Internas en Uruguay: Lacalle Pou, Martínez, Talvi y el exmilitar Manini Ríos irán por la presidencia

279

Martínez, Lacalle Pou y Talvi competirán por la Presidencia de la República

Este domingo 30 de junio se realizaron las elecciones internas de los partidos políticos, con una participación del 40% de los habilitados para votar, donde los triunfadores en las principales colectividades han sido: Daniel Martínez, Luis Lacalle Pou y Ernesto Talvi.

Según datos de la Corte Electoral, en Cerro Largo y Flores se dio la mayor concurrencia a las urnas con un 53% de los electores. En Montevideo participó el 35% de los habilitados para votar.

El electorado pudo elegir entre 28 pre candidatos a la Presidencia de la República en representación de 15 partidos políticos.

El Partido Colorado presentó seis pre candidatos, el Partido Nacional registró cinco, el Frente Amplio participó con cuatro precandidaturas y el Partido de la Gente con dos.

Los demás partidos presentaron una candidatura cada uno de ellos.

Candidatos

Según datos oficiales cuando a la hora 2.30 de este lunes 1º de julio se llevaba escrutado el 94% de los circuitos, el total de votos ascendía a 1.004941.

Dentro del Frente Amplio, donde la votación alcanzaba a 239.662 sufragios, Daniel Martínez se consagró como candidato único por la coalición de izquierda para las elecciones nacionales del 27 de octubre, al alcanzar 100.214 votos.

Carolina Cosse llegaba a los 61.471, Óscar Andrade (55.479) y Mario Bergara (22.021).

En el Partido Nacional votaron 416.796 electores, y el triunfo fue para Luis Lacalle Pou quien lograba 223.921 sufragios. Mientras que Juan Sartori alcanzaba 87.082, Jorge Larrañaga (71.841) y Enrique Antía (31.866).

Mientras que en el Partido Colorado, colectividad que obtenía a la madrugada de este lunes los 168.090 sufragios, Ernesto Talvi se convirtió en el candidato presidencial con 90.062 al derrotar al ex presidente Julio María Sanguinetti (55.317) y a José Amorín (22.317).

Cabildo Abierto, el cuarto partido

Si bien en Cabildo Abierto, del ex comandante en jefe del Ejército Guido Manini Ríos, no había competencia interna, de todos modos lograba una importante votación al alcanzar los 43.587 sufragios.

LR21


Daniel Martínez, tras su triunfo dentro del Frente Amplio: “Debatamos ideas en vez de hacer un show de enfrentamiento”

El socialista Daniel Martínez ganó este domingo la interna del Frente Amplio y, en su discurso de victoria, llamó nuevamente a la búsqueda de políticas de Estado comunes a todos los partidos en lo que resta de la campaña electoral.

“Sabemos que en la política uruguaya hay un sector de la población que está desencantado de la política, y tal vez con ese segmento de la sociedad tenemos que revisar los partidos políticos si hemos hecho todo lo correcto”, dijo Martínez, rodeado de sus competidores, Carolina Cosse, Mario Bergara y Óscar Andrade.

En relación a ello, el dirigente añadió: “Es importante comprender que el Uruguay requiere ‘compromisos-nación’, proyectos políticos que involucren a todos los actores y que en vez de hacer un show de enfrentamiento ante cada cosa, debatamos ideas y sepamos encontrar los caminos que nos unen, aunque no sean en el 100% de los temas”.

El ahora candidato presidencial por el Frente Amplio dijo que está dispuesto a debatir con sus competidores de los otros partidos antes de las elecciones nacionales de octubre.

De acuerdo a las proyecciones de escrutinio de las principales encuestadoras sobre la hora 22, Martínez obtuvo entre 39% y 42% de los votos dentro del Frente Amplio. Lo secundaron Andrade y Cosse, con una votación en torno a 25% cada uno. En último lugar se ubicó Bergara, con un 10% aproximadamente. Los resultados definitivos los dará a conocer la Corte Electoral en las primeras horas de este lunes.

Martínez celebró además la victoria dentro de la coalición de izquierda. “Nuestro país se enfrenta a un mundo más que desafiante. (…) En este caso me toca hacerlo con el sereno orgullo que me da ser candidato”, señaló Martínez.

