El gobierno venezolano rechaza el informe de Bachelet por tener “una visión selectiva y parcializada”

38

Venezuela entregó un documento con 70 observaciones al informe de DD HH de Bachelet

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela presentó este jueves 70 observaciones sobre el informe de la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Bachelet emitió un informe acerca de la situación en Venezuela en el marco del 41° período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El país suramericano “solicitó a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas (OACNUDH) adoptar las medidas necesarias para corregir los errores del informe A/HRC/41/18” a través de un documento donde se exponen los errores de hecho, destacó el Ministerio de Relaciones Exteriores en su página web.

Entre las observaciones realizadas por la diplomacia venezolana, se expone que la “versión avanzada no editada” del informe remitido el 28 de junio del 2019 al Gobierno Bolivariano, en idioma inglés, presenta una visión selectiva y parcializada sobre la verdadera situación de los derechos humanos en Venezuela.

“En este documento se privilegian excesivamente las fuentes carentes de objetividad y se excluye casi en su totalidad la información oficial, a pesar de toda la documentación y elementos aportados por el Estado a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos”, refiere el documento emitido por Venezuela.

Añade que el 82 por ciento de las entrevistas utilizadas por la OACNUDH para fundamentar el informe fueron realizadas a personas ubicadas fuera del territorio venezolano, aún cuando esta oficina realizó dos visitas al país durante el año 2019, incluyendo el arribo de Bachelet a Venezuela el pasado 22 de junio.

Por otra parte, el Gobierno nacional destaca que el documento no presenta los avances en materia de derechos humanos alcanzados, ni las medidas implementadas que tienen un impacto positivo sobre el poder adquisitivo del pueblo venezolano.

“La OACNUDH está llamada por las normas y principios internacionales a realizar en sus informes una evaluación objetiva e imparcial de la situación de derechos humanos de los países que integran la ONU. Esa objetividad en el análisis solo puede alcanzarse realizando un justo balance en el manejo de las fuentes de información, así como de los avances y desafíos que presenta un determinado Estado sometido a valoración”, señalan las observaciones.

Por otra parte, condena que el informe de la Alta Comisionada omite incluir el impacto generado por el bloqueo económico implementado por el Gobierno de los Estados Unidos (EEUU) en los niveles de vida del pueblo venezolano.

Asimismo, Venezuela denuncia que en el párrafo 13 del informe se sostiene que el Estado no ha demostrado usar todos los recursos a su disposición para asegurar el derecho a la alimentación, aún cuando se aportó a la OACNUDH información sobre las medidas implementadas para garantizar este derecho.

“Resulta inexplicable que la OACNUDH haya omitido toda la información aportada por el Estado y realice la afirmación contenida en el párrafo 13 de su informe con total ligereza y sin una base técnica que lo sustente”, subrayó.

Venezuela destaca que el informe A/HRC/41/18 omite asimismo las informaciones oficiales suministradas por el Estado en cuanto a salud pública, mortalidad infantil, la cobertura del programa de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, y los beneficios otorgados a través del Carnet de la Patria, derechos colectivos de los pueblos indígenas y libertad de prensa con afirmaciones que carecen de sustento técnico que las respalden “y afecta la credibilidad del reporte”.

Además, criticó que la OACNUDH no evaluara el impacto generado por las medidas coercitivas de EEUU y recomendara al Gobierno adoptar resoluciones para atender la situación de derechos humanos mientras se abstiene de subrayar el deber de levantar el bloqueo, tal y como lo han solicitado diversos procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos.

Tras remitir su evaluación, “el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela solicita a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas adoptar las medidas necesarias para corregir los errores del informe A/HRC/41/18, antes de su publicación“.

Noticias 24


Comunicado | Venezuela repudia cinismo de EEUU ante acusaciones de violación de DDHH

La República Bolivariana de Venezuela reivindica ante la Comunidad Internacional su condición constitucional de Estado democrático y social de derecho y de justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la preeminencia de los derechos humanos, cuyo disfrute y protección se garantizan conforme al principio de progresividad, sin discriminación alguna, mediante un robusto andamiaje institucional.

Al incorporar la defensa de los Derechos Humanos como política de Estado, la Revolución Bolivariana partió en dos la historia venezolana en esta materia. Atrás quedaron las décadas en las que la violación de los derechos fundamentales de la población era la regla, avalada por las autoridades de entonces y controlada desde la propia Agencia de Inteligencia de los Estados Unidos. No es secreto que los servicios de inteligencia política venezolanos llegaron a estar dirigidos por siniestros agentes confesos de la CIA, como el connotado terrorista Luis Posada Carriles, conocido por implantar atroces técnicas de tortura y persecución. No en balde, fue durante la falsa democracia venezolana de la segunda mitad del siglo XX cuando surgió la figura de los desaparecidos políticos, comúnmente aplicada después en las dictaduras del cono sur, a través del Plan Cóndor.

