Paraguay | Beneficios y desafíos de un convenio histórico

Beneficios para el Paraguay con acuerdo Mercosur-UE

El Mercosur y la Unión Europea (UE) cerraron ayer un importante acuerdo comercial tras 20 años de negociaciones. El pacto se basa en ir reduciendo los aranceles en la importación y exportación de productos entre los países miembros, lo cual será gradual, puesto que en un plazo de 10 años aproximadamente se desgravará el 60% de la oferta del Mercosur.

Este gran paso para los países socios de ambas organizaciones fue analizado esta mañana en ABC Cardinal por el economista Manuel Ferreira, exministro de Hacienda en nuestro país.

https://www.abc.com.py/resizer/F22ArFAMPX61CdMdQIJBHNmfG4g=/fit-in/770xorig/smart/arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/DGKBT6XK6RDMVCMKPDL6LP5GQE.jpg

Ferreira resaltó algunos puntos que considera más convenientes del nuevo acuerdo. Explicó que esto permitirá que el país pueda vender a la UE los productos locales sin aranceles, como también Paraguay podrá adquirir lo que estos países europeos generen.

Entre algunas de las cuestiones importantes, por ejemplo, resaltó que el documento prevé mecanismos para evitar fraudes de origen. “Hay sistemas de salvaguarda, que protegen a las partes: si hay un producto que no cumple con las condiciones, se puede frenar la importación; la otra alternativa son las acusaciones de dumping, están reglamentadas por comercio; son cuestiones burocráticas. El hecho de que haya salvaguarda hace que los estados tengan mecanismos rápidos para proteger una industria”, resaltó.

También se incluyó dentro del trato no cambiar las reglas que tienen los países con base a la producción intelectual, lo cual calificó como positivo. Opinó que esto tiene una serie de ventajas para nuestro país, pero así también afirmó que puede aparecer una competencia importante.

Otro punto interesante se refiere a las nuevas puertas que abren en el Paraguay en cuanto a la inversión extranjera a nivel local desde ese lado del globo, puesto que el país es atractivo en materia del bajo costo impositivo, energía eléctrica accesible, mano de obra y materiales a bajo costo.

El exministro de Hacienda puso énfasis en que este acuerdo podría ayudar a generar puntos en la economía del Paraguay “que permitan desarrollar bosques densos en áreas donde tenemos poco desarrollo, y podemos ir avanzando en industrias de alta calidad, de altas tecnologías, que sí tienen los europeos, y nosotros podemos aprovechar en ciertas áreas”, puntualizó.

abc


Mercosur-Unión Europea: beneficios y desafíos de un convenio histórico

En cuanto a la reducción de aranceles podría ser el más lucrativo de los que ha firmado la Unión Europea (UE), con una disminución de US$ 4.550 millones, cuatro veces más que el suscrito con Japón. Dada esta rebaja, el Mercado Común del Sur (Mercosur) se compromete a eliminar los aranceles del 35% que hasta la fecha imponía a los autos europeos y los de hasta el 18% a las piezas de automotrices.

Europa, por su parte, se compromete a modificar los aranceles a más del 99% de los productos agrícolas procedentes de los países del Mercosur. Además, se eliminan los impuestos de importación al 81,7% de los rubros agrícolas del bloque regional, mientras que ofrece cuotas o preferencias para el 17,7% restante.

Algunos impuestos se retirarán directamente y en ciertos casos se suprimirán de forma gradual, en un periodo de adaptación que va de 5 a 10 años.

Los potenciales obstáculos a maximizar el acuerdo son varios. Del lado europeo son grupos de interés del sector agrícola, sobre todo de los ganaderos y del segmento agropecuario en Francia y en Irlanda.

Por el lado del Mercosur, los principales objetores vendrán por el lado industrial, ya que el nivel de competitividad y de escala de un bloque y otro está desequilibrado.

Esto será más notorio en Brasil y en Argentina, donde la industria automotriz está fuertemente protegida. En caso de no capitalizarse la ventana de tiempo que ofrece el acuerdo para volverse más competitiva, la salud de la industria se encontrará ante serias dificultades.