El candidato, que fue intendente de Montevideo entre 2015 y abril de este año, transitó una campaña de perfil bajo hacia las internas, con escasos enfrentamientos entre los otros postulantes de su partido. Recogía los apoyos, principalmente, del Partido Socialista, el Frente Líber Seregni y Casa Grande.

Consultado en la noche de este domingo por la prensa respecto a quién lo acompañará en la fórmula presidencial, dijo que aún no está definido, aunque reiteró que –a su criterio– deberá ser paritaria, es decir, acompañado por una mujer. “Ahora vamos a empezar las consultas para buscar la fórmula que mejor represente a nuestra fuerza política”, afirmó. Las conversaciones comenzarán este lunes, sostuvo.

Horas antes, Cosse había insistido en que le gustaría que la fórmula saliese en la noche de este domingo y que, además de ser paritaria, debía ser compuesta por alguno de los demás precandidatos del Frente Amplio.

El Observador


Lacalle Pou dio el golpe al final de la noche al anunciar la fórmula

Los candidatos para las elecciones nacionales de octubre de los partidos con mayor participación son los esperados: Luis Lacalle Pou (Partido Nacional), Daniel Martínez (Frente Amplio) y Ernesto Talvi (Partido Colorado). La gran novedad política de la noche cayó sobre el final cuando, en el discurso de victoria en la puerta del Directorio del Partido Nacional, Lacalle Pou anunció que la actual titular de la colectividad, Beatriz Argimón, será su compañera de fórmula.

“Le vamos a ofrecer al país una gran mujer que cumple con los requisitos exigidos para ser una buena candidata a vicepresidente, pero sobre todo en el partido de la responsabilidad cumple con las condiciones: capacidad negociadora, conocimiento jurídico, conocimiento del Parlamento y buen humor”, resumió.

De esta manera, Lacalle Pou consiguió a última hora dar un paso adelante para sacar al partido de la tensión que sufrió en la campaña electoral por el factor Sartori: en el plano electoral lo duplicó y anoche puso a un lado la frialdad con que el millonario fue recibido en la sede partidaria.

Lacalle anunció que el coordinador de su sector, Pablo Da Silveira, convocará a los precandidatos para desarrollar un programa común y tiró mensajes para colocarse como líder de una coalición con los partidos que hoy componen la oposición. En ese sentido, confesó que había llamado para saludar a Ernesto Talvi, Pablo Mieres, Edgardo Novick y Guido Manini Ríos.

“El Uruguay empezó a decidir un cambio de gobierno porque el Frente Amplio se agotó. Le sacó la mirada al FA y busca en quién confiar”.
Asimismo, en el Partido Nacional, Sartori quedó segundo, lejos de Lacalle (entre 20 y 25 puntos), pero superó a Larrañaga en el mano a mano que mantenían.

“Soy orgullosamente blanco. Hemos hecho muchos sacrificios y así entendemos la lucha: vivir es combatir”, dijo Larrañaga en su discurso. Y anunció que comparecería ante el Directorio del Partido Nacional.

Sartori habló después. Agradeció la “lealtad de todos” y prometió que el esfuerzo no terminaba. “Esto recién empieza, es otra etapa de más largo plazo”, y consignó que presentará candidatos al Parlamento, a las departamentales y a las alcaldías. “Los comienzos son muy difíciles. Pero en seis meses demostramos que somos una fuerza política nacional”. Sobre la constitución de la fórmula, Sartori dijo que Lacalle Pou mandaba en la decisión.

De su sede en Plaza Independencia se dirigió hasta la Plaza Matriz, en una llegada accidentada por los gritos de desaprobación del resto de la militancia blanca.

En el Frente Amplio, en tanto, se confirmó el favoritismo de Daniel Martínez, y la sorpresa fue el comportamiento electoral de Óscar Andrade que se emparejó con la candidata del MPP, Carolina Cosse.

En el discurso, Martínez resaltó que la izquierda pudo “procesar la renovación” de sus dirigentes históricos -Vázquez, Mujica y Astori- en paz y “con una capacidad increíble de generar transformaciones”.

