Según Bolsonaro, el TLC entre el Mercosur y la UE podría tardar hasta tres años para entrar en vigor

Brasil | Acuerdo entre Mercosur y la UE podría tardar hasta tres años en entrar en vigor: Bolsonaro

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo el domingo que podría tomar hasta tres años para que entre en vigor el tratado de libre comercio alcanzado entre el bloque sudamericano Mercosur y la Unión Europea, ya que depende de la aprobación de los legisladores de todos los países involucrados.

El viernes, el Mercosur y la UE se pusieron de acuerdo en el borrador de un tratado de libre comercio, poniendo fin a casi 20 años de negociaciones y comprometiéndose con mercados más abiertos de cara a la creciente ola de proteccionismo.

En una entrevista tras llegar de su viaje a la cumbre del G20 en Osaka, Japón, Bolsonaro agregó que esperaba que el Congreso brasileño sea uno de los primeros en aprobar el tratado entre los bloques.

“(El acuerdo) entre en vigor en uno o tres años, depende de los parlamentos. Vamos a ver si nosotros tal vez seamos uno de los primeros en aprobar, espero”, dijo el mandatario a su arribo a Brasilia.

Bolsonaro denominó su viaje al G20 como “misión cumplida” y mencionó el hecho de que durante la cumbre en Japón se concretó el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur —integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay— y la UE.

Sus comentarios se produjeron mientras cientos de personas se manifestaban el domingo en varias ciudades de Brasil en favor de la crucial reforma a las pensiones, la investigación por corrupción “Lava Jato” y también en respaldo del ministro de Justicia, Sergio Moro.

El Economista


Argentina | El acuerdo Mercosur-UE volvió a dividir a las principales fórmulas presidenciales

El acuerdo del Mercosur con la Unión Europea marcó una definitiva división entre las dos principales fórmulas que se disputan la presidencia y deja menos chances para la franja del centro.

Por un lado, la fórmula Fernández–Fernández dice que va a revisar el acuerdo -lo que significa enfrentarse a sus socios del Mercosur y particularmente a Jair Bolsonaro- porque no están dispuestos a llevar adelante las reformas económicas que debe hacer la Argentina para cumplir el pacto.

Del otro lado, Mauricio Macri con el tratado se ve obligado a ir a un terreno que eludió cuando asumió la presidencia de la Nación. Ahora tiene razones de fuerza mayor para bajar el gasto público, no dejar caer el tipo de cambio, bajar impuestos y costos laborales. Y lo puede hacer, porque es un ajuste que lo devuelve a las fuentes. Cuando se habla de cumplir el pacto con Europa se incluye la reforma laboral y previsional y la reestructuración del Estado. Si no lo hace, va a perder terreno ante sus socios del Mercosur que pueden aprovechar mejor la apertura de sus economías porque tienen menores costos que la Argentina.

Por supuesto, la reacción inmediata del mercado fue de euforia. Pero ahora, pasado el fin de semana, deberán repensar la estrategia porque el riesgo es más alto y el premio, por supuesto, mayor.

Antes lo que se jugaba era si se podía pagar o no la deuda y este es un terreno difuso porque todos los partidos, con mayor o menor convicción, aseguraron que iban a cumplir los compromisos asumidos.

Pero ahora es cara o cruz. El acuerdo trazó una línea de división necesaria e importante para definir al electorado. No hay más grises. Desde el lunes rige blanco o negro.

Por supuesto, los inversores ahora son los que pasan a depender de las encuestas. Ven a un Mauricio Macri recuperando terreno lentamente y a un kirchnerismo que todavía le saca ventajas.

El Gobierno tiene varias cartas para jugar que lo pueden favorecer. La primera y la más importante es la inflación de junio. Aseguran que va a sorprender porque va a ser muy poco más de 2%. Este número, junto a un dólar en baja y bonos de la deuda en alza, conformarían un escenario que le permitiría seguir recuperando votos al Gobierno en la clase media que es la que más apoya estas reformas.

Una Bolsa en alza, como se ve venir, puede ayudar porque es clave para aumentar el consumo. Cuando el inversor ve que sus ganancias crecen apostando a las acciones y a los plazos fijos, pierde el temor al dólar y aumenta sus gastos.

