Uruguay: el Frente Amplio sale en defensa de la Ley Integral para las Personas Trans ante la “campaña de mentiras”

El Frente Amplio sale en defensa de la Ley Integral para las Personas Trans ante una «campaña basada en mentiras» por parte de quienes buscan derogarla. «Lamentablemente se juntaron firmas con argumentos falsos, engañando a la población», dijo Sabini; mientras que Moreira expresó que «el debate democrático tiene que fundarse en argumentos, no en falsedades».

«El 4 de agosto no votamos»

El próximo 4 de agosto se realizará la consulta que busca derogar la Ley Integral para las Personas Trans, impulsada por el nacionalista Carlos Iafigliola. Para habilitar al referéndum derogatorio necesitan la participación de un 25% del electorado (unos 650.000 votos). La ley en cuestión consiste en 24 artículos, con ítems vinculados a salud, educación, vivienda, inclusión laboral y reparación por violencia institucional.

Otorga becas para cursar en instituciones educativas, además de becas con el fin de capacitarse en Inefop, un 1% de cupo para personas trans en los concursos públicos, una pensión reparatoria para las personas que sufrieron de violencia institucional y garantiza el acceso a una serie de prestaciones médicas.

Pese a lo señalado por la ley, para el Frente Amplio hay una campaña por los impulsores de la derogación de la misma que está basada en mentiras, como el indemnizar a todas las personas trans, o la hormonización a los menores de edad que así lo deseen. Ante esto, y de cara al prerreferéndum del 4 de agosto, el oficialismo sale en defensa de la Ley trans.

La senadora Constanza Moreira dijo estar «preocupada por la campaña de mentiras en relación a la ley integral para personas trans. El debate democrático tiene que fundarse en argumentos, no en falsedades». «Reitero mi apoyo a la ley integral para personas trans que reconoce sus derechos y promueve un conjunto de acciones afirmativas para la igualdad sustantiva de un colectivo históricamente excluido», afirmó la legisladora.

A su vez remarcó, «en línea con el pronunciamiento de la Inddhh» que «las consultas populares deben ser un instrumento de avance en derechos o para evitar retrocesos. El 4 de agosto, para que la ley quede firme, no votamos».

Basta de mentir sobre la salud

En la misma línea que Moreira opinó el exsecretario político del FA, Gonzalo Reboledo, quien indicó: «La llamada «ley trans» es buena y es un avance de nuestra sociedad hacia más igualdad. Propongo defenderla desde el argumento, no desde el ocultamiento. Mucha falsedad se ha dicho en torno a ella. A desenmascarar la mentira». A su vez Daniel Márquez, docente de la Facultad de Medicina, señaló: «En mis años de experiencia como médico de personas trans nunca hormonizamos niñas o niños. Ni con o sin consentimiento de sus madres o padres. Tampoco lo habilita la ley». «Basta de mentir sobre la salud. Si les preocupan las niñeces empiecen por no provocar odio y exclusión», pidió.

El diputado Sebastián Sabini manifestó al respecto que van a defender la ley porque «es un instrumento necesario para lograr más justicia social. Lamentablemente se juntaron firmas con argumentos falsos. Muchas veces engañando a la población indicando que se otorgaban privilegios a las personas trans, que le iban a dar un subsidio por el simple hecho de ser una persona trans.

Lo cual no es cierto», dijo a TNU. «También se dijo que había un poderoso lobby trans en Uruguay y cabe preguntarse cómo es posible que exista un poderoso lobby trans de personas que tienen una esperanza de vida menor a 40 años, y que no llegan a mil personas en nuestro país». Sabini sentenció que «vamos a defender esta ley porque es necesaria y otorga herramientas para las políticas públicas».

La diputada del MPP, Margarita Libschitz, a su vez manifestó: «El 4 se realiza una consulta popular sobre si se va a referéndum o no. Necesitan un 25% de las y los habilitados a votar. Porcentaje que no van a tener». «Hace tiempo calculé cuánto le «cuesta» al estado la Ley Trans y lo comparé con el de un prrreferéndum. Este último es bastante más costoso. ¿Está bien hablar en plata sobre un acto democrático?», cuestionó. «¿Y cuándo hablamos de derechos básicos a población vulnerada?».

Reparación para quienes sufrieron daño moral o físico

Uno de los artículos de la Ley Integral Para Personas Trans establece un régimen reparatorio para la población trans que haya sido perseguida durante la dictadura que gobernó Uruguay entre 1973 y 1985. Siete de las solicitudes presentadas para recibir la reparación fueron aprobadas, y en los próximos días se les informará a quiénes tendrán derecho a la prestación vitalicia de tres Bases de Prestaciones y Contribuciones, lo que equivale a $ 12.462 mensuales. Serán las primeras personas desde la aprobación de la ley.

República