Intelectuales y artistas repudian a Macri por culpar a los votantes del descalabro económico

En Contexto
El 11 de agosto Argentina celebró elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) con nueve fórmulas presidenciales. En esta etapa los partidos políticos postularon candidaturas a la presidencia, al Congreso nacional y a las gobernaciones provinciales y locales en cada distrito para resolver sus propias internas. El oficialismo, con el frente Juntos por el Cambio que busca la reelección de Mauricio Macri y lleva como vicepresidente al peronista Miguel Ángel Pichetto, quedó con un 32% detrás de la fuerza opositora del Frente de Todos, encabezada por Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que alcanzó el 47,65%. Seis coaliciones que superaron el piso de 1,5% de los votos competirán en las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre.

Miles de intelectuales le reclaman a Macri que “respete la democracia”

Un enorme colectivo de científicos, escritores e intelectuales salieron ayer a repudiar el “terrorismo financiero” y reclamarle al presidente Mauricio Macri que “respete la democracia y la decisión de las urnas”. “Nos preocupan este tipo de manifestaciones, que implican en los hechos un ataque a la democracia y al derecho soberano de los pueblos a elegir sus representantes y el rumbo de las políticas públicas”, explican en una solicitada difundida hoy.

Entre los principales firmantes se encuentran la escritora Lucía Puenzo, el antropólogo Alejandro Grimson, el politólogo y director del Conicet Mario Pecheny, el ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA Federico Schuster, el historiador Ezequiel Adamovsky, el dramaturgo Rafael Spregelburd y la investigadora Mabel Thwaites Rey, entre más de 30 mil personas. “Exigimos que el Gobierno actúe responsablemente, que asuma su responsabilidad en la crisis a la que nos condujo y deje de convalidar una violenta depreciación del peso que licúa nuestros salarios y jubilaciones”, remarcaron en el texto acompañado también por actores como Pablo Echarri, Pilar Gamboa, Jean Pierre Noher y Alejandra Darín.

“’Lo de hoy muestra lo que puede pasar’ se lee como una extorsión de cara a las próximas elecciones. Como si el alza del dólar nos estuviese forzando a optar entre Macri y el caos económico”, señalaron en el escrito en referencia a lo dicho por el jefe de Estado.

Este documento se suma al rechazo que desde distintos sectores ya expresaron ante el discurso de ayer de Mauricio Macri y a la respuesta del macrismo ante la disparada de la moneda extranjera. “Exigimos que se respete la voluntad popular y no se busque escarmentar mediante el pánico financiero a los votantes que elegimos otras opciones”.

“Llamamos a todas las fuerzas sociales y políticas, y a la ciudadanía en general, a pronunciarse contra este inaceptable avasallamiento de la democracia”, rematan los intelectuales.

El texto completo de la solicitada

No al terrorismo financiero. Que Macri respete la democracia y la decisión de las urnas

Los/as abajo firmantes repudiamos las declaraciones del presidente Mauricio Macri, quien en conferencia de prensa culpó a los votantes y a la oposición por el descalabro al que sus políticas vienen conduciendo. “Lo de hoy muestra lo que puede pasar” se lee como una extorsión de cara a las próximas elecciones. Como si el alza del dólar nos estuviese forzando a optar entre Macri y el caos económico. “No es lo que quiere el mundo” deja ver que su gestión no respeta la voluntad popular y responde en cambio a los deseos y expectativas de los especuladores financieros y el FMI. Nos preocupan este tipo de manifestaciones, que implican en los hechos un ataque a la democracia y al derecho soberano de los pueblos a elegir sus representantes y el rumbo de las políticas públicas.

Frente a este chantaje, exigimos que el gobierno actúe responsablemente, que asuma su responsabilidad en la crisis a la que nos condujo y deje de convalidar una violenta depreciación del peso que licúa nuestros salarios y jubilaciones. Exigimos que se respete la voluntad popular y no se busque escarmentar mediante el pánico financiero a los votantes que elegimos otras opciones.