Consumidores: amplia gama de elección

En cuanto a alimentos, los consumidores bajo el acuerdo tendrán una amplia gama de elección de productos. Mercosur eliminará progresivamente los aranceles del 27% al vino, el 20% al chocolate, o de hasta el 35% aplicados al whisky y otras bebidas alcohólicas de origen europeo. También los lácteos (especialmente los quesos) entrarán al Mercosur sin arancel. Actualmente las mismas pagan el 28% al cruzar la frontera, sin embargo, los países han exigido que la entrada se realice bajo un sistema de cuotas.

Mercosur se compromete a proteger las denominaciones de origen de los productos europeos tradicionales como el champagne o el manchego. Las denominaciones geográficas de los artículos regionales pasan a estar muy protegidos, por lo cual Argentina, Brasil, Paraguay o Uruguay no podrán usar en su etiqueta nombres como “vino Rioja” o “queso manchego” propias de regiones de España o “jamón de Parma”, de Italia, “champagne” francés o el “Porto” portugués. A la vez, Europa tendrá que respetar y proteger denominaciones geográficas de Mercosur como los “vinos de Mendoza” o la “cachaça” brasileña.

Otro sector de nuestro bloque regional que sentirá el impacto proveniente de mayores fuerzas competitivas será el farmacéutico. Se eliminarán los aranceles que gravan los productos importados con un 14%. Si bien los consumidores se beneficiarán y tendrán acceso a una gama más amplia de medicamentos, los productores de la región tendrán mayor competencia. Por ejemplo, un país emergente del Mercosur, no podrá alcanzar los niveles de gasto en investigación y desarrollo de la industria farmacéutica francesa o alemana.

Por último, el texto contiene además compromisos específicos sobre los derechos laborales y la protección ambiental, incluida la implementación del acuerdo sobre el clima de París.

– Paraguay, ¿un ganador o perdedor en este acuerdo birregional?

El acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE abre una serie de oportunidades, en menor o mayor medida para todos los países. A criterio de la calificadora Moody’s, el acuerdo de libre comercio entre ambos bloques es un acontecimiento positivo en términos crediticios, cuyos beneficios probablemente se materializarán en el mediano plazo. Además, destaca que Uruguay y Paraguay serán los países más beneficiados dentro del bloque regional, dadas sus economías abiertas y pequeñas. Al considerar el comercio exterior de Paraguay durante el 2018, la UE se constituyó en el tercer principal destino de los productos comercializados por nuestro país, con el 11% de todas las exportaciones registradas. Los principales fueron el Mercosur y los asociados al bloque, con el 46% y 17%, respectivamente.

En materia de importaciones, el bloque europeo ocupó el mismo lugar en el 2018, es decir, el tercero entre los principales países de orígenes, con el 11% de los productos importados. Siendo el Mercosur y China, el primero y segundo mayor importador de Paraguay, con el 34% y 28%, respectivamente.

Durante el 2018, Paraguay importó productos de países de la UE por alrededor de US$ 1.526 millones. Más del 40% de las adquisiciones de Paraguay provinieron de Alemania y España. Mientras que exportó, por aproximadamente US$ 782 millones, siendo Italia y el Reino Unido el 40% de los destinos.

Entre los productos comercializados a los países europeos figuraron harina y “pellets” de la extracción del aceite de soja, porotos de soja excluidos para siembra, además pieles y curtidos de bovino, carne bovina deshuesada, fresca o refrigerada. En cuanto a las importaciones de Paraguay, adquirió productos tales como gasoíl, tractores de carreteras para semirremolques, vehículos para transporte y otros.

Las remesas familiares provenientes de países que conforman la UE también tienen su peso dentro de los recursos que recibe el país desde el viejo mundo y que alcanzaron el año pasado US$ 316 millones. España figura como la principal nación durante el 2018, con alrededor de US$ 288.872.000, seguido de Alemania con US$ 5.347.000, Italia y Francia con US$ 4.672.000 y US$ 4.232.000, respectivamente.

En cuanto a la Inversión Extranjera Directa (IED) y conforme a los últimos datos que se originaron en 2017, empresas europeas invirtieron efectivamente en nuestro país por US$ 1.736 millones. Los principales inversionistas fueron de España, con US$ 738 millones, Luxemburgo por valor de US$ 276 millones, Reino Unido, Austria e Italia, con US$ 270 millones, US$ 112 millones y US$ 100 millones, respectivamente.

