La Justicia de Italia condenó a cadena perpetua a militares de Bolivia, Chile, Perú y Uruguay por el Plan Condor

Italia condena a cadena perpetua a 24 jerarcas y militares por el Plan Cóndor

La Justicia italiana condenó a cadena perpetua a 24 jerarcas y militares de Uruguay, Bolivia, Chile y Perú acusados de la desaparición de italianos en la Operación Cóndor, el plan represor en América Latina que se aplicó durante las décadas de 1970 y 1980.

De este modo el Tribunal de Apelación de Roma cambia la sentencia en primera instancia de enero de 2017, que había establecido ocho cadenas perpetuas y la absolución de 19 imputados por haber prescrito los delitos.

Entre los condenados está el exmilitar uruguayo Jorge Néstor Troccoli, el único que se ha personado en el proceso, ya que reside en libertad en Italia desde que se escapó de la Justicia del país en 2007 y que en principio había quedado absuelto.

La Fiscalía había reclamado cadena perpetua para todos los imputados.

En la primera instancia fueron condenadas a cadena perpetua ocho personas, todas en contumacia, sin presentarse en Roma, como el dictador boliviano Luis García Meza, fallecido en abril de 2018, y su ministro del Interior, Luis Arce Gómez. También el expresidente peruano Francisco Morales Bermúdez; su primer ministro Pedro Richter Prada, muerto en julio de 2017; el exmilitar peruano Germán Ruiz; los chilenos Hernán Ramírez y Rafael Ahumada Valderrama, y el excanciller uruguayo Juan Carlos Blanco.

Ahora a estos condenados se suman los exmilitares chilenos Pedro Octavio Espinoza Bravo, Daniel Aguirre Mora, Carlos Luco Astroza, Orlando Moreno Vásquez y Manuel Abraham Vásquez Chauan.

Asimismo, los exmilitares uruguayos José Ricardo Arab, José Nino Gavazzo, Juan Carlos Larcebeau, Pedro Antonio Mato, Luis Alfredo Maurente, Ricardo José Medina, Ernesto Avelino Ramas Pereira, José Sande Lima, Jorge Alberto Silveira, Ernesto Soca y Gilberto Vázquez.

Todos han sido condenados por los delitos de homicidio voluntario y además deberán pagar el costo del juicio más un monto para resarcir el daño a las victimas.

Los militares uruguayos deberán pagar en forma conjunta 1 millón de euros para resarcir a las víctimas, lo que deberá definirse en un juicio aparte. En otro juicio aparte, Tróccoli deberá resarcir por sí mismo por un monto que supera 900 mil euros, a lo que se suma una cifra de 700.000 euros que deberá abonar en conjunto con Juan Carlos Larcebeau.

El ministro de Defensa, José Bayardi, dijo en conferencia de prensa que a su juicio la sentencia de segunda instancia en lo penal en la Corte de Roma corregía la sentencia de primera instancia, que solo adjudicado responsabilidad al excanciller Juan Carlos Blanco, al responsabilizar también a aquellos militares que en Uruguay ya habían sido condenados por su participación en el Plan Cóndor.

Bayardi explicó además que aquellos militares que fueron condenados en Uruguay deberán terminar de cumplir sus penas antes de ser extraditados para que puedan ser encerrados con cadena perpetua en Italia. Distinto es el caso de Tróccoli, quien ya se encuentra en Italia.Sin embargo, es esperable que la defensa del militar retirado lleve su caso a casación, con el objetivo de evitar la prisión.

Este proceso comenzó con la denuncia hace exactamente 20 años en Italia de algunos familiares de desaparecidos, en 1999, un año después de que se ordenara la detención del dictador chileno Augusto Pinochet tras la investigación del juez español Baltasar Garzón.

La causa ha tratado de depurar responsabilidades por la desaparición de una veintena de ciudadanos latinoamericanos con orígenes italianos, opositores políticos y activistas de izquierda que desaparecieron en las redes de la conocida Operación Cóndor.

En abril de este año el gobierno uruguayo aportó a la Justicia italiana información sobre que Tróccoli había participado directamente en la organización del llamado segundo vuelo, que les costó la vida a 22 uruguayos cuyos restos siguen desaparecidos. Luego de admitir públicamente que había participado en torturas, Tróccoli huyó de la Justicia uruguaya en 2007 y fugó a Italia, donde tiene ciudadanía.

El Observador


Juicio en Roma por el Plan Cóndor: todos los imputados condenados a cadena perpetua

La Corte de Apelaciones de Asis de Roma declaró esta mañana culpables a los 24 imputados por el Plan Cóndor y los condenó a cadena perpetua.