Llamamos a todas las fuerzas sociales y políticas, y a la ciudadanía en general, a pronunciarse contra este inaceptable avasallamiento de la democracia.

Página 12


Otra paliza al bolsillo: tras la devaluación los alimentos suben hasta el 15%

Por Martín Ferreyra

El mismo día de la devaluación que sucedió al batacazo de Alberto Fernández en las PASO las empresas fabricantes de productos de consumo masivo enviaron listas con aumentos a los canales comerciales.

La versión del comercio dice que el aumento tiene un tope del 15% y la industria confirmó ese porcentaje.

Como indica el sentido común, la cultura económica argentina y el discurso presidencial del lunes, es de esperar que la corrida cambiaria se trasladará a precios y que los aumentos afectarán todavía más el debilitado salario de los trabajadores y la clase media. Como corolario, los economistas ya proyectan una inflación del 3% para agosto.

Dos de las cadenas más importantes de supermercados, ambas multinacionales, confirmaron a Tiempo que entre este lunes y martes recibieron listas con aumentos que van desde el 5 hasta el 15%.

Una de las corporaciones alimenticias más importantes del país y la región confirmó a este medio que envió listas con aumentos del 15% “frente a una devaluación del 30%”. Esa empresa precisó que el 15% es un promedio, con lo cual hay aumentos de precios más altos aunque no determinó cuáles. La fuente informó también que tienen problemas con los proveedores, que en algunos casos no están entregando insumos y en otros entregan con aumentos significativos porque son importadores de productos dolarizados, como el cacao.

Los supermercados señalaron que los artículos con aumentos son mayormente alimentos y en menor medida productos de tocador y limpieza, ambos mercados dominados por una veintena de empresas monopólicas.

Los supermercados vienen de varias remarcaciones desde que se desató la primera gran devaluación en 2018 pero esta vez, en el sensible escenario post PASO, estos incrementos son una papa caliente que prefieren evitar.

Formalmente dicen que las ventas se mantienen estables pero en el off the récord hablan de locales vacíos y fuerte caída de las ventas y la facturación. Desde una gran cadena de origen europeo confirmaron que “desde el lunes están llegando listas con aumentos pero estamos negociando porque no queremos remarcar”.

Los precios “son variados, un mínimo del 5% y un tope del 15 por ciento”, agregó la fuente que insistió: “Nosotros no estamos modificando precios porque el estado del consumo no da. Así que hoy (por el martes) tenemos los mismos precios que teníamos el fin de semana”.

Otra compañía del sector especificó que los aumentos “son fundamentalmente comida, más precisamente almacén en general”, un segmento en el que pisan fuerte compañías como Arcor, Molinos Río de la Plata, y otros grandes jugadores del  mercado. En menor medida recibieron aumentos en productos de limpieza y tocador.

La empresa industrial que dialogó con Tiempo reconoció los aumentos como producto de la devaluación pero negó las versiones de desabastecimiento que denuncian en algunos sectores del comercio masivo.

Coca Cola, otra de las multinacionales que pisan fuerte en el mercado de alimentos y bebidas, se despegó de los aumentos y de las versiones de desabastecimiento. Una fuente refirió a este portal que “hicimos llamados con todos los embotelladores y están entregando el producto y sin cambios en la lista de precios” y ratificaron: “Desde la compañía y los embotelladores no hay modificaciones”.

El lunes el titular de la Coordinadora de las industrias de Productos Alimenticios (COPAL) Daniel Funes de Rioja desconoció las denuncias de desabastecimiento si bien admitió a Tiempo que en el sector “hay preocupación” por la inestabilidad del dólar.

Este martes la Unión Industrial Argentina (UIA) que tiene entre sus representados a la industria alimenticia celebró “la importancia de que la sociedad argentina se haya expresado nuevamente en un acto eleccionario democrático y transparente”, en  un enfoque del compromiso electoral que contrastó con el pronunciamiento del presidente Mauricio Macri, que el lunes acusó al electorado por el resultado adverso en las urnas y al kirchnerismo por la corrida cambiaria.

