La USAID confirma el desvío de fondos asignados a Centroamérica para respaldar a Guaidó

USA confirma desvío de fondos asignados a Centroamérica para Guaidó

La Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional (USAID) confirmó este jueves que ha aprobado el desvío de fondos, en principio asignados a Centroamérica, en respaldo al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela, para “asistir a la sociedad civil” y ampliar “esfuerzos de buena gobernanza” en ese país.

“Los fondos reprogramados serán usados en respaldo de la legítimamente electa Asamblea Nacional de Venezuelay el presidente interino Juan Guaidó para expandir sus esfuerzos en buena gobernanza, promover medios independientes y libertad de información, para asistencia a la sociedad civil y organizaciones de derechos humanos”, indicó a Efe un portavoz de USAID, que pidió el anonimato.

El funcionario remarcó que esta decisión “es consistente con la orden del presidente de que EE.UU. no ofrezca nuevos fondos para programas en El Salvador, Guatemala y Honduras”, a la vez que urgió a estos países “a tomar acciones concretas y demostrables para reducir el número de migrantes ilegales que llegan a la frontera con origen o en tránsito por sus países”.

“El Departamento de Estado y USAID han dejado claro su intención de trabajar con el Congreso para reprogramar financiación hacia otras prioridades de seguridad nacional como considere apropiado”, agregó.

El funcionario no precisó la cifra concreta de esta aportación ni si habría más desembolsos.

No obstante, el diario Los Angeles Times, que reveló en primer lugar esta decisión, apuntó que sería de 41,9 millones de dólares y que podría haber fondos adicionales.

En marzo el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció su intención de reducir la ayuda a estos tres países ante la, a su juicio, inacción de las autoridades centroamericanas para poner freno al flujo migratorio hacia la frontera de México con EE.UU.

El mandatario ha criticado de manera reiterada a los países del Triángulo Norte y les ha responsabilizado de la “crisis humanitaria” existente en su frontera sur, ya que la mayoría procede de Centroamérica.

El Gobierno de Trump lidera una campaña para sacar a Nicolás Maduro del poder desde que Guaidó se adjudicara las competencias del Ejecutivo como presidente interino de Venezuela el 23 de enero.

Desde entonces, Washington ha impuesto sanciones contra varios funcionarios de ese país, incluido el hijo del presidente venezolano, Nicolás “Nicolasito” Ernesto Maduro Guerra, y también ha restringido las operaciones en EE.UU. de la empresa Petróleos de Venezuela (Pdvsa), principal fuente de divisas para Caracas.

Sumarium


Delegados del Gobierno y la oposición dicen que el diálogo en Barbados “avanza”

Las delegaciones del Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición anunciaron este jueves que avanzan en el diálogo para resolver la crisis venezolana con la mediación de Noruega, y se comprometieron con el país europeo a actuar con discreción.

Luego de cuatro días de conversaciones en Barbados, las partes emitieron escuetas declaraciones por separado para reiterar que la negociación continúa, aunque sin aclarar si la ronda en la isla caribeña concluyó.

“Seguimos en los diálogos y ratificamos el pleno respeto a las pautas establecidas. Exhortamos a todas y todos para que se cuide este esfuerzo de negociación entre venezolanos”, señaló en su cuenta de la red Twitter Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación y jefe de la delegación de Maduro.

Casi simultáneamente se pronunció el diputado Stalin González, representante de Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países encabezados por Estados Unidos.

“Ratificamos mensaje del Gobierno del Reino de Noruega. Junto a la comunidad internacional y gracias a la movilización ciudadana de los venezolanos, seguimos avanzando para buscar el fin al sufrimiento de nuestro pueblo y elegir nuestro futuro en libertad”, indicó González también en Twitter.

Previamente, el ministerio noruego de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que los delegados “continúan las negociaciones iniciadas en Oslo (en mayo) en el marco de una mesa que trabaja de manera continua y expedita”.

“Acentuamos la necesidad de que las partes tomen la máxima precaución en sus comentarios y declaraciones respecto al proceso, en cumplimiento de las pautas establecidas”, añadió el texto.

Oslo subrayó que, “por el bien de las negociaciones”, las partes deben tener el “espacio necesario para avanzar en un ambiente constructivo y que la confidencialidad del proceso sea respetada por todos”.

Tras acercamientos exploratorios y un primer cara a cara en Oslo a mediados de mayo, las partes trasladaron el diálogo el 8 de julio a Barbados.

La oposición busca en las negociaciones la salida de Maduro y una nueva elección, al considerar que su segundo período, iniciado en enero pasado, resultó de comicios “fraudulentos”.

Pero el mandatario socialista descarta renunciar y advierte que el diálogo debe apuntar a la “convivencia democrática” y a poner fin al “golpismo” de sus adversarios y los supuestos planes de Washington para apoderarse de la mayor reserva de petróleo.

Panorama


Venezuela repudia nueva injerencia del vicepresidente de EE.UU.

La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, repudió este jueves las declaraciones injerencistas emitidas por su homólogo de Estados Unidos (EE.UU.), Mike Pence, quien cuestionó las relaciones de hermandad de ese país con Irán.

A través de su cuenta en Twitter, la funcionaria aseveró que Pence “destila su odio contra nuestra patria” y reiteró que la única amenaza para la región es el Gobierno estadounidense, presidido por Donald Trump.

“La única amenaza a nuestra región y al mundo es la dictadura bélica y supremacista de su Gobierno que desprecia a la humanidad”, enfatizó la funcionaria.

En un segundo tuit, Rodríguez aseguró que el sistema político de EE.UU. busca principalmente asfixiar los derechos políticos de sus ciudadanos.

Asimismo, reafirmó que Venezuela continuará con su curso victorioso, mientras que “las salvajes palabras de Pence seguirán en el lodo”.

Previamente, el vicepresidente estadounidense comentó que un supuesto viaje del canciller iraní Mohamed Yavad Zarif hacia la nación suramericana tendría como fin “tácticas desestabilizadoras” que superan al Medio Oriente.

teleSUR


VOLVER