El secretario de Presidencia Miguel Ángel Toma, presente en la sentencia, dijo a la diaria estar muy “emocionado” por el fallo, y sostuvo que Uruguay fue a Roma “a hacer lo que debía hacer: proporcionar la prueba que siempre dije que era relevante para la decisión de este procesos: nueve sentencias en Uruguay dictadas en el plazo del Plan Cóndor, los legajos militares de [Jorge Nestor] Troccoli, de [José Nino] Gavazzo, de [Luis] Maurente y una serie de pruebas relativas a la actividad de Troccoli en el Fusna [por Fusileros Navales]. Esos elementos fueron decisivos en esta decisión”.

En tanto, el abogado de Uruguay, Andrea Speranzoni, dedicó el fallo a “los luchadores sociales y las personas que repudian los crímenes de lesa humanidad”. “Las pruebas existen y la documentación fue producida y los testigos hablaron. Tenemos una sentencia llena y amplía y es fruto de un esfuerzo de la Presidencia que está acá en el Juicio de Roma”, expresó.

Según pudo saber la diaria, la defensa de Troccoli recurrirá el caso ante la Corte Suprema de Italia.

La Diaria


Jorge Tróccoli: el hombre que huyó de Uruguay y deberá cumplir cadena perpetua en Italia

La justicia italiana condenó este lunes a cadena perpetua a 24 represores de varios países de Sudamérica por la desaparición y muerte de 23 personas en el marco del Plan Cóndor.

Entre ellos hay 12 uruguayos, pero la mayoría ya cumple condena en Uruguay por delitos cometidos durante la misma época.

Uno de los que logró huir a los juicios en Uruguay fue el capitán de navío retirado Jorge Tróccoli, quien se refugió en Italia y, por tanto, es el único que a partir de este fallo deberá cumplir la cadena perpetua en aquel país.

Montevideo Portal consultó a la exfiscal y exdirectora de la Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) Mirtha Guianze, quien consideró que esta condena influye casi que en solitario para Tróccoli, dado que para que los uruguayos que cumplen condena en nuestro país puedan ser extraditados a Italia primero deberían terminar su pena, pero por la edad que tienen se presume que no será posible.

En resumen, Italia podría pedir la extradición de los condenados, pero antes deberían terminar de cumplir su condena en Uruguay.

El resto de los uruguayos abarcados en el fallo italiano son José Ricardo Arab, José Gavazzo, Juan Carlos Larcebeauy, Pedro Antonio Mato, Luis Alfredo Maurente, Ricardo José Medina, Ernesto Avelino Ramas Pereira, José Santa Lima, Jorge Alberto Silveira, Ernesto Soca y Gilberto Vázquez.

Algunos de ellos, como es el caso conocido de Gavazzo, cumplen condena en prisión domiciliaria.

Guianze consideró que el fallo “es justo” pero que no se podía prever lo que iba a suceder dado que la Justicia había considerado, en primera instancia, que las pruebas eran insuficientes.

“No había hecho una valoración correcta de la responsabilidad que les cabía a estas personas de acuerdo a su grado, y ahora fue revocado y fueron todos condenados a cadena perpetua por los secuestros y los homicidios”, señaló Guianze en referencia al fallo.

“La valoración es muy positiva porque en realidad a nosotros nos interesa sobre todo Tróccoli, que había huido, pero también es una confirmación de que los juicios en Uruguay se hicieron con abundantes pruebas y que tuvieron todas las garantías”, añadió.

Sobre el resto de condenados, excepto Tróccoli, Guianze señaló que del único que no se sabe su paradero es Mato, quien estuvo en Brasil y luego escapó.

El caso

Este conjunto de represores sudamericanos fue condenados en Italia dado que en la década de 1990 un grupo de familiares acudió a la Justicia de aquel país

En concreto, estos familiares recurrieron a la Justicia para reclamar por los desaparecidos de nacionalidad italiana.

Las investigaciones sobre la temida estrategia aplicada por los regímenes militares del cono sur fueron iniciadas hace unos 20 años a raíz de las denuncias presentadas en Italia por los familiares de italianos asesinados o desaparecidos, entre ellos la ítalo uruguaya Aurora Melloni, viuda de Álvaro Daniel Banfi, ametrallado junto a otros militantes de izquierda en octubre de 1974 cerca de Buenos Aires, en Argentina.

Tras una larga investigación, el fiscal italiano Giancarlo Capaldo, abrió juicio contra un grupo de 34 exoficiales y civiles, agentes de la policía y de los servicios secretos de Chile, Uruguay, Bolivia y Perú, varios de ellos ya murieron.