Un informe de la consultora Portfolio Personal Inversiones (PPI) adelantó que la devaluación “de casi el 23% provocará inevitablemente un rebote inflacionario ya en la última quincena de agosto y, sobre todo, durante septiembre”, en orden con lo que admitió el propio Macri.

Según PPI “en despachos oficiales se baraja que la suba de precios mensual volverá a estar en el orden del 3%” en agosto. El deterioro del lunes “inevitablemente tiene traslado a precios. La estimación de 40% de inflación anual que se venía manejando va a ser mucho mayor”.

Terrorismo de mercado

Las críticas abundaron entre las pymes. La Agrupación Empresaria Ministro Gelbard denunció que “la política económica y financiera del oficialismo generó una situación en la cual producir es imposible en estos días. Además, se ha suspendido la entrega de insumos, se dolarizaron las listas y las pérdidas por recibir un cheque a 90 días son de casi 25%”.

A la par, el presidente de la Asociación Pyme y referente del Frente Productivo Nacional, Daniel Moreira, acusó al presidente Mauricio Macri de imponer “el terrorismo de mercado” y la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC) intimó al gobierno a “hacerse responsable de la situación ante la corrida cambiaria que ya impulsa el Dólar a $60  devaluándose en horas un 30% nuestra moneda nacional”.

Los empresarios del ENAC apunaron que “grandes empresas extranjeras alteraron unilateralmente sus precios ejerciendo su posición monopólica y muchas materias primas vitales se han dejado de abastecer ante la inacción, o permiso, del ministro Dante Sica”.

En ese marco demandaron “que se ejerza las funciones ejecutivas con rigor para evitar mayores perjuicios para el aparato productivo nacional y para los argentinos” y en sintonía con Moreira reclamaron “que frene este terrorismo financiero que solo va a generar más hambre, miseria, desocupación y cierre de fábricas.

Tiempo Argentino


Otra vez el dólar: por segundo día superó los $60 y el riesgo país trepó a 1600 puntos

Luego de la fuerte devaluación del lunes post batacazo de Alberto Fernández en las PASO, donde pasó de $46 a $57 en apenas unas horas, este martes la divisa nuevamente mete presión sobre la economía argentina y cotizó por arriba de los $60 en la apertura del mercado. Horas después, bajó y pasado el mediodía, el Banco Nación ya la vendía al público a $58.

El lunes, el dólar había cerrado a $ 57,30 al público pero durante el día había llegado a venderse a $65 en algunos bancos. La política del Banco Central para intentar frenar la fuerte devaluación no fue clara. La entidad dirigida por Guido Sandleris evitó quemar sus dólares cuando el precio estaba bajo y recién intervino en el mercado hacia mediodía, cuando vendió U$S 100 millones a un promedio de $ 55.

Paralelamente, la autoridad monetaria llevó la tasa de interés de las Leliq al 74%, igualando el nivel que tenía a comienzos de octubre del año pasado, con escaso éxito a juzgar por los resultados.

El riesgo país también se disparó. Luego de la jornada agitada del lunes, durante la noche se conoció el dato del riesgo país, que sorpresivamente se había mantenido estable luego de la gran derrota del gobierno nacional en las PASO.

Horas después de la conferencia de prensa en la que el presidente Mauricio Macri responsabilizó a Alberto Fernández y sus votantes por la subida del dólar, el banco JP Morgan dio a conocer que le índice de riesgo país había llegado a los 1467 puntos, el máximo en los últimos 10 años.  Luego de esa crecida, este martes el índice se disparó otros 100 puntos y superó los 1600 puntos.

El índice mide el riesgo de que un país no logre pagar los vencimientos de su deuda externa. Según explicó el diario Ámbito Financiero, el salto abrupto del riesgo se conoció tarde porque hubo un error en la forma de difundir correctamente el dato.