Desde el exterior, los vientos soplan favorables porque los futuros del fin de semana auguran ganancias que rondan 1% en Wall Street y Europa. Pero en las bolsas asiáticas, a pesar de que hubo tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China, hay cautela. La excepción es Japón, que abrió con una suba de 1,10%. Los indicadores chinos estaban con emociones encontradas. Hong Kong operaba en baja en la medianoche argentina. Solo uno de los indicadores de la bolsa china estaba en alza notable de más de 1,50% y es el China A 50, que se forma con un mix de acciones de la Bolsa de Shanghai y la de Shenzhen con una particularidad, está integrado solo por emisiones de empresas chinas y limita la inversión externa.

Con este panorama, lo que hay que seguir es la evolución del riesgo país que, si bien el viernes bajó 3,11% a 829 puntos básicos, terminó 7 puntos por encima del lunes de la semana pasada.

Es que ahora el riesgo país no solo va a reflejar la posibilidad de un default, sino si el mercado cree que el tratado de apertura con la Unión Europea será aceptado o no. Y esto se define exclusivamente en las urnas.

Infobae


Uruguay | Nin Novoa: “El Mercosur ha logrado el acuerdo comercial más importante del mundo”

“El Mercosur ha logrado el acuerdo comercial más importante del mundo”; lo dijo el Canciller de la República Rodolfo Nin Novoa el que llegó a Montevideo desde Bruselas y de inmediato se trasladó a Cerro Largo para votar en un circuito rural de la localidad de Bañado de Medina.

“El día que cerramos el acuerdo, ese día se cumplía exactamente 20 años del anuncio de los presidentes del Mercosur y representantes del Mercado común europeo, (en aquel momento), hoy UE, Unión Europea, anunciando que se iban a iniciar negociaciones para alcanzar un acuerdo comercial, 20 años después tomó este nuevo impulso”, dijo Nin.

“Hay que decirlo sin falsa modestia que todo comenzó por Uruguay con una visita del Presidente Vázquez a la ex presidenta Rousseff de Brasil en el mismo año que asumimos, después vino el cambio de gobierno en Argentina, tuvimos una reunión con la Unión Europea y con el gobierno anterior argentino, el excanciller Hector Timerman de la presidencia de Fernández y cuatro años después luego de innumerables negociaciones y mucho trabajo, con un equipo técnico de la cancillería que no se dedica a los cócteles por cierto, que se dedica con mucho ahínco, responsabilidad, patriotismo y esfuerzo, defendiendo los intereses nacionales; logramos cerrar este acuerdo en la jornada del viernes”, sostuvo el Canciller uruguayo.

“Este es el acuerdo más grande del mundo, tiene 800.000.000 personas, 90.000.000 de intercambio comercial de los dos bloques y en Europa no hay ningún acuerdo que junte 32 países, de manera que es el acuerdo más grande que tiene el mundo y las señales son muy buenas para el libre comercio con reglas que no se violen sistemáticamente sino que se acuerden con cláusulas de salvaguardia, en fin”, indicó Rodolfo Nin.

“Me parece que es un paso desde el punto de vista del comercio internacional absolutamente fundamental para el futuro de la humanidad, porque dentro de unos pocos años la tierra tiene que aguantar diez millones de personas arriba, y estos países como los nuestros, que son grandes proveedores en materia de provisión se les abre una gran oportunidad, y esa oportunidad viene acompañada de muchas responsabilidades, de cuidado del medio ambiente, de normas y laborales, temas que son fundamentales que se discutan en la actualidad y para nosotros es una gran satisfacción realmente haber logrado este acuerdo”, agregó Nin.

El País


Paraguay | Tras acuerdo con UE, Gobierno prevé que se beneficie toda la economía

El Mercado Común del Sur (Mercosur) tendrá acceso libre de aranceles para el 93% de sus exportaciones a la Unión Europea (UE) y al menos el 95% de las exportaciones de Paraguay a través de la eliminación de aranceles en un período de diez años, revela un informe del Ministerio de Industria y Comercio (MIC) y Relaciones Exteriores, al que accedió ABC Color.