Hablando en la sede del Frente Amplio y junto a los tres precandidatos con banderas uruguayas y de la coalición de izquierda, el exintendente de Montevideo destacó que hay “un sector de la población desencantado” y que ante ello se precisa revisar acciones para “renovar el diálogo y el compromiso”.

En el Partido Colorado, la victoria de Ernesto Talvi fue otro de los puntos altos de la noche electoral. “¡En los descuentos, con gol de cabeza y en el área chica! ¡Qué más podemos pedir!”, gritó el candidato que superó por unos 20 puntos a Sanguinetti, cuando las encuestas lo daban en un empate técnico con el dirigente histórico y dos veces presidente.

“A Sanguinetti se le puede ganar en votos, pero en política no”, dijo, en un elogio que no llegó a cerrarse en una fórmula y que hoy aparece trabada.

Talvi confió que llevó dos discurso, si ganaba o si perdía – “me daba pánico si me quedaba en blanco”- pero enfatizó que su campaña “dejó de bocas abiertas a todo el mundo”.

Algunos datos más: Manini Ríos tuvo una gran votación (fue el cuarto partido más votado detrás del Partido Nacional, Frente Amplio y Partido Colorado). El Partido Independiente de Pablo Mieres tuvo un pobre desempeño, y el Partido de la Gente de Edgardo Novick superó a Asamblea Popular y el PERI.

Los otros partidos

Cabildo Abierto, el partido que encabeza el excomandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, tuvo un gran debut electoral: obtuvo 4,1% de los votos y se convirtió así en la cuarta fuerza política detrás del Frente Amplio, el Partido Nacional y el Partido Colorado. Según analistas Manini Ríos fue uno de los grandes triunfadores de la jornada.

En el otro extremo parece situarse el Partido Independiente que sorprendió a los analistas por su muy baja votación. Al cierre de esta edición y con 80% de los circuitos escrutados la colectividad liderada por Pablo Mieres solo cosechaba 1.536 sufragios. Si bien no tenía interna -al igual que Manini- no cumplió con su objetivo de “marcar presencia” de cara a octubre.

El Partido de la Gente tuvo ayer su debut electoral, lo que era muy significativo para su conductor Edgardo Novick, quien se impuso en la interna frente a Luis Carotta con casi la totalidad de las adhesiones. Su nivel de votación fue bajo y se situaba por debajo del 1% del total de votantes, aunque pretende ser “protagonista” en octubre.

El País


Manini Ríos pide pista para octubre

Cabildo Abierto, el partido del excomandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, tuvo un gran debut electoral. Obtuvo el 4,1% de los votos, convirtiéndose en la cuarta fuerza política en estas internas, detrás del Frente Amplio, el Partido Nacional y el Partido Colorado.

“Sin tener interna, sin recursos como han volcado otros partidos, logramos este grado de adhesión. Somos por lejos la cuarta fuerza política. Cabildo Abierto será (en las elecciones de octubre) la pista para muchísima gente de todo el espectro político”, sostuvo Manini.

El candidato de Cabildo Abierto destacó que esta “excelente votación” de su partido será “el impulso inicial para la carrera que empezará” hoy lunes 1 de julio para las elecciones de octubre.

Cabildo Abierto tendrá a finales de julio su convención nacional, que Manini llama “el congreso”, para definir la oficializar la fórmula presidencial.

Para suplir la falta de recursos, Manini dijo que su partido mantendrá la estrategia de hablar con la gente, “difundiendo nuestro mensaje, presentándonos como creíbles, que nuestras propuestas, más que promesas electorales son compromisos de gestión”.

Manini llegó solo ayer domingo al mediodía a votar en la Universidad ORT, en el Centro. Cuando se acercó al circuito, la funcionaria de la Armada que custodiaba la urna no supo cómo saludarlo. El excomandante en jefe del Ejército evitó hacer la venia.

Manini sufragó rápido y a los pocos segundos posó para las cámaras, que buscaban captar el primer voto como candidato del militar retirado.

“Llegamos acá con mucho optimismo. Estamos convencidos de que a partir de ahora -en esta carrera que empieza hacia octubre- nuestro partido va a ser un protagonista en este proceso electoral”, sostuvo.

