Ecuador: docentes jubilados con problemas de salud tras nueve días en huelga de hambre

En los nueve días de huelga de hambre que llevan los maestros jubilados reclamando al Gobierno el pago de su compensación jubilar, algunos han presentado afectaciones en su estado de salud. En brazos, uno de los exdocentes es llevado hasta un carro para ser trasladarlo hasta un centro de salud. En Cuenca y Guayaquil también continúan las protestas.

Agrupados en una carpa blanca en los exteriores de la Asamblea Nacional, con colchones y algunas cobijas, los maestros decidieron iniciar hace 8 días una huelga de hambre para exigir los pagos del incentivo jubilar, adeudados desde 2008.

“Martínez escucha jubilados en la lucha”; “Moreno escucha jubilados en la lucha”. Son algunas de las consignas que exclaman quienes acompañan al maestro que tuvo un quebranto de salud.

Reclamaron que la ambulancia que pidieron para atender a su compañero nunca llegó. En días anteriores, otro de los manifestantes también tuvo que retirarse de la huelga por problemas de salud.

Sin embargo, el resto de maestros se mantienen firmes y, dicen, no claudicarán hasta que el Gobierno cumpla con su compromiso de pagos.

En Guayaquil, los afectados de la tercera edad bloquearon parcialmente la avenida Francisco de Orellana. «Nuestra huelga de hambre no es para que nos tengan lástima, es la más alta expresión de lucha pacífica», dijo el maestro jubilado Manuel Antón durante el plantón de este martes.

En Cuenca, un grupo de maestros jubilados se encuentra en los exteriores del edificio en donde el ministro de Finanzas, Richard Martínez mantendrá una reunión. Esperan dialogar con él, pese al resguardo policial que existe en la entrada del lugar.

Este lunes, los maestros jubilados del Azuay exclamaron: “En vida que nos pagarán, en vida que nos pagarán, de muertos ya para qué”.

Pichincha Universal