Debido a una serie de impedimentos burocráticos, la justicia decidió juzgar por separado a 50 argentinos así como a varios paraguayos y brasileños por los mismos delitos.

Sin embargo, para el caso de Uruguay, el hecho dio un giro cuando Tróccoli escapó de nuestro país. Uruguay pidió su extradición pero Italia la negó porque interpretaba que debía juzgarse allí.

“Es una sentencia importante y emocionante para Uruguay y para las víctimas”, señaló a la agencia AFP Miguel Toma, secretario de la Presidencia de Uruguay, quien viajó a Italia para la ocasión.

Montevideo Portal


Operación Cóndor: Justicia italiana condena a siete chilenos a cadena perpetua

ste lunes la Justicia italiana condenó a cadena perpetua a 24 jerarcas y militares de Bolivia, Chile, Uruguay y Perú, acusados de estar involucrados en la desaparición de italianos en la Operación Cóndor.

De la totalidad de estos jerarcas y militares, siete son ciudadanos chilenos que participaron en el plan que se llevó a cabo durante las décadas de 1970 y 1980.

Resolución

El Tribunal de Apelación de Roma cambió la sentencia en primera instancia de enero de 2017, que había establecido ocho cadenas perpetuas y 19 imputados absueltos por haber prescrito los delitos.

Los involucrados fueron condenados por los delitos de homicidio voluntario y deberán también pagar las costas del juicio.

Quiénes fueron condenados?

Actualmente, entre los condenados se encuentran los exmilitares uruguayos Jorge Néstor Troccoli, José Ricardo Arab, José Horácio Gavazzo, Juan Carlos Larcebeauy, Pedro Antonio Mato, Luis Alfredo Maurente, Ricardo José Medina, Ernesto Avelino Ramas Pereira, José Santa Lima, Jorge Alberto Silveira, Ernesto Soca y Gilberto Vázquez.

Entre los exmilitares chilenos se encuentran Pedro Octavio Espinoza Bravo, Daniel Aguirre Mora, Carlos Luco Astroza, Orlando Moreno Vásquez y Manuel Abraham Vásquez Chauan. Además de Hernán Ramírez y Rafael Ahumada Valderrama.

Además condenaron al dictador boliviano Luis García Meza y a su ministro del Interior, Luis Arce Gómez. A ellos se suman el expresidente peruano Francisco Morales Bermúdez y su primer ministro Pedro Richter Prada; y al militar peruano Germán Ruiz.

Ahora Noticias


Italia ratificó pena de cadena perpetua para Francisco Morales Bermúdez por Plan Cóndor

La Justicia italiana ratificó la pena de cadena perpetua para el expresidente de Perú, Francisco Morales Bermúdez y condenó a otros 23 jerarcas y militares de Bolivia, Chile y Uruguay, por la desaparición de italianos en la Operación Cóndor, el plan represor en América Latina durante las décadas de 1970 y 1980.

El Tribunal de Apelación de Roma cambia de este modo la sentencia en primera instancia de enero de 2017, que estableció ocho cadenas perpetuas pero absolvió a 19 imputados por haber prescrito los delitos, un fallo que había decepcionado enormemente a los familiares acusadores.

Entre los condenados este lunes también está el exmilitar uruguayo Jorge Néstor Troccoli, de 69 años, el único que ha debido personarse en el proceso ya que reside en libertad en Italia desde que se escapara de la Justicia de su país en 2007. En un principio fue absuelto. Ahora, sin embargo, queda por ver si este antiguo militar del cuerpo de fusileros navales durante la dictadura (1973-1985), al que se le imputa la desaparición de una veintena de personas, recurre al Supremo. La Fiscalía había reclamado cadena perpetua para todos los imputados.

Primera instancia de 2017

En la primera instancia fueron condenados a cadena perpetua ocho personas, todas en contumacia, sin personarse en Roma, como el dictador boliviano Luis García Meza, fallecido en abril de 2018, y su ministro del Interior, Luis Arce Gómez. Y también el expresidente peruano Francisco Morales Bermúdez; su primer ministro Pedro Richter Prada, muerto en julio de 2017; el exmilitar peruano Germán Ruiz; los chilenos Hernán Ramírez y Rafael Ahumada Valderrama, y el excanciller uruguayo Juan Carlos Blanco.

Ahora a estos condenados se suman los exmilitares chilenos Pedro Octavio Espinoza Bravo, Daniel Aguirre Mora, Carlos Luco Astroza, Orlando Moreno Vásquez y Manuel Abraham Vásquez Chauan, y el peruano Martín Martínez Garay.