– ¿Qué implicancias tiene el acuerdo para el Paraguay?

De los puntos convenidos entre los dos bloques, la apertura de 28 países miembros de la UE para nuestro país se presenta como una oportunidad para expandir su mirada comercial.

En ese sentido, el convenio contempla la exportación en condiciones preferenciales de determinados productos como azúcar orgánica exento de aranceles, condición que regirá solo para el Paraguay. Además, la posibilidad de comercializar carne vacuna, la que también estará libre de aranceles hasta un volumen de 1.000 kilos. En este caso, actualmente la cuota Hilton tiene una carga arancelaria del 20%. En tanto que la carne fresca y congelada podrán ser ingresadas al mercado europeo hasta 54.450.000 kilos y 44.550.000 kilos, las que serán gravadas con 7,5%, respectivamente. El acuerdo estipula que Europa acepta una cuota de 90.000 toneladas de carne vacuna procedente del Mercosur, sin aranceles en 5 años.

En lo que respecta a la carne de aves de corral, el arroz, maíz y miel, solo se cuenta con los límites de exportación, y no así con el detalle de los aranceles. Esto, conforme a los datos proporcionados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay.

Otro producto que podrá ser comercializado es el etanol para uso industrial, el cual estará libre de aranceles y para el uso no industrial tendrá cargas que van entre 3,4 a 6,4%. Las condiciones expuestas se configuran en ventajas que Paraguay debe aprovechar y obtener el mayor provecho.

Por su estructura económica, nuestro país posee ventajas competitivas en la producción agropecuaria y sus derivados. La contribución de los sectores agrícolas y ganaderos al Producto Interno Bruto (PIB) de Paraguay, entre los años 2013 y 2018 rondó el 10%, un 8% impulsado por el sector agrícola y el 2% restante por el segmento ganadero.

Por lo anterior, es necesario evaluar las particularidades del acuerdo y diseñar estrategias que conviertan al país en un fuerte competidor. Dado que no solo estará compitiendo con los países del mismo bloque, Brasil y Argentina, sino con naciones europeas establecidas y con mercados definido en el rubro agropecuario como Francia e Irlanda.

Entre la aprobación e implementación de los puntos acordados, se vislumbra que el intercambio comercial no será inmediato. De hecho, quedó estipulado que el 60% de la oferta del Mercosur se desgravará en un plazo de 10 años.

– Consideraciones especiales a favor de Paraguay

Paraguay logró cerrar consideraciones especiales, es decir, preferenciales para el país con relación a los demás estados. De acuerdo a datos del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), la importación de materiales originarios para el sector autopartes será del 5% adicional. Con esto se podrá importar hasta un 55% por cuatro años después de la entrada en vigencia del acuerdo.

Además, el país negoció la no inclusión de empresas europeas en las compras públicas, buscando preservar el mercado para las empresas nacionales. En los países del Mercosur, el Estado es uno de los más importantes jugadores en la adquisición de productos.

Con relación a los servicios fluviales, se consiguió la exclusión de los servicios en este rubro, para seguir apuntalando a los buques de bandera paraguaya.

Además, se obtuvieron plazos adicionales para la aplicación de los instrumentos de defensa comercial, con lo que el sector productivo nacional tendrá un periodo mayor que los demás estados partes del Mercosur y de la UE.

De esta manera, el convenio prevé los mecanismos para evitar fraudes. Se estipulan sistemas de salvaguardia que protejan a todas las partes en condiciones de fraude, amenazas o acusaciones de dumping. Por tanto, el proceso será más ágil, a diferencia de las gestiones y exigencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

– ¿Qué puede ofrecer Paraguay a los países europeos?

Paraguay posee varias condiciones ventajosas para los inversionistas europeos. Entre ellas, se destacan un sistema impositivo simple y con baja presión, cargas sociales limitadas en relación a los demás países de la región, mano de obra barata, así como energía limpia y accesible.

