Inicia proceso de extradición del expresidente Toledo tras ser detenido en EEUU

Alejandro Toledo detenido en EE.UU. para su extradición

El Ministerio Público, a través de la Unidad de Cooperación Judicial Internacional, informó que el expresidente, Alejandro Toledo Manrique , fue arrestado ayer por la mañana por mandato de extradición, en Estados Unidos.

En su cuenta de twitter, la fiscalía informó que con esta detención se inicia el proceso de extradición para que responda ante la justicia peruana por recibir sobornos de la constructora Odebreht.

“Según se informó, el exmandatario se encuentra en su primera comparecencia ante las autoridades judiciales norteamericanas, como parte del proceso orientado a lograr su retorno al país”, precisa en cuenta de twitter.

Como se recuerda, el exmandatario se encontraba prófugo de la justicia en Estados Unidos y afronta un proceso de extradición en el marco del Caso Odebrecht.

En marzo, el empresario peruano-israelí Josef Maiman firmó el acuerdo de colaboración eficaz con la fiscalía y confirmó que Odebrecht depositó alrededor de US$ 35 millones en sus cuentas como sobornos para el expresidente.

Asimismo, el exrepresentante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, declaró ante el Equipo Especial Lava Jato que pagó coimas a Alejandro Toledo por los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur.

Además, según dijo, el exmandatario le pidió, a través de un intermediario, interceder ante otras constructoras para el pago de coimas por el tramo 4 de la misma carretera.

Por otro lado, el Ministerio Público formuló la acusación contra el expresidente por el Caso Ecoteva y pidió 16 años y 8 meses de pena privativa de la libertad.

Según comentó el coordinador del equipo Lava Jato, Rafael Vela, esta acusación facilitaría el proceso de extradición contra Alejandro Toledo

El expresidente peruano Alejandro Toledo fue detenido durante la mañana del martes en Estados Unidos por una solicitud de extradición ligada a la corrupción desplegada por la constructora brasileña Odebrecht, informaron las autoridades estadounidenses y peruanas.

El Servicio de Alguaciles Federales arrestó a Toledo (2001-2006), quien fue presentado ante el juez de primera instancia Thomas S. Hixson en la corte de San Francisco, en el norte de California, dijo el Departamento de Justicia de Estados Unidos. Según la portavoz del departamento, Nicole Navas, el magistrado ordenó que se le mantuviera bajo custodia hasta que se celebrara una audiencia el viernes.

En Lima, la fiscalía peruana informó en su cuenta de Twitter que el arresto se logró a través de la Unidad de Cooperación Judicial Internacional “como parte del proceso orientado a lograr su retorno”.

Un juez peruano ordenó en 2017 detener a Toledo por 18 meses en una investigación preliminar por cargos de lavado de activos y corrupción ligados a Odebrecht. La investigación de un equipo de élite de la fiscalía peruana afirma que Toledo habría recibido hasta 20 millones de dólares para que durante su gobierno la constructora brasileña obtuviera jugosos contratos para construir una vía que conecta Brasil con Perú cuyo costo aumentó de forma desproporcionada con el paso del tiempo.

Heriberto Benítez, el abogado en Lima de Toledo, dijo a la radio local RPP que la detención del expresidente “no significa que haya sido aprobada su extradición”. Indicó que la defensa intentará probar que en Perú existe una persecución política y una politización de la justicia contra Toledo, un argumento que también usó el exmandatario Alan García (2006-2011) quien se suicidó en abril antes de ser detenido por la policía en otra investigación ligada a la corrupción de Odebrecht.

James Rodríguez, un experto en Perú en temas de extradición, dijo a la televisora local N que con la detención preliminar de Toledo con fines de extradición en Estados Unidos se ha iniciado el proceso para traer de retorno a Lima.

“El juez en Estados Unidos puede ordenar una fianza económica considerable o si encuentra peligro procesal, podría ordenar el ingreso de Toledo en una cárcel”, indicó el experto. Dijo que la defensa peruana debe probar “la actividad criminal” de Toledo en los delitos de lavado de activos y corrupción.

El ministro de justicia peruano Vicente Zeballos recordó en una conferencia de prensa que el estudio de abogados contratado por Perú en marzo es Foley Hoag LLP, que en 2018 logró la extradición desde Estados Unidos a Panamá del expresidente de ese país, Ricardo Martinelli. Indicó que la extradición de Martinelli duró 25 meses.

La noche del 17 de marzo durante las celebraciones de la festividad de San Patricio, Toledo, de 72 años, fue detenido por algunas horas y luego liberado durante la mañana siguiente por embriaguez pública cerca de un restaurante en Menlo Park, California.

Las investigaciones contra Toledo han provocado otras indagaciones incluso en Costa Rica, cuando a inicios de año la fiscalía de ese país allanó las oficinas el banco Scotiabank en San José mientras investigaba cómo habrían ingresado al sistema bancario 17 millones de dólares que se presume provienen de supuestos sobornos pagados a Toledo por constructoras brasileñas.

Antes de Toledo, el expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000) retornó a Perú extraditado desde Chile en septiembre de 2007, país adonde había llegado en noviembre de 2005 desde Japón. Fujimori, de 80 años, cumple 25 años de prisión por delitos de asesinato y corrupción en una cárcel donde es el único preso.

Todos los presidentes que han gobernado Perú desde 2001 tienen cuentas pendientes con la justicia por sus nexos con Odebrecht. Además de Toledo, el expresidente Ollanta Humala (2011-2016) y su mujer afrontan un juicio por lavado de activos y corrupción que podría llevarlos más de 20 años a la cárcel y el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018) está bajo arresto domiciliario mientras también es investigado por un caso ligado a la constructora brasileña.

Gestión


¿En qué etapa se encuentra el proceso de extradición de Alejandro Toledo?

La detención del expresidente de la República Alejandro Toledo por parte de la justicia estadounidense no signifca que será extraditado en los próximos días.

Tras el arresto de Toledo Manrique, se seguirá un proceso que podría demorar hasta un año.

De acuerdo a un informe realizado por el estudio de abogados Estudio Foley Hoag LLP, encargados de representar a la defensa peruana en el caso, el proceso de pedido de extradición del exmandatario se ha dividido en 7 etapas. Actualmente, nos encontramos en la número 5.

En la presente fase, luego de haber sido detenido, Alejandro Toledo Manrique podría pedir el pago de una fianza y de esa forma conseguir ver en libertad su caso. No obstante, para que la justicia estadounidense lo permita, la defensa del exlíder de Perú Posible deberá argumentar que su cliente presenta graves problemas de salud o que existe una atípica demora en el proceso de extradición.

Vale recordar que el promotor de La Marcha de los 4 suyos tiene 73 años, pero no se ha reportado que tenga un problema médico complejo.

Por otro lado, la corte analizará si podría fugarse el acusado en caso se le otorgue el beneficio en mención.

Tras ello, Alejandro Toledo podría presentar un hábeas corpus. El ministro de Justicia, Vicente Zeballos, explicó que ello podría causar que el caso se prolongue por más de 6 meses.

Después, en el supuesto de que no validen su requerimiento, la corte podría aceptar la extradición. Si sucede ello, la Oficina de Aplicación de la Ley e Inteligencia de Estados Unidos evaluará la documentción presentada por las partes implicadas.

Posteriormente, dicha oficina mandará el pedido de extradición a los asesores jurídicos del Secretario de Estado y un memorándum al propio funcionario pidiendo la extradición. Si el Secretario de Estado accede a la solicitud, ordenarán al alguacil encargado de la custodia de Toledo Manrique que lo entreguen a los autoridades del Perú.

La República