Gobiernos de México y Honduras rechazan las redadas antimigrantes de Trump

México rechaza nuevas restricciones al asilo de Trump

El secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dijo este lunes en rueda de prensa que México rechazó las restricciones al asilo que el presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump, busca imponer a migrantes y pidió que los extranjeros rechazados sean devueltos a su país.

La nueva normativa emitida por el Departamento de Estado de EU sólo tiene efecto en territorio estadounidense y reiteró que México no negociará la opción de convertirse de facto en un “tercer país seguro” con estas medidas, tema en el que insiste Trump, incluso con Guatemala.

Seguimiento y protección

Ebrard agregó:

“Las modificaciones de EU para criterios de elegibilidad en materia de asilo no afectarán a ciudadanos mexicanos. México mantendrá su política de asilo y refugio como lo marca nuestra Constitución, conforme a la tradición histórica en nuestro país”.

Alejandro Celorio, consejero jurídico de la SRE, explicó que la normativa consiste en que si una persona llega a EU a pedir asilo y antes se le negó el mismo en otro país, dicho solicitante quedará excluido del proceso en EU y será removido desde la Unión Americana a su nación de origen.

UnoTV


Honduras se declara en “alerta” y “preparada” para recibir migrantes de EEUU

El gobierno de Honduras través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, informó este lunes que su red consular está en “alerta” y “preparada” con sus Centros de Atención al Migrante (CAMR) para recibir a los connacionales que sean retornados.

En ese sentido, se emitió un comunicado en el que se reitera el apoyo gubernamental para la comunidad migrante.

“El Servicio Consular de Honduras en Estados Unidos está en alerta para atender a los hondureños que requieran servicios de protección o asesoría, con el apoyo de abogados migratorios que están dispuestos a brindarles sus servicios en caso de ser necesario”, subraya el escrito.

De igual manera, resalta que los CAMR están “preparados” para recibir a los connacionales y brindarles los servicios necesarios que les garantice un regreso digno a su tierra.

Cabe señalar, que el fin de semana el gobierno estadounidense inició una serie de operativos masivos que podrían provocar un incremento en las deportaciones de hondureños en los próximos días.

A continuación, Proceso Digital reproduce el comunicado emitidos por la Cancillería:

Proceso


Bukele pide a EEUU un trato especial para El Salvador

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, aseguró el lunes que el país está trabajando para reducir la migración irregular y combatir la delincuencia y el narcotráfico, y consideró que amerita un trato distinto al resto de las naciones del Triángulo Norte de Centroamérica.

“Nosotros hemos hecho el llamado varias veces al gobierno de Estados Unidos y lo hacemos aquí de nuevo, de que no se nos meta en la buchaca (bolsa de mesa de billar) del Triángulo Norte”, dijo Bukele en una conferencia de prensa en la Casa Presidencial. El Triángulo Norte está formado por Honduras, Guatemala y El Salvador.

El mandatario salvadoreño dijo que considera que Centroamérica debería ser un solo país, pero los gobiernos de Honduras y Guatemala “no han sido ejemplo, por decirlo así, y a veces se castiga a una región por actuaciones de gobiernos en los cuales no tenemos ninguna incidencia”, agregó poniendo como ejemplo la lucha contra la droga.

Bukele dijo que a veces se juzga a los tres países en conjunto y “creo que es un poco injusto. Yo creo que aquí en El Salvador se combate la delincuencia directamente, combatimos el narcotráfico directamente”.

Según Bukele, El Salvador incauta el 75% de la droga que pasa por su territorio y aguas territoriales, mientras que Honduras solo el 2 o 3%. “Ellos bajan nuestro promedio, entonces dicen el Triángulo Norte está incautando el 30% de la droga, pero no es así”, afirmó.

En el caso de la migración forzada, aseguró que, según estadísticas que le proporcionó el gobierno de Estados Unidos, las caravas de migrantes están formadas en un 40% por hondureños, otro 40% por guatemaltecos, un 8 o 9% migrantes de otros países y solo un 11% de salvadoreños.

“Está claro, que si bien el tema de la migración es un tema gravísimo (y) ha habido tragedias, la gran mayoría de migraciones no están siendo generadas por El Salvador, sino por Honduras y Guatemala”, dijo Bukele añadiendo que por eso cree que El Salvador “amerita un trato distinto”.

Bukele anunció que están haciendo gestiones y que en los próximos días sostendrá una reunión de alto nivel para abogar por los migrantes salvadoreños, tanto los detenidos en la frontera, como los que tratan de cruzar a diario a los Estados Unidos y los que ya están en ese país.

“Definitivamente es un drama humano y nosotros debemos de acompañarlos a pesar de que estamos haciendo lo posible para disuadir y reducir la migración forzada”, dijo Bukele, que afirmó que en los próximos días lanzarán varios programas generar mejores condiciones de vida y evitar las salidas del país.

La canciller, Alexandra Hill Tinoco, está en Washington junto a la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, para reunirse con miembros del gobierno estadounidense y “están también abogado por la extensión del TPS”, el Estatus de Protección Temporal que afecta a casi 200.000 salvadoreños y a sus hijos nacidos en ese país, apuntó Bukele.