Según el militar retirado, Cabildo Abierto fue la “sorpresa” de los comicios de ayer, votándolo “muchísimo más” de lo que se esperaba.

Además, Manini dijo que su candidatura llegó con el objetivo de “aportar soluciones al pueblo uruguayo”. Según él, “muchísima gente” le estuvo pidiendo que se postulara: “Creo que esa es la verdadera esencia de Cabildo Abierto. Tenemos el reconocimiento y el agradecimiento de nuestra militancia, que ha sabido llegar con nuestro mensaje a todos los rincones del país”.

No obstante, aseguró que la “verdadera carrera hacia octubre” recién empieza hoy.

Sobre posibles alianzas con los demás partidos de la oposición, prefirió mostrarse cauto. Dijo que su partido forjó “un camino independiente” y que esperan mantener su identidad.

“En un futuro, en los puntos en los que haya coincidencia, por supuesto que va a haber acuerdo. Y donde no los haya, vamos a continuar con nuestras ideas. No hubo ninguna charla con los demás; nosotros seguimos con lo que venimos haciendo hasta ahora”, señaló.

En ese sentido, sostuvo que en las primeras semanas de julio presentarán el programa de gobierno de Cabildo Abierto. El candidato prefirió no ahondar en el contenido del proyecto, pero hizo hincapié en que surgió de un “equipo que lo pensó con mucho optimismo y entusiasmo”.

Luego de votar, Manini se retiró. Las banderas de Cabildo Abierto en las cuatro puertas no dejaban que el vehículo pasara desapercibido. Tampoco el fotógrafo de la agrupación, que seguía cada paso del candidato.

El camino de Manini a la elección

La llegada del excomandante en jefe del Ejército Guido Manini Ríos a la elección fue turbulenta. Para muchos, el ahora político estaba planificando candidatearse desde que ocupaba el máximo puesto de la fuerza castrense. Sin embargo, no fue hasta que el presidente Tabaré Vázquez lo cesó que Cabildo Abierto salió a la luz. En el medio, un artículo de El Observador dio cuenta de que el exmilitar José Nino Gavazzo había confesado en un Tribunal de Honor haber arrojado el cuerpo del extupamaro Roberto Gomensoro al río Negro en 1973. Como comandante en jefe, Manini sabía el contenido de estos fallos, que terminó elevando al entonces ministro de Defensa, Jorge Menéndez. El resto de la historia es conocido: esta información derivó en la mayor crisis militar desde la vuelta a la democracia. Menos de una semana después de que trascendiera la noticia, Cabildo Abierto organizó una conferencia de prensa en un hotel y presentó a su nuevo líder. “Esto que hoy comienza es el inicio de una nueva época. Es un viento nuevo, un viento intrépido, un viento que hará sacudir viejas banderas”, dijo entonces Manini.

El País


Talvi y Sanguinetti rompen el acuerdo para la fórmula

Más allá del resultado, sorpresivo para Batllistas por la arremetida final de Ciudadanos, en la casa del Partido Colorado reinó anoche un ambiente “pesado”, a juicio de un exsenador. Más temprano, cuando Julio María Sanguinetti llegó a la sede colorada había declarado que la fórmula no se conocería anoche. Pero tampoco hoy lunes.

Sanguinetti y el ahora candidato presidencial colorado Ernesto Talvi sostuvieron una “tirante” conversación telefónica, según dijeron a El País varios dirigentes de primer nivel, y deshicieron el acuerdo por la candidatura a vice.

En los días previos ambos habían aceptado públicamente ser el compañero de fórmula de quien ganase la interna. Pero ahora, con la ventaja que esperaba según los últimos cómputos, Talvi dijo no. Sanguinetti respondió igual.

La diferencia está en los votos. Talvi obtuvo, según los primeros resultados, más del 50% de los votos partidarios y superó por más de 10% al expresidente. En consecuencia no necesita de la convención nacional para proclamar al candidato a vice.

De todos modos, cuando Talvi llegó a la sede colorada los ánimos se habían calmado bastante y cuando todos estaban sobre el escenario enviando el tradicional mensaje a los votantes, ambos se mostraron conciliadores.

