Crisis humanitaria: el gobierno ha retornado a 730 migrantes por día desde el acuerdo con EEUU

México ha retornado 730 migrantes por día desde el acuerdo con EEUU

Desde que empezaron las medidas acordadas entre el gobierno de México y el de Estados Unidos para frenar la imposición de aranceles , se han deportado del país a cerca de 730 migrantes por día (30 por hora), de acuerdo con cifras preliminares del Instituto Nacional de Migración (INAMI).

Esto significa 21,912 extranjeros devueltos solo en el mes de junio, tres veces más que lo que se registró en diciembre (6,373), cuando Andrés Manuel López Obrador tomó las riendas del país.

En lo que va de la administración actual, se han devuelto en total a 82,132 personas y se han presentado ante las autoridades, el preludio a la expulsión, a 111,076 extranjeros.

El plazo para una primera evaluación de las acciones con las que México se comprometió con Estados Unidos está próximo a concluirse y parece que el país mostrará buenos resultados.

Por lo menos, así lo dejan ver tanto los datos en este primer mes y los mensajes del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, diciendo que México “va bien”, esto pese a la amenaza de que después del 4 de julio reforzarían las redadas de migrantes en su país.

Tras el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera sur con 6,000 elementos y el reforzamiento en el norte, la cifra de migrantes que han sido deportados se incrementó 33%, mientras que las detenciones en la frontera de Estados Unidos y nuestro país se han reducido un 28%.

De acuerdo con cifras preliminares de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), a las que accedió CNN, en junio se realizaron 95,000 detenciones en la frontera de Estados Unidos con México, 37,887 menos que las registradas en mayo, cuando hubo 132,887, la cifra más alta en una década.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, reconoció que efectivamente ha disminuido el flujo de migrantes hacia los Estados Unidos, derivado de las tareas de control y regulación del gobierno mexicano en la frontera sur.

“Sin menoscabar los derechos de los migrantes o solicitantes de refugio a ingresar a nuestro país y aquellas personas en situación irregular pues están siendo retornadas, a partir del retorno asistido a sus lugares de origen”, señaló.

Apenas este miércoles, se denunció que se estaban haciendo redadas en hoteles de Chiapas, en la frontera con Guatemala y el principal punto de entrada al país por el sur, en busca de los centroamericanos que huyen de sus países de origen.

El vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, reforzó el discurso del presidente Andrés Manuel López Obrador de que se están respetando los derechos humanos y negó que estas acciones fueran contra migrantes, sino contra las redes de trata.

“Los operativos tienen que ver con la búsqueda de estas redes trata de personas, no son migrantes, vienen con polleros, a través de las redes ilegales que hacen negocio con las necesidades de la gente que quiere migrar”, dijo.

El mandatario federal ha insistido en que se deben atender las causas de la migración e incluso ofreció ayuda al gobierno de El Salvador, uno de los países con más migrantes, y a otros países de Centroamérica para dar empleo en su país y los ciudadanos no tengan que salir del país por falta de oportunidades.

No solo las deportaciones han aumentado en el primer mes de medidas emprendidas por el gobierno mexicano, también las solicitudes de asilo se dispararon en junio, luego de que se anunció que los migrantes que soliciten refugio en Estados Unidos pueden esperar su proceso en México.

Del 29 de enero, fecha en que se dio la primera devolución de solicitantes de asilo a Estados Unidos, hasta el 30 de junio se han internado 16,714 extranjeros centroamericanos en territorio nacional. Mientras que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) informó que de enero a junio se han registrado 31,355 solicitudes de asilo en el país, un aumento de 204.8% respecto al mismo periodo de 2018.

Ante esto, el gobierno de México ha impulsado una serie de programas, como el retorno asistido para ayudar tanto a los extranjeros que están en espera de su aceptación de asilo, como de los migrantes que están entrando al país.

El martes pasado salió de Chihuahua el primer autobús con 69 personas retornadas voluntarias a Guatemala, El Salvador y Honduras, de las cuales 66 fueron regresadas de Estados Unidos a territorio mexicano por el Puente de Internacional de Ciudad Juárez, tras haber solicitado asilo en ese país.

Proyecto Puente


Segob: no hay caravanas y flujo de migrantes quedó controlado

La titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que la situación migratoria en el país “ya está bajo control”, sin la presencia de caravanas. Agregó que en semanas recientes aumentaron los aseguramientos y deportaciones en comparación con meses anteriores.

“Creo que la situación está bajo control, hoy en la mañana nos dijeron que diversos albergues ya están instalándose por primera ocasión en varios lugares de la República; están muy activos los subsecretarios de Trabajo, Salud, Bienestar y están dándoles empleo temporal, en algunos casos”, señaló.

