El gobierno mexicano despliega seis mil soldados en la frontera con Guatemala

6 mil soldados de la Guardia Nacional mexicana se instalan en la frontera con Guatemala para frenar migración

El lanzamiento oficial estuvo a cargo de Vicente Antonio Hernández Sánchez, general de la Guardia Nacional de México.

Las autoridades mexicanas hicieron una demostración sobre el funcionamiento del operativo y apostaron a los miles de efectivos en la orilla del río Suchiate, donde transcurre el contrabando de mercaderías desde territorio mexicano hacia Guatemala.

Trabajadores en el lugar comentaron que la presencia de soldados podría significar mayor seguridad en la frontera y el flujo de migrantes podría disminuir.

Los periodistas que cubrieron la actividad hicieron un recorrido en el área para observar y documentar el despliegue de los militares.

Los operativos se desarrollarán en las riveras del río y en las principales carreteras en la frontera entre ambos países.

A raíz de este éxodo de migrantes, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció a finales de mayo la imposición de aranceles a todos los productos mexicanos como castigo por no frenar la migración.

Pero el 7 de junio se llegó a un acuerdo in extremis para evitar los aranceles que se ha traducido en el despliegue de miles de efectivos -más de 20 mil- de las fuerzas mexicanas y la nueva Guardia Nacional en la frontera sur y norte para controlar el fenómeno migratorio.

Desde hace días la Guardia Nacional comenzó a actuar en zonas fronterizas debido a este acuerdo, aunque el lanzamiento oficial se hizo hasta este 3 de julio.

No obstante, ello no ha frenado a los migrantes en su afán por llegar a Estados Unidos, y centenares de ellos han sido recientemente localizados hacinados dentro de camiones.

Además, se estima que la ruta migratoria ha cambiado y la mayoría de migrantes, que ya no viajan en caravana, ya no cruzan el río Suchiate -que separa México y Guatemala- entre Ciudad Hidalgo y Tecún Umán.

Por el contrario, atraviesan la frontera más al norte del estado de Chiapas, en una zona más selvática y peligrosa, con la ayuda de coyotes.

Prensa Libre


Inicia Guatemala operación contra migración irregular

Agentes de la Policía Nacional Civil de Guatemala pusieron en marcha este miércoles un plan de seguridad encaminado a controlar la migración irregular en el país.

Esta iniciativa, denominada “Operación Gobernanza para la Migración Irregular”, contempla diversos dispositivos de seguridad para identificar a migrantes que no llenen los requisitos para remitirlos a la Instituto Guatemalteco de Migración y trasladarlos a sus países de origen.

Los operativos se realizan de forma estratégica en Cuatro Caminos, San Cristóbal Totonicapán, Malacatancito y La Mesilla, Huehuetenango, pero también en El Zarco, Retalhuleu; Ayutla, San Marcos; San Pedro Jocopilas, El Quiché, y la aldea Tacajalbe y puente Sija, Totonicapán.

La mayoría de estas comunidades están cercanas a la frontera en Guatemala y México.

La Policía Nacional Civil explicó, en un comunicado, que los operativos van encaminados a verificar que las personas que transitan por el territorio guatemalteco cumplan con los requisitos migratorios establecidos.

Durante la puesta en marcha de este plan, los agentes de la institución velarán para que se respeten los derechos humanos y la integridad física de los migrantes que se encuentran de forma transitoria en Guatemala.

Los policías identifican a las personas que se desplazan en autobuses por las diferentes carreteras y velan no solo por su seguridad, sino que también verifican que sus documentos estén en regla para permanecer o transitar por el territorio de este país centroamericano.

El portavoz de la Policía, Pablo Castillo, dijo que el plan fue diseñado por el Ministerio de Gobernación y que en este participan un millar de agentes de la División de Puertos, Aeropuertos y Puestos Fronterizos y de la División Especial de Investigación Criminal, con el acompañamiento de autoridades migratorias.

En el kilómetro 195 de la ruta a la Mesilla, Huehuetenango, fueron localizados ya 12 adultos y 13 menores originarios de El Salvador y Honduras que serán trasladados a migración para los trámites respectivos y después enviarlos a sus países.

Mientras que en el kilómetro 170 de la carretera que conduce del Quiché a San Pedro Jocopilas fueron ubicados siete hondureños y dos salvadoreños que no cumplen con los requisitos migratorios, avanzó la Policía.

Guatemala, por su posición geográfica, es utilizada como país de tránsito por los denominados “coyotes” que trasladan ilegalmente a indocumentados hacia los Estados Unidos.

Según estadísticas divulgadas este miércoles por la institución armada, la migración irregular por el territorio guatemalteco se incrementó en 68,7 por ciento en el primer semestre de 2019 con relación al mismo periodo del año pasado.

