, 150 en Veracruz y 13 de India en Chiapas.

TAMAULIPAS

Esta semana personal de la Policía de tramos carreteros en Tamaulipas rescató a un hondureño en González y a 254 migrantes en Reynosa y Díaz Ordaz.

MURIÓ UN ILEGAL

En Coahuila autoridades auxiliaron a 79 migrantes y reportaron la muerte de uno; mientras que en Durango se aseguraron 100.

Y ADEMÁS

LA SRE VE AVANCES EN RATIFICACIÓN DEL T-MEC

Las reuniones de trabajo entre legisladores estadunidenses y autoridades mexicanas, coordinadas por el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, representan un avance para el proceso de ratificación del Tratado entre México, EU y Canadá (T-MEC), aseguró la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE). Informó que los 11 legisladores de la Comisión de Medios y Arbitrios, liderados por Earl Blumenauer, calificaron las acciones del nuevo gobierno en materia laboral de históricas. La visita de la delegación terminó el viernes con una cena de trabajo encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, en la cual se revisó la agenda bilateral y el proceso de ratificación del T-MEC.

Con información de Israel Navarro, Said Betanzos y Christian Sánchez. Baja California y Coahuila.

Milenio


Disminuye flujo de migrantes entre México y Guatemala tras llegada de 6 mil soldados

El vaivén de decenas de balsas que a cada minuto cruzan el río Suchiate, frontera natural entre México y Guatemala, se ha visto alterado desde hace tres semanas por la presencia de uniformados armados en la ribera mexicana.

Sus miradas y porte marcial contrastan con el aspecto sencillo de los pobladores de la zona, que usan el río para ir de un lado a otro de la frontera -a pesar de la nueva disposición oficial de hacerlo por el punto de control en el puente- cargando bolsas de mercado, o a lo más cajas de leche, galletas, huevos o cerveza, con los que algunos comerciantes abastecen sus negocios.

Este tránsito, a todas luces ilegal, ha sido la norma en esta frontera “porosa”, como la definen analistas, cruzada por mexicanos y guatemaltecos en balsas, hechas de madera y grandes neumáticos.

“Todo el tiempo ha sido el pase libre, de aquí para allá y de allá para acá. Nunca hemos tenido problema con eso hasta ahora”, dice Norman Marín, guatemalteco de 34 años dedicado a importar automóviles desde Estados Unidos.

Marín había cruzado con un grupo de amigos al lado mexicano, pero se aprestaba a volver al lado guatemalteco e ingresar, por orden de un agente migratorio, por el puente fronterizo Rodolfo Robles, paso oficial entre la guatemalteca Tecún Umán y la mexicana Ciudad Hidalgo.

“Ni modo, tenemos que acatarlo, esa es la ley”, dice.

El despliegue, que incluye la movilización de 6.000 soldados al sur de México y ha alterado la vida de esta región, fue la respuesta de las autoridades mexicanas a las exigencias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Bajo amenaza de represalias comerciales, Trump conminó a México a reducir la escalada de migrantes centroamericanos indocumentados que pasan por su territorio con destino a Estados Unidos. Desde siempre, su principal acceso ha sido el Suchiate.

Centroamericanos en la mira

Apenas hace tres semanas, la AFP constató que en la ribera mexicana del Suchiate no había agentes de seguridad o migratorios y el flujo de balsas trasladando personas y mercancías fluía como las aguas del río.

Pero todo ha cambiado. Miembros de la Guardia Nacional, la policía federal y del Instituto Nacional de Migración (INM) están apostados en al menos nueve puntos del Suchiate, solicitando identificaciones a todos los que cruzan, según refirieron los propios agentes.

“Mientras sean aquí fronterizos no hay ningún problema, ahora si son hondureños o más retirado, salvadoreños, esos sí van para atrás”, dice sobre el operativo un agente migratorio de 41 años que pidió mantener su identidad en reserva.

Si se detecta a ciudadanos de Honduras, El Salvador, Nicaragua u otras nacionalidades sin papeles migratorios, el protocolo indica detenerlos y trasladarlos a la estación migratoria Siglo XXI de Tapachula donde son retenidos hasta concretar su deportación.

La AFP atestiguó el momento en que una mujer nicaragüense acompañada de un niño, de unos ocho años, fue intervenida por un agente migratorio y una mujer policía.

Al detectar que sus papeles eran falsos, ambos fueron subidos a una camioneta del INM que partió minutos después rumbo a la instalación migratoria de Tapachula, según refirió la mujer policía.

Golpe al comercio

El agente migratorio explica que a mexicanos y guatemaltecos se les pide que muestren una identificación y se les “hace la invitación” a que acudan al puente internacional para tramitar un pase formal. Otros colegas son menos flexibles y los fuerzan a regresar, como en el caso del guatemalteco Marín y sus acompañantes.

Las autoridades esperan que estos controles reduzcan notoriamente el flujo de migrantes indocumentados que buscan llegar a Estados Unidos, sobre todo de cara al próximo lunes 22, fecha acordada por Washington y México para evaluar los resultados de las medidas migratorias.

Datos de Washington señalan que la cifra de migrantes que llegaron a su frontera sur bajó de 144.000 en mayo a unas 100.000 en junio.

En un efecto colateral, la caída en el flujo de migrantes ha repercutido en la economía de la zona.

Verónica Hernández, una comerciante de 40 años, que vive de la venta de refrescos, cervezas y bocadillos justo sobre la ribera del Suchiate, asegura que su negocio va a la baja.

“Los negocios de acá dependen de la gente que entra de Guatemala, entonces ahorita se ha visto bastante el cambio y el negocio bien bajo porque la gente pues ya no entra”, dice la mujer mientras mece en una hamaca a un bebé de meses.

“Por una parte hay más vigilancia, más seguridad pero igual afecta en lo que es el comercio”, agrega.

Observador CR


Nuevo Laredo concentra miles de migrantes expulsados por EEUU

Autoridades de Nuevo Laredo, ciudad fronteriza del estado Tamaulipas en el noreste de México, informaron este sábado la presencia de miles de migrantes centroamericanos expulsados de Estados Unidos (EE.UU.) en el marco de la política migratoria del presidente Donald Trump.

Aunque la mayoría de las personas expulsadas contaban con adelantos administrativos para su visa, terminaron siendo capturados y retenidos en centros de detención para migrantes de las zonas limítrofes del país norteamericano con México.

El departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. indicó que continuará con las redadas con el propósito de “proteger” a la nación, asimismo, reseñó que aplicarán protocolos de protección a ciudadanos en Brownsville, Texas, limítrofe con Matamoros, México.

Mientras tanto, los migrantes varados en Nuevo Laredo han levantado precarios campamentos en la frontera, y se ven expuestos a la acción de grupos criminales involucrados en el microtráfico y contrabando en la zona, alertan organizaciones de derechos humanos. Residentes de la ciudad también han advertido sobre las condiciones de salud que enfrentan allí mujeres y niños.

Desde el inicio de mes, las redadas contra migrantes se han desplegado en todo el país norteamericano, especialmente en San Diego, California y El Paso en Texas, donde cientos de detenciones y deportaciones han desencadenado que grupos sociales estadounidenses se manifiesten en contra del mandatario Trump en diversas ciudades.

Aunque el Gobierno mexicano opta por ampliar oportunidades laborales y educativas para mitigar el flujo migratorio hacia EE.UU., aún no se ha pronunciado frente a la situación de Nuevo Laredo.

Telesur


VOLVER