Pompeo y 20 cancilleres de la región se reúnen en Argentina con la mira puesta en Irán y Hezbollah

Junto a Pompeo, 20 cancilleres de la región se reúnen en Argentina y firmarán un documento contra Irán y Hezbollah

Por Martín Dinatale

En el marco del 25° aniversario del atentado a la AMIA, los cancilleres de toda la región -con exclusión de Cuba-se reunirán hoy en el Palacio San Martín para protagonizar la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, adonde emitirán un duro documento con tres ejes programáticos: instar a todos los países de América Latina a declarar a Hezbollah como grupo terrorista, enviar un fuerte mensaje de advertencia a la comunidad internacional por la influencia de Irán en la zona  y establecer nuevas herramientas de cooperación para combatir a las bandas de narcotraficantes. 

El documento que hoy firmará la mayor parte de los países que van desde Canadá hasta Chile explicitará un compromiso firme en su lucha contra el terrorismo. El canciller Jorge Faurie y la ministra de Seguridad Patricia Bullrich serán los encargados de abrir el debate de hoy de cancilleres y delegados.

La presencia del secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo en Buenos Aires le dará una fuerte impronta a esta cumbre contra el terrorismo. Pero también hay una veintena de representantes de diferentes países del hemisferio y la presencia de delegados de la OEA, que coincidirán en la necesidad de ejercer mayor presión internacional a los grupos extremistas como ISIS, Al Qaeda, Hezbollah, y también las bandas de narcotraficantes que operan en la región como verdaderos financistas de esas organizaciones terroristas.

“La conmemoración del atentado a la AMIA será sin dudas un puntapié central para emitir desde aquí un duro mensaje a los grupos terroristas que hoy amenazan la paz mundial”, expresó  a Infobae un destacado funcionario del Gobierno vinculado al área de seguridad e inteligencia.

Tras la primera sesión de la Cumbre antiterrorista, los ministros y delegados de cada país redactaban anoche un fuerte documento que contemplaba al menos tres ejes concretosde acción:

1-Acorralar a Hezbollah. Bajo esa premisa, tanto Estados Unidos como Canadá, bregarán para que los países de la región repitan el ejemplo de Argentina que acaba de crear por decreto un registro de agrupaciones terroristas entre las que incluyó a Hezbollah.

De esta manera, la idea es “acorralar” las acciones de la agrupación pro-iraní que tiene fuertes lazos en la Triple Frontera de Paraguay, Brasil y Argentina.

También hubo advertencias en los paneles de ayer respecto al financiamiento y seguridad que Nicolás Maduro otorga a Hezbollah en Venezuela. La idea de fondo es que a partir de la prohibición legal de Hezbollah como grupo terrorista, se lo pueda asfixiar en sus finanzas y su capacidad operativa en distintos países de la región.

La resolución que firmó ayer el titular de la Unidad de Información Financiera (UIF) Mariano Federici, que ordenó el congelamiento de activos de la organización terrorista Hezbollah, va en línea con el accionar que se busca que imite el resto de los países de la región.

2-Advertencias a Irán. En el documento que se presentará al plenario de cancilleres y delegados también hay menciones concretas a Irán en relación a su capacidad nuclear y al sustento que otorga a agrupaciones como Hezbollah en diferentes lugares del mundo.

De allí que el secretario Pompeo quiere instar a los países del Hemisferio a acordar un sistema de cooperación más aceitado entre agencias de inteligencia, oficinas antilavado y departamentos de seguridad para perseguir a eventuales células relacionadas con grupos extremistas.

Esta acción se da en medio de una fuerte tensión entre Irán y Estados Unidos, que ayer derribó un drone teledirigido iraní en el estrecho de Ormuz que estaba a menos de 1.000 metros del buque norteamericano USS Boxer.

3-Herramientas de acción. En este caso, el planteo del documento final que se dará a conocer hoy instará también a los países miembros de la cumbre de seguridad a intensificar la labor de seguimiento de grupos narcos en su vínculo financiero con agrupaciones terroristas.

Pero además hay instancias concretas a seguir como es el caso del Grupo 3+1 que buscan reflotar Argentina, Paraguay y Brasil con Estados Unidos en la Triple Frontera. Allí se trata de que haya un trabajo conjunto de las agencias de inteligencia, los oficiales de contraterrorismo y los ministerios de seguridad.

Adelanto del debate

Ayer, durante los paneles que se desarrollaron en el Palacio San Martín sobre seguridad, financiamiento y justicia se planteó un adelanto de lo que será el documento final de hoy.

