México: avanza el nuevo tratado comercial con Canadá y EEUU en el Senado estadounidense

La lideresa de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, envió una carta al presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Martí Batres, en la que le expone los avances en el análisis del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), para su próxima ratificación.

En la misiva, fechada el 12 de julio pasado, la congresista estadunidense felicita a Batres Guadarrama por su informe de labores en el primer año de la LXIV Legislatura federal, y por la reciente ratificación del Senado Mexicano del citado instrumento comercial, que ahora tiene que ser ratificado por Estados Unidos y Canadá.

Pelosi destacó que preservar tratados internacionales que fortalecen los nexos económicos y culturales de largo tiempo y asegurar la prosperidad para las futuras generaciones, son valores que ambos países comparten.

Tal como se ha venido desenvolviendo en Estados Unidos el proceso del tratado, los demócratas en la Cámara baja laboran en atender nuestras prioridades en cuanto a trabajo y salarios, precios de medicinas bajo receta, protección del medio ambiente y el tema central que es la necesaria vigilancia de las reglas que estamos acordando, agregó.

“Hacia ese fin, un grupo de trabajo de miembros del Partido Demócrata encabezados por el presidente del Ways and Means Committee (equivalente a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública), Richard Neal, se encuentra trabajando con los representantes de comercio de nuestro país para abordar las preocupaciones antes mencionadas y que también miembros del Caucus Demócrata han expresado”, indica el documento.

Señala también que al resolver exitosamente esos importantes asuntos, “daremos mayor confianza a nuestros congresistas que el T-MEC mejorará significativamente el statu quo y promoverá un estándar de vida más alto para las familias trabajadoras en México y Estados Unidos”.

El Sol de México


Trump pide no jugar con la aprobación del T-MEC

El presidente Donald Trump pidió a los legisladores demócratas que no especulen con la aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), advirtiendo que el proselitismo puede afectar la viabilidad de la ratificación de ese acuerdo comercial.

“Le pido al Congreso que apruebe el T-MEC y lo envíe a mi escritorio de inmediato para que lo firme. No deberíamos estar jugando”, dijo Trump en declaraciones que hizo en su visita a la empresa Derco Aerospace Inc, en Milwaukee.

“Cada día que pasa, se vuelve más y más político, porque nos acercamos más y más a la elección”, argumentó.

Este lunes, en un evento en la Casa Blanca, Trump dijo además que tiene un plan mejor si el Congreso de Estados Unidos no ratifica el T-MEC, sin dar más detalles sobre ello, de acuerdo con la agencia Reuters.

Una muestra de los riesgos proselitistas continúo mostrándose este lunes. Los demócratas de la Cámara de Representantes programan redactar una resolución para condenar los tuits racistas del presidente Trump contra la representante Alexandria Ocasio-Cortez y otras congresistas.

“Este fin de semana, el presidente fue más allá de sus propios estándares bajos usando un lenguaje deshonroso sobre los miembros del Congreso”, escribió Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes, en una carta dirigida a los demócratas de ese órgano legislativo.

“Esta mañana, el presidente redujo sus ataques contra nuestros cuatro colegas, sugiriendo que ellos se disculpen con él”, agregó Pelosi. “Permítanme ser clara. Nuestro grupo seguirá respondiendo enérgicamente a estos ataques asquerosos”.

Aun así, Trump insistió en sus ataques contra cuatro congresistas demócratas el lunes, tras haberles dicho que “regresen” a los “lugares de donde vinieron”, en una serie de tuits del fin de semana.

Trump no mencionó nombres en sus tuits del domingo dirigidos contra “congresistas demócratas progresistas”, pero pareció referirse a las representantes Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib, un grupo conocido como el escuadrón. Ellas han sido críticas de Trump y de los actuales líderes demócratas de la Cámara de Representantes.

“Por qué no vuelven y ayudan a arreglar los lugares de donde vinieron, totalmente quebrados e infestados por el crimen”, escribió Trump. “Entonces pueden regresar y nos muestran cómo se hace”. Sólo Omar, cuya familia salió de Somalia como refugiada y llegó a Minneapolis en 1997, nació fuera de Estados Unidos.

El Economista