El gobierno de Donald Trump ordena bloquear solicitudes de asilo a migrantes centroaméricanos

Gobierno de Donald Trump ordena bloquear solicitudes de asilo a migrantes centroaméricanos

Este lunes fue publicada en el Registro Federal de Estados Unidos una nueva medida contra la migración que deberá entrar en vigencia a contar del martes 16 de julio. El Departamento de Justicia y de Seguridad Nacional anunció que negará las solicitudes de asilo de personas que hayan pasado por un otro país y no hayan solicitado la medida en el llamado “tercer país seguro”.

“Un extranjero que entre o intente entrar en EE.UU. a través de la frontera sur después de no haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EE.UU. no es apto para asilo”, detalla la orden.

El anuncio se da un día después de que la Casa Blanca confirmará el inicio de redadas contra inmigrantes indocumentados para este domingo. Sin embargo, las autoridades de México aseguraron que no hay personas de origen mexicano detenidas.

El domingo el canciller de país, Marcelo Ebrard, afirmó que, tras realizar un monitoreo coordinado con los cónsules de Los Ángeles, Chicago, Houston y Dallas, los diplomáticos coincidieron en que las autoridades de las citadas ciudades anunciaron que no iban a participar en operativos de detención de migrantes y remarcaron que no hay mexicanos detenidos por las anunciadas redadas masivas y permanecerán atentos a lo que pueda ocurrir en las próximas horas.

Ebrard anunció que cerca del mediodía realizará otra reunión remota para tener datos actualizados.

La fiscalización estaba programada para ser realizada en 10 ciudades de Estados Unidos y se podría extender por varios días.

La Tercera


EE. UU. ordena bloquear solicitudes de asilo a inmigrantes centroamericanos

El Gobierno de Estados Unidos anunció este lunes que impedirá otorgar el asilo a los inmigrantes que no lo soliciten antes en un “tercer país seguro”, en un nuevo intento de reducir el flujo migratorio en la frontera con México, procedente principalmente de Centroamérica.

“Un extranjero que entre o intente entrar en EE. UU. a través de la frontera sur después de no haber solicitado protección en un tercer país fuera de sus países de ciudadanía, nacionalidad o de última residencia legal habitual que hubiese transitado en camino a EE. UU. no es apto para asilo”, señaló la nueva orden publicada en el Registro Federal y que entrará en vigor este martes.

La normativa fue presentada por el Departamento de Justicia y el de Seguridad Nacional.

La orden se da a conocer el mismo día en el que estaba previsto que el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, se reuniera con su colega estadounidense, Donald Trump, en la Casa Blanca entre rumores acerca de la posibilidad de que firmara un acuerdo para convertir a Guatemala en tercer país seguro para los migrantes que buscan el asilo en EE.UU.

Sin embargo, la Corte de Constitucionalidad (CC) de Guatemala otorgó la noche del domingo un amparo provisional para que Guatemala no sea convertida en un tercer país seguro para migrantes.

En un comunicado, el secretario interino de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, defendió que esta medida rebajará en última instancia las “abrumadoras cargas” sobre el sistema nacional “causadas por los solicitantes de asilo que no buscan protección urgente en el primer país disponible, migrantes económicos que carecen de un miedo legítimo a ser perseguidos”.

La legislación estadounidense permite a los solicitantes de asilo hacerlo al llegar a la frontera sin tener en cuenta su ruta, pero cuenta con una excepción para aquellos que lo hacen a través un tercer país considerado “seguro”.

En la actualidad, sin embargo, EE.UU. solo cuenta con un acuerdo específico al respecto en el que reconoce como “tercer país seguro” a Canadá.

Trump, quien llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 con la promesa de una política de mano dura en materia migratoria, ha declarado una emergencia nacional por la “crisis humanitaria” que, a su juicio, se vive en la frontera con México y ha acusado a los países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador) de no hacer lo suficiente para frenar el flujo migratorio.

Hace unas semanas, alcanzó un acuerdo con el Gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para que reforzarse su frontera sur con Guatemala y acogiese a solicitantes de asilo en EE.UU. en proceso de espera.

El Gobierno de Guatemala informó el domingo que la reunión que estaba prevista para este lunes en la Casa Blanca entre Jimmy Morales y sería reprogramada.

Prensa Libre


Morales no podrá firmar acuerdo de “país seguro”

El mandatario, Jimmy Morales, no podrá suscribir el acuerdo como “tercer país seguro” con Estados Unidos luego de que el máximo tribunal otorgó el amparo provisional a tres acciones presentadas.

Los amparos fueron solicitados por el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, cinco excancilleres y por Manfredo Marroquín, excandidato presidencial, quienes consideran una amenaza el compromiso, ya que no cuenta con los recursos suficientes y que a la vez atenta contra la soberanía y la Constitución.

Martín Guzmán, secretario general de la CC, leyó parte de la resolución, indicando que dicha firma le corresponde al Congreso y que debe aprobar antes de su ratificación los tratados o convenios internacionales cuando afecten el dominio de la nación o transfieran competencias a organismos o instituciones.

“Sobre tratados internacionales que establece la Convención de Viena, la Corte de Constitucionalidad dispuso otorgar amparo provisional que solicitaron los accionantes y precisa como efecto positivo de la protección que se concede prevenir al presidente que para asumir en nombre del Estado como tercer país seguro debe cumplir con el mecanismo establecido en la literal l del artículo 171 de la Constitución”, expresó Guzmán.

La intención de firmar el acuerdo con su homólogo, Donald Trump, causó el rechazo de varios sectores, ya que no ha habido acciones por Morales para evitar la emigración y la pobreza.

El amparo fue aprobado por los magistrados titulares Bonerge Mejía, Gloria Porras, Dina Ochoa y José Francisco de Mata, así como por la magistrada suplente María de los Ángeles Araujo.

Contradictaria posición

El gobierno de Morales compartió un comunicado en el que informó que reprograma la reunión entre el mandatario con su homólogo estadounidense, y enfatiza que no se tiene previsto firmar un acuerdo para convertir a Guatemala como tercer país seguro debido a las acciones que admitió el máximo tribunal para su análisis.

La reunión entre el presidente Donald Trump y Morales estaba previsto para hoy en Washington, D. C. para conocer los avances en la agenda bilateral, en temas para combatir la emigración irregular, el narcotráfico, la trata de personas y el crimen organizado.
Pérdida de soberanía

También, la Conferencia Episcopal de Guatemala se pronunció por la negociación de un acuerdo de tercer país seguro, señalando que dicha decisión puede mostrar una cesión de soberanía y damnificaría al país, por lo que mencionó estar preocupada, ya que aducirá la situación de los emigrantes en el país. A la vez, recuerda que el Estado debería de brindar seguridad, salud y albergues adecuados para las personas.

“No hay nadie superior a la ley”, análisis de Jordán Rodas, procurador de DD. HH.

Con mucha satisfacción, al haber logrado el amparo provisional, porque se unieron esfuerzos con los excancilleres y Manfredo Marroquín en una causa con sustento legal. Dicha acción, una vez más, hace prevalecer la Constitución, ya que el presidente debe enteder que hay diferentes competencias y la decisión que buscaba tomar no le corresponde pues no hay nadie superior a la ley. El presidente debe darle una lectura serena para comprender que ya a pocos meses de entregar el cargo su legitimidad y fuerza política va a la baja, por lo que es muy difícil que los partidos políticos (en el Congreso) se presten a la comparsa.

PubliNews


VOLVER