Tiempo Argentino


Gobierno lanza hoy paquete de medidas: Ganancias, créditos para pymes y ayuda social

Por Liliana Franco

“Vamos a poner toda la carne en el asador”, señaló una alta fuente de la Casa Rosada a ámbito.com. Se refería a una serie de medidas que la administración de Mauricio Macri se encuentra elaborando a todo vapor y que presentará este miércoles con el objetivo de aliviar la situación de los sectores de ingresos medios y bajos como así también asistir a las pequeñas y medianas empresas.

Entre las medidas que se encuentran en danza, se encuentra una suba en el mínimo del impuesto a las Ganancias, refuerzos a las partidas sociales, beneficios para los jubilados, créditos subsidiados para las pymes y facilidades de pago de los impuestos, entre otras. La suba de las retenciones a las exportaciones agrarias sería nuevamente el mecanismo elegido para financiar el aumento del gasto.
La suba del piso en el pago de Ganancias se supone podría llegar a unos $ 70.000 para el asalariado que no tiene carga de familia aunque esta cifra fue la que en su momento indicó Miguel Ángel Pichetto.

“No pensamos resignar el equilibrio fiscal”, sostuvo un funcionario consultado y al respecto reconoció que podría darse un aumento en los derechos de exportación que pesan sobre las ventas externas de los granos (no se descarta las exportaciones en general), que pasaría de $4 a $6.

En el Gobierno entienden que esta mayor carga no generaría problemas a la rentabilidad del campo, ya que se aplicaría con un dólar que ha subido mucho en los últimos días. Cabe recordar que, y en función del acuerdo con el FMI el Tesoro está acotado en otorgar mayores partidas por esta razón es que se analiza de donde obtener fondos adicionales.

En tanto para las pequeñas y medianas empresas se contemplan, entre otras iniciativas, el otorgamiento de nuevas líneas de créditos a tasas preferenciales. En una medida que habría sido impulsada particularmente por Lilita Carrió, la AFIP podría otorgar una nueva moratoria a las empresas que tienen dificultades para hacer frente a sus tributos. Aunque esta medida debería pasar por el Congreso Nacional.

Parte de los recursos que generaría el aumento de las retenciones se dedicaría, asimismo, a reforzar las partidas sociales que administra Carolina Standley, ministra de Desarrollo Social. En paralelo, y para que la ayuda no se termine licuando con la mayor inflación, se dice que funcionarios del área económica están comenzando a tener contactos con empresas líderes para tratar de minimizar el traslado a precios finales de la devaluación del peso aunque resulta llamativo que aún no fueran convocados directivos de la UIA.

Hoy fueron numerosas las reuniones que mantuvieron los funcionarios del área económica con el presidente Mauricio Macri y el Jefe de Gabinete, Marcos Peña. Pasaron por la Casa Rosada Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda, Dante Sica, titular de Producción, Leonardo Cuccioli, director de la AFIP y Guido Sandleris, presidente del Banco Central y Emilio Basabilbaso de Anses.

En el ala política del Gobierno sostienen que la derrota electoral del pasado domingo se explica por las dificultades económicas que enfrentan los segmentos de ingresos medio y bajo. Sostienen que fueron “los problemas del bolsillo” los que llevaron a votar en contra de Cambiemos, pero creen que esta parte de la sociedad sigue compartiendo muchos de los valores de la administración gobernante.

Así, proyectan que pueden recuperar estos votos y, en todo caso, la apuesta es a que el peronismo no gane en primera vuelta. Los estrategas de Juntos por el Cambio aseguran que, si llegan al balotaje en noviembre, tendrán la oportunidad de retener el Gobierno.

Ámbito Financiero


Movimientos populares exigen un “blindaje social” por la crisis económica

Los dirigentes de los movimientos sociales pedirán al gobierno que refuerce el envío de alimentos de los comedores y merenderos por la suba del dólar. Es porque con la devaluación volverá a subir el costo de la canasta básica, por lo que el panorama para los meses que vienen es de un agravamiento de la pobreza. “El gobierno tiene que tomar medidas para resguardar a los sectores populares, porque va a haber más dificultades en la mesa de las familias. Tiene la responsabilidad de gobernar hasta diciembre, y su prioridad deberían ser los sectores más humildes. Sin un blindaje social, la devaluación se va a llevar puesta a cientos de miles”, advirtió Daniel Menéndez, de Barrios de Pie.