Eso se traducirá, según se prevé, en el impulso del Producto Interno Bruto (PIB) mediante la creación de “condiciones para la transformación de la matriz productiva para la integración del Mercosur y del Paraguay a las cadenas globales de valor y, a través de ello, el desarrollo socioeconómico inclusivo del Paraguay”.

Conforme al cronograma de desgravación y cobertura, el Mercosur contará con 15 años para desgravar el 90% de sus importaciones de la UE, mientras que esta eliminará sus aranceles en 10 años para el 93% de sus importaciones del bloque sudamericano. De hecho, se prevé un trato especial y gradualidad en la implementación del acuerdo.

Pymes tendrán mayor tiempo de adaptación

El Mercosur abrirá su mercado de manera anual y progresiva en 15 años, mientras que UE concederá apertura de su mercado en un plazo de 10 años.

Las empresas del Mercosur, sobre todo las pequeñas y medianas, tendrán un período más largo de adaptación a las nuevas reglas que regirán la relación comercial, acota el reporte.

“El sector industrial del Mercosur tendrá un acceso a casi el 100% de sus exportaciones a la UE, a través de la liberación progresiva de aranceles en 10 años. Para el Paraguay implica consolidar la liberalización arancelaria total e inmediata al regir el acuerdo, para 5.000 productos que estaban en el Sistema Generalizado de Preferencias Arancelarias (SGP) hasta diciembre de 2018”, añade.

En cuanto al sector de bienes agrícolas y agrícolas procesados exportados por el Mercosur, explica el documento que estará libre de aranceles para el 82% del comercio, mientras que el 18% restante tendrá un acceso al mercado europeo a través de cuotas o preferencias fijas. También señala que menos de 100 productos de la UE estarán excluidos del desmantelamiento arancelario.

La certificación de origen es otro punto que se destaca en el informe del MIC y Relaciones Exteriores. Al respecto, se explica que este acuerdo traerá un “cambio sustancial en la emisión de los certificados de origen para todas las exportaciones, a partir del sexto año de la entrada en vigor del acuerdo, a través de la autocertificación por las propias empresas exportadoras”. A tal efecto, se establece un periodo de adecuación de cinco años para que las empresas puedan adecuarse a este nuevo sistema.

Atracción de inversiones

Por otra parte, se proyecta que este acuerdo otorgue un incentivo adicional para la atracción de nuevas inversiones europeas en Paraguay, que acrecentarán las ventajas para la inversión extranjera que ya otorga Paraguay.

“La UE es el primer importador mundial de servicios, con valores que superan los 800.000 millones de dólares anuales, de esa manera, este acuerdo se constituye en una plataforma que permitirá potenciar la exportación de servicios paraguayos, que actualmente asciende a unos 1.000 millones de dólares”, resalta el documento oficial.

En materia de derechos de propiedad de intelectual relacionados con el comercio, se logró mantener el periodo de protección para las patentes y los datos de prueba, en los términos y plazos establecidos en la Organización Mundial del Comercio.

Esto significa “un enorme apoyo a la industria farmacéutica y de defensivos agrícolas, con la posibilidad de producción de genéricos que traerá consigo un significativo impacto para la salud pública de la ciudadanía y de los productores agrícolas del Mercosur”, subraya. Además, apunta el logro de mantener el registro de marca notoria de Cerveza Munich.

Trato especial, diferenciado

En el sector autopartes, Paraguay obtuvo 5% adicional con respecto a los demás Estados parte para la importación de materiales no originarios, alcanzando un 55% por cuatro años después de la entrada en vigor del acuerdo.

En cuanto a las compras públicas, Paraguay negoció la no inclusión de las mismas, preservando el mercado para las empresas nacionales.

Sobre los servicios fluviales, el Paraguay consiguió la exclusión en el acuerdo de los servicios en este rubro, para seguir apuntalando este importante modo de transporte para los buques de bandera paraguaya.

Finalmente, se resalta que se obtuvieron plazos adicionales para la aplicación de los instrumentos de defensa comercial, con lo que el sector productivo nacional tendrá un periodo mayor que los demás Estados partes del Mercosur y de la Unión Europea.