El Nuevo Herald


Lo que sabemos de la nueva medida contra migrantes anunciada por Trump

El gobierno de Donald Trump dio un paso más contra la migración.

En una nueva medida publicada en el Registro Federal, el Departamento de Justicia y de Seguridad Nacional anunció que los migrantes que pasen por un tercer país de camino a Estados Unidos y no soliciten asilo en esa nación no serán “elegibles para asilo”.

La medida, que entrará en vigor este martes, “se aplicará únicamente a extranjeros que entren o lleguen a Estados Unidos desde la entrada en vigor” de la norma, señala el documento.

Esta nueva limitación se suma a los esfuerzos de la Casa Blanca de Trump por frenar la llegada de inmigrantes a la frontera sur del país y se espera que sea disputada en los tribunales.

De hecho, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ya anunció por Twitter que interpondrá una demanda.

“Esta nueva norma es, evidentemente, ilegal”.

En los últimos meses, más de 500 mil personas han llegado a México, la mayoría de Centroamérica y de camino a Estados Unidos, huyendo de la violencia y las crisis económicas en sus países de origen.

Entre esos migrantes, también se encuentran ciudadanos de Cuba, Venezuela o de países de África.

La medida aprobada por el gobierno de Trump recoge algunas excepciones, en concreto:

Aquellos que demuestren que solicitaron protección por motivos de persecución o tortura en al menos uno de los países por los que pasaron en ruta a Estados Unidos, y les fue rechazada en esa nación;
Aquellos que demuestren que se ajustan a la definición de “víctima de una severa forma de tráfico de personas”;

Aquellos que, de camino a Estados Unidos, han pasado por un país o países que no formen parte de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados 1951, el Protocolo 1967, y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.
Bajo la Convención de los Refugiados de la ONU, no hay obligación para los refugiados de pedir asilo en el primer país “seguro” al que lleguen. La norma internacional protege a los demandantes de asilo de ser procesados por entrar ilegalmente a un país extranjero.

Desde el gobierno de Trump, se mantiene que la mayoría de los migrantes que están llegando a la frontera sur del país emigran por motivos económicos y no se les considera “refugiados”, tal y como evidenció el comunicado del secretario en funciones de Seguridad Nacional Kevin K. McAleenan, publicado este lunes.

“La medida reducirá la abrumadora carga en nuestro sistema causada por los solicitantes de asilo que no buscan protección urgente en el primer país disponible, migrantes económicos a los que les falta un miedo de persecución legítimo y las organizaciones criminales transnacionales y traficantes que explotan nuestro sistema en busca de ganancias”, señaló.

“Tercer país seguro”

La decisión del gobierno de Trump se conoce después de que el Tribunal Constitucional de Guatemala bloqueara temporalmente la posibilidad de que el país centroamericano fuera definido como un “tercer país seguro”, en medio de la polémica por que se produjera un acuerdo en ese sentido entre el gobierno guatemalteco y el estadounidense.

Trump ha impulsado medidas para frenar lo que considera como una “crisis” en la frontera sur del país.

La idea de “tercer país seguro” surge a raíz de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados que se firmó en Ginebra, Suiza, en 1951, y se resume en lo siguiente: cuando una persona abandona su país para solicitar asilo en otro, este segundo país puede negarse a recibirlo y remitirlo a un tercero que considere que puede darle las mismas atenciones.

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, tenía previsto viajar a Estados Unidos para reunirse con altos funcionarios este lunes, pero el encuentro fue cancelado tras la decisión del Constitucional.

Estaba previsto que Morales hablara sobre temas de migración y seguridad durante su visita. Según fuentes estadounidenses citadas por medios guatemaltecos, su intención era que Guatemala se declarara “tercer país seguro”.

No obstante, al reprogramar la reunión, el gobierno guatemalteco publicó un comunicado en Twitter en el que aseguró que “en ningún momento se contempla firmar un acuerdo para convertir a Guatemala en un tercer país seguro”.

COMUNICADO URGENTE

Guatemala es uno de los países, junto a sus vecinos de El Salvador y Honduras, de donde procede la mayor parte de migrantes que llegan a Estados Unidos.

Este mes, la fotografía de un migrante salvadoreño junto a su hija, de apenas 23 meses de edad, ahogados en el río Bravo en su intento de llegar a territorio estadounidense llevó a que el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dijera que su país debe hacer más para solucionar los problemas que empujan a sus ciudadanos a emigrar.

“Podemos culpar a cualquier otro país, ¿pero y qué de nuestra culpa? ¿De qué país huyeron? ¿Huyeron de Estados Unidos? Huyeron de El Salvador, huyeron de nuestro país. Es nuestra culpa”, señaló el presidente en una entrevista con la BBC.

Qué más medidas tomó Trump

Desde su llegada al poder, Trump ha mantenido una dura postura contra la inmigración, instando a reducir el flujo migratorio con políticas de asilo más restrictivas y la construcción de un muro en la frontera con México.

