Migrantes y activistas en alerta en EEUU por las redadas anunciadas por Trump para deportarlos

No hubo redadas masivas, pero el gobierno de Trump creó una “alerta permanente”, dicen activistas

Las redadas y deportaciones masivas anunciadas por el presidente Donald Trump no se produjeron a esa escala que prometió, pero su aviso previo de alguna manera restó efectividad a la medida que el mandatario confirmó tras reportes de prensa con el fin de devolver a inmigrantes indocumentados a sus países de origen.

“Hasta ahora hemos visto más bulla que nada”, dijo a Univision Noticias Nora Sándigo, una activista de Miami. “Las redadas de ICE comenzaron el viernes, sabemos que se llevaron a algunas personas de la zona agrícola de Immokalee (centro del estado de Florida) y de un estacionamiento de Home Depot en Florida City”, al sur de Miami-Dade.

Sándigo dice que si el propósito del gobierno fue sembrar el terror, “lo consiguió. La gente está encerrada en sus casas, no salen. Nos comunicamos con ellos a través de mensajes de texto y por las redes sociales. Y a quienes tienen miedo de ir por comida, tenemos voluntarios que se ofrecen para hacerles el supermercado”.

“Pero pensamos que si hasta ahora no hemos visto las redadas de Trump, eso no quiere decir que no habrá, que confiemos en el gobierno. La mayoría de la gente tiene orden de deportación. Pero gracias a Dios hasta ahorita no hay malas noticias, pero no bajamos la guardia. Estamos preparados. Por lo menos hoy vamos a dormir tranquilo. Mañana no sabemos”.

La amenaza

Las redadas fueron advertidas por Trump en junio. Lanzó la amenaza al tiempo que urgió al Congreso que cambie la ley de asilo y lo que él define como “lagunas” legales que permiten a los migrantes llegar a la frontera a pedir asilo.

Según el mandatario, las “lagunas” o “vacíos” legales”, leyes y acuerdos judiciales creados para proteger a menores de edad del tráfico humano y de los abusos del gobierno federal, le atan las manos para poder arrestarlos masivamente y deportarlos de forma acelerada.

Las protecciones exigen que sean los jueces de inmigración quienes decidan el futuro de las personas que piden asilo y de cualquier menor de países no fronterizos que sean aprehendidos en la frontera, y prohíben al gobierno federal privar de libertad a un niño mientras las cortes de inmigración resuelven sus casos.

Este domingo Trump volvió a atacar las protecciones en su cuenta de Twitter: “… Lo siento, no puedo dejarlos entrar en nuestro país. Si está demasiado lleno, dígales que no vengan a los EEUU. Y dígales a los Demócratas que corrijan las lagunas: ¡problema resuelto!”.

“Alerta permanente”

“No sabemos de redadas y tampoco de deportaciones masivas, pero la amenaza del presidente nos colocó en alerta permanente”, dice Juan José Gutiérrez, director ejecutivo del Movimiento Latino USA en Los Angeles, California.

“En estos momentos voy en mi carro rumbo a mi casa luego de pasar todo el día trabajando con asuntos de la comunidad. Estamos en stand by, aguardando, diciéndole a la comunidad que no se esté aterrorizada. Y que conozca sus derechos, porque eso es lo más importante en estos momentos”, agrega.

El activista señala además que “el gobierno sembró miedo en millones de personas en todo el país. Independientemente de si llega a cumplir sus promesas de redadas y deportaciones, ellos querían aterrorizar y lo han logrado. Por eso tenemos la guardia bien en alto”.

“Y una cosa. Puede que las redadas masivas ocurran mañana o pasado. No lo sabemos, pero la amenaza está ahí, latente. Creemos que en la Casa Blanca no se van a quedar así no más, como personas que exageran… Pero no sabemos por ahora qué magnitud tendrá la amenaza del presidente. Por eso la alerta permanente”, precisó.

El diario The New York Times (NYT) dijo que desde el viernes solo han aparecido “unos cuantos arrestos, y fueron reportados en solo unas pocas ciudades. Eso fue muy diferente a la demostración de fuerza nacional que se había planeado originalmente, en la que se esperaba que los agentes de ICE se desplegaran al unísono este domingo por la mañana en las comunidades de inmigrantes de las principales ciudades”.

“Nos hace más fuertes”

El movimiento dreamers asegura que sí es cierto que la amenaza de redadas y deportaciones provoca terror en la comunidad, “pero nos hace más fuertes”, dice a Univision Noticias Juan Manuel Guzmán, director gerente de políticas de United We Dream (UWD.

“Hasta ahora no hemos efectos de las redadas. Estamos esperando reportes, pero a esta hora (domingo 6 PM tiempo del Este) no hay informes sobre arrestos ni deportaciones masivas”, añade.

Al igual que reportes provenientes de California y Florida, el activista señala que “todo el mundo permanece con la guardia en alto, todos atentos”.

“Todos estamos permanentemente conectados por redes sociales, Apps y teléfono. Y como le digo, creo que el objetivo de ellos (el gobierno) fue sembrar terror, miedo en las familias. Pero al mismo tiempo generó una respuesta de lucha, de sobrevivencia, de unión en la comunidad. Somos fuertes y lo seguiremos siendo”, precisó.

Las redadas siguen

En Seattle, estado de Washington, “todo está tranquilo, pero estamos temerosos”, dice Mary Mora Villapando, directora de comunicaciones de la organización Latino Advocate. “Hemos escuchado muchas historias este fin de semana, relatos de arrestos, y concluimos que se trata de redadas normales de ICE”, agrega.

