Alejandro Villar rector de UNQ: “No encontramos el lugar que piensa Macri y su gobierno para las universidades”

Entrevista a Alejandro Villar rector de Universidad Nacional de Quilmes

Por Luca Guillén de la redacción de NODAL

El doctor en Ciencias Sociales Alejandro Villar se convirtió el 12 de diciembre de 2016 en el rector de la Universidad Nacional de Quilmes, ubicada en el sur del Gran Buenos Aires, Argentina.  Esta casa de altos estudios cumple en 2019 los 30 años de funcionamiento y Villar la define como “una institución que aprende además de enseñar”. NODAL realiza un ciclo de entrevistas con quienes ocupan roles importantes en el ámbito de la educación, la investigación y la ciencia. En esta oportunidad Villar expone la importancia de las próximas elecciones nacionales en Argentina para el sector universitario.

-¿Cuál es la importancia de las próximas elecciones nacionales para el conjunto del sistema universitario argentino?

-Las próximas elecciones son claves para el conjunto del sistema universitario argentino porque se pone en juego el modelo de país y el modelo, consecuentemente, de universidad. Si pensamos en un país que se desarrolle basado sólo en la exportación de materias primas y la valorización financiera del capital no se necesitan universidades más que para formar una pequeña elite. Si pensamos un país que se desarrolle en base a las capacidades de las personas, basado en la inteligencia, la capacitación, en la formación de la población, si pensamos en un país basado en la ciencia, la tecnología y la innovación; las universidades cumplen un rol central. Esto es lo que se va a discutir en octubre de este año.

-¿En qué etapa de desarrollo considera que se encuentra la universidad que conduce, cuáles diría que son los puntos fuertes de la misma y cómo es su vínculo con el entorno comunitario?

-La Universidad Nacional de Quilmes es una universidad joven, que está adquiriendo madurez y ha crecido consistentemente. Está en un tamaño y desarrollo que consideramos adecuado para el tiempo que nos toca. Los puntos fuertes de la historia de la universidad tienen que ver con la innovación, con la posibilidad de estar constantemente pensándonos como universidad en relación al país, al territorio, al entorno y las posibilidades, y pensando permanentemente en una institución que aprende además de enseñar. Y en ese sentido se ha desarrollado un estrecho vínculo con las organizaciones del territorio, organizaciones económicas, sociales, culturales, políticas, con el vasto entramado de actores que se desenvuelven en el municipio de Quilmes y sus alrededores. Así se fue convirtiendo a la universidad en un actor local del desarrollo.

-¿Qué cambios hubo en la política universitaria con el gobierno de Mauricio Macri que asumió en 2015?

-El gobierno de Mauricio Macri ha tenido una política ambivalente en términos de un discurso por un lado y la realidad por otro. Es ostensible la reducción del presupuesto universitario para funcionamiento. Las universidades tenemos cada vez menos recursos para esto. Es muy claro cómo se ha frenado la inversión para lo que es obra. Las universidades necesitan cada vez más aulas y laboratorios porque hay cada vez más jóvenes que quieren estudiar y esto ha sido congelado desde el gobierno de Macri. El salario de los universitarios y del personal de administraciones y servicios ha ido a la baja. Y además no encontramos el lugar que piensa Macri y su gobierno para la universidad en un mundo donde se requiere más innovación, desarrollo e inventiva. Y por lo tanto se requieren cada vez más universitarios y jóvenes formados.


VOLVER