La ministra de Seguridad patricia Bullrich expondrá en la cumbre de hoy en la Cancillería (Gustavo Gavotti)

La ministra de Seguridad patricia Bullrich expondrá en la cumbre de hoy en la Cancillería (Gustavo Gavotti)

Según pudo saber Infobae, en el panel sobre “Seguridad Regional e Implementación de la Ley” expusieron Gerardo Milman, Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad de Argentina; David Burns, Vice Fiscal General Adjunto Principal de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia de los Estados Unidos; el Comisario Principal César Lara, Jefe de la Secretaría de Prevención e Investigación del Terrorismo (SERPÍNTE), y el coronel José Manuel Álvarez Rosales, Director de Inteligencia de la Dirección contra el Terrorismo de la Policía Nacional del Perú. Moderó este panel Gastón Schulmeister, que es el director Nacional de Cooperación Internacional del Ministerio de Seguridad de Argentina.

En ese debate se mencionó la presencia de redes de narcotraficantes con grupos extremistas en la región, se recordó el caso de la detención de jefes del grupo Barakat de la Triple Frontera ligado a Hezbollah y se mencionaron antecedentes llamativos como el ingreso ilegal de dos iraníes con pasaportes falsos a la Argentina. 

Hoy tendrán la palabra  el canciller Faurie, el secretario Pompeo y la ministra Bullrich, entre otros, y será un día de grandes anuncios con un documento que marcará una nueva etapa del Hemisferio en materia de lucha contra el terrorismo.

Infobae


Con el terrorismo, Venezuela y las elecciones en agenda, Macri recibe a Michael Pompeo

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Michael Pompeo, arribará el viernes a la Argentina para dar comienzo a una gira latinoamericana y mantendrá una reunión con el presidente Mauricio Macri.

El jefe de la diplomacia estadounidense participará de la Segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo, que tendrá como sede Buenos Aires.

Durante la mañana del viernes Pompeo participará de un acto en la plaza seca de la AMIA, en un homenaje a las víctimas del atentado, junto al canciller, Jorge Faurie.

El secretario de Estado norteamericano tendrá una reunión con Macri y se espera que además de la agenda contra el terrorismo realice un apoyo a los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela “en su lucha por la democracia y contra la represión”.

La visita al país del funcionario estadounidense es el inicio de una gira por Latinoamérica que lo llevará luego a Ecuador, México y El Salvador.

Además, se produce dos días después de que para Estados Unidos, la recesión y la incertidumbre política condicionan el clima de negocios en Argentina.

Así trascendió del reporte sobre el clima de inversiones que todos los años elabora el Departamento de Estado norteamericano y que sirve como base de análisis de planes y negocios futuros para las multinacionales de ese país que pretendan ampliar sus operaciones o desembarcar en el mercado local. Según se desprende del informe, la caída de la demanda y la volatilidad de las finanzas locales “han reducido la capacidad del gobierno de Macri para promulgar reformas a favor de los negocios y ha sofocado la inversión internacional en Argentina”.

El informe destaca las “importantes oportunidades de inversión y comercio, particularmente en infraestructura, salud, agricultura, tecnología de la información, energía y minería” que presenta el país, y respaldando las “políticas económicas” adoptadas por Macri para terminar con las medidas populistas del anterior gobierno kirchnerista.

La extensa agenda que seguirá está marcada por temas como el terrorismo, la crisis en Venezuela, la inmigración ilegal y el narcotráfico, entre otros.

Este martes, un alto funcionario del Departamento de Estado, durante una conferencia de prensa telefónica dio detalles de lo que será la visita de Pompeo a la región.

La llegada del secretario de Estado norteamericano a Buenos Aires no es casual en este momento, ya que lo hace en medio de la conmemoración por los 25 años del atentado terrorista con la mutual judía de la AMIA, perpetrado el 18 de julio de 1994 por Hezbollah.

Y, en ese contexto, este jueves el Gobierno oficializó la declaración de Hezbollah como una “organización terrorista” y ordenó el congelamiento de los activos de “entidades específicas del ala militar que integran la misma y líderes de la organización”.

El funcionario del Departamento de Estado sostuvo que, durante las reuniones que mantenga con las autoridades argentinas, entre ellas el presidente Mauricio Macri, Pompeo hará especial énfasis en la lucha contra “la amenaza terrorista”.

“Nadie olvida el daño provocado en el ataque. Recordaremos a las más de 80 personas asesinadas, y a las decenas que también murieron en el atentado contra la embajada de Israel en Buenos Aires (17 de marzo de 1992)”, indicó.

Buenos Aires será sede en esta semana de la Reunión Ministerial de Antiterrorismo en el Hemisferio Occidental, cuyo primer encuentro tuvo lugar el pasado mes de diciembre en Washington.

“El secretario va a tener la oportunidad de hablar con el presidenteMauricio Macri para reiterar el compromiso de EEUU para trabajar con Argentina no solamente en el campo de control y combate contra el terrorismo, sino también en oportunidades económicas, comercio internacional, y la lucha por la democracia”, indicaron desde el Departamento de Estado norteamericano.

