Argentina: la Canasta Básica aumentó más del 50% en un año y los movimientos sociales exigen medidas contra la pobreza

Hacen falta casi $32.000 para no ser pobre: la Canasta Básica aumento un 50% en los últimos 12 meses

Para cubrir la Canasta Básica Total y no quedar por debajo de la línea de la pobreza, una familia integrada por dos mayores y dos niños necesitó en junio $31.934,44, según lo informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Estos valores marcaron un aumento de 2,5% en relación a mayo, un 25,3% desde que comenzó 2019 y un 50,6% en los últimos doce meses.

El idéntico grupo familiar requirió $12.773,78 para adquirir la cantidad mínima de comida que integra la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y no caer por debajo de la línea de indigencia.

El valor de esa Canasta en junio aumentó 2,9% por sobre la de mayo, 25,3% en el primer semestre y 57,3% respecto a junio del año pasado.

Un estudio realizado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), el Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad de La Plata, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo dio cuenta que la reducción de la pobreza extrema en Argentina puede llevar hasta 20 años.

Para eso es necesario que el país se mantenga en un sendero de crecimiento económico de 3% constante y que, además, se combine con políticas activas del Estado, escenario que generalmente no se produce en Argentina.

Diario Popular


Movimientos sociales volvieron a marchar para exigirle al gobierno medidas urgentes contra la pobreza

Movimientos sociales organizaran este jueves múltiple reclamos con asambleas, ollas populares y marchas para exigir en concreto medidas económicas y de protección contra la pobreza.

Las avenidas Belgrano y 9 de Julio, el Obelisco y la Plaza de Mayo serán los escenarios donde Barrios de Pie, CCC y CTEP, más el Frente Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) se concentraran para presentar sus reclamos.

Tras un “desayuno popular” en el cruce de las avenidas 9 de Julio y Belgrano, las organizaciones sociales marchan hasta la sede de la Secretaría de Trabajo, en el bajo porteño, y allí llevarán adelante el “polentazo”, que también se replicará en las principales ciudades del país.

La medida apunta a “hacerle frente al hambre que impone el Gobierno de Cambiemos y los grandes capitalistas que se benefician con el sufrimiento del pueblo trabajador”, señalaron los organizadores.

La lista de reclamos está encabezada por un “aumento del Salario Social Complementario en la misma proporción que el salario mínimo, vital y móvil, en un 50% y la convocatoria al sector de la Economía Popular al Consejo del Salario”, que se reunirá la semana próxima.

Según un comunicado de prensa de CTEP piden también “aumento del 40 % de las partidas para meriendas y almuerzo de los comedores; el mismo bono de $ 2.000 anunciado para el sector formal; cese de las suspensiones de los programas laborales; ley de Emergencia Alimentaria y prórroga de la Emergencia Social” entre otras medidas.

Tiempo Argentino


Las organizaciones populares mostraron fuerzas en la calle

Los movimientos de la economía popular realizaron hoy jueves por la mañana asambleas masivas y ollas comunitarias en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano para establecer como continúa el plan de lucha que se sintetiza en las consignas “paz, pan, tierra, techo y trabajo”. Miles de compatriotas compartieron el espacio público para rechazar una vez más las políticas del gobierno de Mauricio Macri.

Desde el Obelisco, nuestro cronista Mario Sadras dialogó con Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, quien reclamó la participación del sector que conduce en la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil convocada por el gobierno para la semana que viene. “Es una pelea que venimos dando desde hace mucho tiempo”, recordó Castro, y resaltó que “hay que reivindicar a los trabajadores de la economía popular”, que expresan 5 millones de cuerpos transformados en una fuerza de trabajo que se ha tenido que inventar el empleo en la época de la versión neoliberal del capitalismo.

“Participar del Consejo del Salario nos permitiría profundizar la institucionalidad que logramos con la ley de emergencia social”, destacó el dirigente, y señaló que “nuestra sociedad no puede seguir fragmentada y dividida entre los trabajadores que están en mejores condiciones y los que están en perores condiciones, con grados profundos de marginalidad. Tenemos que integrarlos política, social y económicamente”, insistió Castro.

En el Puente Nicolás Avellaneda en Dock Sud, activistas de El Fogón, la Organización Los Pibes, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y el Movimiento Popular La Dignidad desarrollaron una concentración para denunciar el hambre y la miseria en los barrios abandonados a su suerte por el Estado, y exigir la convocatoria a las organizaciones por parte del gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires, para dar respuesta a las demandas alimentarias y laborales que luego de la devaluación posterior a las PASO se han ampliado y agravado.

