Gobierno de Nicaragua le da la ciudadanía al expresidente salvadoreño Mauricio Funes

“Funes ha cometido un gran error”: La reacción de Bukele tras conocer que el exmandatario salvadoreño ya es nicaragüense

El presidente de la República, Nayib Bukele, aseguró que el exmandatario salvadoreño Mauricio Funes “botó su único argumento” como “perseguido político” al convertirse en nicaragüense, ya que la Constitución de ese país no otorga nacionalidad por considerarse en esa condición.

A través de su cuenta de Twitter, en un comunicado, Bukele recordó que Funes había argumentado que era un “perseguido político” y que, por eso, estaba asilado en Nicaragua. “Ya que el asilo político se da, entre otros casos, a los perseguidos políticos”, afirmó el presidente salvadoreño.

“En realidad todos sabemos que solo es un vil ladrón, pero había algunos cuantos simpatizantes del FMLN que lo apoyaban afirmando, al igual que él, que era un ´perseguido político´ y que por eso le habían dado asilo”, agregó.

El presidente salvadoreño expuso Funes hizo los trámites para nacionalizarse nicaragüense con el afán de “huir de la justicia”. Sin embargo, destacó que “como todos sabemos, esta, tarde o temprano, llega”.

El comunicado fue publicado por Bukele la tarde de este martes y está acompañado por el mensaje “a pesar de lo que muchos creen, Funes acaba de cometer un grave error”.

La noticia de que Funes se había nacionalizado trascendió este martes. De acuerdo con medios de Nicaragua, tanto el expresidente como su grupo familiar, todos requeridos por la justicia por actos de corrupción, se convirtieron en nicaragüenses al cumplir con los requisitos y formalidades para su nacionalización.

Estos incluyen su permanencia continúa y residencia en el territorio nicaragüense y haber manifestado su voluntad de adquirir la nacionalidad.

En su defensa Funes, argumentó que la Constitución de Nicaragua establece que “los nicaragüenses no podrán ser objeto de extradición del territorio nacional”.

El exmandatario salvadoreño afirmó esto a través de una imagen en la que se lee el artículo 43 de la Constitución nicaragüense. Este apartado establece que “Nicaragua no existe extradición por delitos políticos o comunes conexos con ellos, según calificación nicaragüense. La extradición por delitos comunes está regulada por la ley y los tratados internacionales”.

La Prensa Gráfica


VOLVER