Tras la primera reunión de trabajo con presidentes de tribunales superiores de Justicia, detalló que los migrantes ahora “llegan de manera individual. Han preferido no ingresar en caravanas”.

Aseguró que el tema de salud, el cual era un reto enorme, está resuelto con clínicas móviles proporcionadas por diversas instituciones, entre ellas el IMSS.

Sánchez Cordero admitió que el aseguramiento y deportación de migrantes a su país de origen creció 50 por ciento con respecto a meses pasados y que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) se encuentra saturada.

Sin embargo, afirmó que “México está haciendo su trabajo en la migración regulada, ordenada y segura”.

Refirió que la mañana de este viernes “el presidente (Andrés Manuel López Obrador) dio la instrucción de que se apoyara más a Comar, porque ha sido exponencial el número de solicitudes para refugio en el país”.

Por su parte, el Presidente, al llegar a Tapachula, Chiapas, afirmó que habrá castigo para las bandas de polleros y quienes buscan lucrar con la necesidad de los centroamericanos.

Señaló que como nunca se ha puesto orden al flujo migratorio, respetando los derechos humanos, con la intención de que no sufran quienes han debido emigrar de sus países y cruzan por México.

Al interrogarlo respecto a si se acabará la corrupción en el Instituto Nacional de Migración, subrayó que no solo ahí, sino en todo el gobierno.

Sobre un presunto aumento en deportaciones, dijo: “Se está protegiendo a los migrantes para que no sean víctimas del tráfico de personas, porque hay gente que se dedica a lucrar con la migración.

López Obrador adelantó que el próximo lunes se hablará en Ciudad de México sobre la visa a cubanos.

El titular del Ejecutivo federal fue recibido por el gobernador chiapaneco, Rutilio Escandón, y el director del IMSS, Zoé Robledo, con quienes encabeza la gira por este estado.

REDADAS

En Washington, el presidente estadunidense, Donald Trump, dijo que la “frontera sur está bien resguardada por México, que está haciendo mucho más que los demócratas”.

Afuera de la Casa Blanca, en conferencia de prensa, resaltó que el gobierno mexicano colocó a seis mil militares en la zona, “lo que está teniendo un tremendo impacto”.

Comentó que las redadas para capturar y deportar a un gran número de indocumentados comenzarán “en breve”, mientras que activistas en favor de los migrantes afirmaron que sus comunidades estarán “listas” cuando lleguen los agentes.

“Comenzarán en breve, pero no las llamo redadas, estamos sacando a personas que durante años han venido ilegalmente”, comentó el mandatario a periodistas en la Casa Blanca.

Y ADEMÁS

ASEGURAN A 174

Autoridades locales, en coordinación con el INM, aseguraron a 174 migrantes, 26 menores de ellos menores, en Chiapas, Zacatecas y Tabasco. En dos operativos, la Fiscalía General de Chiapas localizó a 113 centroamericanos y detuvo a cuatro sujetos. Otros 50 extranjeros fueron rescatados en Zacatecas y 11 más en Tabasco.

Milenio


En breve comenzarán redadas contra migrantes: Trump

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, aseguró que las redadas para capturar y deportar a los migrantes indocumentados comenzarán “en breve”.

“Comenzarán en breve, pero no las llamo redadas, estamos sacando a personas, todas esas personas que durante años han venido ilegalmente”

El mandatario estadunidense, como parte de su campaña de reelección para 2020, mantiene su línea dura contra la migración ilegal.

Por su parte, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) dijo el mes pasado que las redadas se concentrarían en indocumentados que hayan llegado recientemente a Estados Unidos.

Esto con el fin de desalentar a las familias centroamericanas que arriban en gran número a la frontera suroeste del país.

Las operaciones de ICE incluirían “arrestos colaterales”, es decir, que migrantes indocumentados que no sean blanco directo de los agentes también serán detenidos.

Documentos gubernamentales publicados por grupos de defensa de los derechos de los migrantes mostraron que algunas redadas anteriores del ICE registraron más arrestos colaterales que detenciones de los indocumentados a los que apuntaban.

En respuesta, activistas en favor de los migrantes prometieron que sus comunidades estarán “listas” cuando lleguen los agentes.

“Tenemos que estar listos, no sólo cuando Trump lo anuncie, porque hay arrestos todos los días y han aumentado”, dijo Elsa López, organizadora del grupo de derechos de los trabajadores y migrantes Somos Un Pueblo Unido, de Nuevo México.

Estos activistas dicen las redadas amenazan las comunidades y la economía de Estados Unidos, ya que obliga a los adultos a faltar al trabajo y a los niños a no asistir a la escuela por temor a que puedan ser detenidos y separados.

La Silla Rota


VOLVER