Asimismo los exmilitares uruguayos José Ricardo Arab, José Horacio Gavazzo, Juan Carlos Larcebeau, Pedro Antonio Mato, Luis Alfredo Maurente, Ricardo José Medina, Ernesto Avelino Ramas Pereira, José Sande Lima, Jorge Alberto Silveira, Ernesto Soca y Gilverto Vázquez. Ya quedó absuelto desde la primera instancia el teniente uruguayo Ricardo Eliseo Chávez Domínquez, por aquel entonces jefe del Cuerpo de Fusileros navales.

Delitos de homicidio

Todos han sido condenados por los delitos de homicidio voluntario y deberán también pagar las costas del juicio y una serie de indemnizaciones a familiares y asociaciones que componen la acusación, como el Frente Amplio uruguayo. Este proceso comenzó con la denuncia hace exactamente veinte años en Italia, en 1999, de algunos familiares de desaparecidos, un año después de que se ordenara la detención del dictador chileno Augusto Pinochet tras la investigación del juez español Baltasar Garzón.

Ha tratado de depurar responsabilidades por la desaparición de una veintena de ciudadanos latinoamericanos con orígenes italianos, opositores políticos y activistas de izquierdas que desaparecieron en las sombras de la conocida como Operación Cóndor.

La sala del Tribunal romano estaba a rebosar de abogados y familiares de las víctimas, que respiraron aliviados al escuchar una sentencia que, a su parecer, repara de alguna manera aquella de primer grado, tachada de insuficiente.

RPP


Morales saluda fallo de justicia italiana contra represores del Plan Cóndor

El presidente Evo Morales saludó hoy el accionar de la Corte de Apelaciones de Italia, que ratificó una sentencia de cadena perpetua contra 24 autores materiales—entre ellos Luis Arce Gómez— involucrados en la desaparición y muerte de 23 súbditos italianos durante el régimen del Plan Cóndor en los años 70 y 80, y dijo que es una victoria de la verdad que hace justicia a la memoria de las víctimas de las dictaduras.

“Saludamos el histórico fallo de la justicia italiana que sentenció a cadena perpetua a 24 autores materiales de crímenes contra la humanidad en Bolivia, Chile, Perú y Uruguay durante las dictaduras y vía el Plan Cóndor ejecutado por la CIA. Derrotamos a la impunidad con la verdad”, expresó el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter @evoespueblo.

La Operación Cóndor o el Plan Cóndor fue un plan de inteligencia diseñado y coordinado por los servicios de seguridad de las dictaduras militares de Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay, en colaboración con la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, para aniquilar a los luchadores por la democracia durante la década de los 70, en la plenitud de la Guerra Fría.

El plan permitió la colaboración de los dictadores Augusto Pinochet (Chile), Hugo Banzer Suarez (Bolivia), Alfredo Stroessner (Paraguay), Joao Figueredo (Brasil), Jorge Rafael Videla (presidente de la Junta Miliar en Argentina) y al gobierno derechista de Juan María Bodaberry en Uruguay, entre otros.

El juicio penal inició en 2015 y fue admitido en la Corte de Roma después de 12 años de investigación preparatoria. La condena suscitó emoción entre el grupo de familiares, activistas de derechos humanos y autoridades de América Latina que asistieron a la lectura del fallo.

En la lista de acusados aparece el exministro del Interior de Bolivia, Luis Arce Gómez quien ocupó el cargo de 1980 hasta 1981 durante el gobierno de Luis García Meza. Desde 1964, Arce Gómez participó en golpes de Estado y persecuciones políticas, mientras que en el siguiente año presuntamente estuvo vinculado con el narcotráfico.

“Con el testamento bajo el brazo” fue la amenaza que lanzó al pueblo boliviano para evitar cualquier sublevación durante aquella época.

La delegación boliviana que se trasladó hasta Roma para dicha audiencia estuvo representada por el viceministro de Transparencia y Lucha Contra La Corrupción, Diego Jiménez; Nila Heredia, representante de Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Mártires por la Liberación Nacional de Bolivia (ASOFAMD) y presidenta de la Comisión de la Verdad; y el embajador de Bolivia en Italia, Carlos Aparicio.

Heredia fue una de las denunciantes por ese caso quien pidió que se investigue la desaparición en 1976 de su entonces compañero de descendencia italiana Luis Stamponi.

“Hoy, nuestro proceso de cambio en Bolivia consolida la acumulación de las luchas de quienes dieron su vida para construir un Estado democrático digno y soberano, por eso mismo desde nuestro gobierno, saludamos esta importante decisión de la justicia italiana” manifestó el viceministro Jiménez, según un boletín de prensa del Ministerio de Justicia.

Cambio


VOLVER