Jony Castillo del MTE explicó a Radio Gráfica: “estamos haciendo una olla popular en protesta para que el gobierno se haga cargo del hambre en la Argentina. La economía está cada vez peor, nos están hambreando cada vez más”.

Castillo expresó que “los compañeros que cobran el Salario Social Complementario tienen el ingreso devaluado después de tanta inflación”, por eso están en la calle, a pesar de que “a dónde vayamos a protestar siempre hay represión. Al MTE siempre nos apalean”, denunció.

“La situación en los barrios es que la gente no tiene para comer, la está pasando cada vez peor”, relató Castillo, y precisó que ellos, “los cartoneros estamos un poco mejor, porque estamos organizados”, aunque reconoció si bien han ganado “algunos derechos, la política y la economía que tiene el gobierno no ayuda a las organizaciones ni a ningún compañero”.

Por su parte, el “Gringo” Castro restituyó el debate político de coyuntura entre las organizaciones populares: “hay un sector que plantea que el gobierno nacional se tiene que ir ya, y otro que dice ‘ganamos las elecciones, no abandonemos la calle, peleamos las reivindicaciones, pero no nos metamos en cuándo se tiene que ir” Macri.

“Esa tensión es razonable y nos permite convivir”, analizó el dirigente de la CTEP, y anticipó que en la movilización del próximo 28 de agosto “todos vamos a estar acá, en la calle”.

En esa movilización del 28, las diferencias de perspectivas no van a generar “ninguna intencionalidad de pelea entre los movimientos sociales”, aseguró Castro, por el contrario, “vamos a cuidar a las compañeras y los compañeros”, concluyó.

Radio Gráfica


Macri: “Sigo creyendo que la gente no fue a votar”

El presidente Mauricio Macri dijo que “claramente fue un palazo” el resultado electoral de las PASO y lo adjudicó a un “voto bronca” por la situación económica, pero confió en revertirlo en las elecciones generales.

Además, escuchar “la visión” del país que tiene la ex presidenta Cristina Kirchner porque “el silencio no da tranquilidad”.

El mandatario también confirmó que una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) vendrá a la Argentina “la semana que viene” y sostuvo que el organismo le dio al país “un montón de plata para hacer lo que tendría que haber hecho hace 70 años” para ordenar la macroeconomía y combatir la inflación, durante un diálogo con periodistas del diario Clarín en el Malba.

En cerca de 50 minutos de entrevista, Macri dijo también que “no va a haber más cambios en Gabinete” luego de la salida del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y dijo sentirse tan responsable de la derrota electoral en la provincia de Buenos Aires “como en cualquier otro distrito”.

“El poder es algo delicado. Hay que lograr que el poder se maneje con autoridad pero con honestidad y con salud mental”, sostuvo hablando de su forma de Gobierno.

Al inicio de la entrevista Macri se mostró muy autocrítico con respecto a la derrota electoral.

“Lo que hemos hecho no alcanza para que todos tengan la heladera llena y puedan vivir mejor”, reflexionó, pero confió en que la gente hará “una segunda reflexión” antes de las elecciones generales y que él por su parte tendrá “un foco distinto para el segundo mandato”.

“Todos tenemos historia, no me puedo hacer el distraído de los tres años y medio que goberné, pero ellos no pueden hacerse los distraídos de los 12 años que gobernaron”, dijo el Presidente en otro tramo del diálogo, donde varias veces mencionó la plataforma del Frente de Todos, para pedir que expliquen “cómo” ejecutarán las políticas que prometen.

Sobre Cristina Kirchner dijo que “no da tranquilidad” su silencio, junto al de otras figuras relevantes de esa fuerza, y consideró que los votos que obtuvo el Frente de Todos en las primarias “son de ella”.

“No estoy acá ni por el poder ni la fama ni el dinero sino porque sueño con un país donde cada argentinos pueda prever”, afirmó el mandatario, quien agregó que esa previsión debe incluir “ir al supermercado y no encontrarse con una sorpresa”.

Por otro lado le pidió a los empresarios que digan “qué herramientas necesitan para crecer y generar trabajo” y reconoció que “se subestimó la inflación”, aunque estimó que “el programa que iniciamos estaba dando resultados” hasta la crisis en los mercados posteriores a las PASO.

“Sigo creyendo que mucha gente no fue a votar y que en una segunda reflexión la bronca va a ver compensada con una visión de presente y futuro distinta”, concluyó Macri sobre los comicios del 27 de octubre próximo.

Tiempo Argentino


VOLVER