En este sentido, Venezuela rechaza categóricamente las acusaciones levantadas en su contra en relación con el respeto a los derechos humanos, particularmente desde el Gobierno imperialista de Estados Unidos, cuyo cinismo es tal, que a pesar de haberse constituido en el mayor violador de derechos humanos de la historia de la humanidad, a partir de la creación de guerras sangrientas por recursos naturales, bloqueos económicos inhumanos, validación de métodos de tortura dentro y fuera de su territorio, trato denigrante a los inmigrantes, incluyendo la separación de familias y el enjaulamiento de menores de edad, entre otras innumerables faltas a la dignidad humana en el mundo entero, se permite hacer señalamientos contra el Estado venezolano sobre casos en los que  el sistema de justicia ha actuado de manera inmediata, con diligencia y firmeza, para sancionar con todo el peso de la ley a cualquiera que resultara responsable durante el desarrollo de las investigaciones.

Similar cuestionamiento corresponde hacer a gobiernos que hoy levantan su voz contra Venezuela, mientras ratifican su condición de satélites de Estados Unidos, al guardar vergonzoso silencio ante los hechos que demuestran que la actual jefa de la Agencia Central de Inteligencia integró la plantilla de fiscales estadounidenses responsables de torturar a combatientes detenidos en centros clandestinos, en muchos casos en sus propios territorios. Algunos de estos gobiernos, contribuyen incluso a la persecución desatada contra honorables defensores de derechos humanos como Julian Assange, Chelsea Manning y otros activistas de la paz por su denuncia de graves crímenes de guerra que los pueblos del mundo tienen derecho a conocer.

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, con la certeza de que la verdad prevalecerá y la justicia se impondrá, denuncia estas acciones injerencistas cuyo único propósito es generar nuevas matrices en la opinión pública para atentar contra la paz y la estabilidad del país. Nada, ni nadie impedirá que Venezuela continúe profundizando su modelo democrático, siempre a partir del carácter transversal de las políticas de protección, garantía y defensa de los derechos humanos de su población.

Caracas, 4 de julio de 2019

Cancillería de Venezuela


Denuncian carácter «amañado y sesgado» del informe de Michelle Bachelet

A través de un comunicado, la Federación Nacional de Defensa de los Derechos Humanos de Venezuela (Fenaddeh) denuncia el carácter «amañado y sesgado» del informe publicado este 4 de julio por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ACNUDH), Michelle Bachelet, y señala que el mismo puede ser usado como justificativo para una «intervención militar por razones humanitarias» mediante Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

El texto, firmado por Ignacio Ramirez Romero, señala lo siguiente:

La Federación Nacional de Defensa de los Derechos Humanos de Venezuela (Fenaddeh) llama al Pueblo y a los Revolucionarios a estar ALERTA por la inminente amenaza de una «Intervención Militar por razones Humanitarias» mediante Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, precedida por el amañado y sesgado informe proveniente de la Sra. Bachelett de ACNUDH.

La matriz de violación agravada a los derechos humanos que se montó esta semana contra el Gobierno a propósito de la muerte del ex Capitán de Corbeta Acosta Arévalo,mientras permanecía detenido en el Dgcim, miembro de una peligrosa red de terroristas que se disponían ejecutar un magnicidio contra Nicolas Maduro y desatar una ola de atentados para derrocar su Gobierno ha escalado vertiginosamente en el plano internacional, desatando condenas desmedidas, inauditas y despreciables de quienes no esconden sus propósitos de urdir una intervención militar extranjera contra nuestro país y acabar con la institucionalidad Democrática del Estado.

La virulencia de esta nueva y reforzada campaña de desprestigio y graves acusaciones contra el Estado Venezolano reafirman el mismo guión de mentiras falaces o fake newsinstrumentadas desde el 2015, no solo porque no responden a la verdad ni a la realidad que juzgan ni muestran mínima objetividad y mucho menos imparcialidad como ocurre con el súbito, sesgado y deliberado informe de 18 páginas de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ACNUDH), Michelle Bachelet, con unas conclusiones que nos coloca prácticamente como el peor país del planeta en cuanto a incumplimiento de los Estándares que deben regir en protección de los DDHH y con la peor crisis humanitaria.

Este hecho, que en sí mismo es muy grave porque no solo reedita la postura parcializada tendenciosa de su Predecesor, el Príncipe Jordano Zeid Bin Raad Al Husesein y quien fue antes embajador de Jordania en los Estados Unidos y no por casualidad se formo en Cambridge en el Reino Unido y en la Universidad Johns Hopkins de los EEUU.

