El gobierno ecuatoriano disuelve instituto de pensamiento creado por Correa

El Instituto de Pensamiento Político y Económico Eloy Alfaro (IPPE), creado el 16 de agosto del 2017 por la cúpula que lideraba en ese entonces el movimiento oficialista Alianza País (AP), fue disuelto de oficio, a través del Acuerdo Ministerial 0000096.

Este martes, 23 de julio del 2019, el expresidente Rafael Correa difundió en redes sociales la notificación de cierre, emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores. La Cancillería argumentó su decisión, aduciendo que el IPPE incumplió con las obligaciones determinadas en la Ley Orgánica de Participación Ciudadana, en su propio Estatuto Constitutivo y en el Reglamento para Otorgar Personalidad Jurídica a Organizaciones Sociales.

El IPPE no habría remitido a la Dirección de Asesoría Jurídica y Patrocinio de la Cancillería la directiva definitiva de la organización, ni detallado la forma en la que se los eligió, pese a que se le concedió una prórroga para hacerlo. Correa, en su cuenta de Twitter, calificó de “arbitraria” la manera en la que se cerró el Instituto.

“Primero dijeron que nos financiaba Venezuela. Como se les derrumbó esa tontería, ahora dicen que hemos incumplido la Ley”, escribió Correa.

El 22 de marzo pasado, durante un encuentro para constituir el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur), el presidente Lenín Moreno denunció que Correa y Nicolás Maduro habrían utilizado recursos públicos de Venezuela, con el objetivo de desestabilizar a su Gobierno. Para el efecto, apuntó al Instituto de Pensamiento Político y Económico Eloy Alfaro.

“El expresidente Rafael Correa creó -en las postrimerías de su mandato- el Instituto de Pensamiento Político y Económico Eloy Alfaro. Lo conforman, con él, políticos y autoridades de su gobierno”, indicó el Jefe de Estado en esa oportunidad.

Según la denuncia de Moreno, el Instituto recibió financiamiento del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), a través de una transferencia por USD 281 000, a la cuenta que tenía la organización en el BancoDesarrollo S.A., un banco privado de Ecuador.

Moreno, además, dijo que Correa recibió USD 84 000 en Bélgica y otros USD 11 400 en su cuenta en el Banco del Pacífico. También denunció giros para los colaboradores del Instituto, como exministros de Finanzas, gerente del Banco Central, Canciller, y secretario de Rentas Internas.

Tras la denuncia, representantes del IPPE desestimaron las acusaciones “por carecer de fundamento y violentar el sigilo bancario”. El excanciller, Guillaume Long, también reaccionó al cierre del IPPE y calificó a la medida como un “atropello”.

El Comercio


VOLVER