“Lo que si notamos que hay más susto en la gente. Nosotros les decimos que deben tranquilizarse, que tengan listos sus documentos, que se informen de sus derechos y que los ejerzan en caso de una redada. Pero sobre todo que no crean en las informaciones no confirmadas. El rumor en estos momentos es el peor enemigo”, advierte.

Mora dijo además que “las redes sociales son clave para comunicarnos. Pero le decirmos a la gente que no propague lo que escuchan, sino solo aquellos que ellos miren. No valen los testimonios ajenos, solo los propios. El rumor incrementa el miedo. Y para crear miedo, la migra es muy buena en eso”.

En Washington DC tampoco hay reportes de redadas de ICE como las advertidas por Trump. “No hemos oido nada de operaciones masivas, pero hay que estar concientes de que ICE nunca ha parado de recolectar gente”, dice Abel Núñez, director ejecutivo del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN).

“Es probable que este fin de semana haya gente recogida. El operativo de Trump no ha sido exitoso todavía, no hemos visto un resultado fuerte en la comunidad. Pero la amenaza está pendiente, todos los días, hasta que cambien las políticas de inmigración en el Congreso o en el 2020, si hay otro presidente en la Casa Blanca”, agrega.

La redada de Immokalee el viernes en la madrugada fue frenada debido a la presencia de medios de comunicación en las cercanías de Campo Rojo. Una fuente del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dijo a Univision Noticias poco después que las cámaras quitaron el factor sorpresa y los agentes y se retiraron. El diario The New York Times confirmó que los planes se cambiaron en el último momento debido a los informes de noticias que informaron a las comunidades de inmigrantes sobre qué esperar.

Silencio oficial

En una entrevista con el diario The Washington Post este domingo, Matthew Albenceel, director interino de ICE, se negó a confirmar si una operación nacional de arrestos estaba en curso.

“No hay nada que vaya a decir que ponga en peligro a mis agentes”, dijo el funcionario. “Operacionalmente, nunca divulgaremos detalles que pondrían a nuestros oficiales en mayor riesgo de lo que ya enfrentan en este ambiente tóxico”.

El viernes Univision Noticias formuló la misma pregunta a la agencia ante reportes de que los operativos de la agencia iniciarán este fin de semana, y qué clase de inmigrantes serán el objetivo de estas redadas. La agencia respondió que “por razones de seguridad” y la “protección del personal” de la agencia, “no ofrecerá detalles específicos relacionados con las operaciones de cumplimiento”.

“Como siempre, ICE prioriza el arresto y la deportación de extranjeros presentes ilegalmente que representan una amenaza para la seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza”, dijo Matthew Bourke, vocero de la agencia federal.

Este domingo Univision Noticias preguntó a ICE cual era el balance de los arrestos el fin de semana, en qué ciudades se llevaron a cabo, cuántas detenciones estaban programadas y si todos los objetivos en las operacions tienen orden de deportación final.

Al cierre de esta nota no había respuesta por parte de la agencia que opera bajho el mando del DHS.

Univisión


Migrantes y organizaciones civiles, en resistencia contra las deportaciones

La advertencia de Donald Trump sobre el inicio de operativos para detener “a miles” migrantes para sacarlos de Estados Unidos provocó miedo entre estas comunidades. Sin embargo, también movilizó a las organizaciones defensoras de migrantes, y las autoridades de las ciudades santuario aclararon que no colaborarán con la autoridad migratoria en esas medidas. Por ello se prevé que la resistencia a las deportaciones sea muy fuerte, sobre todo en California.    

Lo más preciado para Blanca Marroquín, una joven guatemalteca, son sus dos hijos de cinco y siete años. La sola idea de ser separada de ellos la aterroriza.

“Mi mayor miedo es que me quiten a mis hijos –dice en referencia a la posibilidad de ser arrestada y deportada por agentes de inmigración este domingo 14–, pero he aprendido a no tener miedo y sé que tengo derechos como inmigrante”.

Marroquín salió de Quetzaltenango, Guatemala, en enero pasado y permaneció cinco días en un centro de detención para migrantes en California, junto a su madre y sus dos hijos. En febrero fue liberada y pudo trasladarse a San Francisco, donde espera ser llamada a la corte para iniciar su proceso de asilo. Tiene un grillete en el tobillo y sus datos están registrados en el servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

En teoría, Marroquín podría ser uno de los muchos objetivos de las medidas anunciadas por el presidente Donald Trump para deportar a miles de inmigrantes en varias ciudades de Estados Unidos. Esos operativos están programados para iniciar este domingo 14, reportó The New York Times, que citó a funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional.

Según el periódico, las detenciones serán realizadas por agentes de ICE durante varios días y pueden incluir deportaciones “colaterales”, es decir, de personas que estaban junto al objetivo de la deportación. La medida tendrá lugar sobre todo en Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleáns, Nueva York y San Francisco.

“El objetivo son familias que recibieron orden de deportación en los últimos 10 meses”, dice Sarah Pierce, analista del Migration Policy Institute. Explica que la administración puso los casos de esas familias en expedientes de resolución acelerada y la mayoría de ellos terminaron en órdenes de deportación, no en la corte. Añade que posiblemente la mayor parte de esos expedientes corresponden a familias provenientes de Centroamérica.

Proceso


VOLVER