La mayoría de migrantes que fueron interceptados en su intento por llegar primero a México y luego a los Estados Unidos son centroamericanos.

En este sentido, en el primer semestre del año fueron detenidos y remitidos a migración 2.521 inmigrantes irregulares, mientras que en el mismo periodo del 2018 la suma fue de 1.494, es decir, que la cifra aumentó en 1.027 personas, que representa un 68,7 por ciento.

Del total de detenidos entre enero y junio pasado, 786 son de origen hondureño, entre ellos 223 menores, y 854 salvadoreños, incluyendo a 305 menores de edad; mientras que de otros países como de Haití, África, Cuba y Colombia fueron interceptados 881, de ellos 113 menores.

Durante los primeros seis meses del año pasado fueron interceptados en Guatemala 714 migrantes hondureños que incluyen a 164 menores y 641 salvadoreños, entre ellos 194 niños y adolescentes, y de otros países no identificados fueron 137 adultos y 5 menores de edad.

Telemundo


Corte ratifica: Trump no puede usar dinero del Pentágono para el muro

Una corte federal de apelaciones ratificó este miércoles un fallo que impide que se use dinero del Pentágono para construir un muro en la frontera con México, lo que pone en duda si el presidente Donald Trump podrá cumplir con su principal promesa de campaña antes de las elecciones de 2020.

Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco avaló por decisión dividida el fallo de una corte menor que impidió que el gobierno usara fondos del Departamento de Defensa destinados a la lucha contra las drogas para construir secciones prioritarias de muro en Arizona y Nuevo México.

La decisión representa un revés para los ambiciosos planes de Trump. El mandatario puso fin a un cierre parcial de gobierno de 35 días en febrero después de que el Congreso le asignara un presupuesto fronterizo mucho menor al que solicitó. Fue entonces que declaró una emergencia nacional que, de acuerdo con la Casa Blanca, le permitiría usar miles de millones de dólares del Pentágono.

El caso aún podría ser considerado en las cortes, pero el gobierno no puede realizar la construcción con esos fondos mientras se dirime la impugnación legal.

La prohibición impuesta en mayo por el juez federal de distrito Haywood Gilliam Jr., de Oakland, evitó las labores contempladas en dos contratos del muro con fondos del Pentágono: uno que abarcaría 74 kilómetros (46 millas) en Nuevo México, y otro de ocho kilómetros (cinco millas) en Yuma, Arizona.

Aunque la orden era aplicable únicamente a esos dos proyectos prioritarios, Gilliam dejó en claro que sentía que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus iniciales en inglés) y otros grupos posiblemente prevalecerían en un juicio con su argumento de que el presidente hacía caso omiso a los deseos del Congreso a desviar fondos del Departamento de Defensa.

“El control ‘absoluto’ del Congreso sobre los gastos federales — incluso cuando ese control pueda frustrar los deseos del Ejecutivo respecto a iniciativas que considera importantes — no es una falla en nuestro sistema constitucional. Es una característica del sistema, y es esencial”, escribió el juez.

Gilliam fue aún más lejos el viernes al fallar de forma definitiva que el gobierno no puede usar fondos del Pentágono destinados a la lucha contra el narcotráfico para los dos proyectos mencionados en la orden que emitió en mayo ni para reemplazar un tramo de 101 kilómetros (63 millas) en el sector Tucson de la Patrulla Fronteriza en Arizona ni uno de 24 kilómetros (15 millas) en el sector de la dependencia en El Centro, California.

Inmediatamente, Trump prometió apelar el fallo.

En juego hay miles de millones de dólares que le habrían permitido a Trump avanzar en su principal promesa electoral de 2016 de cara al inicio de su campaña de reelección.

Trump declaró una emergencia nacional después de perder un enfrentamiento con la Cámara de Representantes, dominada por demócratas, que derivó en un cierre parcial de gobierno por 35 días. El Congreso acordó invertir casi mil 400 millones de dólares en la construcción de barreras en el Valle del Río Grande, Texas, la región que registra la mayor cantidad de cruces fronterizos ilegales, una cantidad mucho menor a los cinco mil 700 millones de dólares que había solicitado el presidente.

El mandatario aceptó el dinero a regañadientes pero declaró una emergencia nacional para canalizar fondos de otras cuentas del gobierno, recaudando cerca de ocho mil 100 millones de dólares para la construcción del muro. La cifra incluye tres mil 600 millones de los fondos de construcción militar, dos mil 500 millones de la unidad de actividades contra el narcotráfico del Departamento de Defensa y 600 millones del fondo de bienes confiscados del Departamento del Tesoro.

La Jornada