ABC Color


Detalles del acuerdo Unión Europea-Mercosur: los 12 puntos más importantes

Bruselas (corresponsal).- El acuerdo comercial alcanzado el viernes entre el Mercosur y la Unión Europea debería servir para aumentar el intercambio comercial entre los dos bloques, pero además constituirá un salto en las relaciones políticas euro-latinoamericanas. El texto contempla centenares de garantías y condicionantes. Estos son los 12 puntos principales más allá del capítulo agropecuario.

1. Aranceles

El acuerdo acaba con el 91% de los aranceles que Mercosur imponía hasta ahora a los productos que llegaban desde Europa, un ahorro de hasta 4.000 millones de euros anuales para las empresas europeas. A la vez, la Unión Europea eliminará el 92% de sus aranceles actuales a productos de Mercosur.

Los aranceles de Mercosur a los autos europeos (35%), a las piezas de autos (de 14% a 18%), a los equipos industriales (de 14% a 20%), a la química (hasta el 18%), a los vestidos y calzado (hasta el 35%) y a los productos farmacéuticos (hasta el 14%) serán eliminados paulatinamente en períodos de cinco a 10 años.

También se eliminarán progresivamente al vino (hoy al 27%), al chocolate (al 20%), al whisky y otras bebidas espirituosas (del 20% al 35%), a las galletitas (del 16% al 18%), a los duraznos en lata (55%) y a los gaseosas (del 20% al 35%). También los lácteos (especialmente los quesos) entrarán al Mercosur sin arancel (hoy es de 28%), pero habrá cuotas.

2. Denominaciones geográficas protegidas

El acuerdo establece que el Mercosur respetará 357 denominaciones de origen europeas. Desde el “Vino de Rioja” o el “Queso Manchego” español hasta el “Jamón de Parma” italiano, el “Champagne” francés, el “Porto” portugués o los whiskies escocés o irlandés. Son 357 productos tradicionales del viejo continente. Europa a la vez tendrá que respetar y proteger denominaciones geográficas de Mercosur como los “Vinos de Mendoza” o la “Cachaça” brasileña.

3. Medidas de salvaguarda

Además, un mecanismo de salvaguarda bilateral permitirá tanto a la UE como al Mercosur “imponer medidas temporales a las importaciones reguladas en el mismo en el caso de que se produzcan aumentos inesperados y significativos de las importaciones que provoquen, o puedan provocar, serios daños a sus industrias domésticas”. Estas salvaguardas también se aplican a los productos agropecuarios.

4. Medio ambiente

Francia había amenazado con bloquear el acuerdo si Bolsonaro sacaba a Brasil del Acuerdo del Clima de París. Esa amenaza parece disipada a la vista del acuerdo. Los firmantes se comprometen a respetar el Acuerdo de París y además se añaden aspectos sobre desarrollo sostenible y no deforestación, algo que exigían las ONG, que acusan a Brasil de destrozar la Amazonia. Bruselas asegura que este capítulo “conlleva reglas claras y rigurosas así como un mecanismo de evaluación independiente e imparcial por un grupo de expertos”.

La Comisión Europea explica que las partes se comprometen a través del acuerdo a “luchar contra el cambio climático y a trabajar para lograr una transición hacia una economía de baja intensidad en carbono”. Los europeos discuten estos días los planes para que en 2050 el bloque no emita ningún gas contaminante. El acuerdo también tiene como objetivos obligatorios para sus signatarios el cumplimiento de la Convención de Comercio Internacional de Especies Protegidas de Fauna y Flora Salvaje, la Convención para la Diversidad Biológica y las medidas y acuerdos sobre gestión de pesca de la FAO.

5. Mercados públicos

Por primera vez en su historia, los países de Mercosur abren sus mercados públicos a empresas europeas. Es decir, una empresa italiana podrá competir en teoría en igualdad de condiciones con una empresa argentina por el concurso para construir una ruta. La potencia de algunas multinacionales europeas, principalmente de sectores como el de la infraestructura o la energía, hacen de este un capítulo clave para Bruselas. Los gobiernos de Mercosur se comprometen a publicar en un único punto online las condiciones de esos contratos como medida de transparencia. Las empresas del Mercosur tendrán los mismos derechos en Europa, a los que añadirán el poder concursar para contratos con las instituciones europeas.