Entre las medidas controvertidas puestas en práctica por su gobierno se encuentra la detención de adultos que cruzan de manera ilegal la frontera, y la consecuente separación de familias.

La Casa Blanca también ha suspendido la ayuda que concedía a Guatemala, Honduras y El Salvador, argumentando que estos países no hacen lo suficiente para frenar el éxodo.

El Universal


México: sólo dos redadas y 20 paisanos detenidos, el saldo de ayer: SRE

CAROLINA RIVERA, AGENCIAS Y MELISSA DEL POZO

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó que hasta ayer únicamente tenía el reporte de redadas en las ciudades de Miami y San Diego, esta última donde presuntamente 20 de los detenidos eran mexicanos.

También dijo que hay mil 807 mexicanos en centros de detención de Estados Unidos que podrían ser deportados durante los próximos días; no obstante, se cuenta con un fondo de atención para reforzar la estrategia jurídica para apoyarlos.

“Para los que tienen orden de deportación y están detenidos (mil 807) sí tenemos suficiente material de respaldo, pero si hay un aumento muy fuerte, vamos a tener los recursos para apoyar a los consulados”, expresó.

En Estados Unidos hay un millón 76 mil 688 indocumentados en libertad con una orden de deportación definitiva y que serán los principales afectados de las redadas implementadas por Trump, aunque se desconoce el número de paisanos.

Acompañado vía telefónica de los cónsules de México en Estados Unidos, Ebrard insistió en que México cuenta con el respaldo legal de 400 abogados y consultores para apoyar a los pisanos y, en caso de escalar el número de detenciones, Alejandro Celorio, consultor jurídico de la Cancillería; Julián Escutia, director de Protección a Mexicanos en el Exterior, y Carolina Zaragoza, directora general de Servicios Consulares, viajarán para respaldar las acciones.

Además refirió que, en caso de ser necesario, el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, y él pueden trasladarse al vecino país del norte para defender a los mexicanos.

Desde Washington, la embajadora Martha Bárcena informó que hay una comunicación directa con distintas áreas del gobierno estadunidense para dar seguimiento a la situación y está en alerta por lo que pueda pasar.

En tanto, las cadenas de televisión CNN y Fox News informaron que agentes del ICE actuaron de acuerdo con lo previsto; sin embargo, no se reportaron operaciones significativa en las calles.

Activistas patrullaron varias ciudades para documentar cualquier arresto y ofrecer asistencia a posibles detenidos. En Nueva York, el alcalde Bill de Blasio, aseguró que “todavía no hay actividad y que es muy difícil organizar la vida en torno a los anuncios de Trump”.

“Poco apoyo”

Organizaciones defensoras de migrantes en Texas denunciaron las pocas acciones de apoyo por parte de los consulados de México y el nulo acercamiento con la comunidad.

Alain Cisneros, director de Familias Inmigrantes y Estudiantes en la Lucha (FIEL) en Houston, dijo que son las ONG las que han brindado apoyo y protección a las familias en riesgo.

“Las iglesias, las organizaciones y las comunidades hemos brindado protección a las familias que lo solicitan, pero ni el consulado, ni ninguna autoridad de México se ha acercado a nuestros connacionales para decirles qué tienen que hacer en caso de que ICE llegue”.

Durante el fin de semana, FIEL y otras organizaciones realizaron jornadas de protesta en las ciudades donde iniciaron las redadas, siendo en Florida y Chicago las manifestaciones más nutridas, mientras que en Texas, Cisneros señaló que buena parte de los inmigrantes tienen temor a salir por tratarse de un estado “pasivo en cuanto a defensa y protección en derechos humanos”.

Además, dijo, en las ciudades que hacen frontera con México, las redes consulares han sido omisas de las demandas de la ciudadanía. “Lo único de lo que nos enteramos es que se puede tramitar el pasaporte; hay un buen número de consulados donde los encargados llegaron hace poco tiempo”.

En Houston, por ejemplo, la cónsul Alicia Kerber llegó hace apenas tres semanas, lo que “obstaculiza el proceso de comunicación”, consideró la activista.

La cita entre el presidente Jimmy Morales y Donald Trump, en la que supuestamente firmarían un acuerdo para que Guatemala acogiera migrantes, fue suspendida por el gobierno guatemalteco, que negó intenciones de avanzar en un convenio de ese tipo.

Cercado por distintos sectores que se opusieron a la posibilidad de que Guatemala se convirtiera en un “tercer país seguro” y que interpusieron amparos ante la Corte, Morales canceló la reunión prevista para hoy en Washington.

Al cierre de la edición, la Corte de Constitucionalidad otorgó un amparo provisional para que Guatemala no sea convertido en tercer país seguro para migrantes.

Claves

Más amenazas
• Funcionarios del Departamento de Seguridad Interna de EU revelaron que las redadas durarán toda la semana, informó ayer The New York Times.

El recuento
• Durante la semana del 8 al 14 de julio en al menos 14 entidades del país fueron detenidos mil 572 migrantes, 117 fueron retornados a sus países de origen y cuatro más fallecieron.

Milenio


VOLVER