Talvi dijo públicamente que “no descarto ni confirmo” a Sanguinetti como su vice.

De todas formas, varios dirigentes consultados por El País dijeron que confían en que no se produzca el mismo error de Pedro Bordaberry que cerró la fórmula en 2014 con Germán Coutinho, ambos del mismo sector, Vamos Uruguay.

Silencio

La sorpresa y a continuación el desconcierto ganaron a los dirigentes y simpatizantes de Batllistas, incluyendo al propio Sanguinetti, quien hasta algunos días atrás descartaba su triunfo en la interna.

Un puñado de simpatizantes de Talvi explotó al conocer los números, en medio de un mar de silencio de los de Batllistas, que eran mayoría.

Tras conocer los primeros resultados, Sanguinetti se marchó a la sala del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) con el secretario general Guido Machado. Luego fueron sumándose la esposa de Sanguinetti, Marta Canessa, más tarde Bordaberry y otros cabezas de lista. “Siempre hemos estado acá, en las buenas y en las malas”, se escuchó decir al exvicepresidente Luis Hierro.

Bordaberry celebró el recambio partidario y destacó a Sanguinetti por “salir a remar por el partido” y con “el prestigio de ser dos veces presidente”. Y respecto a Talvi dijo que “es uno de los candidatos más preparados para la Presidencia”.

Cuando Talvi llegó a la sede colorada lo recibió un mundo de gente que había llegado desde el hotel Four Points, y sus competidores en la interna: Sanguinetti, José Amorín Batlle y Edgardo Martínez Zimarioff.

En el estrado, Sanguinetti siguió recibiendo el coro de “presidente, presidente”. Talvi “tiene ahora la mayor responsabilidad. Y nosotros, simples soldados de la causa republicana del partido, acá estamos para seguirlo. Adelante”.

Talvi se refirió a Sanguinetti como “una enorme figura” del partido, le agradeció la “enorme patriada” y dijo que “salió a la cancha, salió a morderla y fue uno de los grandes responsables que el partido haya ido para arriba y que hoy estemos festejando la resurrección” colorada. Además felicitó a sus contendores por la “campaña de guante blanco”.

Y no dejó de recordar que su candidatura es producto de la visión del expresidente Jorge Batlle, quien le “enseñó todo” a un economista devenido en político.

Al cierre de esta edición, las distintas encuestadoras mostraban coincidencia en que Talvi superaba a Sanguinetti, aunque por distintos márgenes que van desde doce puntos (Radar, 52% a 40%) a tres (Equipos, 48% a 45%).

“¿Qué apuro tenemos?”, se preguntó el candidato colorado

Sanguinetti reafirmó antes de conocer los resultados de ayer que estaría dispuesto a ser el candidato a la vicepresidencia del Partido Colorado. Sin embargo, anoche esa posición no parecía tan clara. El dos veces presidente de la República señaló a El País que la designación “depende de él (Talvi), estamos todos a lo que él diga, voy en donde me pongan, ya se lo dijimos, vamos a tener un proceso de discusión y de debate interno”. Tras su discurso en la casa del Partido Colorado, Talvi, en diálogo con El País, aclaró que primero es importante plantearse un “debate interno por consenso para decidir cuál es la mejor fórmula”. “No descarto que estemos peleando el balotaje”, señaló. El economista es de la idea de “trabajar serenamente”, porque “esto no es un golpe de efecto, un golpe de marketing, es una decisión sobre una fórmula y requiere evaluar bien los resultados de una elección”, agregó.

El País conversó ayer con varios dirigentes colorados que apoyan la candidatura de Talvi. Los diputados Ope Pasquet y Valentina Rapela desconocían a última hora quién podría ser el candidato a la vicepresidencia.

Talvi dijo que prefiere ver “los resultados y cuáles van a ser nuestros posibles socios. Como nos vamos a coordinar para priorizar y conformar los programas de gobierno, hay mucho que hacer antes de definir el binomio que va a dirigir y capitanear el equipo. ¿Qué apuro tenemos?”, apuntó.

Radio Uruguay


VOLVER

Más notas sobre el tema