6. Seguridad sanitaria y fitosanitaria

Los ganaderos y agricultores europeos siempre criticaron el supuesto menor nivel de control de Mercosur sobre la seguridad sanitaria y fitosanitaria. Bruselas asegura que el acuerdo “no modifica en nada la manera en que la UE adopta y aplica sus reglas de seguridad alimentarias”, que los productos que llegan de Mercosur a Europa ya tienen que cumplir. El acuerdo incluye un “principio de precaución”. Las autoridades europeas podrán “actuar para proteger la salud humana, animal, vegetal o medioambiental frente a riesgos incluso si los análisis científicos no son concluyentes”.

7. Derechos laborales

El acuerdo cuenta con un capítulo que contempla asuntos como los derechos laborales y la promoción de actitudes empresariales responsables. Ofrece a organizaciones civiles un papel activo en la vigilancia de la implementación del mismo. El texto incluye la obligación de implementar los estándares fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo y de respetar asuntos como la libertad de asociación de los trabajadores, el derecho a convenio colectivo, la eliminación de toda forma de trabajo forzado y la abolición del trabajo infantil.

8. Propiedad intelectual

El acuerdo reconoce los derechos de propiedad intelectual y los secretos comerciales como parte importante para fomentar la innovación y la creatividad y para asegurar que las industrias sean competitivas. El texto también recoge normas sobre copyright, marcas registradas, diseños industriales, indicaciones geográficas y hasta variedades de plantas. La sección de Derechos de Propiedad Intelectual suma una provisión sobre protección de secretos comerciales.

9. Comercio electrónico

El acuerdo incluye normas generales sobre comercio electrónico con el objetivo de eliminar todas las barreras posibles para que aumente el comercio que se basa por ejemplo en pedidos online por parte de los ciudadanos, para que a Buenos Aires o a Córdoba llegue con más facilidad un libro comprado online a una librería francesa. Ese capítulo incluye protección de datos personales y la obligación a las autoridades de respetar un ecosistema online lo más seguro posible para las empresas.

10. Metales raros

La industria europea de alta tecnología necesita metales raros y podría importar desde los países del Mercosur algunos de los que ya importa desde África o China. El acuerdo ofrece a las empresas de los dos lados un acceso más fácil a metales raros de alta calidad, elimina o reduce sustancialmente las barreras que Mercosur impone actualmente para exportar esos materiales. En ese aspecto se incluyen cueros (que se consideran materiales raros para la industria europea del cuero) o productos de la soja (insumos claves para la cría de animales). El acuerdo prohíbe que a estos productos se les impongan requisitos de precios o que existan monopolios para exportarlos o importarlos.

11. Regulaciones y estándares técnicos

Muchas veces las empresas encuentran problemas para entrar en otros mercados no por aranceles o cuotas sino porque enfrentan regulaciones y estándares técnicos que pueden usarse como una especie de barrera proteccionista disimulada. El acuerdo promueve la transparencia en ese sector y el uso de estándares internacionales para mejorar el acceso a los mercados de las dos partes. Esto debe hacer más fácil y barato que las empresas puedan cumplir con esos estándares y regulaciones. En este punto se llega incluso a que Mercosur acepte como propios los test de conformidad de productos europeos realizados por los propios países europeos.

12. Mecanismo de arreglo de disputas

El acuerdo, según explica la Comisión Europea, conlleva la puesta en marcha de un mecanismo de arreglo de disputas “justo, eficiente y efectivo”, tanto para su interpretación como para forzar la aplicación de lo que se acordó. Incluye paneles y audiencias públicas, la publicación de sus decisiones y la oportunidad para cualquiera de los afectados de enviar sus opiniones por escrito. Se trata, asegura Bruselas, que tanto la UE como el Mercosur implementen completamente “sus obligaciones bajo el acuerdo para que consumidores, trabajadores y empresas puedan disfrutar de sus beneficios”.

Clarín