Como muestra de su apoyo a la lucha contra el terrorismo, Macri ratificó su postura de declarar a Hezbollah como una organización terrorista.

“Habrá un enfoque importante sobre Hezbollah, otras organizaciones y sobre quienes apoyan a estos actores”, adelantó el funcionario norteamericano-

Asimismo, destacó que el gobierno de Donald Trump considera que “en estos años Argentina fue una voz muy fuerte en favor de la democracia”, en particular en lo que se refiere a la cuestión de la crisis de Venezuela.

En esa línea, recordó que el próximo 23 de julio Buenos Aires también será sede del próximo encuentro del Grupo de Lima y sostuvo que la gestión de Macri tuvo “un compromiso muy fuerte” con ese bloque creado para hacer frente a la crisis venezolana.

El miércoles, durante la cumbre de jefes de Estado del Mercosur, elpresidente argentino emitió un fuerte mensaje en favor de la democracia en Venezuela, ratificando su reconocimiento a Juan Guaidó como legítimo presidente y exigiéndole a Nicolás Maduro que “cese con las violaciones a los derechos humanos”.

De la gira de Pompeo formará parte también la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Kimberly Breier, quien “tendrá reuniones con líderes de opinión, con representantes del gobierno interino de Juan Guaidó en Argentina, y con miembros de la comunidad venezolana en el país”.

Consultado sobre las políticas que mantendrá Washington contra el gobierno de Nicolás Maduro, reconoció: “Vamos a seguir con la misma política, aumentando la presión sobre Nicolás Maduro y los que lo apoyan, hasta que reconozcan la voluntad popular del pueblo venezolano a través de sus representantes elegidos de la Asamblea Nacional y el gobierno interino que ellos han establecido”.

“En Argentina reconocemos un socio respetado, y de mucho valor. No sólo en la región, sino también a nivel global. El año pasado hicieron un trabajo bárbaro en la cumbre del G20 (…) Los desafíos que han enfrentado en los últimos años y el progreso que han hecho para alinear la economía son muy positivos”, apuntó.

En suelo argentino, Pompeo también tendrá encuentros con el nuevo canciller Teodoro Ribera Neumann y su homólogo de Bahamas “para hablar de seguridad, prosperidad y democracia”.

iProfesional


Almagro pide a la OEA calificar a Hezbolá como “organización terrorista”

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, pidió el jueves designar al movimiento chiíta libanés Hezbolá como “grupo terrorista”, al cumplirse 25 años del atentado contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires, que Argentina le atribuye.

El llamado de Almagro se produce el mismo día en que el gobierno argentino deMauricio Macri incluyó a Hezbolá en su registro de grupos terroristas, congelando todos sus activos y los de sus líderes por considerarlo “una amenaza actual y vigente para la seguridad nacional y la integridad del orden económico financiero” del país, según un comunicado oficial.

En un discurso ante el Consejo Permanente de la OEA, que reúne a los representantes de los 34 miembros activos del bloque regional, Almagro dio sus condolencias a Argentina por el peor ataque terrorista de su historia, que dejó 85 muertos y sigue impune, y llamó a tomar medidas para evitar que algo así se repita.

“Comprometámosnos a (…) nombrar a Hezbolá como organización terrorista que atenta contra los principios de la dignidad humana que defendemos en este hemisferio”, dijo.

Argentina ha acusado del ataque a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) a altos exfuncionarios iraníes, entre ellos el expresidente Ali Rafsanjani, y al movimiento chiíta libanés Hezbolá, pero éstos han negado estar implicados.

“Elevar la lucha contra el terrorismo y el antisemitismo”

En su discurso, Almagro también instó “a toda la comunidad hemisférica” a adoptar la definición oficial de antisemitismo de la organización intergubernamental Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés), que la secretaría general de la OEA ya adoptó, al igual que países como Canadá y Nicaragua.

Según la IHRA, “el antisemitismo es una cierta percepción de los judíos, que puede expresarse como odio hacia los judíos. Las manifestaciones retóricas y físicas de antisemitismo están dirigidas a individuos judíos o no judíos y/o sus propiedades, a instituciones comunitarias judías e instalaciones religiosas”.

Además, Almagro convocó a la OEA a “elevar la lucha contra el terrorismo y el antisemitismo en el hemisferio”, poniéndolos como “prioridad en la agenda”.

“El antisemitismo es un mal a nivel global y cada uno de nuestros países tiene que tener especial cuidado y tomar acciones contundentes al respecto”, enfatizó, señalando que actores como Hezbolá “no tienen cabida alguna” en la región.

Sumarium