Para capitalizar las oportunidades, Paraguay debe comenzar a trabajar de forma inmediata en el proceso de adquisición de innovaciones y habilidades para fortalecer su capital humano. El Banco Mundial estima que, por cada año de educación recibida, los ingresos de las personas aumentan en aproximadamente 10%. Por lo que invertir en brindar los mejores servicios de salud y educación, terminan siendo clave para el éxito de los países, más aún cuando la proyección se centra en la inserción en el mundo.

En este punto, el acuerdo entre ambos bloques comerciales, Mercosur-UE abre otras posibilidades como el intercambio cultural y la instalación de tecnología en el país, que contribuirían a acelerar la capacitación de los recursos humanos.

Cabe resaltar, que los países que cerraron un acuerdo comercial con la UE lograron multiplicar su Inversión Extranjera Directa. Por ejemplo, en el caso de Sudáfrica fue tres veces más, México seis y Túnez, multiplicó en doce veces el ingreso de capitales europeos.

Por tanto, Paraguay debe comenzar un proceso de actualización de las exigencias del mercado de la UE para aprovechar los diferentes espacios que abrirá el acuerdo. En ese sentido, se contempla un apartado de adecuación de normas e instituciones nacionales a los requerimientos de los mercados más exigentes del mundo, con el consiguiente beneficio en materia de fortalecimiento institucional y capacitación de recursos.

– Estímulo con doble tributación

Un punto clave a resaltar y trabajar es en la elaboración de convenios de doble tributación. Con este sistema, las empresas extranjeras que inviertan, por ejemplo, en Paraguay, deberán cumplir con todas las exigencias impositivas que rigen en el país, pero con la posibilidad de que los tributos abonados en territorio nacional servirán como crédito fiscal cuando los capitales sean remesados al país de origen.

En la actualidad, Paraguay cuenta con acuerdos de doble tributación con España, Chile y Colombia. Extender estas facilidades de acuerdos tributarios con otros países de Europa como Alemania, Francia, Italia, Luxemburgo, se convertirían en un importante atractivo para que empresas se instalen en Paraguay.

Finalmente, el histórico acuerdo entre el Mercosur y la UE abre una nueva plataforma de intercambio comercial para todos los países que integran nuestro bloque, pero especialmente para el Paraguay, que hoy está frente a una oportunidad que podría potenciar el desarrollo y crecimiento de su economía. Incluso, podría ser el inicio del proceso de transformación de su matriz económica.

Para ello, Paraguay requiere de manera inminente, reforzar las inversiones para el fortalecimiento de su capital humano y revertir la fragilidad institucional existente con reglas claras y garantizadas.

De los tres grandes apartados de la negociación entre Mercosur- UE (política, cooperación y comercio), el capítulo agrícola fue desde un principio el más conflictivo. Los obstáculos en materia agrícola, por lo sensible de ese sector para los europeos, no se eliminaron hasta el final de las negociaciones.

El bloque europeo ha sido tradicionalmente el primer socio comercial del Mercosur y, conjuntamente, suman un mercado de 773 millones de personas. Hoy, el comercio de bienes entre ambos bloques se eleva a más de US$ 85.000 millones, según la Comisión Europea.

La rúbrica de este tratado ante el contexto de la guerra comercial entre China y Estados Unidos representa un contraste relevante a las posturas proteccionistas que priman actualmente en las relaciones comerciales globales. Su aprobación garantizaría a los países de la UE un mercado seguro, en un momento incierto.

Impulso

El impulso final al pacto, en cierta medida, fue otorgado por la actitud y amenaza proteccionista incitadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

Elección

En cuanto a los alimentos, los consumidores de ambos bloques tendrán una amplia gama de elección de productos, bajo este acuerdo.

Impacto

El acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE abre una serie de oportunidades, en menor o mayor medida, para todos los países.

Apertura

La apertura de los 28 países miembros de la UE se presenta como una gran oportunidad para nuestro país, con la expansión de su mirada comercial.

Ventaja

Paraguay logró cerrar consideraciones especiales con relación a los demás Estados, en la importación de materiales originarios para sector autopartes.

Proceso

Se debe iniciar proceso de actualización de las exigencias del mercado de la UE para aprovechar los diferentes espacios que se abrirán con el pacto.

Clave

Punto clave a resaltar y trabajar es en la elaboración de convenios de doble tributación, y la venida de firmas foráneas para invertir en nuestro país.

abc


VOLVER