En las organizaciones hay encuentros para analizar  la situación y definir los pasos a seguir. Ya hay un grupo de movimientos que, encabezados por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y más ligados a la izquierda, anunciaron que el jueves harán ollas populares en el obelisco para marchar luego a la Plaza de Mayo. Por otra parte, hoy se junta el triunvirato de los Cayetanos (CTEP, Barrios de Pie y la CCC) y también habrá un encuentro del Frente Darío Santillán. Los militantes sociales se ven venir que habrá una mayor demanda en los comedores y merenderos, que hoy ya están muy complicados por la suma de emergencias.

“Sabemos que estamos ante unos meses difíciles. Ya antes de las elecciones a nosotros nos recortaron mucho en nuestros comedores y merenderos. Lo interpretamos como una muestra de lo que podía pasar después de las elecciones. Desde el lunes estamos siguiendo lo que pasa con el dólar y algunas compañeras que fueron al supermercado ya vieron góndolas vacías”, dijo Dina Sánchez, del Frente Darío Santillán, desde una de las cooperativas textiles que la organización tiene en Avellaneda.

“Los comedores son hoy una cosa central porque si no comemos en el comedor, la plata no alcanza. Muchos alquilamos y como todo el mundo necesitamos pagar el gas y la luz. El comedor es por eso claramente una ayuda, una gran ayuda, pero a diario se suma más gente . Para nosotros es muy preocupante la suba del dólar no por la compra de dólares, porque no podemos comprar dólares, pero sí vamos a los mercados a comprar leche y pan”.

Gildo Onorato, de la CTEP, señaló la relación directa de la suba del dólar con un menor movimiento en los comercios y de los trabajos informales. “Hubo un empobrecimiento del 25 por ciento en cuestión de horas, y eso habla de la irresponsabilidad de los que están a cargo de la economía”. El consultado contó que mañana también tiene previsto reunirse la conducción del Movimiento Evita, y el jueves la CTEP. “Los próximos meses van a ser muy cuesta arriba en términos económicos. Hay una fragilidad económica generada por la gestión de este gobierno que ahora se agrava con un vacío de poder”.

Junto con el refuerzo de las partidas alimentarias, en los movimientos señalan sobre la situación especialmente vulnerable que atraviesan los jubilados que cobran la mínima y los pensionados, otro sector que ha debido volcarse a los comedores populares.

También hay incertidumbre sobre la continuidad de 400 mil beneficiarios del salario social complementario, el programa con el que Cambiemos reemplazó los planes de empleo del gobierno kirchnerista. Es que su pago depende de un presupuesto que depende de la ley de emergencia social, que fue aprobada a fines de 2016, por un período de tres años. Las organizaciones vienen denunciando que mes la Anses da de bajas parte de los planes, con el argumento de que falta alguna documentación. “Las compañeras a las que dejaron de depositar el salario social tuvieron que sacar los préstamos que da el propio Anses para pagar el alquiler o las cuentas. Tenemos muchas endeudadas”, señaló Dina Sánchez. “Es impresionante cómo con este gobierno los derechos se han vuelto mercancías”.

La jornada de protesta del jueves fue convocada por el FOL con centro en el Obelisco, a partir del mediodía. “Atravesamos una situación que nos remonta al 2001, donde los merenderos y comedores populares se llenan todos los días con más y más familias enteras buscando un plato de comida, con un crecimiento cuantitativo de las organizaciones sociales debido a la creciente desocupación, con un gobierno que niega su responsabilidad, no acepta la realidad y no quiere modificar un milímetro su política”, plantearon en su convocatoria, en la llamaron “a todas las organizaciones sociales, sindicales y políticas a salir a la calle en la más amplia unidad de los sectores”.

Página 12


VOLVER