Sino porque ese organismo (ACNUDH) dejó de cumplir las importantes funciones para lo cual fue creado para terminar convertido en un instrumento para encubrir las verdaderas violaciones de derechos humanos y juzgar a aquellos gobiernos y Mandatarios que no le son proclives a los designios de las grandes Corporaciones Capitalistas.

La Sra Bachelett se aparta de los principios y reglamentos que norman el funcionamiento de su alta investidura y termina haciendo coro con las posturas mas retrógradas e injerencistas que desde el Departamento de Estado de los EEUU se han venido posicionando para derrocar por la vía que sea al Presidente Maduro y desmantelar al Estado Nación Venezolano bajo la acusación de ser un Estado Fallido y vivir una crisis humanitaria sin precedente.

Este informe de la ACNUDH no nos extraña ni nos resulta sorpresivo porque ya habíamos encontrado en ella y en su equipo de evaluación que la antecedió a su visita oficial a Venezuela posturas sesgadas y parcializadas de anticipar condenas y juicios de valor sin siquiera examinar los hechos y sus contextos a investigar.

Siguió una ruta demarcada por quienes financian y controlan las Naciones Unidas desde el Pentágono con lo cual salta el verdadero fin y objetivo de esa triste e infeliz parodia en la que han convertido a las Naciones Unidas y la ACNUDH.

Toda esta agria y bien dirigida campaña mediática responde a uno de tantos planes ejecutados y experimentados dentro de la multimodal guerra no convencional o de cuarta generación en nuestro País, y la infausta e inaceptable muerte del ex oficial de la armada involucrado en un gran complot terrorista frustrado oportunamente; muestra la desesperación fascista de apelar a una salida no democrática para lo cual se pretende este próximo 5 de Julio por su alto símbolismo como hito de nuestra Independencia Nacional erigirse ellos en seudos patriotas para supuestamente liberarnos de la atrocidad de un gobernante autoritario, asesino y corrupto como vienen posicionado en la opinión pública a Nicolás Maduro.

Para ello, deben estar montando con el apoyo de mercenarios extranjeros, paramilitares colombianos y desertores de nuestras Fuerzas Armadas Bolivarianas un nuevo escenario de rebelión cívico militar para «simular» un conato de guerra civil y justificar una intervención militar armada cuyo plan vienen sofisticando desde el Pentágono para ser ejecutado por un Comando de interfuerzas militares de Colombia, Brasil, Perú, Chile, Argentina y Ecuador bajo las órdenes del Comando Sur de los EEUU y la OTAN.

En ese plano político militar de agresión y fuerza por parte de nuestros enemigos jurados no nos queda otra alternativa que prepararnos para combatirlos en el plano y escenario que sea necesario e impedir bajo ningún pretexto ni razón que Venezuela deje de ser libre, independiente y soberana como nos la legaron Simón Bolívar y nuestros Próceres Libertarios después de mas 13 años de frenética lucha cuerpo a cuerpo contra el Imperio mas grande del Siglo XIX el Imperio Español.

Ignacio Ramirez Romero

Presidente de Fenaddeh

Alba Ciudad


Guaidó: la negociación en Noruega está “por el momento congelada”

El jefe de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, señaló este jueves que la negociación con el Gobierno de Nicolás Maduro bajo la mediación de Noruega está “por el momento congelada”, y puntualizó que ése es un instrumento más de presión que utilizarán si puede facilitar el cambio político.

En una entrevista al canal “France 24”, Guaidó insistió en que ese proceso de negociación no puede ser el único mecanismo “porque sería un error para los venezolanos, porque la dictadura se burlaría de nosotros. Y así debe también verlo Europa”.

“Tenemos que verlo -añadió- como un mecanismo de presión, como lo es la protesta cívica y ciudadana, como lo es la presión diplomática”.

Guaidó, al que más de 50 países han reconocido como presidente interino de Venezuela, afirmó que participarán en esas conversaciones “siempre y cuando estén orientadas a una solución a la crisis. Todos queremos que sea pacífica, todos queremos que sea inmediata, que sea rápida porque es una necesidad”.

Pero a continuación previno de que “el problema es que el régimen (de Maduro) ha utilizado este tipo de mediaciones para dilatar” la situación.

Y para ilustrarlo se refirió a las negociaciones en la República Dominicana en 2017 cuando “el Gobierno se burló de nosotros”.

Las autoridades noruegas informaron a mediados del pasado mes de mayo de que estaban desarrollando un papel de mediador en una fase inicial para entablar el diálogo entre el Gobierno de Maduro y la oposición para tratar de resolver la crisis en Venezuela.

La oposición ha negado en los últimos días que se hayan programado nuevos encuentros.

Sumarium


VOLVER
Más notas sobre el tema